RSS

Crónicas Marcianas

Carlos Chávarry

Carlos Chávarry

Aunque no solo serán pequeñas crónicas: también se publicarán reportajes y entrevistas sobre personajes y lugares que pasan desapercibidos. Donde lo que importa no es lo más miserable o lo más sensacionalista, sino lo que no necesariamente llama la atención. Sobre lo que hacemos y soñamos: lo que somos.

En otras palabras, lo que ocurre desde lo cotidiano: precisamente lo que casi nunca es noticiable. Pero que cuando se dice, sin embargo, resulta extraño, complejo. Por eso, si tienes alguna historia qué contar –por inactual o banal que parezca–, hazlo aquí. Porque hay cosas que si no se cuentan, nunca las entenderemos.

Exige dignidad

Compartir:

Hugo Relva, consejero jurídico de Amnistía Internacional, explica por qué son necesarios los derechos humanos, por qué los jefes de Estado deben ser juzgados por sus crímenes, y por qué la pena de muerte no mejora al mundo. Y lo explica desde la experiencia de su organización, que este mes cumple 50 años de activismo.

Amnesty-International-Pos-019 ED.jpg


            Hace medio siglo, dos estudiantes portugueses fueron sentenciados a siete años de prisión solo por haber hecho un brindis por la libertad que no tenían en su país.
            Era 1961: el año en que Estados Unidos rompió relaciones con Cuba, el año en que los Beatles tocaron por primera vez en Liverpool, el año en que Yuri Gagarin se convirtió en el primer hombre en viajar al espacio.
            Ese mismo año, un abogado inglés escribió en su columna de The Observer sobre los estudiantes portugueses: «Abres el diario cualquier día y encuentras la historia de alguien que ha sido detenido, torturado o ejecutado solo porque su opinión o religión resultan inaceptables para su gobierno. Y entonces uno siente la enfermiza sensación de la impotencia. Pero si esa sensación se pudiera convertir en una acción colectiva, algo efectivo podría realizarse».
            El abogado se llamaba Peter Benenson y con ese mismo artículo inició una campaña por los prisioneros de conciencia. Una campaña que rebotó con acogida en periódicos de todo el mundo y que lo llevó luego a formar una organización.
            Era 1961: el año en que Ernest Hemingway se suicidó, el año en que los Beach Boys editaron su primer disco, el año en que el presidente dominicano Rafael Trujillo fue ajusticiado.
            Ese mismo año, Benenson promovió Amnistía Internacional.

                                           *****

─En el informe anual de Amnistía Internacional 2011 se lee que en 157 países se violan los derechos humanos. ¿No es un panorama muy triste?
            ─Prácticamente en todos los países del mundo se violan los derechos humanos: en algunos hay más casos y en otros menos. Pero también hay un soplo de optimismo y esperanza por lo que ocurre en Oriente Medio y el norte de África. Porque allí los reclamos no son por una cuestión de integrismo religioso o un sistema político caduco: son por derechos para poder expresarse libremente y demandar mejores condiciones de vida.
            ─¿Influyen las redes sociales en este fenómeno? China no permite que AI sea googleado, por ejemplo...
            ─Sí, porque a través de las redes cualquiera puede comparar su situación. Y no es casualidad que estos sucesos estén ocurriendo en países con restricciones de Internet. La gente no aguanta más vivir en regímenes represivos. Los jóvenes que navegan en Internet se preguntan por qué ellos no pueden expresar sus ideas, por qué no pueden disentir, por qué no pueden protestar contra su gobierno. Esto no ocurría hace 20 años.
            ─Ustedes suelen mostrarse contrarios a la pena de muerte. Pero en el Perú, cada cinco años, a los candidatos presidenciales se les da por decir que están a favor de la pena de muerte. Quizá esta vez no se haya dado el caso, pero Alan García lo mencionó al comenzar su mandato. ¿Tanto convoca esa propuesta políticamente?
            ─La pena de muerte es una violación de los derechos humanos, y cuando el presidente dijo eso, sabía muy bien que no había la menor posibilidad de imponerlo en el Perú: que el costo político de retirarse de la Corte Interamericana lo hacía inviable.
            ─¿Pero qué ocurre si son los mismos ciudadanos los que reclaman la pena de muerte ante cada noticia atroz de los medios?
            ─Siempre que uno se entera de un crimen horroroso ─la violación de un niño, por ejemplo─, la reacción instintiva es de rencor y venganza y por eso hablas de la pena de muerte. Más aún si eres familiar de quien acaba de sufrir: es natural que lo sientas así. Pero no nos podemos regir de esa forma, sobre todo porque no se puede poner la justicia en manos de las víctimas o sus familiares. Si hiciéramos eso, estaríamos perdidos. Pedir la pena de muerte es un retroceso terrible.
             ─¿Un presidente de la república no debería avalar esa propuesta?
             ─Eso es decepcionante. El rol de un estadista debería ser inducir a su población a humanizar las penas, y humanizar no significa aminorar la severidad de las sanciones sino disminuir en algo la violencia dentro de la sociedad. Además, todo Estado debe hacer que nos comportemos conforme a la ley, porque si no lo hacemos nos atenemos a las consecuencias. El problema es cuando el Estado alienta ese tipo de comportamientos, y eso es lo que ha ocurrido en el Perú.
              ─¿Y entonces qué debería hacer un verdadero estadista?
              ─Que apenas iniciado su gobierno dijese que la pena de muerte en este país no es factible y que el Estado peruano renuncia a dar muerte a cualquier ciudadano. Porque en realidad no tiene la potestad de hacerlo bajo ninguna circunstancia. En el mundo entero, esa pena ya casi se ha convertido en una medida impopular.

