Perú 2.1

Marco Sifuentes

Este es el blog de la columna que, a su vez, es un columna de blogs. Pero también de wikis, de youtube, de twitter, de todo lo que tenga que ver con los nuevos medios y con la sociedad de la información en el Perú. O sea, podemos meter cualquier tema de contrabando. Ustedes proponen.

Marco Sifuentes, (a) "Ocram", es periodista. Empezó su carrera como webmaster de un sitio de noticias. Luego fue reportero, editor, camarógrafo, entrevistador, productor, corrector, conductor. Finalmente se decidió a soñar con ovejas eléctricas y sacó un blog. Su otro espacio es utero.pe pero no le digan a nadie.

Culturenstein

Compartir:
franki2.jpg

Mientras el pueblo peruano seguía con crueldad cada giro en la trama de la telenovela de Melcochita, el Estado peruano -haciendo lo que mejor hace- instalaba un décimo séptimo asiento en la sala de reuniones del Consejo de Ministros sin que nadie le diera mucha pelota. Por fin el Perú tendrá un Ministerio de Cultura.
Sin embargo y como de costumbre, este tipo de temas poco-sexys-pero-importantes se ha discutido mucho más ampliamente en los blogs que en los medios masivos. Corrijamos eso: Me robo algunas de las ideas que se han estado debatiendo en la red, desde las cuentas en Twitter de la congresista Luciana León y el sociólogo Santiago Alfaro hasta los blogs de El Morsa y el Instituto Peruano de Economía.

- El mecenazgo. Principal objetivo de Luciana León y palabreja que se traduce, gruesamente, como "recorte de impuestos para los que auspicien la cultura". Una política de exoneraciones tributarias metida casi de contrabando en la ley de creación del Ministerio. Ahora, el viejo debate de quién va a decidir qué es cultura se conviertirá en "quién va a decidir cuánto vale la cultura". Un ejemplo del IPE: si yo decido que mi biblioteca vale un millón de dólares y la dono a un colegio exigiendo que me descuenten impuestos por un millón, ¿quién lo va a supervisar? Lo más probable es que, de pronto, surjan cientos, miles, de espontáneos promotores de la cultura apoyando las más disparatadas causas "culturales"y reclamando menos impuestos a cambio.

- Ministerio Frankenstein. Quizás lo más grave. En un típico toma y daca político, el proyecto original (que ya tenía serias fallas) fue modificado aún más en el Congreso y ha terminado asimilando instancias tan disímiles como el INC, la radio y televisión estatales y hasta la Academia Nacional de la Lengua Quechua. Ojo con esta última, que estaríamos estatizando en la práctica y que, además, privilegiaría el quechua cusqueño por encima de otras formas del runa simi y de otras lenguas originales (¿por qué no el aymara, el ashuar o cualquiera de las otras que corren riesgo de extinción?).

- Baguazo cultural. El injerto más resaltante del nuevo monstruo es la asimilación del Indepa (ex Conapa), es decir, la entidad que promueve el desarrollo de los pueblos andinos y amazónicos. De esta forma, estaría en las manos del Ministerio de Cultura prevenir conflictos sociales (?). Roberto Bustamante explica: "Es posible que esto haya sido el resultado de una negociación entre el nacionalismo y el aprismo en la Comisión respectiva, es decir, aprobar todo en un solo paquete legislativo. ¿Qué gana el aprismo? Que salga la ley de mecenazgo. ¿Qué gana el nacionalismo? Crear un viceministerio de interculturalidad, independiente del Ministerio de la Mujer, que vele por la aplicación del Convenio 169 de la OIT. Así, se tendrá un superministerio que se encargará tanto de la promoción del ballet nacional, de la protección del patrimonio arqueológico y la otorgación de Certificados de Inexistencia de Restos Arqueológicos, como también dar exoneraciones tributarias producto de los mal llamados mecenazgos y, finalmente, velar por la adecuación del estado peruana a la Ley de Consulta Previa. Todo en uno."

