RSS

Movida.21

Movida.21

Movida.21

Música, bohemia y diversión. Catia Gutiérrez, Fabricio Escajadillo y Lourdes Fernández te llevarán a conocer los mejores puntos de encuentro, lugares tradicionales y alternativas de Lima que podrás tomar en cuenta para disfrutar de un buen fin de semana.

No te olvides que los jueves también estamos en la edición impresa. Y la gente de provincias también puede mandar sus colaboraciones.

Soberbio Bar

Compartir:

Nada ha cambiado en el bar Superba, en San Isidro. Setenta años después de fundado, aún continúa siendo escondite de escritores, periodistas, pintores y estudiantes de nuestra ciudad. Aquí la juerga es con boleros y valsecitos, señores. Y con su tacu-tacu más.

Por Fabricio Escajadillo.

Un sábado de estos quizá encuentres a Alfredo Bryce bebiendo vodka con tónica en la mesa tres. O a Oswaldo Reynoso brindando con pisco ante una fuente de tacu-tacu. O, incluso, al mismísimo Óscar Avilés rasgando la guitarra ante un grupo de estudiantes que no pueden salir de su sorpresa.

Las 20 mesas del Superba -Avenida Petit Thouars 2884, San Isidro- están acostumbradas a recibir lo mejor de la Lima bohemia. Las mismas mesitas y estantes que, en 1929, una familia de italianos compró para el día de la inauguración permanecen allí, burlando el tiempo.

LEGENDARIO. Es falso que el local deba su nombre a una "R" apolillada que se cayó del letrero que daba a la calle. La palabra es italiana y significa 'soberbia'. Según Kike Mondragón -mozo con 42 años en el local-, la eligieron para recordar a Génova, la ciudad donde nacieron los dueños

Cuando Kike entró a trabajar, se atendía con saco blanco y corbata michi, todas las mesas tenían manteles a cuadritos rojo/blaco y el número de cocineros doblaba al actual. Entonces, Nicomedes Santa Cruz vivía a tres cuadras y se sentaba a escribir décimas junto a la ventana. Chabuca Granda solía aparecerse en la medianoche, seguida de sus músicos, para cantar hasta el amanecer. 'Toto' Terry era infaltable los domingos: antes de ir al estadio se paraba en la puerta gritando "un tallarín, carajo". La orden, obvio, era tomada como un simple eufemismo: en realidad el futbolista se embutía, solito, "varios cerros" de tallarín saltado, junto a cinco o seis cervezas.

Incluso, hay quienes recuerdan cuando los dueños le salvaron el pellejo al humorista Sofocleto. A mitad de los 70s, él acababa de publicar un par de silogismos que dejaban mal parado al general Velasco Alvarado. Como era de esperar, esa misma noche los militares fueron a buscarlo para encerrarlo en El Sexto, pero la gente del bar lo ayudó a escapar por el techo.

"Artistas, periodistas y universitarios se sienten a sus anchas aquí, pese a que seguimos siendo un barcito tradicional, donde reina la música criolla", dice Kike mientras carga un humeante lomo saltado. Se detiene ante un grupo de estudiantes, armados de mp3 y laptops, que lo aplaude a rabiar. "Aquí no tendremos wi-fi, pero el corazón es grande. Quizá uno de estos chicos sea el próximo famoso", sonríe el mozo, alejándose a atender otras mesas.

Pasa por el Superba y prepárate a revivir la Lima de antaño. Un consejazo: siéntate junto a la ventana, pide que le suban ese volumen a los Embajadores Criollos y, canchero, cuélgate una servilleta a manera de babero. Entonces prueba el cau-cau (también conocido como 'chancleta') con la cerveza más helada que tengan. Vicio asegurado.

 

¿ALGO PARA MEJORAR? Si eres medio eticoso, no vayas: el Superba no cuenta con los servicios higiénicos mejor ventilados del mundo y algunas de sus mesitas y sillas están algo paticojas.