                                           *****

Dieciséis años después de que Benenson le diera forma, Amnistía Internacional recibió el Premio Nobel de la Paz. Para ese entonces su lucha ya se había hecho famosa: sus causas más conocidas son las de Nelson Mandela, Vaclav Havel -un político checo que terminó siendo presidente de su país en dos ocasiones- y Adolfo Pérez Esquivel, el pacifista argentino enfrentado al general Videla.
            Hoy, la organización no puede entrar en China, Cuba y Corea del Norte: se lo tienen prohibido. Pero igual se las arregla para trabajar con activistas de esos países, aún cuando enfrentan amenazas.
            Su modo de denuncia: peticiones por redes sociales, cartas a los gobiernos, visitas a los afectados, reuniones con los mandatarios y ministros. Por lo general son recibidos: lo ideal es que los terminen escuchando. Así es como siguen denunciando los miles de casos de violaciones de derechos humanos por todo el mundo.
            Por ejemplo, casos como el de Liu Xiaobo, el Premio Nobel de la Paz 2010 que sigue encarcelado por su activismo en China.
            O casos como la matanza en el penal de El Frontón durante el régimen aprista o los crímenes del Grupo Colina y las esterilizaciones forzadas durante el gobierno fujimorista.

                                           *****

─¿Qué significado tiene para un país los juicios a un ex jefe de Estado?
           ─Es extraordinario. Cuando se demuestra que un jefe de Estado no es intocable se refuerza un mensaje: que nadie está exento de la ley. Yo he leído referencias al juicio de Fujimori en varias sentencias de América Latina que emulan el razonamiento del Perú: el de atribuir responsabilidad penal a un jefe de Estado solo por el mero hecho del mando. Porque nadie le imputó a Fujimori que él mismo haya secuestrado o asesinado a personas o que siquiera lo haya ordenado. El razonamiento no va por ese lado. Pero si tú permites que exista un pelotón paramilitar y sabes que comete crímenes y no lo detienes, y si por el contrario condecoras a sus miembros, los asciendes y les aumentas el salario, entonces significa que tiene tu anuencia.
            ─¿Y qué significa matanzas de reos como lo de El Frontón?
            ─Me llama la atención que a más de 25 años de eso, la justicia peruana aún no haya sido capaz de determinar quién ordenó el ataque, quiénes ejecutaron las órdenes, quiénes fueron los cómplices. Y eso es una burla, porque las personas que fueron ejecutadas extrajudicialmente luego de rendirse también tenían derechos, y sus familiares también tienen derechos para saber quiénes son los responsables de esas muertes.
             ─¿Los que han cometido crímenes y purgan prisión no pierden sus derechos?
             ─Los derechos humanos pertenecen a todas las personas: a los buenos y a los malos, a los ricos y a los pobres, a los que tienen pensamiento de derecha y a los de izquierda. Pertenecen incluso a los que no parecen humanos, a aquellos que invocan a la muerte o las guerras. Cuando Amnistía Internacional se pronuncia por los derechos de los reos de El Frontón, no está expresando un acuerdo por sus ideas personales o sus delitos, ni debate si eran inocentes o culpables: lo hace porque no merecían haber sido ejecutados luego de haberse rendidos.
             ─¿Las condiciones de vida en las cárceles también es una violación de los derechos humanos?
             ─Por supuesto. Tener el penal de Challapalca a más de 4,600 metros de altura es un ejemplo. Uno se pregunta: ¿Cómo accede un médico a ese lugar? ¿Cómo acceden las familias? En el mundo no hay prisiones a esa altura. No estamos diciendo que los reclusos sean inocentes: quizá merecen su castigo pero en condiciones humanas. Esta no es la Edad Media.
             ─Pero se cree que las penas severas hacen que los criminales se disuadan de sus fechorías...
             ─No funciona así, está comprobado que no hay ninguna relación entre la amenaza de la sanción y los que delinquen. Uno podría pensar: «Duplico las sanciones para que disminuyan los delitos», pero los criminales o delincuentes no están pensando en cuántos años de cárcel tendrá su trasgresión. Lo mejor sería preguntarse cuáles son las razones para que haya ese aumento de criminalidad, qué es lo que está motivando todo eso. Es más, ni en los países con pena de muerte -Estados Unidos, Japón, algunos países árabes- la gente se comporta mejor que en otros países donde no la hay.
              ─Aparte que en nuestro país tenemos un Poder Judicial en el que primero te encierran y luego demuestran tu inocencia...
              ─Que el poder judicial sea un sistema falible ya es una muestra de que no debe existir la pena de muerte, porque aún de buena fe un tribunal puede equivocarse. Si además le das esa prerrogativa de imponer la pena de muerte, ¿cómo enmendar un error en ese caso?

