RSS

Fe de Ratas

Diego Peralta

Diego Peralta

¿Y ahora cómo me presento? Soy periodista, pero más soy una rata. Fui el autor de este blog hace más de un año atrás y ahora he regresado. La razón de mí vuelta es todo lo que tengo que decir y contar sobre el único tema que no entiendo y menos controlo: las mujeres.

Ahora a mis 34 años he decidido no hacer más hipótesis sobre ellas. Esta segunda temporada será corta. Será un ensayo literario de la ficción de mi vida. Está vez les contaré todo lo que deben hacer para no enamorarse. Tengan fe en mí. Sé que lo lograré. Tenga fe de hombres, fe de ratas…

Dos desconocidos se enamoran

Compartir:

"¿Es verdad todo lo que escribes?" Me preguntaste. Todos me interrogan  sobre lo mismo. Para qué quieren saber la verdad. La verdad nos descubre, nos devela, nos conoce. No quería que me conocieras. Y sin embargo no solo te respondí, sino que me quedé. Seguí  ahí: hablándote, mirándote y escrutándote. Tú siempre tenías una frase  aguda y una pregunta sin respuesta. Siempre una oración inocente, pero sin pudor y un dicho sin vanidad pero con una belleza inquebrantable. Y por eso no me fuí, por que no te podía descifrar.

TEJANOS2.jpg

"Estuve con un chico, pero se terminó cuando quiso una relación. Yo no quiero una relación" me disparaste, a pesar de que yo no te pregunte nada. Fue como una advertencia. "Todos queremos una relación que no sea relación. Un amor sin nombre. Un cariño sin rotulo", te dije. Sonreiste :) y seguiste hablándome.

Un día estaba caminando por él malecón y me juraste con una seguridad inquebrantable. "Nunca conocerás donde vivo, lo he decidido". Yo imaginé que caminando llegaríamos, a tu casa, a tu balcón, a tu cuarto, pero nunca llegamos, ni subimos y menos nos quedamos. Siempre estábamos bajo la misma luna, lluvia y noche, pero no sabía donde estabas.

"Te pienso mientras camino, te extraño cuando no estás", Estaba sorprendido. Una frase tan confesional, que venía de alguien que recién conocía hace un mes y que sobretodo no creía en el amor. Y fue en ese instante que yo empecé a pensar en tí como nunca. Tenía licencia para soñarte.

Estabas muy ebria en un bar de Barranco. Sola y celebrando tus 26 años. "Hoy es mi cumpleaños, esta es mi copa y esta soy yo". Yo estaba muy cerca, como para no ir: Comencé a pensar en todas las barras blancas con luz moradas que habían en Barranco. La Noche: madera. Picas: metal. Por un momento me sentía un acosador, pero , a pesar de todo, tenía sentido para mí. !Santos!: barra blanca y luz morada. "¡Feliz cumpleaños!". "¿Qué me vas regalar?". " Dime algo que no me hayas dicho". "Yo tampoco dejo de pensar en ti. Por que siempre estás, porque siempre respondes".

Poco a poco te fui descubriendo. Cada vez que nos encontrábamos sabía un poco más de ti. Lo primero que noté fue el orgullo por tu soledad. Una soledad real, tan real como la mía. Mañanas solitarias en tu balcón, noches frías frente al mar, sueños profundos en silencio, caminatas con cigarro por el malecón, cervezas en una barra solitaria. Todo siempre acompañada de tí y nada mas que de tí, hasta que yo aparecí.

Una de esas noches largas estaba en un bar en el Centro, a punto de iniciar algo más que una conversión con una chica sin rostro y te leí: "Me gusta como suena mi nombre cuando tú lo dices". y solo quedó decirte la verdad. "Tu me gustas siempre. Cuando dices mi nombre y cuando no lo dices. Cuando estas y no estás". "¿Por que? Tú no me conoces. Yo soy mala. Siempre huyo". "Entonces si eras mala ya puedes irte". "No me voy a ir". "¿Por qué?". "Porque esto me gusta. Mejor dicho porque tú me gustas". La noche había pasado y no habíamos dejado de hablar hasta el amanecer.


"Tengo miedo. No te das cuenta. Tengo miedo de ti y de todo lo que me haces sentir", Gritaste. Yo no podía creer lo que confesabas. Mientras tu me tenías miedo, a mi me emocionabas. Pero como decirte que me estaba enamorado sin la necesidad de que te sientas asustada. A la mierda las relaciones, a la mierda el miedo, a la mierda como nos conocimos, a la mierda el presentarnos y a la mierda el seguir soñando... sino te podía conocer. "Tengo miedo que te canses, que te vayas", insistió. "No me iré nunca. Tú te irás segúramente...".

"No se como decirlo, pero estoy viajando a España en este instante. En verdad perdóname. Quise verte, abrazarte, besarte. Pero en verdad si nos encontrabamos no me iba a ir. No se si debo decirlo, no se como pasó pero...Te quiero". El mensaje llegó a mi Blackberry en medio de la noche. Me quedé inmovil por uno dos, diez, veinte segundos. ¿Manejo hasta el aeropuerto? ¿Corro por donde queda su casa y grito su nombre? Me tomé el rostro como esperando que cayera una lágrima, pero me sentía ridículo. Ridículo de lo que sentía. Finalmente, ¿Quién eras? nada más que una chica que quería solo hablar. Hablar a través del chat de un celular.

