RSS

Mp3 al máximo

Miguel Sánchez Flores

Miguel Sánchez Flores

Estudié Periodismo y Literatura. Alguna vez toqué el bajo en un grupo de rock. Después de dos años me di cuenta que me iba mejor escribiendo sobre música que haciéndola. Este blog es la recopilación de mis discos favoritos, pero también la constatación de un amor victorioso por la música.

Alguien dijo que si la música no existiera el mundo sería un error. Creo que no hay nada más cierto. Los rastros prehistóricos de instrumentos musicales y los millones de mp3 que se descargan en este instante lo confirman. Para quienes no pudimos ser músicos este es el más feliz consuelo.

Archivos Diciembre 2008

Mis 20 mejores discos del 2008

Compartir:
portishead123.jpg
Y como si no fuera suficiente con la lista de mis mejores 20 canciones, vuelvo con la de mis 20 discos favoritos del 2008. Debo confesar hasta tres cosas antes de presentar la lista: 1) haciendo el recuento he descubierto que lo que más he escuchado en el año son discos de hace más de 30 años. 2) Desde niño me ha emocionado pensar en las próximas canciones que vendrán el año que se viene y que se convertirán en mis favoritas. 3) Me divierte bastante la polémica y acusaciones que generaron el post anterior, espero que este no se quede atrás.

[...] continuar leyendo

Mis 20 mejores canciones del 2008

Compartir:
mgmt_cover1.jpg

Nunca he creído en las listas de fin de año. Menos en los famosos recuentos de "lo mejor y lo peor", pero aquí me tienen presentando las que para mí son las mejores canciones que aparecieron y he escuchado en el 2008.

[...] continuar leyendo

David Bowie - Hunky Dory

Compartir:
hunky_cover.jpg Me pregunto ¿si no es el Hunky Dory el mejor retrato de este tiempo?, un disco grabado hace casi cuarenta años. ¿Es Bowie, en la carátula, la mejor constatación de un enviado? Del semidios andrógino del mejor Fellini. A veces me da la impresión que sí.

[...] continuar leyendo

Los Fabulosos Cadillacs en Lima

Compartir:
cadillacslima.jpg
El que me duela el cuerpo hasta hoy jueves debe ser una malísima señal de mi estado físico pero también una buenísima de lo que significó el concierto del sábado pasado cuando pude, por primera vez en mi vida, ver a los Fabulosos Cadillacs en vivo. Una fiesta que ahora se me ocurre imperdible. 

[...] continuar leyendo