RSS

Para comerte mejor

Gonzalo Pajares

Gonzalo Pajares

Me dedico a entrevistar a variopintos personajes: escritores, artistas, cocineros, actores y demás. También me dedico a viajar y a comer, dos de mis placeres favoritos, porque estoy convencido de que es mejor conocer el mundo, comiendo. Y para contar todas estas experiencias decidí crear un blog.

Mi inspiración nace, sobre todo, de la sensibilidad que, desde niño, mis abuelas instalaron en mí. Por eso, no me pidan orden, que me centre en un tema, yo escribo de lo que me conmueve, de lo que amo y también de lo que odio, de lo que he vivido y de lo que me han contado... y si eso les resulta picante, mejor.

Oda al pollo a la brasa

Compartir:

polo.jpgConozca -y recomiéndenos- los mejores lugares de Lima y provincias para comer un jugoso y crujiente pollo a la brasa.


Mi madre ha revisado este blog. Le ha gustado -las madres nunca son imparciales-, pero tiene una aclaración que hacer a su presentación. Aquí un extracto de su correo electrónico:

"Shalito (así nos dicen a los 'Gonzalo' en Cajamarca, lugar donde nací), te felicito por el blog. Pero lo que de chiquito te gustaba era el pollo a la brasa. Un día, cuando eras muy pequeño -y después de cobrar mi sueldo-, pasamos por la pollería El Kikirikí, que estaba en la calle Amalia Puga. Pedí ¼ de pollo y te encantó, sobre todo chupar el alita, que se convirtió para ti en una delicia. Como eras tan inteligente [otra vez mi madre exagera], te diste cuenta de la ubicación de la pollería, y cada vez que pasábamos por allí -o cerca- me jalabas, gritabas y señalabas el lugar. Yo tenía que llevarte para que no hagas más escándalo y siempre salías de El Kikirikí con tu alita de pollo en la mano. Bueno, fueron años maravillosos y, también, de pobreza pues, por entonces, comer pollo a la brasa era para nosotros todo un lujo".

Es cierto. Yo era -y soy- un fanático del pollo a la brasa, cosa muy común entre los peruanos. Y ya lo saben, mi pollería favorita de la niñez fue El Kikirikí. Recuerdo que estaba cerca de mi escuela y que con mi tío Jouver y con sus amigos hacíamos una 'chancha' para comprarnos aunque sea un ¼ de pollo. Su ají era fantástico y las papas abundantes. Lo reconozco, mi infancia se hizo más feliz gracias a El Kikirikí.

Fui fanático de este lugar hasta los siete años, cuando me mudé a Trujillo. Aquí también había una pollería llamada El Kikirikí, estaba en la Av. España, pero, la verdad, dejaba mucho que desear; era impensable encontrarse con una alita crocante, jugosa y gustosa como las que desde niño me gusta chupar. La pollería top de Trujillo se llamaba Bolívar y, obviamente, estaba en la calle Bolívar. Era un pollo a la brasa bravazo, crocante, bien dorado y jugoso, aunque de papas no tan buenas (en Cajamarca abunda la papa amarilla, en Trujillo lo servían con la papa blanca). Recuerdo que las servilletas eran de papel de despacho, bastante duras, y que el local andaba siempre repleto. Mi padre, quien no vivía conmigo, cada vez que me visitaba me llevaba al lugar. Yo, que lo veía poco, asocié la felicidad de su visita con el placer de comer. Por eso, la pollería Bolívar está ligada a mis mejores recuerdos infantiles y a mis máximos placeres gastronómicos.

Luego de vivir en Trujillo regresé a Cajamarca y, oh maravilla, habían puesto una pollería al frente de mi casa y, oh, doblemente maravilloso, era de los padres de uno de mis imberbes compinches. El lugar, para mis amigos y para mí, se convirtió en nuestro lugar de juegos por las mañanas y en nuestro templo culinario por la tardes. Es decir, nosotros queríamos mucho a nuestro amigo, pero más a su pollo a la brasa. Sin embargo, desde chicos sabíamos que, en la vida, nada es gratis. Debíamos ganarnos ese pollo a la brasa. ¿Cómo? Jugando con nuestro amigo, convirtiéndonos en sus incondicionales. Por eso, lo visitábamos todas las mañanas aunque en realidad quisiésemos estar en otro lado. No importaba, su pollo a la brasa bien valía todos nuestros sacrificios -adiós piscina, fútbol, clases de tenis... felizmente aún no aparecían las chicas, porque la elección hubiese sido durísima-. Así pasó un mes -estábamos en verano-. Al poco tiempo, el padre de mi amigo -quien era mayor que nosotros- decidió que ya era momento de que este aprendiese a ganarse la vida, de que se enterase que el trabajo ¿dignifica?, y que había que ganarse el pan con el sudor de su frente: le encargó el pelado y el picado de las decenas de kilos de papa que, a diario, se vendían en la pollería. Y, claro, los amigos se ven en las buenas y en las malas. Así, pasamos de niños juguetones a niños pelapapas. Las jornadas eran duras pero no nos importaba, el premio mayor era un ¼ de pollo a la brasa que compartíamos entre todos nosotros (éramos unos cuatro polloadictos).

Sin embargo, otro placer se sumó a nuestra condición de glotones: el olor del horno y de los carbones recién encendidos, la grasa del pollo rompiendo el fuego, las llamas. Si por entonces me hubiesen preguntado a qué quería dedicarme de grande, hubiese respondido con orgullo: "Yo quiero ser el hornero de una pollería". Es más, hoy mismo escogería este oficio.

Luego vine a Lima. Ya era adolescente y, lo siento, las chicas -antes que las comidas y los juguetes- pasaron a ser mi prioridad. Sin embargo, recuerdo las pollerías que me gustaban: Obviamente, La Granja Azul y sus clásicos pollos bebé, con sus papas maravillosas y con su mayonesa hecha casi para comerla sola. También me gustaba El Rancho pero, como me decía mi amigo el otro día, esta elección está ligada más a los buenos momentos que vivimos allí que a la calidad de su pollo.

Después vino la universidad y El Pollón se convirtió en uno de mis refugios gastronómicos. Estudiaba en la Universidad Católica y con mis amigos íbamos de juerga a la Costa Verde. Lo confieso, éramos unos insensatos que bajábamos en nuestros autos al lugar, nos llenábamos de alcohol, hacíamos maniobras temerarias y, después, íbamos a comer y a recuperar energías con el excelente pollo de El Pollón, que aún sigue en la avenida del Ejército.

Otro lugar que, desde mis tiempos de la Católica, se convirtió en mis preferidos es el Timbó, que está en plena Av. Bolívar (como mi pollería trujillana), muy cerca de la avenida Sucre, en Pueblo Libre. En el Timbó preparan un pollo a la leña que es tan crocante, jugoso y generoso que yo me comería mil (ya debo haberlos comido en estos casi 17 años que lo frecuento). Sus papas aún no son amarillas pero el sabor del pollo es tan intenso que compensan este pequeño bache. Su ají también es bastante bueno y, la verdad, con tanta calidad nunca me he atrevido a acercarme al resto de sus salsas. Hoy, gracias a Gastón Acurio, quien la eligió una de las mejores pollerías de Lima en 2008, el lugar es un boom. Incluso hay que hacer cola. Vaya con paciencia y buen humor... la espera puede durar media hora; el placer, una vida.

