RSS

Crónicas Marcianas

Carlos Chávarry

Carlos Chávarry

Aunque no solo serán pequeñas crónicas: también se publicarán reportajes y entrevistas sobre personajes y lugares que pasan desapercibidos. Donde lo que importa no es lo más miserable o lo más sensacionalista, sino lo que no necesariamente llama la atención. Sobre lo que hacemos y soñamos: lo que somos.

En otras palabras, lo que ocurre desde lo cotidiano: precisamente lo que casi nunca es noticiable. Pero que cuando se dice, sin embargo, resulta extraño, complejo. Por eso, si tienes alguna historia qué contar –por inactual o banal que parezca–, hazlo aquí. Porque hay cosas que si no se cuentan, nunca las entenderemos.

¿Lima se cae?

Compartir:

En treinta años el fotógrafo belga Daniel Ritiere se encariñó con nuestra ciudad y la convirtió en una de sus pasiones profesionales. Pero ahora denuncia, en una exposición, cómo la descuidamos y sepultamos su arquitectura tradicional bajo el boom de las construcciones modernas.


─La primera vez que vine al Perú fue en 1979. Ahorré un poquito de dinero, tomé un avión y quedé fascinado. Luego viajaba cuando podía para tomar fotos. Después me hice promotor turístico del Perú en Bélgica, porque allá ofrecía conferencias a partir de mis fotos.

─Mis fotos, en esos años, se procesaban como diapositivas, es decir, como imágenes que se podían ampliar sin perder calidad. Con los años se reemplazaron por la tecnología digital. Al principio no quería usar esta última porque los colores salían saturados y eso no me gusta. La imagen de las diapositivas era la más fidedigna que existió dentro de la fotografía. Su propio nombre lo decía: dia-positivas indica que no se trabajaba con películas negativas sino positivas, las cuales captaban la realidad de la manera más original: por eso tenían una definición perfecta y unos colores absolutamente naturales.

─Lo digital me permitió hacer muchísimas fotos a menor costo. Antes salía de Bélgica al Perú con sesenta rollos de película y luego debía regresar a mi país para revelarlos. Peor aún: ya procesadas recién podía darme cuenta de si las fotos habían salido bien o mal, y no había forma de volver a tomarlas.

─Pero lo digital también permitió esta moda: imágenes retocadas, trucadas y con poca naturalidad. Y cargar los colores y reforzar la nitidez no es bueno, porque el ojo humano detecta si una definición no es real ─compara la realidad de la imagen con la realidad de su entorno─ y puede dar hasta dolor de cabeza como ocurre a veces cuando vemos películas de Hollywood.

─De hecho, esas pantallas LCD que nos venden ya vienen calibradas con colores saturados. ¿Nos estamos acostumbrando a una cultura de la imagen grotesca y artificial? No lo sé y no quiero sonar peyorativo, pero creo que estamos dominados por un gusto muy asiático porque la tecnología de la imagen viene principalmente de allí: de Japón, de China. Quizá ahora deseen calibrar nuestro cerebro con una cultura del consumismo ─de atraer y vender─, un sistema por lo demás muy europeo y norteamericano. Los asiáticos piensan: «Ah, esto les gusta, entonces se los vendemos».

─Hablando ya sobre la exposición, Lima no está muy por detrás de otras capitales [y Ritière ha estado en Chile, Argentina, México, Brasil y Costa Rica aparte de casi todo Europa y Asia], pero definitivamente aquí problemas mundiales ─como la congestión vehicular y la contaminación ambiental─ llegan hasta situaciones extremas. Creo que es porque en su historia el Perú ha estado muy aislado del mundo, y ahora lo está viviendo todo de golpe, y como ha sido muy rápido no ha habido planificación por parte de políticos y autoridades. En Europa existe una buena cantidad de señales de tránsito que hace todo más fluido, aparte de carteles educativos como el respeto al peatón. Aquí en Lima eso no existe. Lima es toda desorganización. Y asusta.

