RSS

Para comerte mejor

Gonzalo Pajares

Gonzalo Pajares

Me dedico a entrevistar a variopintos personajes: escritores, artistas, cocineros, actores y demás. También me dedico a viajar y a comer, dos de mis placeres favoritos, porque estoy convencido de que es mejor conocer el mundo, comiendo. Y para contar todas estas experiencias decidí crear un blog.

Mi inspiración nace, sobre todo, de la sensibilidad que, desde niño, mis abuelas instalaron en mí. Por eso, no me pidan orden, que me centre en un tema, yo escribo de lo que me conmueve, de lo que amo y también de lo que odio, de lo que he vivido y de lo que me han contado... y si eso les resulta picante, mejor.

El 'básico' de la PUCP

Compartir:

 

Frontis PUCP.jpgQue Pontificia o Católica, que Cipriani o Rubio, que el Opus o los caviares. Todas son sandeces, yo recuerdo mis días en la Católica por los básicos con los que allí me mal alimenté.

 

Cada vez que pienso en lo que comí durante varios años de mi vida, quiero más a mis abuelas pues, como se encargaron de criarme y de alimentarme durante mi infancia, gracias a ellas supe lo importante que eran los sabores, los aromas y las texturas en los platillos, y que una comida, aunque sea pobre, siempre debía ser deliciosa.

 

Cuando la vida me llevó lejos de su lado, las cosas, en términos vitales y culinarios, empezaron a complicárseme. Primero, tuve que soportar la comida del quiosco de mi cole; luego, tuve que sobrevivir a los platillos de mi madre (perdón, mami, yo te quiero mucho pero tú sabes querer, pero no cocinar); pero nada de esto se compara con los básicos que me tuve que empujar en la Católica, donde me puse a estudiar, aggh, Derecho.

 

Y para llegar a Derecho, primero había que pasar dos años en Estudios Generales Letras y, en términos geográficos, para llegar al edificio de Letras había que pasar por su cafetería, que era un lugar donde la gente iba a estudiar, a conversar o a huevear, pero difícilmente a comer.

 

Yo no entendía esta situación hasta que un día olvidé mi lonchera y tuve que comer en el lugar. El concesionario de la Cafeta de Letras era un chino que se veía buenagente y se llamaba Ramón, pero que en términos de sazón e higiene era un criminal. Yo imagino que la gente no reclamaba porque vivíamos los años de la violencia senderista y de la dictadura adormecedora de Fujimori, época donde muchos -de purito miedo- hasta nos olvidamos que teníamos derechos y que estos incluían la dignidad... y la salubridad.

 

Bueno, allí estaba yo, parado en la Cafeta de Letras, pensando en algo qué comer. Como era un cachimbo no entendía cómo funcionaba el sistema, así que tuve que preguntar. Me dijeron que había cuatro opciones de comida: el económico, el básico, el menú y los platos a la carta.

 

Del primero solo se hacían unos pocos platos al día, a luca veinte la ración (arroz, menestras, ensalada y juguito de carne... nada de presa) y había que ir tempranazo para que te tocase alguno. Los concesionarios de las cafeterías los preparaban a la mala y por obligación, pues así, dizque, colaboraban con los estudiantes más necesitados de la PUCP... que no son pocos. Yo nunca probé ninguno, no tanto porque no fuese un alumno pobre -sigo pobre hasta hoy- sino porque me daba pereza hacer tanta cola para tan poco.

 

A la carta no como hasta hoy, así que mis opciones se limitaban al básico o al menú y, la verdad, de los seis años que pasé como estudiante en la PUCP, solo comí menú un par de veces, y siempre invitado.

 

Entonces, mi universo culinario universitario se tuvo que circunscribir al básico que, en mi época, costaba S/. 2.20. La verdad, creo que nos estafaban, porque no era posible que, por enfermarte, te cobrasen, y los platillos de Ramón, el chino cochinón, varias veces me llevaron al ñoba, a mi jato y hasta al hospital.

 

Todo sucedió así. Estaba en el Hueco Verde (un bar infame, entrañable y chelero que quedaba al frente de la universidad) con mi pata JP y, de pronto, se nos vino el hambre: revisamos bolsillos y vimos que teníamos 10 lucas, eso nos alcanzaba para dos chelas más... o para una chela y un par de básicos. Como nunca, decidimos que ese día -y solo ese día- la comida era tan importante como el alcohol; nos tomamos una chela más y guardamos los otros cinco lucones para un par de básicos y un par de puchos.

 

Recontramovidos entramos a la PUCP y nos fuimos directo a la Cafeta de Arte. La verdad, de las varias cafetas que por entonces había en la PUCP, esta era la única decente: la Central era tan mala como la de Letras... porque también la administraba Ramón, el chino cochinón; El Ruso era un lugar infame donde hasta roedores había y eran tan conchudos que barrían mientras uno comía y, si es que había alguna cafeta por Ingeniería, nunca la conocí, porque a territorio alienígena nunca fui.

