RSS

Plano Cerrado

Juan Carlos Fangacio

Juan Carlos Fangacio

Mi gusto por el cine se conecta con otras aficiones: los libros, la música, el periodismo. Cuando eso ocurre, la cinefilia puede sufrir dos cambios: o se vuelve poco rigurosa, o especialmente sensible a otras influencias. Y está bien, porque no creo que el cine se vea solo a través del intelecto.

El cine es también sensorial y emotivo. Por eso me gustan Tarkovski, Wall-E y los premios Oscar. Por eso el cine fue y sigue siendo, como diría Robles Godoy, un lenguaje misterioso. Y por eso me animo a escribir sobre un cine más ‘democrático’. Aunque eso provoque iras santas. Ahí vamos.

Una previa cinéfila para Pearl Jam en Lima

Compartir:
Pearl Jam cumple 20 años y decidió celebrarlos con gira y película. Del histórico concierto que darán en Lima el 18 de noviembre no se puede decir mucho más. Pero lo que sí pasó sin demasiada exposición fue la proyección de Pearl Jam Twenty (2011), el documental tributo de Cameron Crowe que se estrenó, en varios países simultáneamente, ayer 20 de setiembre.

pj2.jpg
En el Perú, se vio en el Cinépolis de Independencia. Para medio Lima no fue el lugar más céntrico, pero ir hasta allá lo valía. Ver a gente comprando entradas en preventa, colmando dos salas, vistiendo polos de la banda y hasta cantando algunas de las canciones dentro de una sala de cine, es algo que solo se puede comparar al concierto en sí mismo. Pero vamos a la película.

El mérito de Crowe es haber reunido 20 horas de video sobre la banda. Algo, digamos, inusual, si se toma en cuenta el habitual rechazo del grupo a la exposición mediática. Igual, 20 años no se cumplen todos los días y los liderados por Eddie Vedder se muestran cómodos ante cámara. Pudorosos, sí, ante algunas grabaciones, pero con el mejor de los espíritus.

El espíritu que siempre los llevó a luchar contra su propio éxito, y con el éxito de Ticketmaster, de las disqueras que los exprimían, de las revistas que los usufructuaban. Hartos de todo. Hartos de los videoclips y de George W. Bush. Ese paseo de dos horas de Crowe por las rutas del hartazgo (y de la dicha, también) es notable.

pj1.jpg
Pero en esta película no solo aportan las historias, narradas casi en su totalidad por los propios protagonistas. Aporta también esa riqueza sensorial del video casero. La textura de una cinta mal grabada, la imperfección del casete que se guardó en un ático por años. Del blanco y negro que rehúsa a jubilarse aunque viva en los años del color más pop.

Además, Pearl Jam tiene también una historia de personalidades destacadas, de esquemas rotos, de discursos ya conocidos, de insólita supervivencia. Porque Mother Love Bone murió con Andy Wood; y Nirvana, con Cobain. Pero Pearl Jam consiguió sobrevivir gracias al espíritu de profunda vitalidad de todos sus integrantes. Y hay que agradecer que, 20 años después, tengamos la oportunidad de disfrutarlo en directo. Con esa vibra vital nos (re)encontraremos el 18 de noviembre. Y por un par de horas nos sentiremos merecidamente inmortales.

Puntuación: 4/5

6 comentarios

increible! aun sigue en cartelera la pelicula??

No, lamentablemente fue solo fueron dos únicas proyecciones (mismo día y misma hora). Y solo en Cinépolis. Saludos.

yo llegue con las justas, una pena realmente que no se haya pasado en mas salas, pero bien al estilo de pearl jam, solo para conocedores. Dense una vuelta por polvos azules que ya llega el dv para tenerlo en casa, el baile de cobain y vedder jajaja lo maximo!!

saludos,

Ah! la tendré que bajar de internet!

¿este blog llegó a su fin? ya no sale en la web principal de peru21

No, justamente en estos días estaré escribiendo otra vez. Gracias por la pregunta. Saludos.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.