─Pero Lima tiene su milagro. En realidad todo el país goza de algo muy particular: un poder de adaptación fenomenal. A pesar de sus problemas, el peruano tiene lo que en francés llamaríamos una frescura vital, que no es la frescura tal cual se entiende aquí sino una esencia juvenil, espontánea, auténtica. El peruano se alegra en un dos por tres y se olvida de sus penurias. Hay otro espíritu para ver las cosas y se refleja en todo.

─Ahora, el peruano de vez en cuando se complace de ser como es. Sabe de sus debilidades como ser impuntual o irresponsable. Si llego tarde, llego tarde pues, cuál es el problema, parece decir. Pero aunque a veces esa manera de ser me hace renegar, en otras me alegra, porque en Francia, Alemania ─Europa en general─ la gente es demasiado seria.

─Por ejemplo: viajo después de muchos años a mi país y cuando anuncio por teléfono a mis amigos belgas que ya llegué, cogen su agenda y dependiendo de ella fijan su reunión conmigo, así deba pasar una semana. Pero si les aviso a mis amigos peruanos de allá, son capaces de venir al día siguiente con el desayuno y hacerme una fiesta.

─Con todo, es cierto que el peruano debe esforzarse para ser más serio y respetar las normas. Eso no hará que el peruano sea menos ingenioso. Esa manera de hacer funcionar las cosas con tan pocos medios es muy peruana. Pocos pueblos tienen esa capacidad.

─Si pudieran elevar la educación en los colegios públicos podrían hacer muchísimo más. Y esa carencia se nota tanto cuando conversas con alguien como cuando estás en la calle. Y es que la educación es un todo: la conciencia de una persona para tomar una posición en su sociedad se forja desde la niñez.

─La educación implica ser responsable de los actos desde el hecho de cruzar una pista donde se debe, respetando el crucero peatonal y el semáforo. Pero a la vez, ese crucero peatonal y ese semáforo deben existir y las autoridades tienen responsabilidad allí. Se trata de establecer una cultura de educación permanente.

─Creo que Lima es una ciudad que se está desvaneciendo en el tiempo y el espacio. En la colonia era considerada como la capital más linda de América del Sur. Pero hoy día esa joya se está transformando en horror: no hay urbanismo. No hay una autoridad principal encargada de la estética de la ciudad. Estamos destruyendo todo el patrimonio arquitectónico de la ciudad. Tantos estilos, tantas maravillas sin registrar. Y cuando destruimos una casona antigua estamos destruyendo irreversiblemente un pasado que ya no existe. Eso es una pérdida de identidad. La modernización no implica que se desaparezcan las partes originales.

─Este registro de imágenes lo he hecho durante mucho tiempo, todas las veces que estaba en Lima, y en cualquier lugar, incluso Barrios Altos y el Rímac ─zonas con muchas casonas valiosas y que se mantienen solo porque a nadie le gustaría vivir allí, porque las han abandonado─. Tengo fotos de residencias que ya no existen, que ahora son edificios.

─Una familia que vive en una casa antigua paga una determinada cantidad de arbitrios prediales. A los municipios les interesa, en cambio, que esta familia se vaya de su casa, que venda su terreno, y que allí se construya un edificio donde vivirán sesenta familias: se aseguran el pago de esos mismos arbitrios por sesenta veces en un mismo espacio. Allí está el negocio. Y uno se pregunta: ¿acaso los municipios son empresas privadas? ¿O son autoridades que representan a una población?

─No es tanto desinterés de las personas como sí la presión económica que existe detrás de este mercado inmobiliario peruano. Por lo mismo: si no hay una política establecida, vamos a desaparecer nuestro pasado. Existen formas de preservación en otras partes del mundo que podríamos adaptar aquí.

─A veces he pensado que el limeño actual, como producto de las migraciones, aún no se siente identificado con esta ciudad y por eso la trata así. Pero también creo que el limeño ─de cualquier punto de la capital y cualquiera sea su procedencia─ debería reapropiarse de su ciudad, hacerla suya, preocuparse por ella, reconocerle el valor a lo que queda.