 

Como era tarde, en Arte nos dijeron que básico ya no había y que solo quedaban platos a la carta: con nuestros cinco lucones no nos alcanzaba ni para las salsas del churrascón que nos ofrecían. Cambiamos de rumbo y caímos en la Cafeta de Letras. Como era tarde, había poca gente y muchas mesas vacías. A JP y a mí -y a nuestra mancha de patas llamada, por entonces, Los Antisocials y, hoy, Los Adefesios, como nuestra banda de rock- siempre nos ha gustado sentarnos lejos, con buena vista, distantes de la multitud, para así analizar el humano panorama y, luego, ponernos a rajar.

 

Con nuestros básicos en la mano -arroz, frejoles, seco de perrito, digo, de cabrito, pan y refresco- nos sentamos en una mesa distante. Empezamos a comer a mil por hora -chupar y fumar te da hambre- y, en eso, vimos que a uno de los cocineros que preparaba un inmenso balde de refresco se le cayó el cucharón. Levantó la mirada, chequeó a norte y sur, a este y a oeste, y creyendo que nadie lo veía metió todo el brazo -incluida la axila- dentro del balde y sacó el cucharón. JP y yo nos quedamos huevones, no podíamos creer lo que estábamos viendo... y miren que nosotros éramos Los Antisocials, los más vagos de la PUCP, con un estómago de acero de tanto haber comido y bebido en las carretillas y bares más infames de Lima Limón.

 

Ah, pero no se vaya a creer que el asunto acababa allí. Después de rescatar el cucharón y de endulzar el refresco, el cocinero empezó a servirlo en las varias decenas de vasos que tenía alineados. Los llenaba tan rápido y de manera tan descuidada que, obviamente, el refresco se le caía. En eso tomó un trapo recontracochino y lo pasó sobre la mesa. Cuando este estuvo bien empapado, lo exprimió sobre los vasos vacíos y así el muy ladino no desperdició una sola gota de refresco. Es decir, ese día quienes visitaron la Cafeta de Letras tomaron refresco de trapo con su toquecito de axila.

 

Al ver este espectáculo, JP y yo no aguantamos el asco y nos fuimos corriendo al baño. Había que desechar todo lo comido y bebido. Pero, lamentablemente, no todo quedó allí. Al llegar a casa me vino una colitis del carajo que me llevó hasta el hospital. El diagnóstico: infección intestinal aguda y colitis severa por comer alimentos en estado de putrefacción. Digo, ese día solo había tomado muchas chelas y comido el básico de Ramón, el chino cochinón. Era obvio imaginar qué sustancia 'básica' y radiactiva me había enfermado.

 

Desde entonces, a esa cafeta solo fui a conversar, a estudiar y a comprar puchos -si, por entonces los vendían-. Cuando me tocaba comer en la PUCP lo hacía en la Cafeta de Arte, aunque esta estuviera llena de estudiantes arribistas de Derecho, mucho burgués y bastantes profesores del montón. Bueno, la verdad es que también comía allí porque sus sánguches eran bravazos (sobre todo sus triples) y porque siempre te alegraba el día ver a una estudiante de arte -cubierta de pintura o polvo- luciendo su belleza salvaje al natural. Como decíamos Los Antisocials, la pitucada es una buena mierda... excepto cuando esta tiene forma de mujer.

 

Dicho esto, yo no entiendo por qué a la gentita que estudió en la PUCP le dicen caviar. A mí que me digan 'básico', si quieren 'menú', pero, '¿caviar?', no se maleen. Los únicos huevitos de pescado que en la Católica se han servido se los debe haber comido Cipriani cuando lo nombraron, vaya estupidez, Gran Canciller.

 

Y ponte tranquilo, Benedicto, los 'caviares' que hoy dirigen la universidad ya se van, a lo mucho les queda cinco años más. Esa manchita, ex Vanguardia Revolucionaria, que quería cambiar el mundo desde la Cafeta de Letras -encabezada por mi tío Marcial y mi tía Pepi, y donde tan regia se veía mi tía Susana- ya se quita, no da más.

 

Los que vienen no son tan nice, no están pensando en las inmensas preguntas celestes y ya no se apellidan ni Rubio ni Patrón, menos Piqueras y oh, qué miedo, Villarán; ellos son Pajares, Sarmiento, Ramírez, Perea o Carlín, como mis patas Los Antisocials, y no tienen a Sartre y Dylan como modelos a seguir; no, ellos son bien Camus y Chacalón, muy formalitos, muy respetuosos de todos los derechos humanos y de todas las libertades, pero que nadie se meta con nuestras viejas o nuestros hijos porque ahí, humanos al fin, nos olvidamos de los derechos, de la libertad y de la san puta que los parió.

 

Y tú, Marcial, en estos tiempos de guerra, si quieres ganarte el apoyo de todito el alumnado de la PUCP, no te pongas a subir la pensión y a exigir rendimientos en una universidad donde los estudiantes se 'nutren' con un básico que más parece 'ínfimo'. Mejor ofrece que vas a servir más y cobrar menos, y vas a ver cómo toditos nos vamos al Arzobispado y le demostramos a Cipriani que si alguna fe tenemos es hacia la PUCP.