Ya instalado en San Borja, descubrí que, a media cuadra de mi departamento, había una pollería chiquita pero de gran calidad. Don Tito era su nombre y era el lugar preferido de mi suegro para cuando en la casa no se servía lo que a él le gustaba. Y vaya que mi suegro tenía un paladar exigente. Por lo tanto, se hizo cliente habitual del lugar y yo, guiado por su buen gusto, lo seguí y se convirtió en otro de mis vicios (sobre todo para llevar, pues a todo glotón que se respete no le gusta caminar, y hasta media cuadra de ejercicio es un exceso que hay que evitar). Don Tito debe ser la pollería de cocción tradicional -carbón- con mejor sabor de la ciudad. Años después, otra vez gracias a Gastón Acurio, el lugar se convirtió en un boom donde hay que esperar por un buen pollo a la brasa (el otro día fui a mediodía, el lugar estaba repleto y me dieron un ticket de espera, el número 63, pregunté en qué número iban y me dijeron, "en el tres"; obviamente, me retiré).

Felizmente, cerca está la pollería Dallas, otra de mis preferidas. Se encuentra en plena Av. Del Parque Norte, a pocos pasos del cruce con Gálvez Barrenechea, en San Borja. Sus papas compiten fácilmente con las de la Granja Azul y, lo mejor, su pollo siempre está a punto, nunca recalentado, como debe ser.

Me acabo de mudar a Surco, detrás de lo que fue El Rancho. Hoy vivo de la nostalgia, pues no encuentro por el lugar una pollería que me haga feliz. El Rancho ya no existe y el Tip Top ya no es lo que era antes. Por eso, cuando de pollo a la brasa se trata, me voy hasta Pueblo Libre en busca de una contundente porción de El Timbó (y, a veces, a la cuadra 31 de Aviación, donde me espera, casi siempre con cola, el excelente pollo de Don Tito).

¿Y qué pienso de los pollos de Wong, Plaza Vea, Metro o Vivanda? Que son culpables de su mal sabor hasta que demuestren que lo que preparan es un auténtico pollo a la brasa.

Y, para terminar, he de decir que, cajamarquino como soy, siempre vuelvo a esa ciudad. Allá está otra de mis pollerías preferidas. Se llama El Dorado y su ají es el mejor que se ha molido sobre la Tierra. Mis visitas a Cajamarca son ahora cortas, pero no hay noche que no cene en El Dorado. Pueden dar fe de ello los cientos de amigos -peruanos y extranjeros- que han tenido que acompañarme en esta gustosa travesía culinaria (porque en Cajamarca, aunque no sea época de carnavales, todos se mojan). Felizmente, para mi cuerpo y el de mis amigos, en el restaurante el pollo a la brasa lo venden hasta en octavos.

He nombrado a mis lugares preferidos, pero hay más, los invito a señalar sus pollerías preferidas y a contar sus sabrosas experiencias. Estoy seguro de que ustedes, como yo, serían capaces de comerse un pollo a la brasa todos los días de su vida.

79 comentarios

Francamente he probado los pollos de Norkys, Rokys, las Canastas, Pappas, Miguelon, Pardos,etc. de todos el Pardos fue el que mas me agrado, un pollo y no una paloma. Pero en el Agustino hay una polleria, el Gordo, donde el pollo a la brasa se hace con el horno tradicional de carbón y no tiene nada que envidiar al Pardos, en primer momento al ver el precio me sorprendió por ser de ese distrito (me parecía caro pero no tanto como el Pardos) pero luego, el sabor, las cremas, el aji es buenazo, realmente me gusto ese pollo a la braza, la sorpresa es que también ofrecían no caldo de gallina sino un caldo de pollo,ojo de menudencia de pollo (en ninguno de los anteriormente mencionados encontré eso), una palabra para este caldo, espectacular. Lo único malo es que la zona es un poco movida, pero regresaría, engrupo claro esta.

Hola,
me gusto tu post. Como escuche una vez a un profesor mío de economía en mi universidad, el plato bandera del Perú debería ser el Pollo a la brasa ya que en general los peruanos comen muchas mas veces y mas seguido pollo a la brasa que ceviche. Bueno, cada quien tiene su punto de vista pero a mi me parece que mi profesor tiene la razón al decir que uno frecuenta mas seguido una pollería que una cevichería.
Por otra parte, una vez fui con mi familia a la granja azul y no logramos encontrar el lugar (y eso que vivimos relativamente cerca de donde esta ya que vivimos en chaclacayo). Lo que encontramos eran restaurantes que ofrecían buffets. Quizá nos habremos confundido y la granja azul era uno de esos lugares y no nos dimos cuenta. Nos quedamos con las ganas de probar el tan famoso pollo de ese lugar, en fin.
Sería bueno que un día hagas un post sobre la comida peruana en el extranjero. Yo me encuentro viviendo temporalmente en Miami y hay aca hay varios restaurantes peruanos pero hasta ahora de todos los que he ido y platos que he probado aca, nada se compara como comer en el mismo Perú.
Saludos y buen post.

Hola Shalo! (así también le decía a mi amigo)
qué lindo se siente que alguien de Cajamarca escriba de algo que me gusta!
yo también soy de allá (y no tienes idea como extraño estar ahí) y mientras leía pensaba en El Dorado!tienes toda la razón!jaja
y acá, en Lima, me encanta el pollo de Mediterraneo, ayer fui en la noche a comer allí pero odio cuando sus papas se enfrían.
Pero otro lugar a donde voy en Cajamarca es Super Chiken que queda justo al frente de la Recoleta... de hecho has ido!buenazo!
gracias a ti tengo mucha hambre ahora... pero ayer comí pollo a la brasa y no creo que sea buena idea almorzar eso pero el domingo será de pollo :)

Como buen trujillano... doy fé de la calidad del "Bolívar"

Dos palabras: Pollos Begui. Lugar estridente, pollos crocantes, y porción de papas generosa.

P.D. 1. Solo voy al de La Colmena, así que no sé como son las sucursales.

P.D. 2. Quién no termina en Begui después de una juerga en el Centro.

Si la mejor polleria que tenia Trujillo, fue el Bolivar que quedaba en Junin, donde se hacia cola para comer y servian en canastitas

Ahora tenemos una polleria que se llama Chicken King, que esta en Manuel Vera Enriquez y sirven un pollo a la brasa excelente

Shalo,
te has olvidado de ese delicioso pollo cajamarquino del Super Chicken, tan bueno como los mejores de Lima; con sus deliciosas papas y aji exquisito que preparan. Es lo que mas extraña mi familia de tu ciudad.
No lo pierdas de vista.

