RSS

Muévete!

Rudy Torres

Rudy Torres

Soy periodista, blogger, melómano, chalaco y ex fumador. Me gusta el cebiche, las ‘chelas‘, el ají de gallina, escribir, conversar, preguntar, la buena compañía, la soledad, la consecuencia, caminar de noche y dar la contra. Soy el encargado de esta travesía, pero acepto rutas alternas.

Esta es una agenda nada disciplinada de actividades culturales que -debido a su carácter inestable, reflexivo y transgresor- quizás no figuren en medios oficiales. Una aventura por laberintos propios y ajenos, un paseo por el arte con vocación transformadora. Quedan invitados.

Homenaje a Armando Robles Godoy

Compartir:
arg.jpg
Dos películas peruanas prenominadas para el Oscar - En la selva no hay estrellas y La muralla verde-  se exhiben en el CCE como parte del ciclo 'Lo mejor de Godard', entre el 5 y el 7 de octubre. Son obras del recientemente fallecido Armando Robles Godoy que, junto a Sonata Soledad, deberías obligarte a verlas. La entrada es libre.

Recordar es descubrir lo que verdaderamente ocurrió
Armando Robles Godoy

"Mi primer contacto personal con la cinematografía, no solamente como público, fue en Huánuco, con mi hermano Mario. Dos años antes de eso, yo había visto en un cine club en Lima, una película sueca que se llamaba La señorita Julia, basada en la obra teatral de Strindberg, que yo ya había podido leer. Y fui a ver la película y me disgustó horrores. Estando en Huánuco, entonces, camino a Tingo María, estábamos los dos caminando por el parque, y mi hermano sugiere ir al cine, al único que había. Fuimos, y estaban dando La señorita Julia. Yo le dije que no, pero Mario es así como yo, todo grande y convincente, e insistió. Tú duerme si quieres, me decía, pero yo la quiero ver. Y la verdad es que no pude dormir. Salimos del cine los dos, pero flotando. ¡Qué cosa hemos visto!, pensábamos. Nos quedamos dando vueltas por el parque hasta la medianoche y después nos fuimos al cuarto del hotel, y seguíamos hablando de lo que habíamos visto. Fue impresionante, me dejó cojudo", contaba el maestro en una entrevista, con esa avidez y transparencia tan suyas.

Conocí a don Armando como tantos de mi generación, en aquella espectacular columna suya en El Dominical de los 80's: El lenguaje misterioso. Fue rebuscando entre sus avispados teoremas semánticos, su burlesca y atinada prosa y su infatigable sentido del humor que nacieron en mí las ganas de leer, de conocer, de escribir y saber al menos la tercera parte de ese señor omnipresente que me desasnaba cada fin de semana.

Más tarde, ya en El Comercio tendría como editora a Marcela Robles -poeta, periodista, dramaturga, dama entrañable e hija de de don Armando- y tendría la oportunidad de interactuar con esa persona que hasta ese instante se me hacía tan lejana. Esto se repitió varias veces en mis días de librero, ya sea oyendo una crítica sagaz o una lisura cachacienta.

Compraría su libro Un hombre flaco bajo la lluvia, criticaría la edición y seguiría esperando descargar por p2p La muralla verde, pero no lo conseguí, estaba muy difícil. No me cansaría de ver sus interminables charlas con Marco Aurelio Denegri. Sean de cine, sexo, lisuras o la estupidez humana. Ver su sincera frescura siempre fue reconfortante.


Todo eso sin mencionar que fue uno de los precursores  del cine peruano y que a través de su taller enseñó a gran parte de los profesionales del cine en la actualidad. No solo eso, cabe recordar que durante el gobierno de Velasco se convirtió en el artífice de la Ley 19327 (promulgada en 1,972), que favoreció al cine nacional hasta 1992, cuando fue derogado por Fujimori.

