Tú mismo eres

Tú mismo eres

Tú mismo eres el que con ingenio y ganas de superación sacarás tu proyecto adelante. Esta es una bitácora creada por profesores de marketing, finanzas, Administración de Empresas y Administración de Servicios de la Universidad de Piura, expertos en temas de emprendimiento, innovación y consultoría.

Buscamos que los pequeños, medianos y grandes empresarios obtengan herramientas de gestión para mejorar los resultados de sus negocios. Para ello, ofrecemos diversos artículos, tips semanales y resolveremos sus consultas. Puedes seguirnos en Facebook.

Evolución de la responsabilidad social en el mundo y en Latinoamérica

Compartir:

Alma Rosa Machuca Maza

Docente de la Universidad de Piura

La Responsabilidad Corporativa (Responsabilidad Social Corporativa o Responsabilidad Social Empresarial - RSE) se ha convertido en un pilar fundamental para las empresas a la hora de diseñar sus estrategias a mediano y largo plazo. La implicación de las organizaciones en su entorno define un nuevo paradigma empresarial en el que se perfila, como parámetro estratégico, la puesta en valor de una actuación responsable en materia social y ambiental, compatible con la rentabilidad económica.




Es importante que las empresas conozcan los orígenes de este nuevo paradigma a fin de no confundir la responsabilidad social empresarial con lo que es filantropía empresarial y balance social.

Según Giuliana Illich y Emilio García Vega en su libro El ABC de la responsabilidad social empresarial en el Perú y en el mundo,  "la responsabilidad social es un concepto que aparece de forma explícita a mediados del siglo XX. Sin embargo, se puede afirmar que en términos éticos y morales, esta ha estado presente desde los inicios de la historia de la humanidad a través de normativas para  garantizar correctas prácticas comerciales. En las culturas griega y romana, las actividades comerciales fueron consideradas como un mal necesario, apareciendo restricciones filosóficas sobre el trabajo de los mercaderes. Posteriormente, en la Edad Media continuaron las restricciones religiosas planteadas por la iglesia católica, que consideraba como despreciables las actividades comerciales y de negocios. Hacia el siglo XIII, ante el crecimiento del comercio en las ciudades europeas, Santo Tomás de Aquino estableció el concepto del precio justo determinado por los mercados y los márgenes de utilidad razonables obtenidos en el proceso de comercio. La ideología judía favorable al capitalismo, la Reforma y el nacimiento de la ética protestante hacen que el comercio ya no sea visto como una labor denigrante. Entre los siglos XV y XIX el comercio y las industrias crecen de forma sostenida, convirtiendo a la ética capitalista en un eje fundamental del desarrollo de la humanidad.

Luego de la Revolución Industrial de fines del siglo XIX, las empresas cobran un rol mucho más protagónico en el sistema. Sin embargo, a raíz de la crisis de 1929, la labor empresarial es cuestionada, optándose por estados con mayores atribuciones --lo que se mantuvo hasta pasada la segunda guerra mundial--. Es a partir de la década de los cincuenta que las compañías empiezan a consolidarse. Así, las grandes corporaciones empiezan, poco a poco, a manejar los hilos de la economía mundial hasta llegar a la situación actual en la que las grandes empresas son más poderosas, en términos económicos, que la mayoría de los países. En esta consolidación, se ha sugerido una serie de obligaciones a la labor empresarial, las cuales toman cuerpo en lo que se conoce como Responsabilidad Social Empresarial (1930) y que se fundamentan en la importancia de las mismas en el sistema.   En 1965, época conocida como de activismo social, se fue incrementando este concepto, que motivó a una mayor reglamentación gubernamental en diversas áreas.  En ese tiempo aparecen los movimientos sociales (1968-69), cambios en las exigencias de los consumidores, aparición de la responsabilidad social en Latinoamérica, así como el modelo empresarial y el balance social".

Según Giuliana llich,"en lo que se refiere a Latinoamérica, las primeras manifestaciones del movimiento de responsabilidad social se presentaron en la década de los sesenta. Así, en 1965 aparece la Asociación de Reguladores Cristianos de las Compañías del Brasil (ADCE), que para 1977 mutaría a la ADCE UNIAPAC Brasil, institución que se preocupa por difundir el concepto de responsabilidad social no solo en el Brasil, sino en toda la región. (...) Asimismo, algunas empresas brasileras empiezan a utilizar de manera incipiente el balance social. En los noventa, comienza a aparecer una serie de instituciones promotoras del tema, como Perú 2021 (ingresa en el tema en 1996), el Instituto Ethos de Brasil (1998), Acción RSE (2000), Fundemás de El Salvador (2000), entre otras.

En el año 1997, un grupo de 150 empresarios y líderes civiles representantes de diferentes regiones de las Américas, se reunieron en un congreso pionero en Miami, donde se lanzó la idea de una alianza hemisférica de organizaciones empresariales de RSE y otras (ONG, universidades e instituciones públicas), consiguiendo así la creación de Fórum Empresa. Actualmente, la red cuenta con 16 miembros y su sede se ubica en Santiago de Chile". 

La década del 80 se caracterizó por una mayor conciencia de la globalización económica y por campañas intensas de movimientos ambientalistas y ecologistas.  Por entonces, Peter Drucker y Minzberg ya hablaban de la responsabilidad social empresarial.

Escribir un comentario