RSS

Teatros y Teatreros

Alonso Alegría

Alonso Alegría

Tengo 51 años de teatrero, soy hijo de novelista y de pianista y padre de un músico y de un artista plástico. Estudié muy en serio, y sigo estudiando y enseñando teatro, en Artes Escénicas de la PUCP y en mi taller personal.

Escribo teatro lo más que puedo, soy buen amigo de mis buenos amigos, hago caminata por las mañanas, me encanta la conversación inteligente, hago bromas y escribo piezas sobre la muerte, trato de ser justo, me compro pleitos cual kamikaze, caiga quien caiga —y con frecuencia quien cae soy yo – y en este blog diré lo que pienso y todos harán lo mismo.

EL PRECIO DEL TEATRO: ¿NO SERÁ DEMASIADO ALTO?

Compartir:
  1. Hace unos veinte años le pedí consejo a Felipe Ortiz de Zevallos respecto a cuánto debería costar una función teatral. Después de pensarlo cuidadosamente, el insigne economista y gran aficionado al teatro me dijo: "El doble que el cine". Y ese fue el precio que cobré por la entrada de adultos, y a nadie le pareció mal.

    Hace poco he escuchado que a...lgunos teatros están comenzando a cobrar 60 soles. Esto es cuatro veces --cuatro veces-- lo que cuesta el cine. Me pregunto si acaso, desde el punto de vista del público, el teatro no se estará ubicando por encima de lo que puede pagar el público más 'normal'. Me pregunto si, a la larga, acaso el público no comenzará a imaginar al teatro como algo no solamente aburrido por lo defícil de entender --una falsa impresión muy prevalente-- sino accesible solamente a los platudos.

    ¿Queremos esta imagen? ¿No hay más remedio que cobrar 60 soles? ¿Debe funcionat aquí también la oferta y la demanda? ¿Deberíamos estar pensando en cobrar lo más posible o e en cobrar lo menos posible? Por mí, el teatro seguiría costando el doble que el cine, o sea 30 soles, pero ¿se cumplirían nuestros dos mayores anhelos?

    ¿Habría más público para el teatro de arte? Y con ello, ¿habría más plata en caja?
10 comentarios

Tal vez se fijan en las entradas 3D de cines como el Alcázar, quien sabe.

ALONSO ALEGRÍA COMENTA: Probablemente, no lo había pensado, pero si lo hacen... AA

Pero hay promociones y días de precio popular no?
Aquí la paradoja, el precio del cine es relativamente barato pero los actores hollywoodenses ganan una millonada.
Haz el equivalente con el precio de la entrada al teatro local y lo que ganan nuestros actores y productores y directores y asistentes.
Sí creo que podría bajarse la entrada pero ¿como hacemos para que sigamos teniendo gente que pueda vivir del teatro y no sobreviva del teatro?

ALONSO ALEGRÍA COMENTA: Es el viejo dilema que pone, de un lado el precio y del otro lado el volumen. ¿Menor precio vende más entradas y resulta en más dinero y público para todos? ¿Mayor precio asegura un ingreso suficiente aunque venga menos gente? Es el dilema de cualquier marketero que no sé si los teatreros sabemos plantearnos. Gracias por el interés! AA

Alonso ante todo mis saludos, creo que ese es uno de los problemas. Yo también me lo he planteado. En particular me gusta mucho el teatro desde que comencé a ver obras del Centro Cultural de la Universidad [Católica]. Es un gusto no muy común pues, como mencionas, a muchos les parece aburrido. Pero una cosa que influye mucho es el precio. Siempre trato de ver qué obras se presentan y a cuanto esta la entrada, y muchas veces esto es lo que me limita y seguro a mucha gente. El teatro es cultura y la cultura no puede estar tan lejos de la mayoría de la población. Y contestando tu ultima pregunta: creo que sí, con menor precio habría mayor publico y por ende mayores ingresos. Esperemos que sea así y que el teatro se difunda mas entre todos. Gracias.