 

Por eso, ahora que se discute si la universidad es del Vaticano, de Cipriani, de los caviares o de mi tío Marcial, me dan ganas de decir que yo me quedo con quien haga del básico un plato decentón.

 

Pero no, jamás hay que llegar a tanto: yo, por solo evitar que la maldad de Cipriani se apodere de la PUCP, soy capaz de comerme todos los días los frejoles radiactivos y el refresco de axila y trapo de la cafeta del difunto Ramón, ese chino buenagente, pero recontracochinón.

48 comentarios

¿NO SABES QUE TODAS LAS UNIVERSIDADES CATOLICAS DEL MUNDO TIENEN QUE RESPETAR UNOS REGLAMENTOS DEL VATICANO?
¿Y SI NO OBEDECEN, PUES DEJAN DE SER PONTIFICIAS Y CATOLICAS?

ENTONCES LA PUCP DEJARA DE SERLO Y SE CONVERTIRA EN LA "UNIVERSIDAD DE PUEBLO LIBRE" (UPL)

Y LOS TITULOS DE LOS EGRESADOS PERDERAN SU VALIDEZ, IGUAL LOS DE LOS ALUMNOS, QUE AHORA SERAN PROFESIONALES DE LA UPL (UNIVERSIDAD DE PUEBLO LIBRE).

Basicos inolvidables (e igual de intragables)

1) Pollo a la jardinera ( o mejor dicho al jardin, pues sabia a pasto)
2) Pollo al perejil
3) Pollo a la Coca Cola
4) Pollo al mango (la cascara por supuesto)
5) Pollo al manjarblanco
6) Pollo Ahuesado (Si, esta bien escrito pues era un gran hueso sin carne)
7) Pollo al......

(Sigue la lista por los siglos de los siglos)

Tranquilos estudiantes, el MAP (Movimiento Adefesiero Popular. No Reggaeton ni Tecno, si Salsa y rock. Viva Lou Reed) , llegara mas pronto de los que se esperan. Se acabaran las pensiones abusivas, el monopolio de la trova y, lo juramos, el Ruso.

PD: No son cavieres. A la justas llegan a Huevera


Jamás olvidaré el pollo al horno con puré de la cafetería de Letras. El único puré que incluía, maldición, un 50% de AGUA.

Salu2
Will

jajajajaja...me has hecho cag....de risa.......Un poco mas serio ya, le diria a Dario Callirgos que no esta muy lejos de la verdad........que se lleven su nombre.... que importa, la esencia, el alma siempre existira el la nueva UPL.

1.- Don Riva Aguero era un católico practicante que amaba la Iglesia y a Cristo, es como tú dirías: "un conservador recalcitrante, un homofóbico, un retrograda, un intolerante", y demás adjetivos que sueles usar para atacar a los católicos.

Pues Don Riva Aguero producto de este amor a su Iglesia es que dono todo su legado y decidió que el Vaticano intervenga para obtener no sólo el nombre "PONTIFICIA" (lo cual para él era un honor), sino para que sea una casa de estudios que se rija bajo los valores y la moral católica.

ES MÁS LA CATOLICA FUE FUNDADA POR LOS "SAGRADOS CORAZONES", UNA CONGREGACION DE LA IGLESIA, LOS RUBIO LLEGARON DESPUES.

Incluso una de las tantas exigencias del Vaticano eran las siguientes:

a.- Enseñar la doctrina y moral católica.

b.- Que a los profesores se les informe la línea de la universidad y sus principios católicos; es decir, libertad y transparencia para que el profesor tome una decisión a conciencia.

c.- Que los profesores NO ATAQUEN NI INSULTEN A LA IGLESIA, NI VAYAN EN CONTRA DE SUS PRINCIPIOS; es decir, un ateo puede enseñar, pero no puede hacer apología del aborto, homosexualidad, ni en contra de la moral CRISTIANA.

Pero esa voluntad de Riva Aguero que con buena fe el Vaticano concedió, se ha perdido hace mucho tiempo, porque no sólo atacan e insultan los profesores a la Iglesia, sino que les lavan el cerebro a los alumnos con la "ideología de género". Es fácil actuar así cuando no tienes a nadie que te refute.

Las Ongs abortistas y caviares se han adueñado de la enseñanza y espacios de la universidad (y no se van a ir como tú descaradamente mientes, y no lo van hacer porque esas ONGS reciben varios millones, es un buen negocio promover el aborto y la homosexualidad, entre otras cosas), al extremo de hacer marchas a favor del aborto y otras inmoralidades, ¿eso es coherente en una U. PONTIFICIA Y EN CUYOS ESTATUTOS PARTICIPA EL VATICANO?

2.- La Universidad teniendo a uno de los mejores abogados del Perú como es Avendaño y su grupo de asesores , que a su vez cuenta con muchas relaciones y amigos por su trayectoria y que ha cobrado seguro mucho dinero por llevar el caso (lo cual merecido lo tiene), ha perdido el juicio que ellos mismos iniciaron, ¿y porqué la Iglesia tendría la culpa de eso?.

