RSS

Muévete!

Rudy Torres

Rudy Torres

Soy periodista, blogger, melómano, chalaco y ex fumador. Me gusta el cebiche, las ‘chelas‘, el ají de gallina, escribir, conversar, preguntar, la buena compañía, la soledad, la consecuencia, caminar de noche y dar la contra. Soy el encargado de esta travesía, pero acepto rutas alternas.

Esta es una agenda nada disciplinada de actividades culturales que -debido a su carácter inestable, reflexivo y transgresor- quizás no figuren en medios oficiales. Una aventura por laberintos propios y ajenos, un paseo por el arte con vocación transformadora. Quedan invitados.

Mujer, te celebro hoy (y siempre)

Compartir:
Mujer.jpgHoy se cumplen 100 años de la instauración del Día Internacional de la Mujer, tiempo que ha sido y es de lucha constante contra las las carencias y las políticas ausentes. Toca celebrar de la mano de Eva Ayllón y Susana Baca en la Plaza San Martín o con Isabel Omega y Reino Ermitaño en el CCE. ¡Todo es gratis!

para todas

Podría discurrir entre la poética lucha de Lisístrata - personaje de Aristófanes, quien logró la paz en Grecia tras una 'huelga sexual' - o los postulados del 'Castor' Simon de Beauvoir y su libro El Segundo Sexo; socorrer al silencio infausto con el razonamiento de Hannah Arendt, darle alas al deseo con las historias de Marguerite Duras o Virginia Woolf; desterrarme al vaho, como Alejandra Pizarnik; o hacer mi propio mundo y emular a Arundhati Roy en su papel de Dios.

No hace falta hablar de grandes personajes para abordar a la mujer. Más en mi caso, que crecí entre ellas -a falta de un padre que estaba en gringolandia - y diez hermanos que me llevaban más años. Aprendí a hacerme hombre viendo el ejemplo de mis hermanas, tías, primas. Me cansé de llorar en las ausencias y me hice fuerte en sus vidas, en sus sonrisas, reprimendas, regalos y ese no parar durante casi todo el día.

Ellas, a falta de una madre, me regalaron dos y se desvivieron por mostrarme el valor de las cosas y enseñarme que - a pesar del barrio hostil en que vivíamos - no era necesario responder a la violencia con más violencia. Aunque debo reconocer que demoré hasta hace poco en aprender la lección, y entender que a veces es mejor rodear el problema que tumbarlo.

Fue en las calles de Sáenz Peña, Zepita, Buenos Aires y Ciudad del Pescador que los ejemplos 'crecieron' mi ideario. Viendo a las señoras botar a los vagos, quitarles los 'pacos' y bañarlos. Espectando 'la menjunje preparación' del mediodía, en el comedor popular de la otra cuadra. Oyendo a mamá reclamar por los derechos de todos los pescadores de la Caja, enterándome de la chamba que hacía Esther junto a papá, u oyendo sus relatos diarios luego de sus viajes Callao-Puente Piedra-Callao de todos los días.

Esas son las primeras mujeres de mi vida, a quienes recuerdo hoy, a cien años de la primera celebración del Día Internacional de la Mujer. Su ejemplo me hace pensar en sus dificultades dentro de esta sociedad tan machista e hipócrita, tan centralista y cucufata, tan espesamente nuestra.

¿Qué ha cambiado desde los años de servilismo y esclavitud de mal llamado sexo débil, desde el incendio de la Triangle Shirtwaist Company, desde que las mujeres no podían votar o desde los refranes como "detrás de todo gran hombre hay una gran mujer", de clítoris cortados o pies vendados en Oriente? ¿Acaso hoy en día las mujeres filipinas no son explotadas por Nike?

Celebrar este 8 de marzo como estandarte de igualdad puede que esté bien, pero reflexionar más. Por ejemplo en la violencia familiar que, según la Organización Mundial de la Salud, sigue siendo la principal causa de muerte de las mujeres peruanas con edades comprendidas entre los 15 y 44 años. Más que el cáncer, los accidentes de tránsito y la malaria. ¡No jodan! Eso sin comentar los datos sobre violencia psicológica o sexual, o las condiciones de vida, su acceso a la Salud o al Empleo.

Aprendí de amigas, de amigas de amigas, de deliciosas ninfas vestidas de música, de artistas que venían con un raro moño. En su lucha, ideales, inconsecuencias y miedos. En ese peso que llevan, porque han escogido la obra al hombre. Hoy saludo a todas y las añoro inteligentes, compulsivas, trabajadoras, maniáticas, sigilosas, traviesas, orgullosas, inocentes, infieles, revolucionarias, malditas, complejas: deliciosas.

Antes de desearles feliz día, les lanzo la pregunta a todos, pero en especial a todas. Ya que muchas veces su historia y sus ficciones han sido escritas por hombres. ¿Cómo es ser mujer en Perú? ¿Qué falta para un mejor desarrollo de la mujer en el país? ¿Qué piensan del machismo y lo que acarrea? ¿Qué problemas ven como más visibles?

En fin, cuéntennos lo que se les ocurra y esperemos que en algún momento no necesitemos celebrar un día internacional de la mujer para reclamar por tantos derechos que no se cumplen, por tanta violencia e insania, por esa igualdad que en algún momento nos hará celebrar todos los días y no solo una fecha especial.


2 comentarios

Está bien que la mujer tenga la misma importancia en la sociedad que el hombre, los mismo deberes y derechos, las mismas oportunidades, el mismo reconocimiento, al final todos somos personas. Aunque se celebre, pareciera que todavía hay un sector de la población mundial que las ven como seres inferiores, dignas de manejarlas a sus antojos, maniatándolas física y psicológicamente, privándolas de pensar por sí mismasy el temor a que ellas ejerzan su Libertad como les parezca. El varón todavía no asimila toda esa carga que tuvieron que llevar las mujeres durante siglos en satisfacer los deseos del hombre y ellas a un lado de los aconteceres sociales, culturales y de trascendencia para la vida de todos nosotros. En sociedades machistas como la nuestra, donde la misma mujer es más machista que el varón, se mantienen rasgos de conducta aprendidos y que son difíciles de erradicar. Falta una propuesta a largo plazo para que se examine como vamos avanzando en materia de igualdad de géneros y se deje de lado e ignorar la presencia femenina en los más importantes temas para la vida pública del país. Es materia de autoridades, maestros y padres de familia poner en debate la insercíon femenina en este siglo que acaba de empezar, despuès de todo, ellas son la contraparte y complemento que necesitamos para una vida plena y feliz.
Saludos

Buen tema escribir sobre lo que han pasado las mujeres en especial desde tu perspectiva personal. Susana Baca me gusta pero creo que ya no canta como antes, me parece que me daré un salto por el cultural de españa. Gracias por el dato y es cierto hay que celebrar a las mujeres todos los días

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.