ALONSO ALEGRÍA COMENTA: Gracias a ti por tus aportes. De acuerdo con todo lo que nos comentas, salvo una cosa. El teatro no es cultura sólo por ser teatro, igual que todo el cine no es cultura sólo porque es cine ni los libros son cultura por ser libros. Siempre hay de todo. Gracias nuevamente! AA

Si bien todo lo comerciable sucumbe a la ley de la oferta y la demanda (al final, un mercado es el lugar ideal donde se encuentra la oferta y la demanda), hay ofertas de entretenimiento (queda grande el calificativo cultural) que se parecen pero no son iguales. Y creo que la opinión de Ortiz de Zevallos merece un "aggiornamiento".

En principio, porque existe una gran diferencia, en términos cuantitativos, entre cines y teatros. Un solo cine puede tener hasta 20 salas simultáneas.
Segundo, por el número de butacas. Nuestros teatros son pequeños y sus salas de espera, casi siempre claustrofóbicas. Algunas salas de cine son gigantescas.
Tercero, el costo de la puesta en escena: un blockbuster tiene difución mundial, y se repite varias veces al día. Una obra de teatro implica valorar al actor, justificarle el oficio, dignificar su vida, y con 30 soles, por un máximo de 150 butacas, dividido entre 30 personas por lo menos (elenco, producción, dirección, derechos, impuestos, etc.) no creo que se logre ni lo más mínimo.


Por más que se pretenda popularizar el teatro, su público siempre ha sido minoritario. En sus orígenes griegos, solo era permitido a los ciudadanos, no al resto. Y las cosas no han cambiado mucho, desde entonces. Prueba de ello, es que conozca el Colón de Bs. As., el Bolshoi de Moscú, y el Metropolitan Opera de New York (entre otros) solo de fachada -y mira que no me ufano de ello-. Es imposible acceder a una entrada si no lo haces con muchos meses de anticipación, asi tengas el dinero en el momento de la puesta en escena de una obra -¡es carísimo!


Yo voy al teatro (drama, tragedia, comedia, musical) cada vez que puedo, y me gasto 50, 60, o 150 ahora con "Chicago", y la verdad que no me quejo. Porque es un raro placer, y si quieres, un eventual privilegio, que puede pagar casi cualquiera, si no sucumbre a las salchipapas nocturnas y los pollos a la brasa finsemanales. Hay que justificar el ahorro.


Si bien es cierto que hace más de diez años pagábamos menos, la calidad y la oferta era mucho menor. Hoy cuesta más, pero el resultado es mejor, y creo que hacia eso va. Que las salas estén llenas y que los teatros compitan, lo confirma. Además que nos justifica una columna tuya cada vez más regular.

Respondiendo tus dos interrogantes, no creo que el público vaya al teatro por el arte en sí, va por diversión. Y si hay más plata en caja... ojalá. Así más padres se animarían a apoyar el talento actoral temprano de sus críos.

Digamos para terminar, que el talento no cuesta, vale.

ALONSO ALEGRÍA COMENTA: La suya es una mirada comprometida con el quehacer teatral y que propone un punto de vista pro-teatro, indudablemente. Pero quizás FOZ estaba mirando la cosa desde el punto de vista del público, al que le importa muy poco si los actores comen o ayunan, y simplemente compara el costo/beneficio del cine y del teatro.

Yo recuerdo haber pensado --en los años 70s y después de pagar dinero por ver una mediocre obra-- que hubiera preferido mil veces gastar lo mismo --eran esos tiempos-- en ver BLOWUP de Antonioni, que estaba en temporada de estreno. Y todo el público hubiera preferido lo mismo, por supuesto, porque no tiene --ni tiene por qué tener-- ninguna consideración por la supervivencia ni el sacrificio de la gente de teatro. Gracias por su aporte! AA

He ido solo un par de veces y recuerdo haber pagado 20 soles, no me pareció caro y mas bien salí muy satisfecho porque sobrepasó mis expectativas.

Sin embargo creo que está pasando lo mismo que con los inmuebles: al ver que el poder adquisitivo está aumentando también están aumentando los precios en demasía, sin considerar la realidad de la mayoría de peruanos que queremos ir más seguido, o aquellos que queremos conocerlo mejor.

Es cierto también que poner en escena una obra debe ser costoso, pero...¿está sustentado el costo con el beneficio, o el costo con el bolsillo del peruano promedio? Y también me ponía a pensar si no será un lujo ir al teatro, como lo es ir a la ópera. Solo es mi opinión. Si todo esto está muy bien sustentado genial entonces. Saludos.

