Fe de Ratas

Diego Peralta

¿Y ahora cómo me presento? Soy periodista, pero más soy una rata. Fui el autor de este blog hace más de un año atrás y ahora he regresado. La razón de mí vuelta es todo lo que tengo que decir y contar sobre el único tema que no entiendo y menos controlo: las mujeres.

Ahora a mis 34 años he decidido no hacer más hipótesis sobre ellas. Esta segunda temporada será corta. Será un ensayo literario de la ficción de mi vida. Está vez les contaré todo lo que deben hacer para no enamorarse. Tengan fe en mí. Sé que lo lograré. Tenga fe de hombres, fe de ratas…

Y un día la conocí...

Compartir:

Tras muchos meses planeándolo estaba más que listo e impecable. Mi terno Benetton plomo, mi camisa blanca blanquisima italiana, mis zapatos en punta y pasador. Mi raya al costado y mi pelo tan peinado como cuando tenía 6 años y era mi primer día de clase. Lentes de espía para esconderme y mis gemelos en las muñecas para sentirme muy elegante. Iba sin pareja al matrimonio de mi mejor amigo. Qué importaba. Estaba solo.


SPANGLED BANNER.jpg

[...] continuar leyendo

Un engaño y una propuesta

Compartir:
Es una mañana con un sol despertador. Un rayo profundo se cuela por tus cortinas que son arrastradas por el viento que entra por el balcón. La luz me despierta. Yo casi desnudo con un pie afuera de la cama, busco el frío en el piso y el calor en tu cuerpo. Tú sigues durmiendo. Cabeza al lado y con los ojos bien cerrados.


BAJO EL SOL DE LA VENTANA.jpg

[...] continuar leyendo

Probabilidad, destino y casualidad

Compartir:
Yo hace mucho tiempo ya no espero la casualidad de mi vida. Ya no paseo por bares buscado a "La Chica", ni me esperanzo que alguien me presente a una amiga que sea mi próxima enamorada. Tampoco camino por la calle buscando la mirada de una mujer a la vuelta de una nueva esquina. Ni quiero hallar, en una conversación con una chica, coincidencias inocuas como haber nacido el mismo día y tener el mismo grupo de rock favorito. Ya no creo en el destino y menos en los predestinados.

NOSTALGIA CUADRO.jpg

[...] continuar leyendo

Solo baila conmigo

Compartir:
Echado en este camastro viejo miro el techo descascarado, me tomo el corazón y busco su rostro. Sus ojos negros, su cabello negro, sus labios negros. Estaba enamorado. Por primer vez estaba enamorado. Ya tenía 30 años y recién descubría que era esa sensación, y sin embargo, no tenía la menor idea de como demostrarlo. Nunca en mi vida había hablado mas de cinco palabras seguidas con una mujer, que no fuera mi mamá, mis cuñadas o mis sobrinas. .

GUARDA LE GAMBE.jpg



[...] continuar leyendo

Más que un beso

Compartir:
Estoy en un café. Un cigarro en mi boca, musical ambiental gracias a mi Ipod, mesa en la calle, lentes 'Rayban' negros muy oscuros. Supuestamente estoy absolutamente relajado, pero debajo de la mesa está mi verdadero yo. Mi zapatilla repunta la vereda, mientras mi mano teclea mi rodilla llevando el ritmo de la música. Mis ojos miran al horizonte buscándola sin parar. Alta y cabello castaño. Todas en esta ciudad son así. Mis sobresaltos son cada 30 segundos. Pero mi mayor nerviosismo es que, a pesar de haberlo hablado tanto, aún dudaba en besarla.

SECÁNDOSE AL SOL.jpg

[...] continuar leyendo

Dos desconocidos se enamoran

Compartir:

"¿Es verdad todo lo que escribes?" Me preguntaste. Todos me interrogan  sobre lo mismo. Para qué quieren saber la verdad. La verdad nos descubre, nos devela, nos conoce. No quería que me conocieras. Y sin embargo no solo te respondí, sino que me quedé. Seguí  ahí: hablándote, mirándote y escrutándote. Tú siempre tenías una frase  aguda y una pregunta sin respuesta. Siempre una oración inocente, pero sin pudor y un dicho sin vanidad pero con una belleza inquebrantable. Y por eso no me fuí, por que no te podía descifrar.

TEJANOS2.jpg

[...] continuar leyendo

El amor sí es para siempre

Compartir:

"Anda a comprar", me dijo. Yo no quería ir. Él me miró desde su cama y me  pidió que me acerque. "Estoy bien Negrita", me susurró con esa voz que tanto extrañaba. "Solo quiero una CocaCola". Sonrió como la primera vez  que lo vi en el bus. "Estoy bien. Yo siempre estaré aquí".

CHICA+LEYENDO2.jpg

[...] continuar leyendo

Me voy

Compartir:

Este post no tendrá palabras complicadas ni rimas manidas. Tampoco tendrá exquisiteces narrativas. Solo es un post sincero. Señores, me voy. Me voy de este blog. Ya no tengo fe. Ya no soy tampoco una rata. Este será mi último post.


UNDERWOOD.jpg

[...] continuar leyendo

Perdón

Compartir:

Esta es una carta abierta para ella. Ella, esa persona sin nombre que es una y es ninguna. Que es ella y que es muchas. Un mail que se lo debía. Una carta que jamás fue entregada. Una carta que ya no es carta sino una extraño y largo perdón Una carta que quizás sí es carta, pues sí tiene destino.

LECTORA EN EL AIRE.jpg

[...] continuar leyendo

¿Y tú quién eres?

Compartir:
HACIA EL ABRAZO.jpg
Caminaba como cualquier día. Sin rumbo. Sin nada que pensar. Sin nadie en quien pensar. Solo, absolutamente solo. Una de esas caminatas que no te llevan a ningún sitio. Esas caminatas en que cuentas tus pasos. En esas que juegas a no pisar las rayas de la vereda. 536 pasos y 274 rayas después llegué a ese parque que da al mar. Me senté en esa banca rota que siempre me encontraba cuando estaba extraviado. Uno, dos, tres intentos y el encendedor prendió. Cinco cigarros después me dolía la garganta. Cinco cigarros después apareció él.

[...] continuar leyendo