RSS

Mp3 al máximo

Miguel Sánchez Flores

Miguel Sánchez Flores

Estudié Periodismo y Literatura. Alguna vez toqué el bajo en un grupo de rock. Después de dos años me di cuenta que me iba mejor escribiendo sobre música que haciéndola. Este blog es la recopilación de mis discos favoritos, pero también la constatación de un amor victorioso por la música.

Alguien dijo que si la música no existiera el mundo sería un error. Creo que no hay nada más cierto. Los rastros prehistóricos de instrumentos musicales y los millones de mp3 que se descargan en este instante lo confirman. Para quienes no pudimos ser músicos este es el más feliz consuelo.

Jorge Drexler, belleza de lo sencillo

Compartir:
Hay una imagen que no puedo olvidar. Prince anunciando que el tema Al otro lado del río era el ganador del Oscar 2005 a mejor canción original. La cámara enfoca a Drexler nervioso, subiendo al escenario, haciendo una reverencia de súbdito a un desentendido Prince. Luego se acomoda al micro, mal alineado, y canta: "Clavo mi remo en el agua, llevo tu remo en el mío, creo que he visto una luz al otro lado del río..." Fueron los veinte o treinta segundos más honestos de toda la historia de los Oscars. Ni un agradecimiento políticamente correcto, ningún tartamudeo, solo una canción de protesta salida desde adentro de las entrañas.



Difícil explicar el por qué Drexler sobrevive a la complicada tarea de escribir y componer sobre lo trascendente de la cotidianidad sin caer antipático como tantos otros (seguro ya se imaginan a quien me refiero). Difícil también explicar cómo ha sobrevivido estoicamente en la parte oscura del negocio varios años y, a su vez, también a la presión mediática post-Oscar sin nunca traicionar su estilo y ética artística. Quizá tenga que ver con el susurro: con aquel perfil bajo de un cantautor que no necesita gritar sus secretos ampulosamente, sino que más bien se avergüenza de ellos. 

El uruguayo, ganador del Oscar a mejor canción original el 2005 en medio de polémica luego de que la organización de los premios prefiriera a Santana y Antonio Banderas para interpretar (o malograr) su tema, ha confesado que lo suyo no tiene de método, sino más bien de pulsiones. Como poeta, pero sin serlo, lo suyo siempre ha funcionado como el justo medio entre la alegría y desborde brasileños y la contemplación y arrogancia porteña.
 
Jorge+Drexler+amarlatrama5.jpg
Nacido y criado en Uruguay, tierra de Rada y ZitarrosaDrexler le confiere sencillez a las cosas difíciles. Sin pretensiones, sus canciones avanzan, como un poema (de Watanabe) escondiendo, muy en el fondo, casi imperceptiblemente una manera de entender el mundo. 

¿Cuándo algunos amigos me preguntan sobre el por qué me gusta? Siempre pienso en que esto de la música, como decía hace unos años, es algo de sentidos y no de exquisiteces. Drexler, con sus canciones, lo demuestra. Si te interesa conocer más sobre él este viernes 14 de octubre se presentará en el Parque de la Exposición del Centro de Lima y, por lo que sé, hay descuento de 15% para los que fueron al concierto de Kevin Johansen. Aún quedan entradas.


6 comentarios

Es increíble lo que gracias a ciertos prejuicios uno puede perderse.Soy un seguidor de Drexler post-Oscar.Con el revuelo de su premiación no lo quise escuchar, por prejuicio. Lo descubrí mucho después (de casuela) cuando la fiebre calmó un poco.Encontrando en sus composiciones una exquisita sencillez, una sensibilidad sin máscaras que no cae pesada. Confieso que algún día escuchando a Drexler en una combi, pensando en alguna letra, remitiendome a cierta persona, sentí una felicidad que hizo el viaje más agradable.

Drexler... el poeta de la sencillez, cosas tan simples y tan cotidianas, que su andar musical parece recitar sucesos indescriptibles...tmb lo conocí a raíz d su Óscar; y mi hno, q es superfan d él, se maleó x la (pésima) participación de Banderas y Santana, cuando él mismo debió (y claro q pudo) interpretar su canción. Como que hay protesta en su discurso, que es suyo después de todo, cuando, en lugar de agradecer a Dios, a sus padres, hizo lo que él hace: cantar. Luego luego me he puesto a escucharlo y tengo varias de sus canciones en mi archivo musical. Cuando vi la ceremonia del 2005, no me importó; no soy de los que buscan un cantante x q se ha echo fama repentina, como con un premio, o x q se acaba d morir. Sólo me acordé de él hace poco (plop, incluso pensé q era argentino x lo de la pela) y con o sin Óscar, es brillante, y le saca el carisma y el júbilo a lo coloquial, a la costumbre, a lo que es tan sobreentendido día a día que reparar en ello con detenimiento es una alegoría a la vida misma, en todos los sentidos.

Recuerdo ese momento y la emoción de decir los años posteriores (ya que muchos desconocen) cuando se habla de Drexler como pareja y padre del hijo de Leonor Watling vocalista de Marlango (grupo que recomiendo), o de músico algo caleta y se puede decir con orgullos, no, no, no, el señor Drexler ganó un Oscar con Diarios de motocicleta, y es desde luego un gran músico.
Me encantó tu entrada.

http://schaeffers30.blogspot.com/

(Narrativa peruana en Madrid)

Excelente proyeccion,tiene una combinacion de letras increible...lo pueden apreciar en mi guitarra y vos!!..excelente musicoo!!..que pena que no podre ir a verlo pero ia volveras drexler!!..y ahi staremoss!!..

lo mejor de drexler es hasta el ECO (2004), bien merecido el premio oscar. Lo que vino luego es medio flojo, aunque mucha gente recien se comenzo a interesar por el luego del oscar, ejemplo: shakira

Me parece que el mérito de Drexler está en transmitir sensaciones complejas en versos sonoros y muy bien armados, lo que ciertamente es bello pero no sencillo.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.