RSS

Pisco y bebidas del mundo

José Moquillaza y Ricardo Carpio

José Moquillaza y Ricardo Carpio

Las bebidas son parte de la vida de la sociedad y han acompañado sus momentos de gloria, de dolor y reflexión. Se obtienen de materias primas como uva, cereales, caña o frutas, y pueden ser fermentadas, destiladas o maceradas. Cosa curiosa, el flujo de estas bebidas tradicionales en tiempos de piratas y corsarios pudo sostenerse por una combinación balanceada de educación, pasión, ambición y organización.

Los peruanos hemos tenido el privilegio de heredar una bebida destilada con cuatro siglos de tradición productora: el pisco. Para que sea valorado, respetado y se convierta en fuente sustentable de riqueza e ilumine las decisiones de nuestros políticos y empresarios, es necesario conocer las singularidades, desarrollo y terruños de las bebidas más importantes del mundo.
Por eso nace Pisco y bebidas del mundo, espacio en el que Pepe analizará industrias y productos; Ricardo, sus usos, avances y retrocesos. Bebed (y leed).

Cerveza: Entre el pan líquido y el cebiche

Compartir:

 

Imagen Thumbnail para Cervezas2.jpgSe presume que la cerveza nació junto con el pan por una cuestión de proporciones en sus materias primas (harina de cereales y agua), más harina que agua daría pan y más agua que harina darían cerveza. En esa línea, en las abadías medievales el pan no se comía, se bebía con fervor.

Con la diosa Ceres de su lado, la cerveza resistió el avance del enófilo imperio romano que no pudo imponer el vino a las regiones celta y sajona donde se preservan recetas muy antiguas, la venta directa del barril, regionalismo a prueba de balas y, tras diez siglos de tradición, las cervezas con D.O. biere de Garde (Nord Calais, Francia) y la Kolsch (Colonia, Alemania).

Al igual que las damas, las cervezas no son fáciles de clasificar pero vale la pena hacer el intento. Por su color pueden ser llamativas rubias (lager), sensuales pelirrojas (red ale), coquetas trigueñas (brown) y ricas morenas (maltas stout), entre otras. Por su físico pueden ser etéreas Ale sin lúpulo, suaves Pils, Bocks de cuerpo medio u Old Pales de cuerpo tan voluptuoso como una Guinness, pues su graduación alcohólica va desde los tres hasta los nueve grados.

Aquí una mirada fugaz al proceso: los cereales son humedecidos para germinarse (maltearse). Luego, son procesados como dulce almidón. Este se mezcla con agua de baja mineralización; sigue un corto pero intenso hervido en calderos de cobre. Una vez enfriados, se inoculan las levaduras para su fermentación y posterior reposo en frío. Solo algunas cervezas artesanales tienen una segunda fermentación pues, señores, la cerveza tampoco es un licor, es una bebida fermentada cuya baja graduación alcohólica permite consumos altos.

Es preciso indicar que si el hervor fuese muy largo y sus vapores fuesen conducidos por un serpentín para ser condensados, obtendríamos whisky.

Hoy, la industria cervecera es una de las más grandes del mundo y las dos principales multinacionales operan en Perú (InBev y SAB Miller). En promedio, cada habitante del globo consume 27 litros anuales. Perú es un país 'chelero' con 42 litros por año... que van subiendo, pero no podemos compararnos con los checos, quienes tienen un consumo promedio de ¡135 litros!

Ya era tiempo: Al lanzamiento del pack de degustación de cervezas especiales que debe ser seguido por el sembrado de vasos especiales, una cadena de autoservicios ha lanzado la campaña Rubios Placeres promoviendo la cerveza en sus más diversos tipos, calidades y orígenes. Ambas acciones revitalizan una industria que viene creciendo cerca de la juerga pero lejos de las mesas gourmet, y cuyas marcas no apuntaban al crecimiento de la categoría. Ahora podremos confrontar las cervezas nacionales con las importadas a costo moderado.

Maridaje: Ha pasado mucho vino bajo el puente pero, hasta el momento, nada supera como compañero del toque picante, acidez y frescura de un cebiche al mediodía que el amargo de una cerveza bien -pero bien- helada. Provecho. (Texto Pepe Moquillaza)

1 comentarios

Debería haber una sección especial en este diario para la gente chelera para conocer las realidades y sabores de otros lugares donde se consume esta celestial bebida.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.