Soy de Chiclayo, tengo un amigo que "dice" que no le gusta el pollo a la brasa y pienso que es un extraterrestre...no comprendo eso...probablemente lo haga para llamar la atención..aqui uno de mis lugares favoritos para comer pollo a la brasa es "El Campero" ubicado en la calle "Vicente de la Vega" probablemente haya mejores, asi que espero que algunas personas de Chiclayo puedan comentar tambien y compartir sus lugares favoritos para comer pollo a la brasa...
Siempre leo tus articulos por que como buen norteño, soy de buen diente...

Chala
A veces las pollerías de barrio son las que dan la nota. En Jesús María, en una de las esquinas formadas por el cruce de las avenidas República Dominicana y Arnaldo Márquez quedaba la pollería "O.K." (nadie lo mencionaba por su nombre real: "El corral O.K."). Allí, en ese pequeño local, se preparaba un buen pollo a la brasa. Pero lo mejor era su ají, que según mi entender, muchas pollerías actuales han tratado de copiar sin éxito. Este ají, semejante al que te dan ahora en cualquier pollería, era lo máximo. Incluso la gente venía desde lejos solo para comprar ají (pero tenían que comprar al menos un pollo para que te lo dieran).
Luego, la crisis motivada por el primer gobierno del APRA (todo subía y ni papas para freír había) y su consecuencia, el fujishock, terminaron de matar este buen lugar.

Oye, date una vuelta por el chifa "Taiwán", en la esquina de José María Plaza y Arnaldo Márquez. De lejos uno de los mejores en su especialidad.

Prueben el HIKARI de la avenida Tarapacá, a una cuadra de Alcazar en el Rico Rímac. ¡Solo para conocedores!

En Trujillo habían dos sitios clásicos para comer pollo a brasa.
El Bolivar (que ya mencionaste) y Pollos ABC en la esquina de San Martín con Orbegoso (si mal no recuerdo)

... para mi... cada pollería tiene su style y cada pollo es diferente al otro... puedes pasearte por mil pollerías y encuentras un sabor diferente y bueno... a mi particularmente... me gustan las pollerías de barrio... las que te sirven en plato de plástico... sinceramente hace años que no voy a una... porque las franquicias nos inundan... pero si tengo que recomendar alguna pollería y ya questás en surco te recomiendo: VILLA CHICKEN!!!... el pollo a la leña es riquísimo... las papas amarillas y el ají son de antología... te paso la dirección ... si dices que vives atrás de lo que fue el rancho estas cerca..."calle Doña Rosa 144 Urb. los rosales de surco...si no me equivoco es por ayacucho y tallanes!!!... yo estoy ahora en buenos aires ... y no sabes cuánto me muero por comerme un pollo a la brasa!!! acá los pollos son todos congelados!!!... no saben igual!!!... bueno ... ya volveré!!!. .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .(aLeXiS)

Que rico !!

Don Tito y el Timbo ya estan en agenda glotona, ojo que en el Glotons de Comandante Espinar y en el Chios de Lince tienen pollos a la brasa muy respetable.

Hablemos de Ica, los pollos de San Isidro eran buenazos pero nada del otro mundo ; sin embargo sus chicharrones de pollo son francamente incomparables, no he comido en el Peru uno tan logrado como aquellos.

Para lo siqueños que caemos por Ica es un deber casi sacro engullirte una porcion.


Yo también soy fan del pollo a la brasa. Como dice mi cuñado, ya me van a salir plumas de tanto comer pollo. Bueno, he probado varios pollos. He ido al DON TITO un poco antes de que Gastón lo mencionara pero la verdad no me llamó la atención. Voy seguido al ROKY por su ají (que es bueno) y al NORKY porque están cerca de mi casa; pero prefiero el filete de pollo BEGUI, cuyos ingredientes le dan un sabor superior a los filetes que probado (incluso mejor que el del Pardo). Hace un par de meses fui al HIKARI de San Miguel pero como vi mucha gente, opté por entrar a las CANASTAS de la Av. La Marina y me agradó lo que comí (se los recomiendo), pero sobretodo me sorprendió su mayonesa. Poco después fui al HIKARI de Los Olivos (que está más vacío): si bien el lugar es bonito, su pollo no me llamó la atención menos aún sus salsas (las peores que he probado). Para finalizar, les recomiendo la salsa de pollo a la brasa de Metro: ¡es buenaza!

Gonzalo, date una vuelta por Chucuito y visita "Se salio el Pollo" una polleria antigua con el sabor de cuando nuestros viejos nos llevaban a comer pollito los domingos. Ahi encontraras tus alitas crocantitas que solo se pueden comer con la mano.
El aji es espectacular y las papas super naturales...me voy ahora mism, ya me provocó

Un comentario corto. El mejor pollo a la brasa que he comido en vida, han sido los del Rancho, no tengo dudas. luego vino la Caravana, Dallas, El parque (que ya desapareció). Ahora me gusta Hikary de San Miguel. El otro dia, porque había mucha gente esperando allí nos fuimos al Timbó, hicimos el pedido, esperamos, nos cambiamos de mesa, cuando reclamé por la demora me dijeron que tadavía no había hecho el pedido (?), este maltratato hizo que nos fuéramos y no pienso volver.
Pienso que la calidad de la comida tiene que estar ligada necesariamente a la buena atención.
Saludos
Juan Manuel

Bueno para todos los conocedores polleros saludos y gracias por sus recomendaciones, ya estan en mi agenda ya les apunte la placa y les aseguro que estare visitando uno por uno para dar fé de sus recomendaciones por mi parte ya conozco Hikari, Las Canastas, meduterraneo, pardos, timbó, y son buenos y respetables cada uno a su estilo siempre he salido contento y con la satisfaccion de que mi plata me la gaste bien, sin resentimientos jejeje. Eso si no vayan a rokys y Norkys la calidad ha bajado impresionantemente las papas saben a tierra y un dia me dieron un pollo con colores extraños (pense que el pollo trabajaba de payaso), por eso no vuelvo mas.
Ahora que hablan de provincias les recomiendo los huequitos del sur empecemos por chincha, en chincha los chinos dejaron los woks por los hornos por los que visiten esta linda ciudad (en estos momentos no tanto por el terremoto) se darán cuenta que en la mayoria de pollerias veran a un chino en el mostrador y es que estos compatriotasa se dieron cuenta que en chincha era mas rentable vender pollos a la brasa que chifa (ya que chincha es un gran productor de pollos, por lo que son baratos), en chincha les recomeindo ir a comer al Cheng Ming cerca a la plaza de armas de chincha,la polleria no es bonita pero valdra la pena la visita s elos aseguro, si quieren comer pollo broaster vayan a las canastas o a los faroles en Grocio Prado, son tan bueno que KFC a querido comprar la formula de la tía sin exito..
En Ica coman pollo a la brasa en LA GRANJA en la calle grau, simplemente exquisito y siempre con la misma receta que mi bisabuelo comia, y para comer chicharrones de pollo vayan al restaurante San Isidro ( tambien se le conoce como la Espiga) simplemente los mejores del perú, aunque el servicio es un poco malo.

