G² & P

Ronie Bautista, 24 años, es más ‘fichero’ que ‘consolero’ y prefiere los juegos de pelea y aventura que otros géneros. Gino Alva también tiene 24, es adicto a los videojuegos, fanático del cine de terror adolescente, apasionado por el anime y el manga. Con 23 años, Gustavo Kanashiro estudió Comunicaciones,

bloguea y es vicioso hasta la médula. Pedro Rivas Ugaz tuvo un Max Play, luego un Sega Genesis, ahora un PS3. A diferencia de los tres primeros, él sí jugó Asteroids en un 'pinball' del Centro de Lima. En lo que sí coinciden los cuatro es que aseguran ganarse la vida como periodistas.

Archivos Marzo 2010

A Papá Noel no le gustan los videojuegos

Compartir:

Recuerdo claramente que cursaba el sexto grado de primaria. El Chino era uno de mis mejores amigos. Él llevaba siempre sus revistas Nintendo y me las prestaba para enterarme de las novedades. El 64 era -para nosotros dos- la consola más chévere del momento y le acababan de mandar una de Estados Unidos. Me invitaba todos los fines de semanas a jugar y yo quedé realmente fascinado al probar Super Smash Bros y Mario Kart 64.

[...] continuar leyendo

¿Quién se apunta para un 'Modern Warfare 2' de carne y hueso?

Compartir:
paintball.jpgHace algunas semanas les había contado a algunos miembros de este blog que me afanaba la idea de organizar una reunión en la que podamos llevar a la vida nuestras batallas en Modern Warfare 2. Todos ese día -éramos siete u ocho vagos- estuvieron de acuerdo con la idea y les pareció muy divertida la idea. Entonces aprovecho esta oportunidad para convocarlos -a todos sin excepción- a un encuentro de Paintball.

[...] continuar leyendo

Mis manías de 'gamer'

Compartir:
mandoBLOG.jpgLos viciosos -como los deportistas- suelen tener cábalas y supersticiones para obtener el toque de suerte que a veces se necesita, en ocasiones, para ganar. Desde pequeño he ido acumulando muchas manías y trataré de ir recordándolas poco a poco. Esta primera entrega se centra en mi autoritarismo cuando juego con mis amigos en mi casa. Cuando soy el visitante, algo tan simple como mandar al diablo a todos si estoy recibiendo una paliza se torna algo difícil.

[...] continuar leyendo