                                           *****

 En América Latina, el nombre de la organización suena paradójico: la búsqueda de justicia de Amnistía Internacional muchas veces va en contra de las leyes de amnistía.
            Como las amnistías hacia presidentes y militares asesinos, por ejemplo.
            Para mantener su legitimidad, AI defiende su independencia económica y política: el 90% de sus fondos proviene de donaciones de activistas. El 10% restante es de proyectos autofinanciados con fundaciones como conciertos y exposiciones -U2, Picasso y Botero en algún momento les han dado la mano-.
            Amnistía Internacional tampoco acepta que ningún Estado le ofrezca dinero que no sea destinado para educación en derechos humanos: nunca para campañas ni investigaciones.
            De allí su reputación en los últimos 50 años.
            La misma que le ha permitido lograr la excarcelación de miles de reclusos inocentes.
            La misma que ahora le permite llevar el lema de «Exige dignidad».

                                           *****

En el Perú cierta prensa y ciertos políticos suelen hablar mal sobre las ONG's, los derechos humanos y los activistas, pero nunca proponen algo mejor. ¿Por qué lo hacen?
            ─Yo solo sé que el activismo enriquece la vida en sociedad: mientras más fuerte sea la sociedad civil, más desarrollado será el país, porque la población se abre a temas de derechos humanos, a derechos sexuales y reproductivos, a temas de medio ambiente. El hecho de que la autoridad y las políticas del Estado sean cuestionadas por los ciudadanos es para hacer mejoras en el sistema: así se corrigen abusos y se demanda más a los gobiernos. Se fiscaliza.
            ─Pero hay quienes piensan que en esta época somos más conformistas y que no nos involucramos mucho en lo que ocurre...
            ─Eso es relativo. Te pongo un ejemplo: cuando estoy en mi casa y me cepillo los dientes, suelo dejar el grifo abierto. Entonces viene mi hija pequeña y lo cierra y me reprende: «Papá, estás desaprovechando el agua». Yo me quedo sorprendido porque claro, no fui educado de esa manera, pero es que ahora existe más conciencia sobre la falta de agua. Lo mismo, cuando estoy a la computadora, mi hija me dice: «Papá, ¿tienes necesidad de imprimir todo lo que te mandan?». Y es que hablamos de otras generaciones, y por eso mismo quizá haya un modo de reaccionar distinto: un replanteamiento de preocupaciones más sintonizado con nuestros tiempos.

 

amnistia 1 - ED.jpg

Amnistía Internacional: Brindis por la libertad.
En simultáneo con más de 60 países del mundo y para celebrar su medio siglo de activismo, este sábado 28 de mayo la organización realizará una serie de actividades artísticas en el Parque Municipal de Barranco. Hora: desde las 6:30 p.m. Ingreso: libre, por supuesto.