La pollería de mi niñez fue El Olímpico que quedaba cerca del mercado de Magdalena. Los platos eran de plástico, las servilletas de papel despacho y al final, cuando te traían la cuenta, te daban unas toallitas de papel empapadas de colonia, pues todo el mundo comía el pollo con las manos. Bueno, El Olímpico tenía unos pollos extraordinarios, dorados, jugosos y gigantescos, insuperables, al menos en mis recuerdos.

Sobre los ajíes, el que más me gusta es el del Shangay de la Av. Sucre en Pueblo Libre, aunque el pollo es sólo regular.

Finalmente, un tema adicional, ¿qué parte del pollo es la mejor? Personalmente prefiero la pierna con encuentro, siempre más jugosa que la seca y aburrida pechuga, aunque a veces me dejo seducir por una alita crocante.

Saludos y felicitaciones por el post y por el blog en general.

La Salsa que vende metro es una receta comprada a la pollería OK, que quedaba en la esquina de República Dominicana con Arnaldo Marquez, en Jesús María.
Recuerdo que a esa pollería le era más rentable vender el ají que sus pollos, y no es broma.

Slds.

Gracias,

Muy interesante el blog. Para los que vivimos fuera del pais, en USA especificamente, se nos hace dificil encontrar buenas pollerias, la mayoria preparan una imitacion de pollo a la brasa que deja mucho que desear, pero hace poco tiempo descubri una que tiene el sazon muy parecido y nada que envidiar a la mejores que he probado en el Peru. Su nombre es Eddys y queda en Alexandria, Virginia a solo 20 minutos de Washington DC. Es increible la cantidad de gente de todas las razas y colores que se dan cita alli para saborear uno de nuestros platos bandera. Si algun compatriota vive por esta zona, le recomiendo darse una vuelta por alli. Saludos

El que les recomiendo es el Pollo Shangay, que queda en la av. sucre, antes de llegar a la av. la mar. el sabor es suuuper bueno. el aji es muy distinto a los demas, tiene un sabor medio de chifa... en realidad se los recomiendo!! el precio no es caro, el lugar es como el de las pollerias antiguas, pero no se guien x eso... el sabor es buenazo.... haber vayan este fin de semana... y manden sus comentarios... provecho !!

Yo también vivo en Surco y se que hay carencia de buenas pollerías, si tuviera que recomendar una sería El Rosedal en la Plaza vieja de Surco a unos pasos de la iglesia, buen precio, tamaño y salsas buenas. Suerte!

Una de las mejores pollerias esta en Balconcillo en La Victoria y se llama Tony. Creo Que la calle es Las Esmeraldas

si pusieras una recetita del pollito seria mucho mejor... ya me dio agua en la boca...

Que ganas de comer un pollo a la brasa del dorado!!! yo he vivido hasta los 12 años a una cuadra de esa polleria y hasta ahora me encuentro por ahi con tu primo Nelson! saludos !!!

El primer kikiriki que recuerdo alla por la decada del 60 , estaba en la Av. Abancay , frente al congreso nacional...

Es cierto, los mejores pollos están en las pollerías tradicionales, incluso la papa y el ají tenían un sabor especial que hace mucho tiempo no encuentro en las actuales pollerias. He visitado Trujillo y en el centro está Pollos Bolívar, una pollería casi tradicional, un poco desaseada, algo desordenada, pero de un buen pollo

El Bolívar de la calle Junín, en Trujillo, no?... Sí pues... el mejor pollo a la brasa que saboreé en toda mi vida. Luego vendrían las sucursales de la calle Bolívar, de la Av. Grau, inclusive hubieron dos o tres más en las afueras del la Av. España, que circundaba el centro de la ciudad. Todas fieles repetidoras de la mágica condimentación de la principal de la calle Junín... Recuerdo haber recibido de mi padre en mi 11avo cumpleaños el alucinante presente de medio pollo... MEDIO POLLO DEL BOLÍVAR PARA MÍ SOLITO!!!... Y quieren saber? me chupé hasta el último huesecillo. Que tiempo aquellos, cómo olvidar los hornos del Bolívar de la calle Junín, justo en la entrada del local matriz, emanando el inconfundible aroma de las jugosas aves dorándose al calor de los carbones hechiceros, abrigados por los ladrillos cómplices de los hornos que ya hacían un irreemplazable ingrediente más en la maravillosa fórmula de los pollos Bolívar en la década de los 70, allá en mi Trujillo señorial y querido. Cuanta nostalgia!

Cuando vengas a Caxamarca, te esperamos en el Tuna Café (Amalia Puga 734) para que pruebes nuestro Pollo a la Leña en horno de barro
Un abrazo

En julio, para Fongal, allí estaré. Si no me gusta, no pago. Si me gusta, pago doble.

El desorden se puede permitir, el desaseo, jamás.

Ey, un abrazo a Nelson. Con él y con Óscar íbamos juntos a devorar los pollos de El Dorado. Eso sí, millonario y todo, nunca invitó ni la Inca Kola. Dile que la próxima no se salva. Y saludos a tus hermanos y atu viejo (si eres de los Grosso que conozco, o sea, hermano de Alan).

Hombre, las recetas de los mejores pollos a la brasa son secretas, por eso hay pollerías únicas... quedémonos con el misterio...

Si la pierna de pollo viniera con alita sería la presa perfecta. Mientras no la tenga, lo que yo hago es pedir medio pollo, comerme la pierna y el ala... lo demás lo pido para llevar pues a mi perrito le encanta el pollo a la brasa sobre todo con ajicito, jejeje.

El Hikari es bueno. También he caído por allí varias veces, pero quien más lo visita es mi esposa, quien trabaja cerca.

Hablando de mi esposa. A ella le gustó el post pero tiene un reclamo que hacer. No conté cómo el pollo a la brasa intervino en nuestro romance. Les cuento un poquito. Sucede que ambos adoramos el pollo a la brasa y el mar. Parte de nuestro ritual de enamorados era salir en el auto e irnos a los malecones de San Isidro, Miraflores y Barranco a ver el mar... y bueno, una vez que nos moríamos de hambre, se nos ocurrió comprar un pollo del desaparecido supermercado Santa Isabel de la Av. La Marina (su ají era buenazo) e irnos a ver el mar y, a la vez, gozar de uno de nuestros platos preferidos. Lo comíamos en el carro, un tanto incómodos, pero, ey, éramos jóvenes, y las comodidades no nos importaban. Bueno, esa primera vez (y van...) se convirtió en un rito. Íbamos a Santa Isabel, comprábamos un pollo y partíamos al malecón. Decenas de veces la policía y serenazgo se detuvieron a nuestro lado a espiar qué hacíamos (las parejas abundan por allí, ¿haciendo?...) y solo encontraba a una pareja comiendo pollo... pero feliz. Bueno, hoy estoy casado con mi compinche pollera y marina y, sin pudor, puedo afirmar que mi romance se afirmó gracias al pollo a la brasa. Vaya, es alucinante como este plato ha marcado mi vida. Los dejo, me voy al mar... y, obvio, bien acompañado (por mi esposa y por un pollo a la brasa, esta vez un poquito más decente, el del Timbó).