La Iglesia a través del Vaticano tiene el derecho de intervenir y meter su cuchara porque esas fueron las condiciones. El Vaticano propuso y aceptaron.

Que después un grupito de vivos hayan hecho de la universidad un sitio "caviar", en donde imponen la "ideología de género" y la inmoralidad es otra cosa.

Además, ese cuentazo de que la Católica es de los alumnos nadie se los cree, la U. es de la cúpula enquistada ahí, que son unos pitucos argolleros, a los cuales tú tanto defiendes.

¿La maldad de Cipriani?, jaaa, mejor denuncia la maldad de la ongs abortistas y gays que se llenan los bolsillos promviendo el asesinato de niños, ahí si te quedas callado, ¿no será porque les tienes miedo porque sabes que al toque de denuncian?, en cambio es más fácil insultar a la Iglesia porque nadie te va a denunciar; es decir, muy valiente con quiénes nada te hacen.

¿Serán tan valientes, atrevidos e irrespetuosos los anti Iglesia con los musulmanes y ongs?, me parece que no.

pues que tienes razon, las cafetas buenas eran las de artes y de ciencias (por sus lasagnas de puro quezo y nada de carne y sus salchipapas de pura papa y nada de salchi)

te falto mencionar los helados de fruta de artes, tambien eran buenazos, eso si, al igual que tu, a letras iba a comprar una galleta o un pucho, pero comer, por suerte nunca comi ahi, y si lo hice mi mente debe haberlo borrado para preservar mi salud mental.

Con todo este enredo de cipriani, pucp, pontificia, no pontificia, etc, creo que la pucp se creo con valores muy altruistas y los cuales viven en muchos (no todos) de sus alumnos, no porque se los enseñaron ahi, sino porque convivieron con ellos.
Sin embargo no creo que esos valores existan con cipriani como rector, y creo que tampoco existan ahora en una pucp que trata de convertirse en una pacifico o una U de lima, donde estan los rosales que uno atravezaba para llegar a letras, donde estan los jardines atras de las casetas donde uno chapaba, donde estan las casetas de artes, para ver a tanta flaca con el pelo lleno de pintura, donde esta la pucp de mi memoria.

Las cafetas siguen igual de malas para lo que cobran. ¨
Cabe señalar que el chaufa y el lomo saltado de Ramón eran buenazos. Claro, sin preguntar cómo los preparaba.
Los triples de Arte eran espectaculares.
Los cigarritos del tío de Sociales, que dejaba su kiosco abandonado y cada uno se cobraba y se daba vuelto solo, eran infaltables.
Los snacks del kiosco de la tía eran necesarios. Y la fruta, que nunca probé se veía apetitosa.
El Ruso, dicen, vendía unos caldos inolvidables en el desayuno.
En Ingeniería, dicen que ofrecían ricos tamales y humitas tempranito.
Lo que era, y es letal, es la oferta hamburguesera del Tío Bigote.
Caviares hay hartos, se servían en los cockteles y agasajos.
Cipriano nunca entrará a la PUCP. Eso sería una cojudez. Nadie lo permitirá. Ni la ley ni el derecho canónico lo amparan, salvo los jueces y abogados corruptos.
Que ni toque las cafetas. Porque gracias a que su comida es tan mala, la gente se dedica a estudiar y a divertirse ahí.

Gonzalo, si crees que la maldad de Cipriani se va a apoderar de la PUCP, sólo sería hasta que tenga 75 años (7 años mas) a esa edad lo jubilan, y otra vez la PUCP tendría autoridades tan desapegadas al cargo, como las que tiene ahora.

Y si, el día se te alegraba al ver alguna chica de arte y además los pan con huevo a 30 céntimos y hamburguesas de 50 céntimos eran, por lo menos, sospechosas.

gente el comentario de FAcundo ya lo vi en el blog de Marco y en alguno mas se nota q estan haciendo propaganda, xq franco franco yo no me mataria escribiendo tanta tanta sabana en un blog.

Sldos

Gente

Los sanguchones del Tío Bigote eran salvadores, después de un periplo por el Leo´s (léase la aburguesada Cabañita) y por el infame huarique Hueco Verde. PERO, la carretilla del Tío Bigote estaba frente a PUCP (UCP, UPL...).
Donde era buenazo comer era en el HUECO, a la espalda del Leo´s. Por unos pocos mangos te servían la milanesa con papas y arroz más grande que he visto después del "preso político" (un siete colores que comí en un huarique de Huaraz, después de bajar del Pastoruri y que venía con milanesa) y un vasaso de agua de manzana.
De los de la PUCP ni el café se salvaba (y ojo que yo era y soy un cafeinómano). Ni en la repetición estaba el gusto. Comía mecánicamente, porque había hambre y nada más. a veces era mejor un sanguchazo del tío bigote que costaba lo mismo que el básico.

Básico nunca comí, prefería morir de hambre antes que comer esa basura. Felizmente mi casa estaba cerca ;)
Los triples de la china Marina son inolvidables y su sanguchazo del Tío Bigote, también.
Alguna vez en cierto Coloquio de Estudiantes de Historia, contratamos el "catering" de Ramón...estaríamos re misios, digo yo?