Cada palabra que me dijiste fue verdad para mi. Sin un rostro de por medio para filtrar lo que sentías. Sin unos ojos llorosos cuando estabas triste, ni una sonrisa cuando te alegrabas. Nunca un abrazo cuando me extrañabas. Tampoco un beso cuando perdíamos el control. Ni una mano para tomarla y menos unos pasos para acompañarlos. Y sin embargo todo fue verdad.

Alguna vez me preguntaste: "¿Nos estaremos perdiendo de algo?". Yo sabía que si respondía que sí, quizás nunca te conocería. Y te lo dije. "Sí". "¿De qué?". "De todo. De querer, de descubrir, de vivir, de llorar, de no solo soñar, de ser reales, de ser imperfectos, de vernos, de dejar de vernos, de ser tristes y ser demasiado felices. Casi nada ¿no?". Sabía que te irías y a pesar de eso te lo dije.

Nunca te conocí, pero de alguna manera te descubrí como nadie. Descubrí tu lado cursi, tu lado tierno, tu lado dulce. El lado de la mala que no es mala. De la desconocida con nombre. De mi desconocida, finalmente.

Y a pesar de todo, y pasado el tiempo, cuando suena un mensaje en mi celular, aún creo que eres tú... dispuesta a conocerme...

Ilustración: Lowon

Habían tantas canciones...pero escogí esta:

21 comentarios

Pero que ! "vancan" hace tiempo que no leia un texto asi, mientras seguía leyendo, más intenso lo sentía. Es usted un gran escritor siga asi diego !!! e imprimiré "Dos desconocidos se enamoran" para hacerle leer a mi hermanita que la quiero acercarla a la literatura, le va a gustar ella es bien romantica, gracias diego !!! ^^

gracias por volver Diego

Increíble, tu forma de escribir y de expresar tus sentimientos, de como juegas con la confusión para describir cosas aun mas confusas..., y sobre todo el amor melancólico con el que tanto nos relacionamos, Diego... eres un trome. Todas tus publicaciones son obras de arte y no exagero...
Sigue así... !!!!! que de ahora en adelante no me perderé ningún Fe de Ratas.

Que bueno Diego que estes de regreso... no hay nada confuso, a veces las cosas no se dan como la sociedad asi lo ha descrito y lo ha narrado siempre, salirte de algunos parametros te da una percepcion distinta, te hace vivir diferente

Me parece un muy buen relato; eres un buen narrador de historias, pero casi todas me parecen muy familiares, talvés sea porque las vivi o las senti o quizas recien las voy a vivir; a esta altura de mi vida, pensando que ya madure, pienso que ya encontre a mi compañera de vida, quizás un ser sin comparación alguna en este planeta, espero vencer los miedos y los antiguos espítirus del mal que me habitan y poder ser felíz a su lado, saludos Diego desde Cusco; escribes muy bien; tienes vosquejos de la literatura de Beto ortiz( "Por Favor No Me Beses"), sin el ánimo de comparar y /o ofender.

Se ha dejado usted extrañar mucho, mucho tiempo.
primero dejame decirte que la forma de escribir tan profunda y personal que pareciera que somos amigos de siempre.
Y segundo, no nos abandones, las personas solitarias tristes y bohemias necesitamos de historias de amor y desamor.

"Me acostumbre a los mensajes de celular y aun pienso que es ella, mi princesa vampira."

Siempre me atrajo este blog, ahora creo que pasare mas seguido por aqui

Qué bien que hayas vuelto, de vez en vez te volvía a releer, espero que estés bien :)

Dibujé tu mirada con cada letra, descubrí el olor de tus cabellos con cada icono del chat, aprendí a querer con cada zumbido, y a pesar del tiempo, la distancia y que nunca sentí tu piel, aún te extraño ....
Excelente Post!
Como siempre es más que un placer leerte!
=D

Debes escribir más seguido!! ya habia olvidado lo bien que lo haces.

Escribes muy bien. En verdad felicitaciones.

me parece que te enamoraste!!... la llegaste a conocer?=)

Clau....para que sepas si la llegué o llego a conocer vas a tener que leer los próximos posts ;)

qq??? osea que hay probabilidad de q nooo la conozcas???

Siempre hay esa posibilidad :)

y si no la conoces te da igual? no puede seeeeer

Vamos Diego!!

Ser diferente tiene su precio!!
Me sigue sorprendiendo tu estilo literario....

Creo que podemos fascinarnos por una desconocida, por su belleza, por su destreza, por su despertis, por su ingenuidad, por su desafió, por las respuestas rápidas y delirantes, por una simple sonrisa.... vaya que si!!!

http://autoficcionreal.blogspot.com/
Soy un joven,, y leo tu blog seguido,,
y que bueno que regreses y escribas de nuevo,
mira por leer tus diversos post ,
tambien me dio curiosidad, de escribir mi blog y contar historias, sueños, y ficciones que suceden,,
te paso el link ( ojala tuvieras tiempo y leas mis post, y los comentes.) cualquier sugerencia y critica es bienvenida.

http://autoficcionreal.blogspot.com/


Gracias Dandy. Escribe lo que te salga y lo que sientes. Miente cuando puedas y di la verdad también. Solo tu gobiernas tu blog ;) .

.." La ficcion es mi realidad."

Te seré sincero es la primera vez que leo tu blog, me he quedado sorprendido, me que encganchado con cada historia, hasta te he robado algunas frases jajaja....ERES UN MAESTRO !!!!

No sabía que habías regresado Diego!
A ponerme al día con tus posts, regreso a tu blog justo cuando lo necesito

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.