─Sé que es difícil que el ciudadano que vive en barrios pobres o en invasiones con latas y esteras pueda amar a una ciudad que lo acoge de esa manera.

─Hay quienes dicen que esta indiferencia nace porque a los peruanos, en el fondo, no les gusta su pasado y por eso quieren renovarlo todo. Yo no lo creo. Pienso que al ser humano le gusta estar en un lugar agradable en general y, sea de donde sea que vengamos, a todos nos encanta la tranquilidad, la limpieza, el orden. Incluso si como migrantes no lo aprecian, los hijos que han crecido aquí sí lo harán, porque esta ciudad es su futuro.

─Pero nos venden la idea de que las casas antiguas son peligrosas, que vivimos en una zona sísmica y se pueden derrumbar en cualquier momento, y claro, hay casonas que si se dejan deteriorar, no queda otro remedio. Pero hay muchas que se pueden recuperar. Si en Europa podemos rescatar casas que tienen mil años, ¿por qué en Perú no podemos rescatar casas de doscientos o trescientos años?

─Un ejemplo de lo que digo: en Miraflores lo que era la Casa Marsano ─una maravilla arquitectónica─ se derrumbó y terminó convertida en una galería de computadoras. Muchos vecinos se manifestaron contra eso pero nadie pudo hacer nada. La mansión ─un palacete─ era una obra de arte en sí.

─En Lima tampoco hay muchos espacios verdes como en otras capitales. Quizá se deba a que su suelo no es fértil: estamos parados sobre un desierto. Pero la solución la tienen ustedes mismos: se puede abonar con humus traído desde la sierra o la amazonía. Aún así, hay personas que dicen que los parques no son prioritarios, y yo digo que sí lo son, porque de eso dependemos: necesitamos aire, oxígeno, porque cada año circulan más autos, y ante ello debemos plantar cada vez más árboles. Si no hacemos eso a la larga nos saldrá más caro porque luego enfermaremos. Eso es la ecología: la ciencia de las consecuencias. Es como el urbanismo: cómo hacemos hoy las cosas para estar bien mañana.

─También suelen decirnos que ya no hay espacio en Lima y que la solución es la vivienda vertical y que por eso debería poblarse todo de edificios. Ese es un falso problema. ¿Por qué mejor no desarrollar una buena urbanización a lo largo de todo Lima? La gente cree en modas y piensa que si vive en un edificio será como vivir en Miraflores, pero esa no es la solución: si sigues construyendo sin fin terminas haciendo un caos total de cualquier barrio.

─Hay que ponernos a comparar: ¿cuántos vecinos había antes en un distrito específico y cuántos ahora?

─Estamos hablando de asuntos que requieren planificación y sentido de la identidad. Y allí encaja, precisamente, la cuestión cultural: deberíamos estar lo suficientemente educados como para resolverlos a partir del urbanismo, la historia, la ingeniería, la sociología, la arquitectura, el arte. En francés tenemos un término, la maille, una estructura que no se cierra en un solo punto sino que abarca muchas disciplinas y campos, una malla tejida por muchos hilos. Es decir, una red cultural.


Exposición: Lima se nos va, de Daniel Ritière (www.danielritiere.com/es/)
Dónde: Casa de la Literatura (Jr. Ancash 207, Cercado, en la antigua estación Desamparados, al costado de Palacio de Gobierno).
Horario: De martes a domingo de 9:30 a.m. a 7:30 p.m. Va hasta el 14 de febrero.
Ingreso libre.

 

SOS_LIMA05 - version b.jpg SOS_LIMA03 - version c.jpg SOS_LIMA15 - version d.jpg SOS_LIMA14 - version e.jpg

 

28 comentarios

Hola, mira es la primera vez que leo tu post, y dejame decirte que entiendo el punto de vista del señor fotografo, pero tambien, tengo que decirte que en la epoca que vivimos a estar conservando casas antiguas y que se estan desmoronando poniendo en peligro a todos, me parece una idiotez gigante y falta de informacion de su parte hablar asi no mas sin ver la realidad en la que vivimos.

