RSS

GameON

Javier Martínez Garralda

Javier Martínez Garralda
Para ser un gamer la edad no cuenta, a mis 42 años he vivido mil y un aventuras que este universo me ha dado. Cada juego nos brinda una experiencia totalmente distinta, en las que podemos viajar de época, involucrarnos en temas de conspiración o del mundo deportivo. En GameOn, brindaré las últimas novedades y análisis de títulos de este mundo del entretenimiento para que todos podamos estar al tanto las novedades que ofrece este mercado.

Analizamos el explosivo Just Cause 3

Compartir:
Square Enix y Avalanche Studios han lanzado la tercera entrega de Just Cause, la que podemos definir en una sola palabra "divertida", ya que destruir todo y liberar nuestra tierra del gobierno opresor del militar de turno no tiene precio. De esta forma, y parafraseando al grupo peruano de punk Narcosis, "Habrá que destruir para luego reconstruir", seguiremos las aventuras de Rico Rodríguez, quien es un caudillo revolucionario, y al que poco le importan los argumentos rebuscados.

La trama del juego nos ubica tres años después de la segunda entrega, en donde Rico decide regresar a su natal Medici, un archipiélago mediterráneo el cual se encuentra controlado por el poder militar, personificado por el coronel Sebastiano Di Ravello, quien busca tomar el control de la explotación de un mineral llamado Bavarium, y lograr el New World Order.

Imagen Thumbnail para justcause3c.jpg Pero aquí es donde entramos nosotros, y es que para lograr la libertad de nuestro pueblo, Avalanche Studios nos dará todas las armas disponibles con la inclusión de nuestro gancho retráctil o el wingsuit (gadget que nos permitirá planear). Así que solo tendremos que preocuparnos de hacer volar por los aires a todo enemigo que se nos ponga por delante, ya sea en algún vehículo o instalación. Argumento simple y directo. Pero aquí viene el detalle, y es que si a todo este despliegue de explosiones y poder le sumamos un motor gráfico de gran nivel, tendremos como resultado un espectáculo visual digno de los mejores fuegos artificiales.

El sistema de juego es simple y directo. Deberemos liberar zonas que se encuentran bajo el poder de Di Ravello. Lo bueno a esto es que siendo Just Cause 3 un juego open world, todas las zonas serán de libre acceso, aunque para poder acceder a algunas de estas, deberemos haber avanzado en la trama del juego. Además de esto, conforme cumplamos ciertas misiones o retos, nos permitirán adquirir nuevos detalles y armas, como también engranajes, los cuales nos permitirán mejorar nuestros equipos.

A todo esto, Avalanche Studios lo llamó Gear Mods. Pero hay que dejar en claro que Just Cause 3 no es un juego difícil de completar. Es más, si morimos en algún momento no será porque la IA del juego (inteligencia artificial) nos aceche a cada momento, sino simplemente será por errores nuestros. Pero valgan verdades, aquí el punto es tratar de encontrar las mil y un formas de como poder destruir un punto o lugar, aunque esto puede sonar algo repetitivo. Esto, a fin de cuentas, nos dará muchas horas de diversión, antes que la rutina nos gane.

justcause3.jpg Detalles aparte, Square Enix y Avalanche Studios han sumado a todo esto una estructura multiplayer asincrónica; o dicho en buen cristiano, una tabla de puntuaciones online, en donde trataremos de superar a nuestros amigos y jugadores en linea mientras cumplimos las diversas misiones que se nos planteen. Sobre su control y modo de juego, presenta una curva de aprendizaje algo elevada, aunque con el paso de los primeros minutos, podremos tomar el control sin problema alguno.

Más bien, aquí deberemos marcar un par de detalles. Y es que la versión para consolas presenta un desempeño algo bajo con relación a la PC, ya que estas presentan ciertas caídas de frame. Y el otro, son los tiempo de carga, los cuales pueden resultar ser excesivos, aunque al poder apreciar el juego en su modo ingame, ya entendemos el por qué de la demora. Just Cause 3 llega doblado a nuestro español latino, y si bien esto es genial, ha sido un poco la falta de soltura lo que hace oír sus diálogos algo plásticos. Eso sí, hay frases que nos harán soltar más de una carcajada.

Para terminar, Just Cause 3 ha resultado ser un espectáculo visual y explosivamente llamativo. Es muy divertido y sabe a lo que apunta, y aunque no goza de una trama compleja, en Avalanche Studios supieron muy bien donde poner la bala.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.