13 comentarios

Que descarados!! Y por qué entonces guardan silencio en relación a la operación de ejecución extrajudicial de Bin Laden???
Allí estaba de manifiesto la intervención personal del presidente de EEUU y allí sí hubo un premio al comando que ejecutó la orden manifiesta, mientras que acá se hizo suposiciones y mentiras sin ningún sustento por hechos similares que no fueron probados pero por los cuales un juez corrupto juzgó a un estadista por venganza.
Esta ONG del MAL no tiene ninguna dignidad!!!!
También se inhibió de acusar a Scotland Yard cuando ejecutó al brasileño De Menezes por "parecer un terrorista".
Tampoco han dicho nada respecto a la pareja de ancianos encarcelados por un falso testigo!!!
El mismo juicio a Fujimori estuvo plagado de falsos testigos!!
A nadie le constaba la veracidad de las delirantes acusaciones de la fiscalía que se valió de recortes con historias publicadas por un pasquin rojo que tiene vinculaciones con el terrorismo.
No era la primera vez que el corrupto juez CSM sentenciaba a un inocente por unos chismes:
http://ir.pe/chismejuez

Comunicación de AI sobre muerte de BIN LADEN:
PREGUNTAS SOBRE LA OPERACIÓN CONTRA OSAMA BIN LADEN
4 mayo 2011
Amnistía Internacional ha pedido hoy a las autoridades pakistaníes y estadounidenses que aclaren algunos aspectos de la operación llevada a cabo en Abbottabad en la que murió Osama bin Laden.
La organización ha solicitado en concreto información sobre la situación y el paradero de las personas que se encontraban con Bin Laden y las circunstancias en que se produjo su muerte.
“Hemos solicitado información a las autoridades pakistaníes y estadounidenses sobre cuántas personas se encontraban en la propiedad en el momento de la operación, qué les sucedió y, más concretamente, cuál es la situación y el paradero actual de los sobrevivientes”, ha manifestado Claudio Cordone, director general de Investigación de Amnistía Internacional.
Según informes atribuidos a funcionarios de los servicios de inteligencia pakistaníes, en el momento del ataque llevado a cabo por fuerzas estadounidenses había 18 personas en la propiedad de Bin Laden.
Funcionarios estadounidenses han manifestado que cinco personas murieron y dos mujeres resultaron heridas —una de las cuales fue identificada como esposa de Bin Laden— y que al finalizar la operación se dejó a las mujeres heridas en la propiedad en compañía de al menos seis niños.
El 3 de mayo, Leon Panetta, director de la CIA, afirmó que las fuerzas estadounidenses tenían autoridad plena para matar a Osama bin Laden, pero que si se hubiese entregado lo habrían detenido.
La Casa Blanca ha manifestado que Osama bin Laden iba desarmado, pero se resistió a la captura.
“Dado que iba desarmado, no queda claro cómo se resistió a la detención ni si se trató de capturarlo en vez de matarlo”, ha señalado Claudio Cordone.
“Amnistía Internacional considera que, si Osama bin Laden iba desarmado y no representaba una amenaza inmediata, las fuerzas estadounidenses debían haber tratado de capturarlo vivo para someterlo a juicio.”
Osama bin Laden reivindicó la autoría de actos terroristas que constituyen crímenes de lesa humanidad y ha impulsado a otros a cometer actos similares. Los autores de tales actos deben ser enjuiciados conforme al derecho internacional.

DECLARACIÓN PÚBLICA SOBRE MUERTE DE DE MENESSES

Reino Unido: La necesidad de garantizar un examen público y exhaustivo exige que siga adelante la investigación del pesquisidor sobre la muerte de Jean Charles de Menezes
5 de dicembre de 2007