Gonzalo.

Pepe, me late que el pollo y el Inquebrantable maridan muy bien.
Un abrazo,

Gonzalo

Para Chinese (el sabio Ueda):

Chino, es ley: celebraremos tu cumple con un pollazo a la brasa (los chilcanos y la Inca Kola van por mi cuenta). Pasémosle la voz a la gente adefesiera...

Los pollos a la brasa de mi vida: Como dice otro lector, 'Se salió el pollo' de Chucuito y el desaparecido 'El Carril', de Pueblo Libre, de los años de mi infancia.
Luego 'El Rancho' durante mucho tiempo y guardo un especial recuerdo del pollito del Mediterráneo de San Isidro, el primero que se abrió, pues cuando di a luz acabé con mucho hambre y mis primeras palabras después de ¿está bien el bb? fueron, tengo hambre, se me antoja un pollito.
Sigue El Pollón, pero no post juergas, sino paseo dominical con bb en cochecito hasta el siempre acogedor local de la Av del Ejército.
Al Pardo's lo he seguido años y bastante, pero creo que la fama ha hecho que en varios locales se pierda la esencia y el cuidado de hacer y servir un buen pollo a la brasa.
Entre San Borja y Surco, cada vez que puedo trato de probar un lugar diferente, pero aún no he encontrado al elegido.
En todo caso, creo que para los peruanos, el secreto es que un buen pollo a la brasa es aquel que se come con las manos, con papitas crocantes acompañadas de buen ají y mejor si se come en buena compañía o te es invitado con amor.

Claudia:
Es curiosa la relación entre la maternidad y el pollo a la brasa. Me acaba de ocurrir una escena, no tan tierna como la tuya y tu gusto post parto, pero igual de elocuente. Acabo de llegar de viaje. Cuando le pregunté a mi esposa qué cenábamos, pues no había comida en casa, me dijo: "Un pollito a la brasa. A Martín le gusta". Explico por qué la escena es tierna: Mi hijo se llama Martín y tiene ocho meses. Su madre le está dando de lactar (lo hará hasta que cumpla un año) y está segurísima de que todos los sabores de lo que come pasan a la leche que su cuerpo produce. Es decir, la leche que Martín mañana tomará tendrá sabor a pollo a la brasa... y ella asegura que, cuando así es, mi hijo toma su leche con más gusto. Es cierto, a Martín, como a sus padres, ya le fascina el pollo a la brasa (por lo pronto, a través de la leche materna). Ya llegará pronto el día de su primera, jugosa y crocante alita de pollo a la brasa. Pucha, ¿qué pollería escojo para su 'primera vez'? Lanzo una moneda al aire (y, también, recibo consejos).

G.

Bueno, no puedo dejar de darte la razón respecto al Timbó, es espectacular!!!!! y que los recuerdos de la Granja Azul, están más ligados a los buenos momentos que pasaste allí comiendo tu pollito a la brasa (con las manos!!!!!)
Pero, si vas al Rímac, nada mejor que un pollito a la brasa del Hikari, que ya tiene otros locales, pero ninguno como el del Rímac.... tienes que probarlo!
Y por supuesto, Las Canastas. Una amiga una vez me recomendo el pollito a la brasa de Las Leñas, en Habich, y se lo voy a agradecer siempre...

Hola Gonzalo, por alguna extraña razón que desconozco (pero que empiezo a descifrar), NO ME GUSTA EL POLLO A LA BRASA, en todo caso, no me quita el sueño, y a decir verdad, es uno de mis últimas opciones de comida fuera de casa..Cien veces prefiero los anticuchos, pastas o comida criolla

Creo que es por familia, ni mi mama ni mi papá gustaban del pollo a la brasa, y siempre optaron por otras comidas cuando de comer afuera se trataba. Es mas mi madre hasta ahora lo considera grasoso y dañino. Supongo eso influyó

Hace poco mi novia, que es una pollera empedernida, me dijo que era raro..Por ello, fuimos a degustar unos ricos pollos en el Timbó y en el Hilton, me agradaron, pero no me hicieron felices, excepto ver como ella se devoraba las alitas jugosas de entre sus manos..creo que ahi radica la importancia y vigencia del pollo a la brasa, además de su sabor, en que es un plato bien peruano y democrático, que REUNE Y ENAMORA.-...tu que piensas?

Bueno, ver comer a quien se quiere también es un placer. Ya haré un post sobre el tema. Y yo también adoro los anticuchos. Ya les llegará el día. G.

He saboreado tu aventura del pollo a la brasa, el recuento de tus lugares favoritos es una recomendación que se agradece. No puedo creer que viviendo tantos años em Pueblo Libre no haya visitado el Timbó, pero lo visitaré.Gracias

Te recomiendo las tinajas, sobretodo el que esta en el Ovalo Los condores en las viñas o el que esta en la Av. Javier Prado antes del monumental. Excelente sazon, gran mayonesa. Casi al nivel de las Canastas.

puxa, yo he comido en muchas pollerias, algunas buenas, otras mmmmm..., pues mi paladar sibarita (como buen peruano cevichero, cervecero y polloadicto) me obliga a buscar los mejores lugares donde comer. Cuando vivia en san juan de miraflores (ahora lo hago n surco) un friend me paso el dato q habia una buena polleria en villa el salvadoren la misma recta de la municipalidad de ese distrito (por el lugar conocido como la chanceria) frente a un Norky's y q esa pekeña polleria le hacia la guerra a semejante "montruo" y pues un dia fui y vi una polleria en una eskina algo improvisada pero acojedora, el hornero -un gordito bonachon llamado Abel- q a casi todos llama por mismo nombre o pone una chapa cuando entra en confiaza, entre algo desconfiado pues no sabia si me agradaria; al entra estaba relativamente lleno, pero habia un lugar disponible, pedi mi 1/4 de pollo (parte pierna, mi favorita) cuando llego, toda jugosita y dorada, como me encanta, no dude y me avalance sobre ella y no defraudo - no se si peco al decir q s el MEJOR POLLO A LA BRASA q he probado- luego hice mi combinacion favorita (vinagreta, mayonesa, mostaza y unas gotas de aji, mezclado todo a un lado del plato) y unte mis papas ahi, mmmmm q delicia y para bajarla cn su gaseosita inka kola heladita.
A esa polleria llamada "EL GAVILAN" he llevado a todos mis amigos de derecho de la san martin y pues al igual q a mi nos encatò, desde ahi nos reunimos aunque sea una vez al mes y vamos a engordar un poco. yo voy casi semanal pues stoy mas cerca q ellos.
Se los recomiendo, muy buena sazon en "EL GAVILAN" de villa el salvador

Yo tambien disfruto mucho el pollo a la brasa, sin embargo mi favorito es Pollos Don Lucho en Breña, que queda por la Av. Varela. El local tiene 7 años donde actualmente esta y 35 años mas en otro local donde estuvo. No es el super local, pero la sazon para mi es unica. Y el aji, lo maximo.

que bueno que por fin alguien le rinda homenaje al que de lejos es nuestro plato de bandera: el pollo a la brasa (perdoname por este sacrilegio mi querido ceviche), pues es cierto que es lo que mas comemos y lo podemos encontrar en cualquier parte.
mis pollerias favoritas son dos, lamentablemente una desaparecio a los mediados de los noventa ahora en ese local hay un norkys, estoy hablando del Nakazone en la Av Alfonso Ugarte, y la otra felizmente esta activa y se ve que tiene para mucho es la polleria Tom's en el jr Carabaya en el centro historico, se los recomiendo.
y otras pollerias de barrio muy buenas, el Gordo en ingenieria, San Martin de Porres y las Canastas en Habich tambien SMP, aunque ahora las canastas ya es una franquicia.
buen provecho.

