RSS

Perú 2.1

Marco Sifuentes

Marco Sifuentes

Este es el blog de la columna que, a su vez, es un columna de blogs. Pero también de wikis, de youtube, de twitter, de todo lo que tenga que ver con los nuevos medios y con la sociedad de la información en el Perú. O sea, podemos meter cualquier tema de contrabando. Ustedes proponen.

Marco Sifuentes, (a) "Ocram", es periodista. Empezó su carrera como webmaster de un sitio de noticias. Luego fue reportero, editor, camarógrafo, entrevistador, productor, corrector, conductor. Finalmente se decidió a soñar con ovejas eléctricas y sacó un blog. Su otro espacio es utero.pe pero no le digan a nadie.

Archivos Febrero 2010

El amanecer de las portátiles digitales

Compartir:
marcus4.jpg

Manuel Masías es uno de los punching balls recurrentes de un sector de la Internet peruana. En la red -que ofrece la ilusión de horizontalidad democrática- la discriminación es un tema particularmente sensible y el alcalde de Miraflores, con gran esfuerzo, ha logrado construirse la imagen de impulsor de un ghetto sin gays ni cholos. 

[...] continuar leyendo

Sobre cómo una empresa (no) debe manejarse en Internet

Compartir:
spencer.jpg

El sábado pasado, una aeromoza de Southwest Airlines le pidió a un gordito se baje del avión. A pesar que el gordito ya había chequeado su equipaje, ya se había instalado y el avión estaba a punto de partir, la aeromoza insistió en que pesaba mucho y tenía que irse. Lamentablemente para la aerolínea, el gordito en cuestión resultó ser Kevin Smith, cineasta y escritor de culto, conocido en Twitter como @ThatKevinSmith por su millón y medio de seguidores. 

[...] continuar leyendo

El amor en los tiempos de Google

Compartir:
ms14.jpg

"¿Buscas historias de amor? La mía y de Silvana. Fuimos compañeros de clase en la facultad hace 16 años. En octubre pasado nos 'topamos' por el Facebook. En noviembre ya éramos enamorados. En año nuevo nos hicimos novios. Y nos casaremos en junio." Enrique

*

[...] continuar leyendo

Lost vs Alex Valle

Compartir:
phprhCGH2AM.jpg

Cuando era chico, vivía sometido a una dictadura. Cuatro aburridos trabajadores apoltronados en algún viejo switcher decidían, bajo la única consigna de meter el cassette y apretar play lo más pronto posible, cuál sería mi menú televisivo del día. Sin dudas ni murmuraciones. Te sentabas a ver lo que la tele te ponía y no había otra. Por supuesto, el respeto al público era mínimo. 

[...] continuar leyendo