No pues Yolanda, como vas a hablar mal del tio bigote, si una royal era una delicia, riquisisisisisisisima.
cada ves que paso por ahi me da ganas de bajar del carro solo para comprar una

"... Cipriani cuando lo nombraron, vaya estupidez, Gran Canciller."
Pregunta: ¿está seguro de lo que escribe?. El Cardenal Cipriani es nombrado Gran Canciller por el Papa Juan Pablo II, por lo tanto si usted considera el nombremiento como una estupidez creo que está considerando estúpido a Juan Pablo II.
Que lamentable leer tanta falta de respesto junta.

SERIA UNIVERSIDAD DE SAN MIGUEL!! no de Pueblo Libre D:

El tio bigote era buenasoo, todos los viernes despues de la cabaña iba a comerme un royal, y eso de universidad de pueblo libre????, la cato esta en san miguel lo unico q esta en pueblo libre es el tio bigote y el taco.

Estimado Gonzalo, somos casi contemporáneos de la PUCP, así que te comento lo siguiente:
1) Muchos de nosotros elegimos la PUCP por la clase de universidad que es y no por su condición de Católica. Si la Iglesia tiene derecho a regirla, los nuevos estudiantes y profesores tendrán que elegir si continúan en ella o no, si fuese mi caso ya no la elegiría.

2) grupetes y movimientos como el tuyo hubo miles, nosotros formamos el MDFD (Movimiento Desrrosquetizador de la Facultad de Derecho) y tomamos algunas medidas de fuerza con tanto éxito como el tuyo con el refresco trapo.

3) por aquella época apareció el Hueco, un garaje en la calle de atrás del Leo's que ofrecía platos bien servidos a bajo costo. Todavía recuerdo al eterno estudiante de Letras Daniel Parodi poniéndolo como ejemplo en sus discursos electorales del CF.

saludos.

¿Cómo es que tenias dinero para beber y fumar y no para comprar un menú? que pajares que eres!!!! jajajaja

Miguel:
Hay prioridades en la vida y, por entonces (y todavía), nuestra prioridad era beber. Además, como a todos nos ha pasado, uno siempre dice que está misio pero, oh maravilla, siempre por allí aparace plata para el alcohol.
G.

De la cafeta de letras ni hablarrr... salí bien librada pero a mi amiga le dió fiebre malta... por la ocopa... la pasó remal!!!...por lo demas, Artes corazón!
En cuanto a lo que pasa en la univ. es lamentable... no estoy ni a favor ni en contra...pero hay situaciones en las que debe primar la cordura y el respeto por la trayectoria de tantos excelentes profesionales egresados, profesores y maestros ilustres, ese es y será siempre nuestro distintivo!
Eso si debo confesar que en los últimos años se ha tornado extremadamente comercial... la semana pasada vi con mucha pena como han eliminado los bellísimos rosales y el caminito a letras para cambiarlo por concreto lo cual es muyyyy lucrativo.
Dr. Rubio a veces mas es menos...
Saludos.

jjajajaa de la p... m ... tu comentario , cierto la PUC No es del vaticano la PUC es la gente que estudia ahi. PUC pLURAL uNIVERSIDAD DE CIENCIAS para que mas y gargame que se frieguel

ME parece de muy mal gusto hablar mal de alguien que ha muerto y no tiene el derecho de defenderse de toda las cosas que dices. Difamar es muy fácil, más de un muerto. Yo también estudie en a PUCP y soy de letras y por si no sabias, habia un estandar de calidad que se tenia que cumplir, si tambien cuando tu estudiabas (yo tengo 37). Tus recuerdos, son a todas luces exagerados, es decir, para mi , invenciones que no se a que vienen a cuento. Que la comida era mala o buena, eso es para gustos colores; pero decir que el tio exprimio el trapo sobre los vasos ¿?¿??? yo he pasado años en esa cafeteria.. jamás vi algo así, jamas. Y sobre la PUCP, es mejor que te informes de que va el tema, antes de emitir opinión.. y bravo por los derechos humanos, toda una concesión de tu parte..... felizmente esa caviarada, aún se queda, y da batalla, que sino, entran caballos donde la tolerancia y el respeto se reduce a un básico de cafetería...

Mi tocayo Gonzalo se acaba de comer un básico de la cafeta de letras. Más humor, menos caviar, hombre. Y sí, soy un exagerado.

Saludos. Soy de Letras pero de San Marcos. Ojalá la PUCP no tuviera este problema porque más allá de ser del Vaticano o no lo cierto es que ustedes se organizan bien en muchos ámbitos y su calidad educativa es buena. Lamentable ciertamente lo de la Iglesía que quiere recuperar su terreno, pero ojalá todo termine bien. Lo que siento es una impotencia por no poder ayudarle nosotros san marquinos porque lo que le hacen a ustedes no es un asunto nada más de terreno o propiedad sino que es quitarle libertad de pensamiento e investigación, y como uno sabe, la libertad es requisito indispensable para la investigación a profundidad.