8 comentarios

q pasa hermano como q las mesas paticojas???? las mesas son lo mejor del lugar, junto a la cafetera, no la viste???? algo frio tu post. el superba tiene para exprimirlo más. Justo estoy viendo en canal 2 y sale Eloy Jauregui, quien si visita frecuentemente el lugar y no como Bryce q suele ir al Country, faltó un poco más de información.

Como bien habrás leído, estimado Jaime, escribí algunas mesas. Solo algunas. Eso sí: la cafetera del SUperba es una reliquia, un tesoro bien conservado y que debe haber granjeado horas de insuperable placer a los parroquianos. También son llamativas las botellas de gaseosas sin abrir, que tienen más de 40 años en el estante.

Sobre Eloy es cierto, él va, pero no lo mencioné simplemente por un tema personal: me gusta más Bryce, y me parece más importante mencionarlo. A él -el verano pasado- lo he visto entrar algo picado y bien acompañado, y sentarse en la mesa tres. En todo caso bien por tu aporte.

Gracias por comentar.

Se quedaron cortos con el RECICLAJE de este artículo, que no alcanzo recordar dónde lo leí?... alguna pista?... Todo lo que se pueda decir del SUPERBA va a quedar corto y si... un rincón memorable!!!
Saludos desde un húmedo rincón de Lima... a unas cuadras del SUPERBA.
mTo.

Qué buena memoria, malosito.

La primera versión de esta croniquita la publicamos en nuestra edición impresa el pasado 2 de julio. La idea es, de tanto en tanto, ir recordando los points que no hemos llegado a incluir en el blog. Son locales agradables como Trapiche, Directorio o Kímbara. Ya vendrán.

¿Alguna idea para visitar?

Épale!!! no fue con ánimos de molestar lo del reciclaje... -ahora si, en minúsculas- y si, una idea... de tanto en tanto, a lo largo del año se celebran unos eventos denominados "Descarga en el Barrio", organizados por Omar, Jessica e Ivonne Córdova, fijo es uno al año, por tema del aniversario; este año pude asistir y fue un tremendo rumbón a casa llena y la música de los más selecto en cuanto afrocaribe-nuyorican pueda soñarse... una delicia. Estos eventos son una especie de reunión de cófrades... familia apasionada por la música... Espero que en estos meses se de una nueva Descarga para poder disfrutar como Dios manda. Larga Vida y Prosperidad.
mTo.

el superba es un super point, ya merecìa que le den un espacio a este tipo de lugares. aconsejo visitar el queirolo y el juanitos, del mismo tipo, con casi la misma gente. buen post. cague de risa lo de sofocleto, el dato de bryce no lo sabia. ablaos.

En el año '92, esperaba a mi viejo en casa, para que nos jale (a unos amigos y a mi) a una fiesta, mi viejo llegó con unas copas de más y en el camino, recuerdo que me dijo: "Pocas veces en la vida te voy a proponer algo, hoy tienes dos opciones, una, que lleguemos a la fiesta y te juerguees, y la otra, tomarte unas chelas conmigo". Esa noche, nos llevó al Superba, comí uno de los lomo saltados más agradables, y hasta el día de hoy, cuando hay una reunión de mis amigos del colegio, recuerdan esa noche.
Mi viejo, no me volvió a proponer algo, pero yo, sigo regresando al Superba, una y otra vez.

Amigos del Perù :
Acabo de descubrir este blog y les confieso que me llena de tanta nostalgia que no puedo dejar de hacer este comentario, vivo fuera del pais desde hacen 28 años, soy un ingeniero egresado de la Escuela de Ingenieros Tècnicos de la UNI y que que ya no existe.
Pero era por lo regular un concurrente de ese bar, cerca del cine San Isidro, como a la sevillana de miraflores- junto al cine Montecarlo-, o al cuarenta voces de surquillo en fin tantos lugares que el solo recordarlos anima el espiritu.
En febrero visitarè nuèvamente Perù y si me contesta alguien, queda apuntado para un brindis, pero con Pilsen Callao.

¡ salud ! David Gonzales
curiosidades_david@hotmail.com

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.