Osea no el que bonito dice "hayyyy que paja soy fotografo veo todo desde mi punto de vista artistico, cultural, (para mi huevon)" aprende que para el futuro la gente deberia prepararse mas en las cosas que en verdad va a necesitar este planeta, se vienen tiempos dificiles y eso todo el mundo ya lo sabe, ingenieria, salud, supervivencia y no idioteces de "hayyyy conserva mi casona que se desmantela", que acaso no sabes que casi todo el peru esta en lima, y entonces le pregunto como &($/&% quieres que si cada año viene mas gente, donde crees que van a vivir. (la centralizacion es algo muy malo para cualquier pais)

Toma tu propio ejemplo de paises como China y Japon que conservan lugares historicos "grandes y que representan algo: templos y cosas asi", no casitas estupidas donde todo se cae y que en su lugar podria haber un edificio que albergue a tantas personas que mueren de frio (en invierno al menos xD) en las calles. (japon es puro edificio)

Se que mucha gente me va a odiar por este comentario, pero ya entenderan que es la realidad y que su utopia fantasiosa se va a venir abajo cuando empiecen a estallar las guerras, y seria incredulo e idiota el que cree que no se viene la "tercera" y sera la peor de todas

Asi q a opinion personal usen el cerebro antes de escribir tanta /$/(·/&$( y primero vean la situacion en la que estamos y despues analicen bien y opinen.

Estimado lector, creo que ya desde la manera por cómo te expresas no sería necesario responderte: probablemente no querrás entender otro punto de vista que no sea el tuyo.
Pero sí puedo decirte que este post -y los temas de este blog en general- no son de verdades absolutas -como parece que tú crees tener-: son más bien sobre temas de reflexión de situaciones cotidianas y claro, para debatir ideas entre todos los que quieran participar.
Y la exposición de este buen fotógrafo -por lo demás, con ideas más equilibradas y constructivas que las que tú planteas- habla precisamente sobre esa polémica a la que nos enfrentamos todos los días: modernidad versus tradición.
Finalmente, para la próxima vez evita los insultos o serás bloqueado.
C.

Una muestra fotográfica recomendable. El espacio de Lima Antigua y un grupo de amigos pudimos apreciarla ademas de disfrutar de la misma Casa de la Literatura.

Es la segunda oportunidad que tengo de leer tu blog y no veo mas que cosas buenas, me apunto a la muestra fotográfica. A lo mejor llevo a mi hija a que se de una vuelta por lima y le tomo sus fotos antes que pasado unos años ya esas pocas casas bellas que aún quedan.

Gracias, Jonathan. Tu idea de tomar fotos confirma que Lima tiene lugares -que no sea un centro comercial- que aún pueden provocarnos salir a pasear con nuestros familiares más queridos. ¿Quién dijo que en la arquitectura y el urbanismo no entran los sentimientos? Por eso mismo debemos ser más conscientes de su cuidado -y exigir que se cuiden-. Un abrazo.

has lo que quieras bloqueame, se que la verdad duele

Oye, "red blood" si va a entrar a jorobar, por lo menos aprende a escribir bien. No se dice "hayyyy" se dice "ay" (refiriendonos a la expresión de lamentto); no se dice "has" se dice "haz".

Uggggggghhhhhhhhh

Es muy Buena Exposición,.. en el FB existe Lima La Unica y Lima la Antigua Antiguas Fotos del Peru y nos deleita con las fotos antiguas y de los espacios que una vez fueron lindas casas Coloniales, a la misma vez sus comentarios nos ilustra con la historia de la foto,... Un saludo Belga Daniel que quiere esta Hermosa Lima que se nos va... Asistiré y tomare unas fotos como menciona Jonathan, antes que pasen los años y sea demasiado tarde

Lima está como está por gente que piensa exactamente como "red blood" que es la misma que bota los papeles o envolturas al piso y desconocen los tachos de basura.

