RSS

Teatros y Teatreros

Alonso Alegría

Alonso Alegría

Tengo 51 años de teatrero, soy hijo de novelista y de pianista y padre de un músico y de un artista plástico. Estudié muy en serio, y sigo estudiando y enseñando teatro, en Artes Escénicas de la PUCP y en mi taller personal.

Escribo teatro lo más que puedo, soy buen amigo de mis buenos amigos, hago caminata por las mañanas, me encanta la conversación inteligente, hago bromas y escribo piezas sobre la muerte, trato de ser justo, me compro pleitos cual kamikaze, caiga quien caiga —y con frecuencia quien cae soy yo – y en este blog diré lo que pienso y todos harán lo mismo.

PUERTAS COMUNICANTES

Compartir:
No quiero dejar que termine la temporada de PUERTAS COMUNICANTES en el TEATRO LARCO sin publicar un comentario.  Este es un texto del inglés Alan Ayckbourn que explota, con supremo ingenio y muy inteligente humor, una intrigante premisa que se desarrolla --como algunas otras obras del teatro inglés-- a través de constantes saltos en el tiempo y las consiguientes complicaciones argumentales. 
Sucede que la habitación de un hotel tiene un closet que comunica con una habitación idéntica.  En ambas viven personas distintas, pero no, pero sí, pero sucede que viven en una las personas de hoy y en la otra las personas que vivieron allí hace diez años, y estas al pasar por el closet se encuentran con las que vivieron diez años antes aún, y todo esto se va hilvanando a través de muchos viajes a través de este closet temporal, y de un intento de asesinato o  conato de suicidio, del descubrimiento de un crimen y de muchas otras circunstancias estupendamente bien enlazadas por un autor que es, antes que nada inglés, luego gran artífice y conocedor del teatro, y por último expresivo y con ganas de decir cosas pertinentes a nuestro tiempo.

Ayckbourn dice lo suyo a través de la fantasía de estos saltos en el tiempo.  Dice un par de verdades grandes acerca del comportamiento de las personas a través del tiempo, mientras envejecen, y de la forma cómo, cuando uno se va haciendo viejo, pues se le van cambiando las actitudes respecto a casi todo --sobre todo a aquello que es permisible para una persona civilizada.  

Pero en fin, no vale la pena extenderme más en lo que la obra cuenta y cómo lo cuenta.  Muchas personas siguen con confianza y constancia el repertorio y los estrenos de Plan 9 en el Teatro Larco.  Esta obra no los va a defraudar, ni mucho menos: los va a reafirmar en su fe en que lo que Plan 9 hace es siempre de alta calidad.  Muchas personas todavía no han ido al teatro Larco a ver lo que hace Plan 9.  Esta es su oportunidad.  No se pierdan PUERTAS COMUNICANTES que en estos días hace sus últimas funciones.  Ya sé que con las justas he alcanzado a reseñarla pero igual, esta obra merece todo el público del Mundo.    
1 comentarios

Ok, vi la obra, y es estupenda.

Es increible como la gente se queda pegada a cada cosa que se hace y reacciona con un "ufff" o asustándose de verdad (a diferencia de dracula como lo dijo usted antes)

Es recomendable al 100%.

Pero yo esperaba una critica de parte de usted mas que una propaganda.
Para empezar, cuando fui, habia publico de toda edad, incluso niños, lo cual no me parece adecuado por diversas cosas que se muestran en la obra.

Los personajes cumplen a cabalidad su papel, muy resaltante la construccion de personaje de Anneliese Fiedler, pero existen 2 casos bastante flojos, hablo de Haysen y el de Lopez Arias.

El del segundo intenta recrear a un anciano de 70 - 80 años, muy poco creible, demasiada juventud fisica y en movimientos. La voz que trataba de colocar no se mantenia y salia a la luz su verdadera voz, muy flojo su personaje.
El caso de Haysen si pasa por falta de accion, o digamos que es un caso de inaccion que solo provoca cosas producto del texto, mas no de lo que "hace". Coloca actividades que no ayudan a contar la historia.

Es una obra entretenida, muy buena, y muy recomendable de ver, saludos.

ALONSO ALEGRÍA COMENTA: Gracias por su interesante contribución. Lamento que no le haya contentado mi comentario, que por cierto no fue una crítica en el sentido de que no fue negativa, pero qué quiere: si no se me ocurre nada ni recuerdo negativo, ¡qué hago! Si le pareció que era propaganda, pues lo lamento porque no fue esa mi intención. Las actuaciones que usted califica como malas a mí me parecieron buenas, y esto no es más que las discrepancias naturales de gustos y percepciones desde experiencias y contextos humanos distintos. Hasta pronto y no deje de escribirnos! AA


Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.