Soy exalumna de ingeniería de la PUCP y lo poco que recuerdo de la cafetería (salí hace muchos años) es que no era tan mala, por lo menos cuando uno es joven no es tan selectivo. No se como andará ahora.

En cuanto a los lios en la universidad, lo unico que les digo es que Cipriani es una mala persona y lo que esta defendiendo con seguridad no es lo correcto. El pata ese que dice que los títulos no servirán esta alucinando (será Cipriani disfrazado?).

Fuera la iglesia de la PUCP!!!!!

Por si acaso si le quitan el nombre de Pontificia y Catolica entonces le pondrian Primera Universidad Cristiana del Peru (PUCP) . Con eso darian cabida a los cientos de alumnos que pertenecen a otras congregaciones cristianas y lo principal reivindicarian A Jesucristo a quien la Iglesia Catolica ha traicionado igual que los Fariseos traicionaron a Jehova. Digo la iglesia catolica y no los catolicos porque los catolicos han sido simples corderos que se han dejado pelar y cocinar bien rico desde inicios del catolicismo.

no te hagas el ignorante...que inteligente eres...sabes que caviar se le dice a esos que viven en san isidro y miraflores que estudiaron en la PUCP y hablan de miseria e igualdad...
yo he celebrado tus articulos, no lo paso a cipriani...pero no te caigas solo ...una cosa es saber de placeres como tu... y otra adivinar que piensan estos viejos de cipriani y rubio...no te quemes...

Jorge Pajares, no estoy de acuerdo contigo. Que esperas, que Gaston te alimente todos los dias y en tus tiempos de antaño? que soberbia la tuya ! no me gusta tu articulo. en la Pucp se come y tienes variedad de platos. No vengas con pelotud..... Como unos dicen, aparentemente eres de los ''caviar'' de san isidro, pues en la PUCP hay todas las clases, en serio que lástima ver tu articulo.

Por si acaso me gustan las hamburguesas del Tío Bigote. Lo que quiero decir es que dudo de su salubridad.

Hay mucha gente que escribe sobre la PUCP sin haber siquiera puesto un pie en esta universidad, ya sea por falta de interés o capacidad (esto último es más probable dado el odio envidioso que destilan). Por ejemplo, ese primer comentario de Dario Callirgos y al tal Francisco (comentario 3) ni siquiera saben donde queda el campus principal de la PUCP. Para su información queda en San Miguel no en Pueblo Libre.
Estos ignorantes son los que afirman que la PUCP es la universidad de los caviares, nada más fuera de la realidad. Averiguen cuantos de los 2000 profesores de la PUCP son izquierdistas millonarios. A ojo de buen cubero no más del 5%. Y la doctrina marxista no se enseña en ningúna facultad (como si hacen o hacían en algunas universidades nacionales de provincias, por ejemplo).
Lo que recuerdo de los básicos es que eran muy baratos y por eso ya sabías a lo que te exponías. Eran un matahambre nomás. En mi época podías ir a comer a algún hueco en la urbanización que está al frente de la PUCP. No era gran cosa, pero mataba el hambre.

Gonzalo agarra tus cosas y sal de la Católica, porque eres Anti Iglesia ¿qué hace ahí?.

Insultan a los católicos, fomentan inmoralidades que van en contra de la moral católica (respeto a la vida, matrimonio, familia) , pero bien metidos que están en el local de la universidad.

Ojalá la Iglesia entré a reestructurar todo y verán que la Universidad se mete entre las primeras 500 en el mundo, sino miren la Universidad de Piura el tremendo prestigio que tiene, y es porque no se andan con tonterias.

Mucho profesor malcriado e intolerante enseña en la católica, que han perdido el respeto a una casa que es de la Iglesia.

Que Marcial y sus comechados que viven de la universidad de vayan de una vez, estos se creen dueños.

HOLA GONZALO QUE TE ESTA PASANDO ULTIMAMENTE, ESTAS PERDIENDOTE. SINCERAMENTE DABA MUCHA ALEGRIA LEER TUS COMENTARIOS FRESCOS EN GASTRONOMICOS Y ROMANCES DE PELICULA.
PERO AHORA Y DE UN TIEMPO A ESTA PARTE NO SE. UNA SUGERENCIA UN CHOLO MATIAS MOSCATEL O UN INQUEBRANTABLE QUEBRANTA CON UNA BUENA MUSICA AL LADO DE LAS PERSONAS A QUIENES AMAS TE CAERA DE MARAVILLAS.