Admiro mucho la exquisita comida peruana. En la av. del mar en La Serena, existe un restaurant peruano y su comida es simplemente deliciosa, apenas puedo (y cuando mi bolsillo me lo permite) voy a saborear un delicioso ají de gallina o un seco de cordero. LO QUE SI ME LLAMA LA ATENCIÓN es que casi todos destacan el aji (o salsa) que acompaña al pollo. Ojalá alguien pudiera darme la receta. Mi prepararación para el pollo a las brasas es adobar el pollo en una buena mostaza y un poco de ají de color (paprika) y generosa sal. Queda para chupar los huesitos y los dedos. Un saludo a todo el pueblo peruano.

INTERESANTE EL POST

Bueno debo admitir que de chiquito me gustaba el pollo a la braza, ahora no tanto, es mas últimamente solo lo compro porque le gusta a mi gato, aunque en realidad lo que no me gusta es la guarnición, las papas fritas en promedio las hacen fatales, muy cocidas (creo el termino es crocante pero no quemada, ni siquiera en los bordes) y masozas. Creo si existiera la opción de acompañarla con papa o yuca sancochada sería otra cosa (aquí en Abancay hay una que da esa opción y la verdad se agradece). La verdad no entiendo porque se han cerrado en las papas fritas y encima muy mal preparadas, sin considerar su insalubridad (algunas son fritas con aceites de mala calidad); creo que los primeros que den la opción de guarniciones alternativas se la llevan, mientras tanto yo y "n" amigos mas, seguiremos visitando al chino de la esquina o donde la señora Lupita por sus sopas divinas, especialmente a la minuta y el pollito seguirá siendo el plan B o C.

Hey Dr. Pajares, qué buen post!!
Hace unas semanas volví después de mucho tiempo a La Granja Azul. No se si fue el tráfico o el exceso de nostalgia pero lo recordaba mucho mucho más rico. Fue casi una decepción pero en fin, se hizo el intento.

Había un pollo a la brasa en Jesús María: OK, no dabas un medio por la pollería pero el ají era maravilloso. El Hikari es también visita casi obligada para mi cada vez que vuelvo por la Pucp o alrededores. Su ají, aunque ha decaído, sigue siendo muy rico. Y hay un clásico de la noche resaqueada para los que crecimos en Pueblo Libre: el pollo Shangay (deluxe). Al principio (que se yo, en los 80) íbamos en plan familiar de domingo ocioso y falto de ganas de cocinar. 10 años después y como estaba abierto hasta bien tarde siempre era paso obligado para aliviar el hambre etílica. =)

Un abrazo grande, saludos a la China y a los adefesios.

Lula

EN HUANUCO UN BUEN POLLO HACE TIEMPO EN EL SAN FELIPE SU AJI SI ES RICO .

AHORA LA CALIDAD ES DISTINTA YA CAMBIARON...

Todos los que estamos lejos de nuestro querido Peru las anoranzas son sus tipicas comidas y que decir del pollo a la braza no tiene comparacion, cada vez que retorno a peru mi primera parada es una polleria y es el SHANGAY que esta en Pueblo Libre es verdad tiene un gustito tan especial y su aji ni que decir. Ademas como casi siempre llego a Peru despues de la media noche siempre encuentro la polleria con atencion al cliente. Y como soy de Pueblo Libre mis sitios mas recomendables tambien es el Timbo.Exelente no hay punto de comparacion.

El mejor pollo a la brasa era la polleria El Dragon que quedaba en la Av.Canada cuadra dos , ahora no existe. Al costado de la municipalidad de LInce hay un ex trabajador de esa polleria que ha conservado mas o menos el sabor del pollo y la receta del aji. Lamentablemente el lugar no es muy aseado.
Otro pollo que esta bueno es el de las Tinajas en la Molina. Muy bueno el pollo , las papas , la porcion de ensalada mas taypa que la de otras pollerias y sus dos ajíes son muy buenos.
Me quedo con las Tinajas.

Saludos

en Huancayo, lo mejor es la polleria "A la leña" a 1 cuadra de la Catedral en plena Calle Real, simplemente espectacular, el verdadero sabor a la leña, inigualable, y su ensalada, dulce o salada, , cuando visiten huancayo, no se olviden de pasar en las noches por su pollito a la leña
saludos

Cómo pueden todos seguir con vida si no han probado el mejor pollo, está en la Residencial San Felipe, en el centro comercial, primer piso, la pollería tiene 40 años y nunca bajó su calidad, ha cambiado de dueño pero la receta es la misma, se llama "El Corralito" y no solo sus pollos... prueben los anticuchos de lomo, purito lomo a precio muy razonable, ensalada deliciosa, aliño rico, de las papas ni me acuerdo pues el pollo es tan rico que uno ni mira otra cosa. Si no van, no vale la pena haber vivido, hagan la prueba.

Hola Gonzalo, leo tu blog e imaginariamente me traslado hasta la tierra que me vio nacer.

Como no recordar el Kikirikí, fabuloso, me viene a la mente otra pollería que también quedaba en Amalia Puga, frente a la Iglesia San Francisco, el nombre me es ingrato, pero pertenecía, o pertenece? a la Familia López.

Siempre comía las papitas primero, y luego cambiaba toda mi presa por el pellejito de la presa de mamá o papá... creo que fue entonces que aprendí a comer ají.

No conozco un solo niño, sin mencionar a los adultos, a quienes no les guste el pollo a la brasa, mis hijos no son la excepción, igual que yo empiezan por las papas fritas, pero ahora consiente de los riegos que produce el colesterol, no comemos el pellejito, que pena.

Gonzalo, yo estudié en Santa Teresita, y a la salida del cole, simpre habían unas mujercitas, con sus canastitas, vendiendo unas papitas fritas, tenían atados a la canasta unos recipientes con ají, que delicia, créeme que lo daría todo por volverlas a probar, yo era su compradora número 1!, en realidad no eran las papas fritas clásicas, imagino que la preparación era como el de las papas rellenas, pero sin relleno, y las hacían tan perfectas, chiquitas, emulaban una papa frita normal... nunca enfermé ni nada, eran la cosa más rica...

Si algún cajamarquino lee este blog, cuénteme por favor si todavía las hacen...(quien como ustedes).