No, lima esta como esta por gente como tu que le da tanta importancia a los temas superficiales y pasajeros (a ti te debe encantar magaly kevin, lo puedo asegurar) y no progresa , evoluciona ameba EVOLUCIONAAAAA


PD: tirar basura en las calles y hablar sin pensar esta mal (ojo con el segundo punto kevin)

Es una pena ver cómo Lima se está transformando...pero para mal. No me refiero solo a la arquitectura, sino tambien a la causante de esta tranformación que es factor importante, y esa es la mentalidad.
Es como si renegando de lo que fuimos vamos a ser mejores. Como que avanzando a todo correr sin mirar atrás, nos va a permitir llegar a la meta, o como hace poco quedó evidenciada esa mentalidad cuando el Sr.Antero Flores Araoz, político de trayectoria, dijo que el Perú no necesita un museo de la memoria, y que mejor ese dinero sea destinado mas productivamente a los pobres, que felizmente fue oportunamente aclarada por Vargas Llosa cuando se preguntó ¿qué hace a una persona no estúpida decir estupideces?

Lamentablemente este "avance" sin mirar atras, sin mirar nuestros complejos, frustaciones centenarias y a veces alimentadas por nuestros propios padres, implica cortarse miembros y perder nuestra integridad, y eso es lo que estamos haciendo.
El falso concepto de desarrollo y nuestra ambición desmedida e incontrolada va a tener su costo en un futuro no tan lejano. Y no me refiero solo a calidad de vida, sino tambien a cómo nos entendemos entre nosotros mismo en esta nación.

Así como "red blood" hay mucha gente, yo diría una gran cantidad de gente, si no la destrucción que vivimos de nuestra historia no se daría de la forma que se está dando. Unos por mera ambición, otros por ignorancia, y otros por odio.

Quisiera terminar citando una frase de Amartya Sen que creo viene al caso:
"El desarrollo no es solo una cuestión de números. El desarrollo es el proceso de amplitud de las libertades reales que disfrutan los individuos"

cuando uno trata con extranjeros puede ver una imagen más amplia de la realidad del peru, es como jugar un partido de futbol, los jugadores en la cancha no ven lo que hacen mal pero los que estan en el estadio o los que lo ven por TV ven las fallas

trato a diario con turistas y ellos lo que quieren ver es la historia de Lima, las casonas, las mansiones, si seguimos perdiendo nuestros lugares historicos, no nos va a quedar mas que un centro comercial enorme sin ninguna historia que contar

piensenlo

Carlos, gracias por el post. El diseño urbano debe ir de la mano con la protección de nuestra historia, al igual que nuestro medio ambiente. Veo con mucha pena el desarrollo indiscriminado de una Lima que me adoptó y que los políticos explotan por votos. Destruimos huacas, caminos incas y no somos conscientes del impacto ambiental.
Ignoramos el legado de nuestros antepasados que aprendieron a convivir con la naturaleza. En un documental de unos dias atras los cientificos decían: Si pudieramos aprender de los peruanos.....(no se referían a los de ahora)
Aún es tiempo.

Estimado Raúl, tienes mucha razón: solemos hablar de los destinos turísticos del Perú y de las divisas que estos generan, se preparan recorridos por toda la capital, y se escriben artículos sobre dónde vacacionar y hacernos sentir en general una suerte de orgullo por la identidad nacional, y nos tiramos abajo residencias de toda una época, y contaminamos más la ciudad, y derribamos árboles y creamos enormes extensiones de cemento donde antes había parques y jardines, y creemos que con solo hacer intangible el 'Centro Histórico' -¿no es histórica toda la ciudad?- ya tenemos protegida cierta arquitectura.
Es como para ponerse a pensar: ¿qué es lo que entendemos por modernización?
Un abrazo.

