Tu asesor legal

Alberto Villanueva

Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Privada del Norte. Soy abogado de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Tengo estudios de negociación en Harvard University y una Maestría de Derecho (LLM) en Cornell University.

En esta bitácora trataré de poner las leyes al alcance de todos, con un lenguaje sencillo. Me pueden seguir en Twitter en @AVillanuevaE

¿Cuál es la diferencia entre una carta notarial y una carta simple? ¿estoy obligado a dar respuesta a una carta notarial?

Compartir:
La diferencia entre una carta notarial y una carta simple consiste en que la carta notarial es enviada por un Notario quien certifica la fecha que dicha carta es recibida y que la misma ha sido remitida en el domicilio indicado en la carta.

Esa certificación de fecha y lugar otorgada por un notario público le otorga la seguridad que mañana no se discutirá, en principio, cuando y donde es que se recibió dicha carta.

Pero ... ¿cuándo debo de enviar una carta notarial?

La respuesta a dicha pregunta dependerá de cada caso concreto.

Hay algunas leyes que por ejemplo exigen que el envío de una comunicación sea necesariamente por carta notarial (es el caso por ejemplo de la carta de despido de un trabajador en caso que éste se niegue a recibirla - art. 32 de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral).

Las partes también pueden pactar mediante un contrato que sus comunicaciones, todas o parte de ellas, se realicen necesariamente por vía notarial.

Más allá de la ley y el pacto expreso entre las partes, en muchas otras situaciones será recomendable enviar una carta notarial en lugar de una carta simple para evitar luego discusiones si la carta fue recibida o no o cuando fue que se remitió la misma.

Judicialmente se ven muchos casos en los que por ejemplo una persona dolosamente hace firmar una cargo de una revista o de cualquier cosa intrascendente para luego pretender usar ese cargo como constancia de una carta que en realidad nunca llegó. Ocurre también muchos otros casos en donde se pretende desconocer el recibo de una carta a pesar de que la carta tienen una constancia con firma y algunas veces sello de que ha sido recibida.

Precisamente para evitar dichas discusiones es que la carta notarial resulta un medio muy recomendable a usar en muchas situaciones aunque evidentemente tiene un costo adicional por los servicios notariales.

¿Estoy obligado a dar respuesta a una carta notarial?

Una vez más la respuesta dependerá de cada caso concreto dado que puede ocurrir que la ley o un pacto contractual entre las partes establezcan la necesidad de dar una respuesta en un plazo determinado para poder ejercer ciertos derechos. 

Si no hay ley o pacto que me obliguen a dar respuesta, la necesidad de responder una carta notarial dependerá mucho de la situación concreta en que nos encontremos. Por ejemplo, si alguien me dice que le debo un millón de dólares y eso no es cierto, el sentido común me debería llevar a dar respuesta a esa carta para evitar cualquier duda.

Tu abogado o abogada deberá de guiarte en tal supuesto para ver cual es la mejor estrategia a seguir.
1 comentarios

Cada dia se aprende algo mas...Gracias.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.