Y ya para despedirme: los chochos!, esa era mi segunda parada a la salida del colegio, los compraba a las campesinitas que lo vendían en Amalia Puga, que rico, justamente este sábado compré en el mercado de Breña, a una huaracina, una buena porción de chochos, y a mi esposo le decía que es muy buen alimento "sí amorcito me dijo, no dudo que te haya dado inteligencia, pero yo pruebo un frejol crudo", no sabe lo que se pierde pensé imaginando que a mis hijos si les gustaría, huácala, que es eso!, tampoco, sniff, sniff, que pena, como han cambiado los tiempos, ahora les pones delante una galleta con relleno de color azul, y les parece lo más rico... en la noche, viéndo un programa concurso de baile...sí el de Gisella, comí mis chochos, feliz, cuanto más que si tueviera en manos la bolsita de snacks más caros.

Que me dices de las tapitas de manjarblanco....?, escribirás sobre eso. Bye.

Una preguntita, en que calle vivías en Caxamarca?

Quien escribe es otro pollomaniaco de la brasa peruana; y les diré que hay una polleria aquí cerquita a mi casa que esta como para chuparse los dedos, se llama
El tío rico, esta en los olivos, en villa sol, por la av.central ,tienen que probarlo.
Pero eso no es todo; estoy tratando de conseguir el mejor sabor del pollo a la brasa, si alguien tiene una idea o sabe de una receta, especial o alguna técnica , le agradecería que me lo haga saber, quien mas que los expertos, para hacer el mejor pollo.

El mejor pollo a la brasa que he probado es en un distrito del cono norte en Los Olivos, un dia por visitar a una amiga para hacer un trabajo de la universidad llegue hasta ese distrito,nos dio hambre y me llevo a una polleria por su casa se llamaba EL CARBONERO, la atencion se demoro un poquito por la gente que habia pero la espera valio la pena, el aderezo era riquisimo y el pollo jugosito eso que siempre pido pecho, las cremas y sobre todo su aji me cautivaron, espero volver algun dia y visitar esa polleria quedaba por covida? no recuerdo la direccion solo que habia una peluqueria montalvo al frente

si claro,para los que somos de sanmiguel o magdalena el olimpico era un sitio bien conocido para todos,pero la polleria de mi infancia es EL POLLON,recuerdo ir a comprare para llevar a casa con mi padre ,q rico es el aiji y las papitas deiciosas,actulmente lo q mas se asemeja es el PARDOS

bueno, al igual que todititos, y todititas...a mi tambien me gusta el POLLO..y ahora que estoy tan lejos del Peru..lo extraño, en toda su dimensión, desde el olor, hasta la fragancia de masticar una piernita o una parte del cuellito, comiéndolo instintivamente, y sin problemas.
AUnque, a decir verdad, tan igual que al resto, yo tengo un lugar preferido...es el Brasero, por el metro de alfonso ugarte..me gusta..me gusta..me gusta...

La semana antepasada fui a el pillo en santa clara, la verdad, sumamente recomendable. tiene lo que llaman el pollo a discrecion, que es todo el pollo, papas y ensalada que desees comer por un precio fijo. (55 soles)
el pollo es sumamente sabroso y jugoso, son pollitos de 21 dias , super chiquitos, con decir que medio pollito pense que era 1/4 de pollo. Pero la verdad es lo vale, porque la ser tan chiquito incluso la pechuga es jugosa.
Sus papas son buenisima,s super crocantes, y su mayonesa es igual a la de la granja azul. El aji no esta muy bien logrado pero por todo lo demas vale la pena comerse las 2 horas de trafico de regreso por la carretera central.

Ya había leído este artículo hace unas semanas atrás, pero hoy me encuentro con la siguiente noticia y me alegró el día!!! xD

http://peru21.pe/noticia/499489/pollo-brasa-ya-tiene-su-dia

He leido con atención todos los comentarios...y debo contar mi experiencia en el Timbó de Pueblo Libre...el sabor en definitiva muy bueno, pero la atención es pesima!!! en una oportunidad llegamos con mi esposa para comprar pollo a la brasa para llevar...me dijeron que no había, que sólo había para consumir allí...le pregunté al administrador si el pollo para llevar o consumir en la mesa de su local era el mismo, me dijo que si...entonces le dije que me lo dé para llevar y no quiso...comentó que debía esperar 2 horas en que salía el pollo para llevar!!! imaginense...malaso...en otra oportunidad no me pasó a mi , pero vi cuando el local estaba lleno y en la cola de espera había una pareja en primer lugar, se desocupó una mesa para 4 personas , y a esta pareja no la dejaron entrar, a los que seguian que erán 4 personas, les dijeron pasen, ante el reclamo de las primeras, el grupo de 4 personas les dió la razón y dijeron que no era justo, y que pasen los que estaban primeros ( la pareja ) , pero el administrador no quiso, mejor dicho, no le dió la gana , se hizo una cola de varias parejas y al tipo no le daba la gana que ocupen la dichosa mesa de 4...si la comida es buena, pero el servicio pesimo, no van a crecer...

FELICITACIONES POR EL BLOG GONZALO !!!
Yo soy de Cerro de Pasco y recuerdo con mucho cariño que, al igual que a ti, mi mamá también me llevaba a la pollería de rigor de aquellos años, mediados de los ochenta mas o menos, se llamaba EL OASIS y de verdad que lo era, ya desde media cuadra antes podías sentir el extraordinario aroma del pollo a la brasa, llegar era lo máximo, sentía como si estuviera entrando al paraíso porque no solo era el sabor y el olor, era todo el movimiento que alrededor del restaurante había, lo cual también era parte del ritual.
De los de ahora coincido contigo en que el Timbó es de los mejores, en el tema de las papas también coincido, quien ha vivido en la sierra extraña la de allá como no tienes idea.
FELICITACIONES NUEVAMENTE !!!

Hola Gonzalo
Bueno me acuerdo que de chibolo mis viejos me llevaban a La Caravana de la av. Sucre y a Pollos Hilton de Lince, en la av. J.C Tello, de verdad me has hecho viajar en la máquina del tiempo, mi sño era tener una pollería o una carnicería, soy médico veterinário, pero me apasiona la cocina, un dia realizo este sueño
Te felicito por tu blog,
Abrazos