ALONSO ALEGRÍA COMENTA: No nos podemos quejar de la oferta y la demanda: es la oferta/demanda lo que en los últimos 10 años ha subido el nivel del teatro en Lima. La gente que puede pagar más dinero lo paga, y la que no puede pagar más dinero se queda afuera. Así de sencillo. La pregunta surge cuando hay gente que se quedó afuera porque no pudo pagar y adentro hay asientos vacíos. Ahí es cuando uno se pregunta si los precios no serán demasiado altos. Gracias por el comentario! AA

Estimado Sr. Alegria.

Pienso -sin animo de propiciar polémica-, que el rango no debe ceñirse en referencia a un espectáculo de otro arte, sino en los costos promedios en que se incurre en los espectáculos públicos.

Eso si, ciñéndose en base escalas de acuerdo a: a) la calidad requerida de la obra (escenografía, vestuario, actores A-1, efectos especiales, etc) b) la infraestructura y dimensiones del local propiamente dicho (cantidad de butacas, calidad de acústica y visibilidad, tamaño del estrado, número de palcos, véstibulo, iluminación, sonido) y c) tipos y formas en que las obras vienen siendo representadas o para quien van dirigidas (teatro para niños, montajes de aficionados o estudiantes, dramas clásicos, modernos, o adaptaciones libres, comedias, musicales, o de arte y ensayo).

Ya que el teatro, a diferencia del cine, es un arte presencial, y único -no masivo-(a diferencia del cine, en que el costo de la producción de la obra se recupera -si es buena la pelicula- por el número de salas y número proyecciones repetidas en una o más semanas. La obra teatral, en cambio, es representada por un determinado numero de funciones durante una predeterminada temporada programada de antemano y cuya esencia es vivir la obra, en un lapso de tiempo, y ubicación delimitada, pero enriquecida por la calidad actoral de sus interpretes, y la narrativa misma del argumento, con la particularidad mayor de presenciar los pequeños detalles irrepetibles que no se volverán a ver: la entonación de determinadas frases en tal y cual escena, los gestos del actor, el lenguaje corporal, la coreografia de determinadas escenas, el tratamiento -producto del enfoque del interprete o del director- con que se aborda un personaje o se ejecuta determinada escena o toda la obra en sí, inclusive el mundo del teatro se caracteriza por los errores o sucesos anecdóticos (clamorosos o impercetibles) ocurridos en el trancurso de la representación, aunado a todo ello. Agreguemos los sueldos de los actores, técnicos y artistas, los gastos de electricidad, mantenimiento y demás servicios, y veremos (ya que no estamos en Broadway o el West End) que por lo menos aquí en el Perú, con estos S/60.00 soles por función en los teatros top de la capital (aunque la mayoría no pasa de los S/.50.00 en lineas generales), la instalación de una esplendida obra aquí en Lima, (no hablemos en provincias que no llega ni a los S/30.00) durante una temporada, se da mas por el amor al arte, y el reconocimiento del publico a través de un caluroso aplauso mientras que por un espectáculo de un artista extranjero (en sus horas bajas), o un partido de fútbol (con los penosos resultados que todos esperamos) pagamos mucho mas!.

ALONSO ALEGRÍA COMENTA: No tal, estimado lector, no siempre la gente de teatro de arte trabaja por amor al arte! Un conocido actor me ha confiado los datos de su experiencia. Como uno de seis actores en una obra en un teatro 'top' de Lima durante una temporada de nueve semanas, percibió --como su porcentaje de los ingresos por taquilla repartibles-- algo más de 15,000 (quince mil) soles, aparte de su pago por ensayos. No está mal para un actor, sobre todo si trabaja constantemente en teatros 'top'. No continuemos, pues, pensando que el teatro de arte es profesión de misios: sólo los principiantes y los mediocres se quedan misios. Y por supuesto que los actores que hacen teatro comercial ganan bien. De otra forma no lo harían. Gracias por su minucioso aporte! AA

Muy de acuerdo, pues solo es para una élite. De seguro que si bajan los precios y van a las zonas periféricas se ganaría igual, porque iría mas gente. En fin...que sigan en su burbuja.