Tino, gracias a ti por comentar. Estoy de acuerdo contigo: hablamos de cómo queremos la ciudad -que sea más fluida y más habitable y más estética- pero nos olvidamos del tema ambiental. Quizá hemos llegado a creer que la evolución de una ciudad se mide por la cantidad de edificios, pistas y autos nuevos que tenga. Y esta idea se expande por todas las provincias del país. Un abrazo.

Y cuales son esas construcciones limenas importantes des las que habla "Red Blood" ?. No hay muchas. Yo vivo en Vienna y aqui se respetan las construcciones valiosas, no solo desde el punto de vista arquitectonico, sino tambien historico. Por ejemplo, a nadie se le ocurre demoler un cuartucho donde vivio Bethoven.

De otro lado se respetan las proporciones y en los barrios residenciales no se construyen edificios altos al lado de casas pequenas. La altura maxima en un barrio residencial creo que es de unos seis pisos. El resultado es que Vienna es una ciudad ordenada, armonica y vivible; no como la horrenda ensalada en que se ha convertido Lima.

Por culpa de gente con mentalidad tan atrasada e ignorante como la de "red blood" es la que nuestro país está como está, para él, derribar casas de una extraordinaria arquitectura para dar lugar a mounstrosos edificios es una "pituquería", algo de élite, que solo son antojos de gente estúpida.

Gente (resentida, ignorante) como "red blood" no se da cuenta que esas casas tienen un valor histórico, que forman parte de la identidad de Lima, que fomentan el turismo (que al final da ingresos al país). En cualquier país CIVILIZADO, donde habita gente CIVILIZADA (es decir, no "red blood"), la autoridades protegen este tipo de viviendas y ADAPTAN la necesidad del incremento de viviendas construyendo edificios en otras zonas, y no armando un mamarracho en el que nuestros alcaldes están convirtiendo Lima.

Yo vivo en Pueblo Libre, al frente de un parque llamado El Carmen existía toda una cuadra llena de casas bellísimas, estilo virreinal, las cual han sido demolidas para dar paso a edificios de medio pelo MOUNSTROSOS (prácticamente paredes con ventanas, nada más) que a los 3 años de construcción ya lucen cochinos, con la pintura descascarada y que en 15 años posiblemente ya se estén cayedo en pedazos.

Entiendo que existe gente que tiene la necesidad económica de vender sus casas. Pero dónde está el sentido estético de los alcaldes y arquitectos? Por qué no construyen por lo menos edificios con una arquitectura DECENTE y no esas atrocidades de cemento que de modernidad no tienen nada? Cómo puede ser posible que hace 50 años atrás se construyan mejores y más atractivas casas que las de hoy?

La respuesta es que los alcaldes con estas construciones se llenan los bolsillos, que les va a importar que su distrito se convierta cada día más en ratoneras, con horribles edificios sin personalidad, de nuestra bella Lima antigua cada vez queda menos, por qué? Porque la ignorancia reina, esa ignorancia que hizo que el otro día quisieran pintar de crema el Museo de la Nación.

La impotencia es grande, pero más grande es la avaricia.

Carlos es la primera vez que entro en tu blog y continuaré haciendolo. Estoy en todo de acuerdo contigo,no sólo en Lima sino en todos los sitios donde esto ocurra, soy Canaria y aquí tmbién ocurre igual ....hay que estar muy pendiente para que no se derriben casas con un valor arquitentónico y en muchos casos porque no decirlo un valor sentimental que ya forma parte nosotros. Que casas tan lindas las de las fotos y que tristeza ver esa pala llevarselas . Un saludo .Bel