Q rico! esa foto provoca!pero estoy llena ..
Yo también he probado el pollo de "El Kikiriki" en Cajamarca y también las brochetas de pollo :) había otro q quedaba en el Ingenio en la Via de Evitamiento pero no recuerdo el nombre solo q tenía buen ambiente y 2 pisos las parrillas tambien eran buenas y el ajicito de lo mejor.... en Piura en mi chiquititud comía Pollo a la brasa cuando llegaba mi hna de trabajar los fines de semana y nos llevaba a un lugar q se llamaba "La Cabaña"ya no está más quedaba en la Av Grau y lo mejor era q pusieran chimichurri como parte de las salsas de acompañamiento, luego cambié al "Pollo Dorado" en la Calle Huancavelica, el pollo a la brasa es mi debilidad y para mi suerte pusieron una Pollería q se llama Gustos y Sabores al costado de mi casa en la Av Grau hasta nos hace delivery jaja El pollo es jugoso, bien aderezado xq cuando muerdes los huesitos sientes ese saborcito agradable, el aji es de lo mejor no es rojo ni amarillo es verde porq es con huacatay y casi siempre pedimos bolsitas extras para los sigientes almuerzos .. la ensalada tiene un toque de oregano q es buenazo también ese es mi actual pollería ..y si bien Pardos es rico también me sale más barato y rico comer al costado de mi casa.:)
Saludos!
Bless

kiero trabajar con pollos

Hola Gonzalo, para empezar me encanta tu blog, soy fanática de Pardos Chicken, pero cuando vayas por Ayacucho, no te olvides de buscar la Polleria el Huallpasua o el Ninos, son las mas reconocidas del lugar, en este último acompañan unas deliciosas ensaladas únicas, que no he probado jamás en cuanta pollería fui. De hecho soy fanática del pollo a la brasa, pero sin las respectivas salsas (ajíes, chimichurri) y ensaladas, no me siento satisfecha, estos complementos son indispensables.

El pollo del begui's de la colmena es espectacular, pero en mi niñez mi viejo me llevaba a surquillo a comer en "la Cumbre" era un pollazo y su ensalada de otro mundo, y si deberia tener el mismo nivel que el ceviche

hola gonzalo.
bueno para mi el mejor pollo que e provado es "pollos el gordo" que queda en av tomas valle 3085 callao, puedo atreverme a decir que su zason es inigualable, e provado los pollos de norky y rockys y son algo secos y sin sabor, se los recomiendo en especial su marucha osea carne a la parrilla..,y su caldo de pollo combinado con papas es lo mejor ,y ademas es muy economico.
saludos
y te felicito por tu blog .

El mejor pollo a la brasa en el area metro de Washington DC es definitivamente el POLLO RICO en Arlington Virginia, es mas Anthony Bourdain de Travel Channnel le dedico un programa a este lugar, y no es exageracion pero es mas rico que muchos pollos a la brasa en Peru.

Excelente articulo Sr. Gonzalo ,lo felicito... le escribo desde la ciudad de Chiclayo , cuando esté por aquí no dude en ir a "La Brasa Roja" , queda en la calle Vicente de la Vega , cerca a la Plaza de Armas , para mí , y para casi todos los chiclayanos , definitivamente , el mejor Pollo a la Brasa en la ciudad de la amistad , le deseo muchos exitos .

Todavía recuerdo cuando era chiquita y mi padre nos llevaba los domingos al Dorado, tiempos aquellos!!!

Me encanta el pollo a la brasa y los he probado en muchos lugares, me como la alita hasta sacarle todo su sabor, si van a Chincha, visiten Grocio Prado y no dude en ir a "José Antonio(Jaya)", definitivamente que rico pollo a la brasa. No se olviden de reclamar su copita de pisco.

Hola Gonzalo, descubri to blog hace poco .Me parece super divertido y me recuerda mucho mi ninez (comiendo de lo mejor), estoy de acuerdo en q nuestros recuerdos y vivencias estan ligados a la comina al menos asi me pasa. La primera vez q comi pollo a la brasa fue en provincia donde vivi muy feliz, soy de Lima creo q por casualidad, hablo con acento de provincia a mucha honra y felicidad. A pesar q estoy lejos de Peru mi hija habla espanol con acento provinciano ella en lugar de decir chivo dice chivato gracias a mi mama q le enseno...A mi enana le encanta el pollo a la brasa cuando coma el pollo de Lima supongo q se comera uno completo ya q es una glotona igual q sus papas. Mi recuerdo del pollo a la brasa cuando estaba enamorando con mi esposo era solo el olor ya q en esa epoca el no comia carne era Vegetariano andabamos en el Vrinda a la vuelta del Superba.

saludos gonzalo desde hollywood (juliaca) el mejhor pollo a la brasa en esta mi tierra es sin lugar a dudas la granja esta ubicada en la calle union en pleno trocen de la ciudad espero algun dia visites esta tierra es super bacan no como la zona sur ciudad puno al otro lado son salvajes espñero vengan algun dia hasta pronto

hola. a mi tambien me encanta comer el pollo a la brasa .pero quiero comentarles que yo tambien igual que ustedes soy de provincia
si han visitado huancayo hay una polleria de hace muchos años que se llama la leña que sus pollos son espectaculares y avisarles si quieren provar ya abrieron en lima .vayan a provar y van a tener la misma opinion de mi.se encuentra en avenida bolivar 987 me dicen que la leña tiene mas de 25 años.

hola el 1-01-2012 fui a su polleria entusiasmado porque pase un dia y vi su horno y me declaro adicto al pollo,lo mismo que hago y comparto con mis niños,grande fui mi sorpresa cuando me atendió un sr. de patillas grandes, la atencion fue pesima,mis niños venian de la playa le pedimos las gaseosas primero y las trajo después de media hora,se acercó a limpiar la mesa, nunca saludó, nunca dijo buenas noches ni nada por el estilo, le consultamos si habia ofertas con gaseosas, y un tanto fastidiado contestó:"aqui no hay oertas", cabe indicar que en cadenas de pollerias de todo nivel existen ofertas con helado, gaseosa, cuando uno ve niños la atencion debe ser mucho más atenta, ya que son futuros clientes, y mas si te das cuenta que vienen de la playa. Me cause una muy mala impresion,me parecio un rest.clasista, la verdad es que los peruanos nos debemos querer mas y aceptarnos tal cual somos, asi seamos amarillos, negros,blancos, verdes, etc....que se yo primero lo nuestro despues el resto, hoy escuche una entrevista muy interesante a gastón acurio, realizada por Beto Ortiz, que pese a la fortuna atesorada, es un hombre muy sencillo y humanista, en la cual él comentaba que los conceptos sobre los restaurantes afrancesados, con un moreno alto en la puerta, debe cambiar, en principio la gastronomia peruana sólo será valoradísima en el extranjero cuando los mismos peruanos nos valoremos y aceptemos cada día mas.....quitemos de nuestra mentalidad que lo peruano es barato y es malo........los nuevos conceptos en restaurantes es integracionista y multiraciales.

Los nuevos dueños del perú a no son los maldini......más bien son los añaños y los gonzales!!!!jajajajajaja

Bueno culmino mi crítica y queja a la vez, deseándoles una mejora en su atención, no sólo se ve bonito tambien tienen que atender bien......llegamos ahi por un reportaje hecho al dueño, al famoso horno circular, pero desgraciadamente......nunca más regresaremos.

Tomen el buen ejemplo de Hikari, lo conozco desde sus inicios, todo cliente ahi es VIP, y cuando llega a la Av. Tarapacá en el Rimac con su 4x4, pareciera que no tuviera nada......eso es sencillez igual que gastón acurio, por eso son grandes.

Saludos,

Gustavo Guerrero y familia
maryzanabria@hotmail.com
mzanabriat@alicorp.com.pe
457-5459

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.