- ¿Y la ciencia y la tecnología no son cultura? Es francamente preocupante la visión arty que tienen muchos de los "expertos" locales convocados por el Congreso que creen que la cultura se reduce a espectáculos y las galerías. En Brasil, su ex ministro de Cultura, Gilberto Gil se declaró varias veces inspirado por la ética hacker. Los trescientos Puntos de Cultura instalados en favelas y puntos remotos de Brasil usaban software libre, del que Gil fue decidido impulsor. Acá, la tecnología y la investigación científica han quedado fuera.

- Los derechos de autor. Siguiendo con Brasil, una de las principales preocupaciones de Gil fue buscar un balance entre los derechos patrimoniales de autor y el acceso libre a la cultura, facilitado por las nuevas tecnologías. Acá, el tema ni se menciona, aunque se ha visto a los más conspicuos representantes de las industrias culturales (los que les cobran derechos de autor a los bodegueros por tener la televisión prendida mientras atienden a la clientela) rondar las reuniones previas a la creación del Ministerio.

Evidentemente, el Ministerio de Cultura ha sido creado con muy buenas intenciones pero sin la intervención de expertos en gestión pública. Finalmente los intereses políticos negociaron entre sí y nos dejaron un Frankenstein de buen corazón pero cuya torpeza será tristemente evidente conforme empiece a dar los primeros pasos.

imagen: Andrés Edery

P.S.: Les recomiendo esta entrevista a Santiago Alfaro, defensor del proyecto original del Ministerio de Cultura. También este conciso y jugoso post de Hans Rothgiesser, que es un seguidor de las políticas culturales del país. Y, por último, la entrevista de moda: Luis Carlos Burneo entrevista a Roberto Bustamante.


Otro tema, otra ley de Luciana León (esta vez al alimón con Carlos Raffo): la Ley de Cine. Bastante controversial, pueden revisar la polémica en el blog que mejor la ha cubierto: Cinencuentro.
9 comentarios

Sinceramente, lo primero que viene a mi mente cuando leo noticias como estas es: ¿De verdad es necesaria una entidad más que sirva para darle trabajo a todos los compañeros del gobierno de turno, aumentar el gasto público y generar desorden (más) en los límites de poder entre las organizaciones del estado?

Otro articulo que sigue reflejando el pedir de la gente que necesita saber sobre su futuro como ciudadano, y bien ahí sobre lo de desmenuzar el problema de la creación del ministerio de cultura (por ahí pensaba que seguía en pre-aprobación, porque no esta teniendo la expectativa que tuvo la creación del ministerio de ambiente, o no la están queriendo poner) y todavía con sus componentes o pequeñas asociaciones gubernamentales, que no mas que hacer aun mas burocraticamente su trabajo, hacen relegar a otras asociaciones que si bien no están tan organizadas como ellas, podían servir mas a sus propósitos y con un mejor contacto sobre sus pobladores. Tampoco me parece que tengan que darle un trato preferencial al quechua, sobretodo en un país plurilingüístico, tengo familiares con descendencia Aymara, otros, quechuas; y en los dos se ven claras sus necesidades de complementarse, partiendo del caso de estas, e incluso seria igual o peor con otras etnias amazónicas y dialectos (incluso hay proyectos avanzados de sistemas operativos nativos en sus lenguas y dialectos, es de ciegos no ver que no solo hablamos 2 o 3 lenguas; o 5 u 10 dialectos).

Buen articulo, tenemos que seguir insistiendo sobre el papel de la interculturalidad en nuestro propio país, y como debe de ser respetado por nuestro propio sistema; que aunque no debería de serlo, lo es, saludos.

P.D.: No se si sera mi navegador, pero percate algunos deslices ortográficos en tu columna; no es por ser chacotero, pero hay ideas que se entenderían mejor con una palabra u oración completada. Gracias

Así, considerándolo en frío, el asunto pinta muy bien. La cultura no es un asunto de simple cuidado del patrimonio histórico. De otro lado, tampoco es solo un sutil sinónimo para disimular un odioso esnobismo de quienes suponen que lo cultural es aquello que han capturado las élites. La cultura implica todas las manifestaciones artísticas y las manifestaciones cotidianas que influyen en el comportamiento de todos los que compartimos este espacio vital. ¿Tendrá este Ministerio la lucidez, la inteligencia y la capacidad material para lograr dichos objetivos? Ya veremos.