ALONSO ALEGRÍA COMENTA: No sé si iría mucha gente a ver teatro de arte en las zonas periféricas, allí donde no hay costumbre de ver teatro de ningún tipo y la idea de lo que es teatro se deriva de AL FONDO HAY SITIO. ¿No será que la idea de que en las zonas periféricas hay un multitudinario hambre de arte es una fantasía?

Cuando yo llevaba teatro de arte a los arenales --esto fue en los 70s, con el TNP-- conseguir público para una función gratuita de FUETEOVEJUNA era como sacar muelas. El año 96 hemos hecho funciones gratuitas al aire libre de una obra de Rodolfo Hinostroza, gratuitas, ojo que gratuitas, y en algunos lugares de Lima --la plaza de armas de Comas, por ejemplo-- donde hemos podido convocar a apenas 200 personas. Gracias por el aporte! AA

Don Alonso, soy aficionada al teatro pero la verdad que logro ir con menos frecuencia porque cada vez las entradas son más caras y, con la proliferación de los musicales estilo Broadway, el teatro se ha convertido definitivamente en una opciòn de entretenimiento y cultura al alcance de los pitucos. Los cuales, por supuesto, ponen mala cara si alguien que no esté en la absurda socialité peruana ingresa a ver una obra. Saludos.

ALONSO ALEGRÍA COMENTA: No es tan así como usted lo comenta. No solamente la "socialité" peruana tiene dinero para pagar entradas caras. Por el contrario. La 'socialité' tiene cada vez menos dinero, comparativamente. Pero allí están obras como EL LENGUAJE DE LAS SIRENAS, de Mariana de Althaus, que se estrena la próxima semana y estará a 30 soles y menos. Pero gracias por su comentario y su interés en ir al teatro. Hasta pronto! AA

Perdóneme por salirme del tema, pero sólo quería decirle cuánta razón tenía acerca de Carlos Carlín. Uno cree que el teatro forja una sensibilidad distinta en quienes lo asumen, pero esa sensibilidad, muchas veces, puede tornar toda una vida en un simple momento de banalidad.
Besos, Alonso.
Paz.

ALONSO ALEGRÍA COMENTA: El teatro forja una sensibilidad, eso es cierto. Pero también es cierto que cierto tipo de éxito en cierto tipo de teatro muy comercial, y cierto tipo de éxito en televisión vendida a "lo que le gusta a la gente" des-forjan esa sensibilidad y la corrompen. Ahora me congratulo de que Carlín me considere su enemigo, ¡imagínese si fuéramos conocidos como amigos, qué roche! Gracias por sus amables palabras. No deje de leernos! AA

Sobre el comentario del teatro en zonas periféricas, no estoy de acuerdo. Decir que lo que es teatro se deriva de Al fondo hay sitio me parece válido, tan válido como decir que contratar actores de televisión para los montajes, por el solo hecho de que son actores de televisión sin importar si son apropiados o no para el papel, es una característica de muchos teatros menos periféricos. Y obviamente sin desmerecer a los actores de televisión, algunos de ellos extraordinarios, pero si la motivación para asignarle un rol es solo su presencia televisiva, el montaje pierde puntos.

Fuenteovejuna puede ser extraordinaria, pero ¿cuánto podría hablarle a muchos limeños del siglo XXI? A mí, personalmente, no me entusiasma demasiado (a pesar de que sí me gustan, y mucho, algunas piezas de teatro clásico). Quizás valdría la pena repensar nuestra noción de teatro, y pensar en proyectos como Arena y Esteras o FITECA que hacen teatro en zonas marginales con constancia. Y que el teatro no es solo el montaje de un texto sino un hecho escénico. Los Yuyachkani hablan de una teatralidad andina, que no se basa en un guión (y por ello no es un género literario, porque quizás el teatro no necesariamente lo sea) sino en el hecho escénico, que plantea un conjunto de representadores y un conjunto de espectadores viendo una acción basada en el conflicto. Que el público no vaya al teatro puede tener tres causas: o no hay oferta (y hay que generarla), o no hay costumbre (y podemos generarla), o el teatro que ofrecemos no despierta el interés del público. Si es así, ofrezcamos otro teatro, ¿no? Saludos.

ALONSO ALEGRÍA COMENTA: Hay oferta. Ahora hay cierta costumbre. Y no se trata de hacer "otro teatro". Se trata de hacer MEJOR teatro. Gracias por tu comentario. AA

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.