Hoy, 5 de diciembre, Amnistía Internacional ha instado a que se reanude sin más dilación la investigación del pesquisidor (coroner) sobre la muerte de Jean Charles de Menezes y a que se dote al pesquisidor de facultades lo suficientemente amplias como para asegurar que se saca a la luz información crucial sobre las circunstancias que rodearon la muerte de este joven brasileño.
A principios de diciembre de 2007, el pesquisidor celebrará una vista preliminar para examinar la cuestión de si es preciso seguir adelante con la indagación. Amnistía Internacional considera que es esencial que ésta se lleve a cabo.
Ni la investigación llevada a cabo por la Comisión Independiente para las Denuncias contra la Policía ni el juicio recientemente concluido contra la Oficina del Director de la Policía Metropolitana por infracciones de la legislación sobre salud y seguridad en el trabajo han hecho posible que los familiares de Jean Charles de Menezes hagan sus propias preguntas sobre las circunstancias en las que este joven que no portaba armas fue muerto a tiros por agentes de la Policía Metropolitana a borde de un tren del metro de Londres en julio de 2005.
La familia de una persona muerta en circunstancias como éstas tiene derecho, en virtud de las normas internacionales de derechos humanos, a participar en la investigación sobre la muerte. Una investigación del pesquisidor permitiría que los familiares de Jean Charles de Menezes participaran en las actuaciones como parientes más cercanos de la persona fallecida, participación que el enjuiciamiento por infracciones contra la legislación sobre salud y seguridad, por su propia índole, no podía permitir.
Además, el jurado pesquisidor podría no solamente pronunciar un veredicto sobre la causa de la muerte de Jean Charles de Menezes sino también armar el relato del “cómo, cuándo y dónde” de dicha muerte. En el reciente juicio, por contraste, lo único que se pidió al jurado fue que adoptara una decisión sobre la cuestión relativamente restringida de la responsabilidad penal de la Oficina del Director de la Policía Metropolitana por una infracción de la legislación sobre salud y seguridad que no se relaciona directamente con la muerte de Jean Charles de Menezes sino con los riesgos que planteó para la salud y seguridad públicas la operación que culminó con la muerte del joven.
Por consiguiente, la investigación del pesquisidor podrá sacar a la luz información sobre todas aquellas circunstancias de esta muerte que no se hicieron públicas durante el juicio. El pesquisidor podrá escuchar las declaraciones de testigos clave que no fueron citados durante el juicio, como los agentes que abrieron fuego y los pasajeros que se hallaban en el vagón del tren cuando se efectuaron los disparos.
Amnistía Internacional ve con preocupación el hecho de que al principio la Policía Metropolitana haya tratado de impedir que la Comisión Independiente para las Denuncias contra la Policía llevara a cabo una investigación sobre la muerte de Jean Charles de Menezes. El hecho de que la Policía Metropolitana retuviera el control de la investigación en la crítica fase inicial va en contra de la obligación que impone el derecho internacional de que tales investigaciones corran a cargo de un órgano independiente del órgano al que pertenecen los responsables de los disparos.
A la luz de este motivo de preocupación, así como de otras cuestiones planteadas en el informe sobre la investigación de los sucesos publicado recientemente por la Comisión Independiente para las Denuncias contra la Policía, Amnistía Internacional considera esencial, tanto para la familia de Jean Charles de Menezes como para la opinión pública en general, que los sucesos que culminaron con la muerte de este joven se sometan al máximo grado posible de escrutinio público independiente. La investigación del pesquisidor es una manera de garantizar dicho escrutinio, y debe permitirse que siga adelante sin dilación.

Información complementaria
En septiembre de 2006, el pesquisidor que preside la investigación sobre la muerte de Jean Charles de Menezes accedió a la solicitud de la Fiscalía General de la Corona de que se aplazara la investigación hasta que concluyera el juicio contra la Oficina del Director de la Policía Metropolitana.
Amnistía Internacional se opuso a esta decisión por considerar que ocasionaría un retraso innecesario y desproporcionado de la investigación del pesquisidor y agravaría la angustia y el sufrimiento de la familia de Jean Charles de Menezes.
Pese a ello, la investigación se aplazó. Al concluir el juicio contra la Oficina del Director de la Policía Metropolitana, el pesquisidor tiene ahora la obligación, en virtud de la Ley sobre el Pesquisidor de 1988, de examinar la cuestión de si debe reanudarse la investigación “si en su opinión hay causa suficiente para hacerlo”. El inicio de la vista preliminar en la que se estudiará esta cuestión está previsto para el 7 de diciembre.

Para más información, véanse: Reino Unido: La muerte de Jean Charles de Menezes necesita someterse a un examen público y completo (Índice AI: EUR 45/018/2007),
http://web.amnesty.org/library/index/eslEUR450182007?open&of=esl-GBR, y Reino Unido: El homicidio de Jean Charles de Menezes(Índice AI: EUR 45/015/2006), http://web.amnesty.org/library/index/engeur450152006.