SALUD

Y porque tanto apego al título de Pontificia y Católica?. Si fuesen mas consecuentes con los ideales izquierdistas de la cátedra hace rato que ya se habrían puesto el nombre de atea.

grandeeeee el tio bigote con sus hamburguesas........mejor q cualquier menú dentro de la universidad.........y si no tenias plata para comprar le dejabas DNI, carnet universitario, carnet de la u, licencia de conducir, etc, etc ....me acuerdo como si fuera ayer q el tio bigote tenia un saco con todos los documentos de toda la muchachada d la pucp jajajaja

Aqui un sobreviviente de los basicos del "Ruso".. asi por entonces antes de la llegada de los caviares habia la categoria X en la PUCP y te daban tu vale de comida (valido por un menú basico) para una de las cafeterias.. a mi me toco el "Ruso" denominado asi por lo cochino y apestoso (con el perdon de las Rusas).. lastima que con la llegada de los caviares muchos peruanos pobres se quedaron afuera.. por la elitización de la PUCP.. dizque la famosoa inclusión social caviar.. pero ese es tema de otra mesa..
Como comprenderan comi basicos en todas la cafeterias de la PUCP y he visto pasar concesionariosy concesionarios.... y desaparecer cafeterias.. como la recordada "Siberia" donde tenias que estar atento o el venadito se comia tu comida o se llevaba tu refresco.. sib duda alguna siempre la de arte tenia su "atractivo" y es de lejor la mejor cafeteria.. creo que alli me acostumbre a comer estilo Groumet.. por lo poquito que te servian..

Se ve que no eres alumno de la Católica.

En la Católica nos forman con mente independiente, respeto y una mirada critica frente a los problemas. También nos forma con valores.

Tu eres contrario a todo eso, eres un sujeto cerrado, subjetivo y falto a la verdad. No deberías ni informar. Qué triste que no lleves los ideales de Católica.

Se queja que la Iglesia reprimirá a nuestra Alma Mater (puede ser que sí) y que la Católica se debe mantener como luz del pensamiento intelectual independiente y con criterio ...y miren con que me encuentro? una pataleta...se ve que te quedaste un chibolada.

Saludos

PD si letras era (y es?) un asco

Nunca comiste en la cafeta del ruso? Si estudiaste en los 80s o principios de los 90s seguro llegaste a conocer la cafeteria del ruso, ubicada en ciencias administrativas.

así como va la pucp, pronto pondrán un mc donals, o lo convertirán en sucursal del regatas... pero hablando de comida, siempre preferí los royal de la tía marinza, quetrabaja con su esposo al costado del tio bigotes, la cafeta de letras era buen lugar para ver chicas caminar por el tontódromo, y para huir de los poetas de letras...

Comienzo contando mi unica experiencia con un plato económico, el cual consumí una tarde del año 2002 por hacerle la taba a uno de mis mejores amigos, no tenía motivo para quedarme ya había acabado mis clases del día en generales letras y solo por buena onda decidí acompañar a mi brother en su almuerzo, y me pido un economico de 1.50 era arroz blanco, con sarsa de cebolla y su jugo de algo, no podía exigir mucho por ese precio pero ¡¡que adefesio de plato!! no lo terminé y del plato básico lo habré consumido 5 veces solo por hacerle la taba a alguien pero jamas porque haya sentido necesidad de castigarme de esa forma. Por cosas de la vida me fui a vivir 4 años a París, y hoy de regreso en Lima me encuentro en el último ciclo de carrera y honestamente extraño la PUCP de mis días, cuando cruzabas todo los rosales, cuando aun habia más jardín, es cierto la univ ha crecido en infraestructura, eso es lo bueno, lo malo es que los actuales dirigentes han convertido a la PUCP en una univ más del montón y no exagero cuando veo entre los alumnos a tipos con vestimenta de reggaetoneros o malos de barrio. Esos sujetos que tanto hoy lloran que entre el impresentable de Cipriani son los únicos responsables que la PUCP sea una más, y hayan creado cuanta tontera puedan con tal de obtener dinero, sea enseñando corte y confección o Derecho. Rubio y Cía. deberían darse cuenta que gracias a ellos la Pontificia Universidad Católica del Perú se ha convertido en una univ-empresa. Que el odio hacia Cipriani no nos ciegue, la verdad es una sola: Padre Dintilhac fundó la univ en aquel 1917 y fuimos reconocidos como Pontificia 25 años después, y fue fundada en base a los preceptos de la religión católica y no de una "asociación civil" como pretenden hacernos ver Martín Mejorada junto a Walter Albán. Paradojas de la vida... no soy católico pero sí reconozco que mucho ha cambiado (para mal) nuestra querida alma mater.

Yo almorzaba en letras hasta que me tocó un pelo larguísimo en mi estofado de pollo...!que asco!
No me gustaba la cafeta de Artes.... mucha gente, la cola larga, quienes atendían eran malagracias y el basico era muy poquito.
Cuando entré a facultad me quedaba más cerca el ruso, menos mal que ya estaba remodelado y no se veia cochinón.... era buena opción y el tio q atendia era chevere.
Creo que a donde más iba era al hueco q estaba a espaldas del Leos, ahí sí servían bien taipá.

En Artes me recomendaron el jugo o batido frutas... compré uno, pero me pareció caro (4 soles). Pero no volví a comprar, porque aunque estaba rico, el señor que lo preparaba era bien malagracia, te llenaba el vaso (que era chico) y lo que le sobraba de la licuadora lo echaba a un balde, y m di cuenta que las sobras de la licuadora de todos iban a parar al balde, seguro que de ahí se lo tomaba el tio o no vaya a ser que lo vendan como surtido. Se q no es lo mismo, pero en cualquier juguería compras un jugo y te sirven en vaso grande y lo que sobra de la licuadora te lo sirven en una jarrita adicional.
Nunca me gustó artes...