Estimados Jorge, Sandro y Bel:
Gracias por escribir y estoy muy de acuerdo con ustedes.
Y solo para aquellos que nos consideren retrógrados por opinar así, nos adelantamos: no se trata de dejar de construir edificios para siempre -al fin y al cabo, vivo en uno y seguro que muchos de nosotros también-, sino en tratar de equilibrar el asunto y allí donde se pueda dejar un espacio o respetar una casona con cierta antigüedad, hacerlo.
Evitar, en lo posible, una cultura del atiborramiento.
Lo dice el mismo Ritiere: en vez de estar levantando tantos edificios, ¿por qué no mejorar el urbanismo de Lima y distribuirlo por sus cuatro lados?
Y no hay que irse hasta Europa para corroborar esta propuesta: en el Buenos Aires federal sería impensable echar abajo una construcción de cien años. Y menos para poner negocios. Más bien los centros comerciales terminan adaptándose a la estructura de esas residencias.
Construir cinco edificios al hilo -por lo general, cajas de zapatos- y compitiendo en tamaño allí donde antes había residencias amplias y variadas nos habla no solo de una uniformización de pensamiento, sino también de la imposición de un estilo de vida -lo cual no es muy democrático, ¿verdad?-.
Porque tal parece que queremos la perfección de la ciudad, pero no sabemos cómo la queremos.
Ni a qué precio.
Por último, también habría que verlo así: tantos edificios juntos nos tapan la luz del sol.
Un abrazo,
C.

Estimado Carlos y estimados lectores, me alegro que el articulo provoca tantas reacciones que van en el mismo sentido...ojala Carlos pudiera llegar hasta las autoridades competentes para hacerles sentir esa presion de la gente que no quieren que siga la destruccion de la ciudad... se publicaron varios articulos esas dos ultimas semanas, sobre - por fin - una idea de plan de rescate del urbanismo de Lima, pero para que no sean solo palabras pienso que hay que seguir...cada uno con sus posibilidades, Carlos con articulos, yo con fotos, etc.
Estoy tratando de hacer acceptar mi exposicion por la Alcaldía de Lima...ya el Municipio de Lince me pidio la exposicion para mayo...es el inicio quizas de una movimiento ciudadano para recuperar lo que se puede de su ciudad, de su districto, y llamar la atencion de sus responsables politicos...ojala !
Sigo descubriendo mas casas en ruinas: ayer fui a recorrer Chorillos: una riqueza increible pero casi en abandono. Lima se nos va ! Pero se puede salvar aun mucho !

Estimado Daniel, gracias por las buenas intenciones. Cuenta conmigo en lo sucesivo. Y si el municipio de Lima acepta muestras como la tuya, no solo demostraría una interesante autocrítica -a nombre de todas las gestiones anteriores- sino también una saludable voluntad para que las cosas cambien a partir de ahora. Un abrazo.

Al igual que Daniel, puedo entender lo que él ha captado con su lente. Yo soy de quienes (no creo que seamos pocos) camina y fotografía casas antiguas. Siento que cada una de esas casas han sido hechas para ser únicas, que se tomaron el tiempo para escoger cada detalle, y no hechas en serie como todo hoy en día se hace. También estoy horrorizada como las nuevas contrucciones toman sus lugares. Ignorar nuestro pasado es ignorar quienes somos. Los números, las cuentas, la razón es claro importante, pero igualmente es importante alimentar todo eso con el arte y eso veo en cada casona que están en el centro.

M e parece muy acertada presentar la muestra de fotografias sobre el pasado arquitectonico del principal bastion español en america latina , sobre todo por el hecho que cada vez quedan menos cosntrucciones en pie .A mi parecer la intencion es crear conciencia sobre lo que aun tenemos antes que lo perdamos , es respetable puntos de vista diferentes de algunos q dan opiniones , tienen razon al pensar que hay cosas mas urgentes que realizar , esto es parte de todo un complejo problema de viviendas , hacinamiento etc pero creo que la intencion d ela muestra no era debatir sobre esto , al contrario aprender a querer , rescatar , apreciar los bienes que aun tenemos antes que el tiempo y las autoridades se los lleven para siempre

