RSS

Mp3 al máximo

Miguel Sánchez Flores

Miguel Sánchez Flores

Estudié Periodismo y Literatura. Alguna vez toqué el bajo en un grupo de rock. Después de dos años me di cuenta que me iba mejor escribiendo sobre música que haciéndola. Este blog es la recopilación de mis discos favoritos, pero también la constatación de un amor victorioso por la música.

Alguien dijo que si la música no existiera el mundo sería un error. Creo que no hay nada más cierto. Los rastros prehistóricos de instrumentos musicales y los millones de mp3 que se descargan en este instante lo confirman. Para quienes no pudimos ser músicos este es el más feliz consuelo.

¡Play!, Kevin, ¡Play!

Compartir:

El último disco de My Bloody Valentine (MBV), ese que muchos esperaron veintidós años, me da mucha nostalgia. Una nostalgia rara, de esas en las que es difícil diferenciar la tristeza de la alegría. En vez de posibilidades, "m b v" habla de un pasado cálido y feliz pero también oscuro y triste. Este disco es la reanudación de una vida detenida más de dos décadas.

@misanflo

mvb-cover1.jpg

Alguna vez Kevin Shields estuvo tranquilo. Más allá del ruido que siempre ha dicho que escucha en su cabeza, tenía una novia, una banda junto a ella con la que hacía la música que le gustaba y algo de reconocimiento de críticos y seguidores. A veces, cuando no estaba en Londres, se levantaba de su cama en Dublín, tal cual Stephan Dedalus, y deambula entre cafés y discotiendas sin mayores preocupaciones. Pensaba en el siguiente disco, en ese que tenía que superar todas las fallas del primero (Isn't Anything, 1988). 

Y si bien su obsesión por la perfección a veces lo absorbía, siempre tenía algún lugar donde sentirse a gusto. "En las noches, para tranquilizarme, leía libros, sobre todo de Huxley", decía sobre ese tiempo. En 1991, decidió que su segundo disco estaba listo y publica Loveless. Es un lugar común decir que es un disco que cambia todo, pero en este caso es cierto. Editado el mismo año que el Nevermind, Shields se dio el gusto de transitar por su propio camino, lleno de monólogos interiores y de vacíos inexplicables, y demostró que con guitarras y voces distorsionadas puedes también construir sentidas y enormes catedrales sonoras. Inmensas construcciones de sentido aparentemente cimentadas sobre terreno frágil, pero que vistas así de lejos lucen monumentales. 

Este tercer disco de MBV, más allá de lo anecdótico no habla del futuro, tampoco del presente. No hay denuncia, menos exhibición. El disco habla del pasado a partir del sonido. Recuerda tanto al Loveless que pareciera haber sido grabado apenas años después. Es como si aquella elipsis creativa y emocional de Shields se hubiera destrabado, por fin. Es como si luego de veintidós años el disco volviera a sonar nuevamente, a hacer play otra vez en su cabeza. Esta vez, ya sin novia, con un grupo quebrado, sin tranquilidad y recluido en su casa consumiendo kilos de televisión basura. Fue en ese espacio, en el que Kevin se dio cuenta que finalmente lo que buscaba no era el loop de la innovación constante sino más bien la continuidad de su obra, aquella que lo acercaba a su pasado. También supo que no había necesidad de buscar adelante espacios de confort, sino reencontrarse con aquellos lugares en los que había sido feliz. Es por eso que estas canciones encadenadas suenan alegres pero también tristes. 

Como postales, este disco de MBV recorre cada espacio de esa casa de juventud llamada Loveless en la que fue feliz. Sus canciones sacan lo mejor de ella y lo atesora. A veces, deambulan por el patio, ven jugar a los niños, vuelven a la cocina, al sonido del refrigerador y huyen al segundo piso donde el televisor está sintonizado en un canal de películas. Kevin, con este disco, se reencuentra con lo mejor de sí. Es como si todo este tiempo hubiera recorrido un camino para llegar al mismo lugar. Y eso reconfronta pero también entristece y deprime. 