Es resaltante ver un doble estándar en el tratamiento de A.I. hacia Fujimori en "Pero si tú permites (sic) que exista un pelotón paramilitar y sabes (sic) que comete crímenes y no lo detienes (sic), y si por el contrario condecoras (sic) a sus miembros, los asciendes y les aumentas el salario, entonces significa que tiene tu anuencia (sic)." respecto al tratamiento hacia el gobierno de E.U.A. cuando se afirma que "El 3 de mayo, Leon Panetta, director de la CIA, afirmó que las fuerzas estadounidenses tenían autoridad plena para matar a Osama bin Laden [...] “Dado que iba desarmado, no queda claro cómo se resistió a la detención ni si se trató de capturarlo en vez de matarlo”, ha señalado Claudio Cordone". Claramente no hay acusación contra el gobierno de E.U.A. pero contra Fujimori sí la hay.
En el otro caso "Amnistía Internacional ve con preocupación el hecho de que al principio la Policía Metropolitana haya tratado de impedir que la Comisión Independiente para las Denuncias contra la Policía llevara a cabo una investigación sobre la muerte de Jean Charles de Menezes" tampoco hay condena de AI por esa ejecución extra-judicial ni se utilizan términos similares a los que se emplean para referirse a las acusaciones contra Fujimori.
Peor aún, "Amnistía Internacional se opuso a esta decisión por considerar que ocasionaría un retraso innecesario y desproporcionado de la investigación del pesquisidor y agravaría la angustia y el sufrimiento de la familia de Jean Charles de Menezes." A.I. no expresa que se trate de una violación de DDHH ni acusa al Primer Ministro del Reino Unido por este crimen.
En ambos casos (E.U.A. y Reino Unido) hay escepticismo y toma de distancia de AI evitando formular alguna acusación, a diferencia del caso de Fujimori.
Eso es Doble moral señores.

Ya pues Carlitos es bueno que escribas pero mejor sería que pongas tus pies en la tierra y veas el panorama real. A principio de los años 80 surgió un grupo terrorista que asolaba el país y mataba indiscriminadamente, cada día los periódicos indicaban sobre policías muertos o colgados de postes en las ciudades, militares emboscados en las carreteras, muertes de personalidades a manos de los terroristas. Esa era la realidad y en los 90s para luchar contra esta plaga terrorista se plasmó una estrategia de inteligencia y por eso es que durante esa década hubo menos bajas que en los 80s.

Ahora que menciones la Cantuta, pues estos jóvenes eran una tira de terroristas y en esto debo mencionar que en la zona de Ñaña, Chosica y Chaclacayo hubo mucho movimiento senderista. En el caso de Barrios Altos, si inteligencia indicaba presencia de subversivos en la fiesta que querías... que fuera el serenazgo o la policía para que los agarren con armas de guerra??? Por favor pies en la tierra.

Es extraño pero aún no veo organizaciones de derechos humanos preocupándose por los derechos de las personas que son víctimas de la delincuencia o del pandillaje o de la corrupción o que tienen bajo nivel de vida y educación. En realidad las organizaciones de derechos humanos más parecen organizaciones de derechos terroristas.

También me pregunto porque Amnistía Internacional se pronuncia sobre la muerte de Osama Bin Laden y no se pronunció respecto al ataque terrorista del 11 de Setiembre del 2011 en apoyo de los caídos.