Pero sus obras están ahí -Ganarás el pan y En la selva no hay estrellas, La muralla verde, Espejismo, Sonata Soledad e Imposible amor- hablando por él y sobre él. Siempre con su particular estilo iconoclasta y transgresor, sin pelos en la lengua, pasional y sesudo a la vez. Además, ha sido finalista en varias ocasiones de las bienales de cuento Premio COPÉ y fue ganador del tercer y el segundo premio por sus cuentos "Tercer acto" (1981) y "Elipsis" (1998) Publicó tres novelas y las colecciones de cuentos: Veinte casas en el cielo, El amor está cansado, La muralla verde y otras historias, Un hombre flaco bajo la lluvia, 12 cuentos de soledad.

Múltiples veces se le preguntó por este acercamiento al arte y el contaba su cercanía a la música (estudiaba piano hasta que su padre -don Alomía se dio cuenta que no daba más) y tuvo una relación muy cercana con él, sus libros, su acercamiento a la cultura. Y claro, por mucho tiempo esto fue una sombra, en especial durante su juventud pero claro, como siempre él lo toma de forma divertida.

"Adoro la música, pero no. Cuando mi padre se dio cuenta de eso, me regaló una máquina de escribir y no me volvió a joder. Pero el contacto con mi padre sí fue muy intenso. Cuando murió, yo tenía apenas 19 años, pero igual fue una influencia muy poderosa en todo sentido, excepto en uno, que después también se arregló: el me decía que yo no tenía personalidad. Difícil para un muchacho de 19, pero, en efecto, por mucho tiempo yo fui el hijo de don Daniel. Un poco lo que le pasó también a Marcela conmigo, ella era la hija de Armando. Pero ahora no, ahora ya soy el papá de Marcela (risas)".


Y ahora sí, vayamos al punto, desde hoy y hasta el jueves pueden disfrutar del  Homenaje póstumo a Armando Robles Godoy, dentro del ciclo 'Lo mejor de Godard', en el Centro Cultural de España ( Calle Natalio Sánchez 181,  Santa Beatriz - Alt. Cdra. 6 Av. Arequipa). Las elegidas son:

Martes 5 a las 4pm.
En la selva no hay estrellas (1967, 87 min.)
Dir. Armando Robles Godoy.  Reparto: Ignacio Quirós, Susana Pardahl, Jorge Aragón.
Sinopsis: Adaptación de su propio cuento homónimo, el segundo filme de Robles Godoy narra la travesía de un aventurero que roba el oro recolectado por una tribu amazónica, pero cuya huida será el comienzo de una lucha por supervivir en la selva.

Miércoles 6 a las 4 p.m
La Muralla Verde (1969-1970, 111 min)
Dir. Armando Robles Godoy. Reparto: Julio Alemán, Sandra Riva, Raúl Martin.
Sinopsis: Película de índole autobiográfica. que narra la odisea de Mario, un hombre que lucha por obtener un lote de terreno agrícola en la selva, cerca de la ciudad de Tingo María, con el fin de radicarse allí junto a su familia para dedicarse al trabajo de colonización. Vemos diferentes incidentes de la vida de la familia, desde la llegada a la selva, los conflictos con las autoridades y diversos momentos de la vida de los colonos, hasta el trágico final.

Jueves 7 a las 5pm.
Sonata Soledad (1987, 84 min.)
Dir. Armando Robles Godoy. Reparto: Armando Robles Godoy, Mariano Querol, Marcela Robles.
Sinopsis: A semejanza de las sonatas musicales, esta película de resonancias autobiográficas consta de tres partes o "movimientos", cada una de los cuales desarrolla el tema de la soledad del ser humano en tres contextos diferentes: el tiempo, el amor y la muerte.
3 comentarios

No puede ser, justo estoy de vacaciones y leo recién esto. Ayer pude haber visto En la selva no hay estrellas, hoy de hecho me voy para allá después de almorzar proque se que suele haber cola en la casa de España. Saludos, buen blog.

He oído mucho del cine de este señor, además mi hermanon tiene su libro de cuentos. Se me ahce interesante ir a ver sus pelìculas. pasaré la voz

Me enteré algo tarde y mañana no podré. ¿Por qué ponen un ciclo así en un horario tan difícil? Mejor cobren pero pónganlas en la noche, cuando la mayoría puede ver. No entiendo quiénes pueden ir ¿los que no trabajan?

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.