Y si hay un momento perfecto, de esos que desarman, ese es el final. Aquella canción llamada Wonder 2 que funciona como el testimonio certero de un obseso nunca satisfecho, pero también como la confirmación de una segunda oportunidad -quizá utópica- para ser feliz. Apenas se distingue con dificultad: "I'm moving your eyes slow for you see, see all the way. And I found you something to hold you alive" ("Estoy dirigiendo tu mirada lentamente para que veas todo. Y encontraré algo que te mantendrá vivo"). Entonces, nuevamente Kevin vuelve a su casa vacía, busca alrededor, no encuentra. Se desespera. Cierra la puerta. No sabe cuánto más hay que esperar. Toma un avión y nuevamente se recluye en el silencio (o mejor dicho en el sonido de su cabeza). 

Nosotros, por nuestro lado, aguardamos con calma, con provisiones suficientes para esperar varios años más.



6 comentarios

¡Qué bueno que escriban de My Bloody Valentine!, pero algo lamentable ocurre acá. En verdad me fastidia que se comenta un error así hablando de dos discos importantes.
No entiendo por qué la necesidad de mencionar al Nevermind de Nirvana, pero en todo caso debería de hacerlo bien, ambos son discos de 1991, igual que Gish de Smashing Pumpkins, o no sé que disco seminal de Massive Attack, en el 2011 varios discos del 91 cumplieron 20 años y fueron reeditados, para que te haga las cosas más fáciles, no es tan difícil tener los hechos que se citan correctamente citados. Tan triste como que My Bloody Valentine no haya seguido haciendo discos por una obsesión con la innovación, es que la gente que "escriba" de música en el Perú sea tan poco innovadora, que no pueda dejar el eterno defecto de escribir sin revisar bien lo que escribe, como si se tratara de un redactor de crónica roja: "trágica muerte encontró la pareja en dantesco incendio" o otro cliché que se escribe en 10 segundos. No quiero sonar molesto, pero si le parece tan importante el Nevermind como para mencionarlo ¡tienes que saber que es del 91!. Kurt Cobain se murió en 1994, In Utero es del 94, de adolescente yo no era un fanático de Nirvana, pero si sabía todas esas cosas, ojalá tome a bien esta crítica, si algo debería ser diferente en el "periodismo musical" en el Perú es que tiene que ser bueno, tiene que ser de calidad, y lamentablemente está muy lejos de serlo, como le dije, no se diferencia de los demás.

Dale, Tumi, gracias por la corrección. Es verdad lo que dices y ando de acuerdo en casi todo.

Y propósito, ¿te gustó el mbv?

No es mejor que el loveless (porque no se puede superar la perfeccion), pero si es un muy buen disco
Para entenderlo, y poder apreciar todos sus matices, es indispensable escucharlo en un buen equipo a un volumen relativamente alto
Ahora que ya lo he escuchado varias veces, puedo decir que lo mejor del disco son las dos primeras y sobre todo las 3 ultimas

Hasta que Kevin Shields te obligó a escribir nuevamente XD y m b v no es ni será la obra maestra de nuestro tiempo, no revolucionará el pop pero servirá para incrementar la leyenda de MVB y le servirá a la gente que ha esperado tanto tiempo por este momento porque suena muy bien.

Tuvo q salir el disco de MBV para q vuelvas a escribir, espero no desaparezcas tanto tiempo de nuevo.
Con respecto al disco, si bien es cierto no llega a alcanzar la perfección del Loveless tiene picos muy interesantes sobre todo en la segunda mitad del disco en donde a mi parecer están las canciones que tratan de llevar el estilo del Loveless a otro nivel. Así todo, el disco mantiene el mismo feeling que su predecesor y eso, habiendo pasado más de 20 años está muy bueno en mi opinión. Saludos.

Esto va para el amigo Tumi, el disco In Utero de Nirvana se edito el 21/09/1993 y no 1994 como tu señalas,es cierto lo de MBV me parece bueno pero algo sobrevalorado,no entiendo casi nada lo que cantan Kevin Shields y Bilinda Butcher y la explosion sonica ya se habia dado antes con Velvet Underground, Big Star,Sonic Youth ;Jesus and Mary Chain que son grupos que me parecen mas interesantes que MBV,claro es un punto de vista distinto pero yo lo veo asi .Ademas por culpa de Loveless casi se va al quiebra Creation debido al excesivo presupuesto gastado en ello,si es bueno el disco pero no me parece lo mejor que he escuchado.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.