RSS

Mp3 al máximo

Miguel Sánchez Flores

Miguel Sánchez Flores

Estudié Periodismo y Literatura. Alguna vez toqué el bajo en un grupo de rock. Después de dos años me di cuenta que me iba mejor escribiendo sobre música que haciéndola. Este blog es la recopilación de mis discos favoritos, pero también la constatación de un amor victorioso por la música.

Alguien dijo que si la música no existiera el mundo sería un error. Creo que no hay nada más cierto. Los rastros prehistóricos de instrumentos musicales y los millones de mp3 que se descargan en este instante lo confirman. Para quienes no pudimos ser músicos este es el más feliz consuelo.

Sigur Rós, así suena el paraíso

Compartir:
El grupo islandés decidió este año, para pena de muchos, dejar de hacer música por tiempo indefinido. Su propuesta sentida y sencilla es el mejor marco para los pasadizos, citadinos y rurales, del habitat de dios. Anímate a escucharlos, no hay pierde.

sigurros.jpeg
¿Acaso la única manera de descifrar la música de Sigur Rós sea cruzando alguna autopista, perdida de Islandia, totalmente desnudos? Quizá cruzando aquella frontera la cosa se nos presente más clara y podamos descubrir el verdadero hábitat de los no contactados, aquellos que son felices con el solo contacto con la naturaleza, que disfrutan como niños del sacar música de golpetear los árboles, de pisar hojas secas o de estrellar sus cuerpos contra el agua.

Solo así se me ocurre podremos entenderlos un poquito más.

Sigur Rós para mi siempre fue un grupo difícil. Los acusaba de crear escenarios aburridos y de abusar del sintetizador para crear esas atmósferas tristes, que muchos calificaron de lágrimas de oro del mismísimo dios. Eso hasta que escuché y vi el Agaetis Byrjum, aquel suceso inesperado que los estrelló con la fama. Digo ver porque fue después de ver un par de videos que entendí un poco hacia dónde iban. Y aquella música que tenía algo de calma amarga empezó a tener sentido.

Supe así qué esperar de Sigur Rós.

Es por eso que me sorprendí cuando escuché Goobbledigook, el single de este disco. No sólo la locura de siempre presentado en un video bellísimo, sino era como si la banda islandesa hubiera despertado de aquel sueño eterno de depresión para finalmente ser felices calatos. El segundo track del disco, de título irreproducible como el del álbum, no sólo hacía confirmar ese estado de ánimo.

Sin embargo, la felicidad, parecen decir, dura poco, solo dos canciones y después es como que todo se desinflara para caer en el mismo hoyo de siempre. Se me ocurre a los Sigur Rós de regreso de aquel mundo de fantasía. Otra vez instalados en la ciudad, rodeados de atmósferas gélidas y deprimentes, víctimas de la resaca de la felicidad. Los pienso: grandiosos en la tristeza, en aquel su habitat natural.

13 comentarios

Muy tarde tu critica (2008), Jónsi ya sacó disco solista.
Y eso de "víctimas de la resaca de la felicidad", hmmm no recuerdo en que revista lo he leido.

Grupo esencial de los 2000 ... melodías celestiales y los videos q hicieron tb son geniales ... no olvidar q hicieorn una especie de documental musical llamada "Heima" ... es genial ! ... saludos

jejeje se me adelantó edgardo.

Sigur Rós es simplemente genial, hasta ahora no puedo dejar de escuchar Hoppípolla.

Buen post, pero algo corto para un grupo tan especial como Sigur Ros. Heima, su película es super buenísima.

Podriamos decir como Henry Miller

La musica es el sonido del nadador en la piscina de nuestra conciencia.

Sigur Rós tiene cosas interesantes pero por otro lado cosas insufribles.

Hippies!!

Post demasiado confuso. Miguel, esta nota creo que ya la leí antes (sé que escribes en otros blogs ocasionalmente como emepitri). Al ser autor de la misma estás en tu perfecto derecho de trasladarla parcialmente a este blog, sin embargo, ten un poco más de cuidado, pues el post original era una crítica a su último álbum (el "meo suo i eyrum..."); aquí comienzas hablando de Sigur Ros en modo general, y de un momento para otro estás hablando de los tracks del disco, y todo se vuelve incomprensible.
Bueno, y para volver al tema musical, me quedo con el Agaetis Byrjum y el Takk.

Ohh! para mi este disco es muy hermoso, pero no es le mejor. Personalmente prefiero el "( )" en donde encontramos las mejores 8 canciones que he podido escuchar de un grupo (aunque ellos no lo aceptan) de post-rock. Todos sus discos son bellos para el oido. Ojala vuelvan ha hacer musica, muchos las necesitamos, para salir del aburrimiento el cual nos condenan las radios locales y las calles limenhas.

Creo que el Agaetis Byrjum y el '( )', son los mejores... rescataría 'Takk...' también.

El último album es bueno, pero no comparable con los anteriores.

Estos chicos son unos de los primeros artistas del 'post-rock'; espero que sigan adelante y demuestren con la música otra razón más para vivir placenteramente.

Sigur Ros fue mi mayor descubrimiento musical en mucho tiempo...rozan la perfección. La música ha evolucionado.

Lamento los desaprensivos comentarios de este blog, pero bueno es parte de vivir en democracia.. Sigur Ros no es para cualquiera.
A propósito, deberían revisar posts de gente que sí sabe de música.

http://revistagatoblanco.blogspot.com/2011/10/musica-sigur-ros.html

http://mondosonoro.com/Entrevista/SIGUR-ROS/Te-Deum/1366.aspx

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.