Todo está a la vista. La viveza criolla de algunos presidentes. Faltando poco tiempo para cumplir su mandato, se esmeran en dejar un cargamonton de problemas al proximo gobierno. Ese ministerio va a servir solamente como un asilo para los compañeros. Lo que se ha debido hacer es simplemente borrar el nombre de ese elefante blanco que le dicen INC y ponerle ministerio de cultura, asi de facil.
Generalmente confundimos los terminos : cultura, educacion e instruccion, si bien es cierto que son voces afines, pero a cada uno es necesario darle su verdadero significado. Cultura es el conocimiento de todos los acontecimientos producidos en el Universo desde su creacion (Big Bang) hasta nuestros dias. Tambien es el estudio evolutivo de los pueblos : "Cultura Tiahuanaco", Cultura de los Incas", etc. La Educacion es simplemente el comportamiento humano, teniendo en cuenta los valores morales, comienza en el hogar. La instruccion es la forma de como se enseña aplicando metodos didacticos, desde este punto de vista, no debe llamarse ministerio de educacion sino de enseñanza.

Estimado Marco,

En la línea del comentario de Manuel, creo que antes de las críticas del "cómo" (que creo que tienen sentido), cabe preguntarse si realmente necesario era crear un Ministerio de Cultura.

Si bien creo que el Estado debe fomentar la cultura, no todo tema que debe fomentarse o regularse necesita un ministerio propio... bastan algunas buenas leyes. Los incentivos tributarios son un mecanismo interesante sin duda. La inversión educación y el subsidio directo a ALGUNAS actividades también. Resalto "algunas" porque debe tenerse cuidado, al escoger qué actividades se subsidian y cómo, ya que está de moda pedir financiamiento con el pretexto de que algo es cultural... pero algo puede ser cultura y (buen) negocio al mismo tiempo, así que creo que no basta que algo sea cultural para merecer un subsidio. No porque otros países lo hacen está bien... el Perú es un Estado pobre y debe priorizar sus escasos recursos en lo más necesario (educación básica, salud, asistencia a los más pobres, etc.).

Saludos,

Mario

Todo está a la vista.....Es comentario de Picon .Respetuosamente solicito se haga la rectificación, con el perdón de Anonymous y la gentileza de Peru 21. Gracias

La intencion es buena, pero en mi opinion debieron ampliarse las funciones al Ministerio de Educacion, mediante una Direccion mas, racionalizando el personal y material disponible y contratando profesionales y tecnicos, en el minimo necesario, para que empiece a funcionar este organismo.

Se llamaria Ministerio de Educacion y Cultura, punto. Hay muchos inmuebles del estado que estan sub utilizados o sin utilizar, alli se podria acondicionar, por que ahora van a tener que alquilar un inmueble lujoso en un lugar caro y esa renta mas los gastos de servicios que conlleva, salen de las mismas arcas del tesoro publico, o sea de todos los peruanos.

Deberian publicar los objetivos a alcanzar, los plazos para ello y cuanto va a costar que eso funcione, a ver si es rentable su creacion.

Ojala no sea un caso mas para la triste recordacion. Que tengan un buen dia.

ESTMADO MARCO,
definitivamente este nuevo ENTE se vislumbra tan espeluznante como las abyectas mentes que lo maquinaron.
El Acíago futuro de la mano de Luciana Leon: Huacoaudios (negociaciones a gran escala de certificados de inexistencia de restos arqueologicos, y todo legal).
Bien lo dijo Valgas Llosa, nuestro pais no tiene futuro

Lo que ams me asusta es que todos los ministeiros de cultura que conozco en otros paises se han convertido mas en "embajadas" o consulados de Sony Entertaiment que en defensoria de patrimonio.

Cuidado con el monstruo que creen... Shelly ya nos mostro el final con esas creaciones

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.