Hola, Gabriel, entiendo tu perspectiva y desde tu perspectiva te responderé.
¿Qué ocurre si un día te detienen y sin decirte nada te disparan? ¿Qué pensarías de que, en el hipotético caso de que fueras inocente, te asesinaran sin darte el derecho a decir algo? AHora, y si no fueras tú y quizá sea tu hermano, tu madre o tu hijo, ¿no sentirías algo de indignación que ni siquiera pudieran haber tenido el derecho a dar su argumento, así hayan confesado luego sus culpas?
No hablamos de inocentes o culpables: hablamos de un sistema que te asesina sin importar si eres inocente o culpable.
Las palabras claves: sin importar.
De un sistema que no necesita llevarte a juicio ni hacer preguntas.
De un sistema que un buen día decide que eres el próximo a matar, hayas o no hayas hecho nada.
Hablamos del respeto a la vida, el derecho elemental.
Curioso que menciones lo de La Cantuta y lo de Barrios Altos, pero no digas nada que en este útimo también se ejecutaron a niños.
En la entrevista, Amnistía Internacional dice claramente que ellos no juzgan ni valoran los pensamientos de los encarcelados -que bien podrían ser asesinos- ni definen si realmente son culpables o no -eso lo hace un tribunal-: simplemente buscan que haya condiciones humanitarias de trato con los detenidos. Si en el camino se comprueba que son inocentes, mejor.
Parece que así como hay un error de lectura textual sobre la entrevista a AI, así también hay un error de lectura de la historia, de lo ocurrido hace apenas unos cuantos años. Quizá sea por la notoria y evidente estrategia de una parte de la prensa interesada en desinformar o minimizar los hechos.
Creo que la frase de "poner los pies sobre la tierra" significa algo así como "poner las cosas en su lugar", "aceptar las cosas tal como son", "es la dura y simple realidad", "eso no va a cambiar, siempre será así". Pero te pongo otro ejemplo más: ¿Qué hubiera pasado si hace 50 años las mujeres hubieran aceptado que ellas no tenían derecho al voto porque nunca antes habían votado y las cosas siempre fueron así? Quizá ahora no tuvieras la oportunidad de ver a una mujer en las elecciones presidenciales, ¿no te parece? Una señora por la que quizá incluso pienses votar.
Otro ejemplo a la inversa: un criminal de la talla de Hitler -gobernante de un país, para más señas- también creía estar poniendo los pies sobre la tierra al "poner en su lugar" a los judíos. Y ya sabes hacia dónde conducen pensamientos de ese tipo: al fascismo.
Pacificar un país no significa aterrorizar a una buena parte de la población -en especial, provincianos- con métodos de tortura y crímenes extrajudiciales. Esa es la alternativa fácil y rápida, pero criminal.
Es obvio que a un grupo de terroristas-fanáticos-asesinos no les puedes hacer entrar en razón con solo palabras. Pero si se supone que tú tienes la razón, o como mínimo la posibilidad de respetar la vida -tanto de inocentes y culpables-, ¿debes también convertirte en asesino? El Estado tiene la responsabilidad de proteger a sus ciudadanos -aún los locos y violentos-, y no de matarlos.
En el texto estamos hablando de dos tipos de derechos: los que se consiguen en el tiempo y los básicos. De los que se consiguen, ya te puse el ejemplo de las mujeres votantes, y así hay cientos más. Pero el de los básicos, esos son universales y son indiscutibles: porque no creo que tú no ames tu vida al punto de aceptar que te asesinen sin ton ni son. O ver cómo asesinan a tus seres queridos.
En este tema no hay dos o múltiples "opiniones a respetarse": o quieres la vida o no la quieres.
Son situaciones fuertes, pero si se discuten se pueden aclarar los malentendidos.
Un abrazo,
C.

Estos de los """derechos humanos""" deberían dejarse de cobardías y mostrar al mundo su verdadero nombre "derechos de asesinos y terroristas".

Increíble que pidan sanciones para los héroes de Chavín de Huantar, para los héroes de EEUU que acabarón con el mayor terrorista de los últimos tiempos.

Los que viven en la Edad Media son todos esos cobardes que defienden a esas lacras. En un mundo civilizado los terroristas y asesinos no tienen lugar, ni perdón.

Ellos contra nosotros:


Nos vencieron cuando nos hicieron creer que eramos los buenos. Cuando nos hicieron creer, que existía el Ellos en lugar de el nosotros.


Cuando te enteras de que un familiar está en el hospital, porque ha sido asaltado, atacado por barristas, o violado. Que sientes? hay varias respuestas: impotencia, rabia, indignación, desesperación... pero, perdóname si dudo que tengas sed de justicia. Lo que es cobarde es no llamar las cosas por su nombre. Lo que nace es sed de venganza. Y así, indignado, te pones a pensar en que eso le puede pasar a otras personas que quieres, y ahora, a la desesperación se le suma el miedo, y tener miedo despierta tu ira, lo que conduce a una mayor desesperación. Ya no sabes que hacer para detener el abismo en el que está cayendo tu mente, debes hacer algo para sentir que estás seguro en un mundo que no puedes controlar. Ves las noticias y te das cuenta de que eso sucede en todas partes.


Ahora veamos, ¿conoces a alguien a quien hayan acusado de terrorismo? ¿conoces a alguien sentenciado por terrorismo? ¿sabes cuales son sus ideas? ¿te importa comprenderlas?