Muy claras las ideas de Daniel, que mas alla de la reflexion que hace respecto al abandono en que tenemos nuestro patrimonio edificado, es tambien un llamado de atencion a los mismo limeños o peruanos afincados en esta ciudad, ¿tenemos que esperar que alguien de otro pais nos abra los ojos?, si hasta la reaccion enana de algun comentarista en este articulo demuestra que este es un tema que concierne a todos y que ahi aun mucho por hacer. Conoci a Daniel el dia de la inauguracion de su muestra y en las palabras que cruzamos se noto su real interes en hacer algo por esta ciudad que se nos va. Que esperamos nosotros, sino es difundir la historia de Lima, contar cada detalle e historia de sus calles, para asi lograr que mas personas se identifiquen con este suelo y este cielo que cada dia nos acoge. En FB como ya mencionaron hay grupos que agrupan cada dia mas personas que se identifican con la historia de nuestra ciudad y desde esa trinchera hacen un llamdo y un grito por preocuparnos por lo que queda de nuestra IDENTIDAD como ciudad.

Es conveniente que se asimilen en este intercambio de ideas algunas que no necesariamente son "politicamente correctas". Hablo de RED BLOOD. Quizas sus formas no han sido las mejores y aunque ello -las formas- sean importantes, NO ES lo mas importante. Sin embargo, es necesario que ideas como esas se incorporen al debate porque si no este espacio se convertira en un circulo autocomplaciente de gente que piensa igual.
Las construcciones antiguas con valor de patrimonio arquitectonico deben mantenerse pero no toda casa antigu califica como tal. Debe cautelarse nuestro patrimonio urbano sin dejar de lado la apertura hacia el desarrollo y la modernidad. Debemos buscar un equilibrio. La IDENTIDAD no es un fetiche, tampoco es algo que deban definir solo los "expertos" (véase las comillas), sino que las comunidades deben participar y decidir. Por otro lado, lo que llama demasiado la atencion en Lima es que todo (casi) desarrollo urbano es llevado a efecto sobre la base de intereses comerciales. Es muy dificil encontrar un espacio urbano nuevo o renovado que no tenga raices en el comercio, cuando deberiamos contar con otras visiones también: artisticas, esparcimiento, desarrollo social, integracion cultural, etc.

Sin ir muy lejos de compararnos a ciudades europeas, debemos aprender de ciudades como Arequipa y Cuzco (Trujillo no mucho), que tienen una politica muy clara del cuidado de la arquitectura de los monumentos historicos, es por ello que cuando vas de visita a dichas ciudades se vive una cultura viva por el ambiente tan hermoso de sus casonas y plazuelas.
Se ha deteriorado tanto el centro de la ciudad que es impensable que una familia tenga interés en adquirir una vivienda, y eso pasa por que las autoridades se han descuidado demasiado de la belleza y el ornato del corazón de la ciudad. A mi me encantaría vivir en una casa del centro que tenga su solar y su traspatio, con techos de gran altura, con ventanales de fierro, y su pergola donde con mi esposa podamos tener una infinidad de plantas y que nuestros amigos nos visiten y poder salir a caminar a la plaza de armas o ir de visita a un espacio cultural. Es un sueño, ojalá que exista una política real de recupero de la ciudad.

Buen blog Carlos Chávarry es un muy buen post el que haz hecho y si no quieren a esta ciudad mejor larguensea otra, asi de simple.

Mi querido Dani,

Qué hermosa sorpresa y qué alegría por ti... y por la Lima de mis ancestros, menos 'horrible' de lo que generalmente se piensa, pas vrai?

Recordé con emoción el momento en el que compartiste conmigo –hace ya varios años- ese sueño que tenías de montar un proyecto acerca de la Lima de antaño para atraer la atención sobre ese inmenso patrimonio que se va deteriorando y al mismo tiempo, desvaneciendo en el olvido!

En dicha época, ya tenías incluso el título en mente: “Lima se nos va”…

Qué cosa tan interesante Dani querido, qué pena que me lo haya perdido, pero ‘presiento’ que la experiencia se repetirá en algún momento en el que me encuentre en nuestro querido Perú ;-)

Nutridas FELICITACIONES por la excelencia de tu trabajo (como siempre!)

Besitos de tu limeña bruselense
Y hasta muy pronto por esos lares!

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.