RSS

Plano Cerrado

Juan Carlos Fangacio

Juan Carlos Fangacio

Mi gusto por el cine se conecta con otras aficiones: los libros, la música, el periodismo. Cuando eso ocurre, la cinefilia puede sufrir dos cambios: o se vuelve poco rigurosa, o especialmente sensible a otras influencias. Y está bien, porque no creo que el cine se vea solo a través del intelecto.

El cine es también sensorial y emotivo. Por eso me gustan Tarkovski, Wall-E y los premios Oscar. Por eso el cine fue y sigue siendo, como diría Robles Godoy, un lenguaje misterioso. Y por eso me animo a escribir sobre un cine más ‘democrático’. Aunque eso provoque iras santas. Ahí vamos.

Entrevista: Grant Gee, documentalista de rigor y pasión

Compartir:
El británico Grant Gee ha dirigido videoclips para bandas como Suede, Blur, Coldplay y Gorillaz. Pero solo está conforme con uno de esos trabajos (el video 'No Surprises' de Radiohead). Y es que lo mejor de su carrera se concentra en tres documentales: Meeting People is Easy, Joy Division y Patience (After Sebald). En esta entrevista habla de todo un poco: cine, música, libros, teatro. Un tipo de buenos gustos y mucho talento.

gee.jpg

Cuando veo tus documentales musicales, percibo que amas a las bandas a las que filmas, pero casi nunca lo demuestras de forma obvia, algo que me parece complicado por la pasión inherente que genera la música. ¿Cómo logras esto?
Simplemente creo que esa es la idea del documental. Porque si hiciera una película conceptual, solo se trataría de fanáticos gritando, lo cual es fantástico, por cierto. Pero si haces documentales, debes tener una mirada más objetiva. Con las bandas sí trato de demostrar que me gustan, pero solo cuando grabo sus performances. Yo me concentro en grabar sus actuaciones de la forma más intensa posible e intento sacar lo mejor que tienen. Pero todo lo demás, la historia alrededor de ellos, muchas veces no es la que más amas. Puede ser interesante, sí, pero es algo más, es algo distinto. La parte de los conciertos, de la pasión, solo puede ser un 10% del filme. Si quieres filmar solo fans y pasión, es mejor hacer una película conceptual y no un documental.

¿Qué tan diferente es trabajar en casos como los de Ian Curtis o Sebald -artistas que ya no están vivos- y en un caso como el de Radiohead, que es una banda totalmente vigente?
Bueno, de esas tres películas, dos (Joy Division y Patience) las hice en retrospectiva, com un seguimiento. En cambio la de Radiohead era una historia que ocurría mientras la estaba filmando. Definitivamente son aproximaciones muy distintas. Con Curtis y de Sebald yo sabía que había un final, que en un punto la historia se acababa, así que tenía que darle la mayor profundidad posible a la narración. Pero con Radiohead el proceso fue muy diferente. La filmación fue my complicada porque cualquier cosa podía ser útil y no lo sabías. Puedes grabar horas de horas y no obtener un carajo. Pero de pronto, en diez segundos, puedes encontrar justo lo que esperabas. Entonces, en el proceso de edición es mucho más fácil de descartar. Mientras que en las historias del pasado es al revés: la filmación es muy fácil, pero en la edición está el trabajo en serio.

joy.jpg
Ian Curtis en uno de los típicos planos superpuestos de Gee.

¿Cómo ves a Radiohead hoy, a 15 años de la película? ¿Encuentras una transformación?
En realidad no mantengo contacto con ellos, salvo un par de encuentros casuales. Pero creo que lo más destacado que veo después de la película es la frustración y la infelicidad que podías ver en ellos durante la gira del OK Computer. Creo que la creación de un estado de mental en el que se dijeron a sí mismos: "Bien, no volveremos a hacer esto nunca más". Eso fue muy importante. A partir de allí, vinieron los discos Kid A, Amnesiac, que son como una forma de limpiarse y renacer ante su público. Y luego vino lo de publicar su música gratuitamente, dejar su sello discográfico, mandar al tacho todo el proceso común... Toda esa infelicidad fue parte de un momento que les permitió retomar el control de sus vidas.

¿Qué diferencia encuentras entre tu trabajo en videoclips y tu trabajo en documentales?
Bueno, en realidad no hago videoclips desde hace casi cinco años. Los hice cuando era más joven y las cosas era muy diferentes. Creo que ni siquiera existía Youtube. Es un mundo totalmente diferente, hay mucho dinero, es más como hacer un comercial...

¿Pero crees que tienen menos valor?
Oh, desde luego, mucho menos valor. He dirigido unos 20 videoclips, de los cuales solo uno considero que es realmente bueno ('No Surprises'). Otros son regulares, y el resto... (hace un gesto negativo)



Gee continúa hablando de su gusto por el cine de Alain Resnais, de las descargas de música y películas por Internet, de un nuevo proyecto sobre Julio Cortázar. Esa versión ampliada de la entrevista aparecerá en el próximo número de la revista godard! Pronto habrá más novedades.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.