Recuerda: terrorista es aquel que aterroriza. Es por eso que algunos malos elementos (civiles, militares, policiales, políticos) merecen tal adjetivo.


¿Por qué apareció el grupo colina?.


Esta es mi hipotesis: hay que acabar con el terrorismo, y matar es más rápido y más seguro que dejar a los terroristas en la carcel, además del hecho de que el saber lo que le hacen a los "terrucos" despertaría el temor del resto. Nada de juicios que los puedan liberar más adelante, la satisfacción del trabajo terminado, la medalla en el pecho y las palmas para el gobierno que acabó con el terrorismo. ¿Qué falla en este análisis? estoy seguro que estoy sobresimplificando, ayúdenme con esto.



El problema que encuentro es que el terrorismo no es un extraterrestre. Está en uno mismo cuando la desesperación lo lleva a la violencia con tal de ser escuchado, y va a ganar fuerza con cada muestra de prepotencia por parte del gobierno. Estoy viendo a los bomberos echarle gasolina al incendio! tengo que detenerlos!
.
.
.
Es por eso que no estoy de acuerdo con el terrorismo institucionalizado
(y no, tampoco con el otro)


¿Te parece que le doy muchas vueltas?
¿qué trato de defender lo indefendible?
¿qué acaso pensaría de otra manera si un ser querido hubiera sido atacado?
¿o que de repente trato de convertirte a alguna religión?


¿Estas seguro de que estás haciendo las preguntas correctas?

Defender la vida. la justicia y sobre todo la libertad, esta bien, los detractores que se ganan las ONGs pro DDHH son porque tienen toda una trayectoria, defendiendo los derechos de terroristas, por que es comodo acusar a Estados, pero no condenan a los grupos rebeldes, insurgentes, terroristas, bandas de delincuentes, o como quieran llamarlos.
En el Perú, los terroristas hicieron atrocidades, un salvajismo que solo se explica por mentes enfermas, pero en ningun momento, vimos a Amnistia Internacional, condenando a Sendero Luminoso. Yo estube en zona roja, como le decian a las zonas de emergencia donde operaban los terroristas.
es muy comodo defender los derechos de los delincuentes, por que lo ciudadanos somos civilizados, por que no podemos contestarles igual, no apoyo la pena de muerte, pero entiendo a los que la promueben, por que no se trata de sentenciar con justicia, sino de actuar practicamente. cuando al frente tienes, enemigos de la civilizacion, y no ves que haya posibilidad de que quieran respetar los derechos humanos de la sociedad.

El terrorismo no tiene justificación y sin embargo "amnistia" internacional los llamó "presos políticos". Tal fue la apología que hizo esa mafia de la lacra terrorista que Belaunde declaró que había "enviado al tacho" sus informes parcializados.
Es que el terrorismo no se puede justificar por una "emoción violenta" ni es "violencia política" como muchos politiqueros e ignorantes enquistados en "universidades" de fachada quisieron maquillar.
Es tan ignorante como tratar de adjudicarle conductas militares a un presidente civil que nunca tuvo formación militar o tratar de extrapolar experiencias extranjeras protagonizadas por militares cuando el caso peruano muestra claramente una agresión iniciada por los grupos terroristas al pais para eliminar a la democracia.
Como dijo Orlando son una ONG maligna y no se han pronunciado respecto al caso de la pareja de ancianos. Allí queda demostrado que los Derechos Humanos no son para humanos comunes y corrientes.
Este periodista debió cuestionar a la tal "amnistia" por su inconsecuencia y falta de debida atención de la gente común.
Antes que exigir dignidad habría que exigirles a estas ONG que demuestren atender a la gente comun o se vayan del pais por discriminadores.

Derechos humanos y amnistia internacional solo para delincuentes y terroristas pero nunca para policias o para la gente que se enfrenta a ellos. Espero que algún día sufran por los actos de las lacras a quienes tanto defienden

... y no se han pronunciado respecto al caso de la pareja de ancianos. Allí queda demostrado que los Derechos Humanos no son para humanos comunes y corrientes.

Quizás suene falto de respeto, pero: no se trata de defender a los que le dén pena a la opinión pública. Se trata de defender a quienes el mismo gobierno les niega defensa. Es para quienes el gobierno se niega a tratar como ...humanos comunes y corrientes.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.