La cafeteria de administrativas era la del ruso (ruso porque le decian moscovita por la cantidad de moscas que habian), la cafeteria de arte ya fue, ahora hay otro concesionario. No pasa nada con el actual. Tio Bigote y Betino lo maximo. Tambien cai con un basico de la cafeta de letras, pollo alverjado me acuerdo que fue, acabe con tercianas en la clinica...

Me extraña que alguien que habla de comida mezcle "papas con yucas", ¿que tiene que ver el básico PUCP con la política?.

Si sabias que el 'basic' era una mierda, ¿por que no te comías tu sanguchon en el tío bigote? o ¿ese bigote no te daba tanto asco como tu pata Ramón?

Mejor aconseja a los estudiantes como comer más sano y deja que otros se ocupen de los temas politico-religiosos por los que está pasando la PUCP por los caprichos del Cipiani que el actual rector no quiere cumplir.

Muy buen post, me acuerdo que unas 2 o 3 veces almorcé en letras, creo que porque ya era muy tarde o porque estaba regresando de las canchitas con un hambre feroz... y sí, su comida no era de lo mejor, recuerdo también como indicas que lo más agradable podria considerarse comer en arte, animado claro, siempre por alguna que otra chica sin zapatos o con su polo pintarrajeado de colores y quizá hasta su pelo con mechones verde y lila. También almorcé en administración, sentado en sus cochinos jardines regados con agua de desagüe, y por ser yo de ciencias tambien tuve mis periplos por la cafeta de la facultad y luego por un pequeño cafetín reducido que abrieron en las facultades de ingeniería, no se sí la gente alguna vez se entero de su existencia pues en verdad era pequeño.

Lo que me acuerdo bastante también es del tío Bigotes y la primera vezque comí sus hamburguesas llenas de grasa, la Royal! Y esa fue la primera vez que me dio una diarrea increíble... Jaja, creo que el estómago se termina por acostumbrar., siempre que regresa después de un ciclo y volvía a probar una royal terminaba con ladolor de estómago, luego ya a medio ciclo mi estómago era de lata para soportar al tío bigotes y a su vecino que se instaló después: el Bettino. Cerrando el tema de comidas inclusive algún par de veces almorcé comida vegetariana y ensaladas de frutas con yogurtal frente por bolivar, claro, por seguir y "hacerle la taba" a alguna amiga que me gustaba, nunca lleve lonchera, así q yo comí todos mis años en la.pucp, al frente, donde el tío bigotes, ensaladas de frutas x la bolivar, en plaza san miguel a veces alguna pizza hut, en santa isabel de la marina, y en la pucp, y n la casa de un gran amigo x el.mercado de magdalena, la señora que trabajaba en su casa cocinaba muy rico y siempre que iba salia ganadazo con el postre: muss de chocolate.
Como olvidar también el hueco, la casa verde y todas las juergas cercanas y relacionadas a PUCP. Yo soy de clase media y convivi con laamigos que venían de provincia sólo a estudiar y vivían en un cuarto pequeño, y también con gente con casas con piscin en buenos lugares y con mucha plata, y que nos invitaban al regatas algún fin de semana para una pichanguita, gente hijos de vendedores de mercado así hijos de gerentes de grandes empresas y con empresas muy grandes y propias, ahora nos seguimos viendo y comunicando y felizmente todos nos va de bien a excelente mente bien, y creo que parte de la escencia de la PUCP ha sido poder vivir esas y muchas otras experiencias y convivir con tanta gente muy distinta en condición social, costumbres y pensamiento, creo que eso hace de la universidad una experiencia enriquecedora, adoro los años que viví en la Cato, las enamoradas, las clases, las bicas, los amigos,algunos profes, las pichanguitas, la música y sus jueves culturales que eran la excusa del hueveo, las noches estudiando, las noches de amanecida para terminar un trabajo... y claro también chino cochino y sus cafeterias.


Divertido relato que muestra a un ex alumno de la PUCP a favor de don Marcial que sigue renuente para acatar los fallos judiciales.

Los básicos tenían que ser unicamente los que servían en Arte, o si era viernes la hamburguesa royal... únicas en todo el planeta. Nunca vi nenas más lindas ni cuando andaba de juerga en Europa, ni sentí más alegría de vivir que en bar australiano. Un amigo de colegio que estudió diseño gráfico se las arregló para meterme en ese mundillo.

Aún me escapo de la oficina alguna tarde de primavera para caer en Artes y no falta la nena -seguramente hija de alguna compañera de estudios- que me computa catedrático y con la cual puedes lorear una tarde entera.

voy por mis S/. 3.5 y por otro básico: hay que reunir fuerzas para patear a Cipriani del país, cada día se parece más a Alejandro VI Borgia, que a vicario de Cristo

de verdad llevabas lonchera ala universidad??? eres mas mimado que un pekines.

Te falta un poco, escribir es un arte, tu texto tiene esfuerzo pero no llega, le falta un par de toques que seguramente llegarán, sigue intentando.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.