RSS

Teatros y Teatreros

Alonso Alegría

Alonso Alegría

Tengo 51 años de teatrero, soy hijo de novelista y de pianista y padre de un músico y de un artista plástico. Estudié muy en serio, y sigo estudiando y enseñando teatro, en Artes Escénicas de la PUCP y en mi taller personal.

Escribo teatro lo más que puedo, soy buen amigo de mis buenos amigos, hago caminata por las mañanas, me encanta la conversación inteligente, hago bromas y escribo piezas sobre la muerte, trato de ser justo, me compro pleitos cual kamikaze, caiga quien caiga —y con frecuencia quien cae soy yo – y en este blog diré lo que pienso y todos harán lo mismo.

Archivos Febrero 2012

PREGUNTITAS: ¿CUÁNDO ES QUE UN ARTISTA SE VENDE?

Compartir:
¿Se está vendiendo un artista cuando, por plata o por lo que sea, hace algo que sabe que no es buen arte?  Si es que no se engaña, si es que no se convence a sí mismo de que eso que está haciendo es arte, el artista no se está vendiendo.  Se está ganando la vida.  

La primera vez que una prostituta se vende, ¿pensará que está tirando por amor?

[...] continuar leyendo

PREGUNTITAS: ¿PARA CUÁNDO SABERSE LA LETRA?

Compartir:
El uso común en el teatro de nuestra tierra es que los actores se sepan la letra un par de semanas antes del estreno.  En algunos casos recién se saben la letra la semana misma del estreno.  En casos extremos --son los menos-- no se la saben nunca.  

En cierta época esto último era normal.  Recuerdo haber sido el apuntador personal de Luis Álvarez durante toda la temporada de una obra de época titulada El acusador público, de Fritz Hochwalder, en la que don Lucho hacía el papel principal, que tenía un montón de letra. Recuerdo haberme parado 

[...] continuar leyendo

PREGUNTITAS: ¿SE PUEDE SOBRE-ENSAYAR?

Compartir:

Por supuesto que se puede sobre-ensayar.  Y de tanto ensayo una obra se pueda pasmar.  Se han visto casos.  

En Nueva York se ensaya apenas cinco semanas (semanas de seis días).  Durante cuatro de estas semanas se ensaya ocho horas al día, repartidas dentro de un día de diez horas --las dos horas de descanso se reparten entre breaks y la hora del almuerzo (una hora).  Este régimen se llama "eight out of ten".  La última semana, la del estreno, se ensaya diez horas al día (esto se llama "ten out of twelve").  Parece poco tiempo, parece muy extraño, pero es apropiado para un elenco profesional.  

En Lima ensayamos dos o tres meses, y hasta cuatro, y hasta un año entero (se han visto casos) pero lo hacemos bastante menos horas por día y menos días por semana.  


ROJO de JOHN LOGAN en LA PLAZA

Compartir:

El sábado pude ver ROJO, del norteamericano John Logan  en LA PLAZA-y-punto.  Es que LA PLAZA ya no es LA PLAZA-ISIL, es simplemente LA PLAZA, porque el ISIL y LA PLAZA se han separado amigablemente.  Para LA PLAZA tener una identidad clara e independiente es importante al comenzar una nueva etapa de crecimiento. Y por otro lado, el ISIL, empresa sensible a las necesidades de la comunidad, buscará otras vías de proyección que se acerquen más a su visión de empresa. Y miren ustedes que los alumnos de ISIL conservarán durante este año los beneficios que tenían con LA PLAZA.  Dicho esto, vamos al estreno.  

ROJO es una muy premiada obra que describe la relación entre Mark Rothko, el gran pintor abstracto-expresionista norteamericano -- y un joven pintor a quien él ha contratado como asistente.  

[...] continuar leyendo

DE VUELTA AL BARRIO

Compartir:
Pues resulta que por fin, después de demasiados meses, estoy de vuelta en este blog que alguna importancia parece tener. No han sido pocos quienes me han reclamado su  ausencia porque --según ellos-- ya no tenían cómo orientarse para ver, o no ver, tal o cual obra.  Esto es muy halagador pero no quiero tomarlo como que soy yo personalmente, yo solito quien dictamina qué ver y qué no ver.  Lo hacemos todos. 

Este blog debe seguir funcionando como una 'Radio Bemba' teatral que da voz a muchas actitudes, gustos y pareceres.  Para robarme un buen eslogan de una radio amiga, diré aquí que "su opinión importa"

Aquí aparecerán muchas opiniones acerca de una misma obra.  Serán similares o diversas. Y será el conjunto de todos los comentarios --el mío incluido-- lo que legítimamente orientará al espectador en su decisión de ir o no ir a tal o cual montaje.  

También continuaré en la idea de publicar, como 'entrada principal' algún comentario que llegue y que esté particularmente enjundioso y bien escrito --y no me importará que la opinión que sostiene es contraria a la mía.  

A leer y a comentar, entonces, porque son sus comentarios lo que verdaderamente le dan vida a esta bitácora de un teatrero viejo que cree, y creerá siempre, en el teatro.