RSS

Perú 2.1

Marco Sifuentes

Marco Sifuentes

Este es el blog de la columna que, a su vez, es un columna de blogs. Pero también de wikis, de youtube, de twitter, de todo lo que tenga que ver con los nuevos medios y con la sociedad de la información en el Perú. O sea, podemos meter cualquier tema de contrabando. Ustedes proponen.

Marco Sifuentes, (a) "Ocram", es periodista. Empezó su carrera como webmaster de un sitio de noticias. Luego fue reportero, editor, camarógrafo, entrevistador, productor, corrector, conductor. Finalmente se decidió a soñar con ovejas eléctricas y sacó un blog. Su otro espacio es utero.pe pero no le digan a nadie.

Archivos Junio 2010

¡Sendero en San Marcos!

Compartir:
phpQwOUibAM.jpg

Un vídeo en YouTube causó que todos nos olvidemos por unos instantes del Mundial. Hay otros partidos más apremiantes jugándose cerca: unas treinta personas desfilaron con banderas rojas en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos exigiendo la libertad de los presos políticos (terroristas) y la amnistía para "el presidente Gonzalo" (el jefe de los terroristas).

[...] continuar leyendo

Wakala wakala

Compartir:
phpoP5kJHPM.jpg

Incluso los que jamás madrugaríamos para ver un partido del fútbol tenemos que aceptar que pocas experiencias colectivas son tan intensas como un Mundial. Aunque, claro, en el Perú, la misma generación que jamás ha visto a su país clasificar tiene el dudoso consuelo de ser la misma generación que creció con el auge de las computadoras.

[...] continuar leyendo

Sorbiendo Mockus

Compartir:
pg060610p04.jpg

Alberto Arébalos, director de Comunicaciones de Google para América Latina, simplemente no podía lo que le contaba: aquí, en Perú, algunos medios y supuestos gurúes cada mes publican sus "feisbukómetros" políticos, unos índices de supuesta popularidad online de los candidatos: esta semana Keiko bajó 20 fans, PPK subió 5, Susana sigue puntera, Kouri tiene más grupos en contra y así. Como si fueran indicadores de algo. Arébalos, argentino, estaba de paso por Lima y coincidía en una verdad que, aunque parezca de Perogrullo, habría que repetir por estos lares: las elecciones no se ganan en Facebook. 

[...] continuar leyendo