RSS

Crónicas Marcianas

Carlos Chávarry

Carlos Chávarry

Aunque no solo serán pequeñas crónicas: también se publicarán reportajes y entrevistas sobre personajes y lugares que pasan desapercibidos. Donde lo que importa no es lo más miserable o lo más sensacionalista, sino lo que no necesariamente llama la atención. Sobre lo que hacemos y soñamos: lo que somos.

En otras palabras, lo que ocurre desde lo cotidiano: precisamente lo que casi nunca es noticiable. Pero que cuando se dice, sin embargo, resulta extraño, complejo. Por eso, si tienes alguna historia qué contar –por inactual o banal que parezca–, hazlo aquí. Porque hay cosas que si no se cuentan, nunca las entenderemos.

Los gatos del parque Kennedy [pt. 1]

Compartir:

Se especuló que los matarían o que los llevarían a un albergue. Pero al final se tomó una decisión salomónica: primero concientizar a la gente sobre el abandono de las mascotas. Porque los animales pueden demostrarnos nuestra humanidad. O todo lo contrario.

cat 1 ED.jpg 

No son palomas pero disfrutan la naturaleza como tales: se espulgan, se estiran al sol, beben agua de charquitos, dormitan entre las flores o bajo las bancas, se suben a algún árbol, remolonean entre la hierba. De hecho, desde que están acá ya casi no hay palomas: las persiguen, las alejan. Pero tampoco hay ratas y pericotes, indeseables huéspedes masivos hasta hace algunos años. Los gatos del parque Kennedy han encontrado su paraíso y se pasean complacientes a lo largo de las más de dos manzanas de área verde del centro administrativo y comercial de Miraflores. Y son todo un ejemplo de vida serena y despreocupada: más aún si consideramos que están dentro de Lima.
            
Son blancos y negros y pardos y algunos tienen manchas como vacas y otros son tricolores. Algunos tienen razas inclasificables y otros están cruzados con siamés o angora, y fácilmente se podrían clasificar entre los que tienen una enorme cola peluda y los que no.
           
Por momentos se atraviesan a los transeúntes -niños, jóvenes, adultos, ancianos- y se detienen cuando alguno quiere acariciarles el lomo o las orejas. Tal parece que nadie los molesta o les tuviera animadversión y ellos se dejan engreír. Pero la mayoría de veces los felinos optan por permanecer alejados de la gente y, en lo posible, de las avenidas Larco y Benavides y sus ruidos.
           
No quieren que les arruinen la armonía colectiva gatuna.
           
Viendo jugar entre ellos a los más cachorros, uno prefiere no haberse enterado nunca del exterminio masivo de gatos ocurrido en la residencial San Felipe de Jesús María hace unos meses con letales dosis de algún raticida -vale la ironía-.
            
O de la gran cantidad de palomas que un buen día aparecieron con rigor mortis en un parque de Jesús María -otra vez el mismo distrito-.
           
Muertes así parecen pesadillas de psiquiátrico. Delirios de gente perversa. Noticias perfectamente olvidables.
           
Mientras desfilan silenciosos por el parque, uno prefiere pensar en la vida hedonista de estos ejemplares que nos recuerdan esa aspiración humana casi olvidada: la libertad. Además parecen tenerlo todo y sin preocupaciones: desde 1994 -la fecha en que aparecieron por el lugar- existe un grupo de vecinas que les lleva comida y agua y hasta les regala camas de franela. Aparte, la grata compañía del otro sexo nunca les falta.
            
Casi dan envidia. Todos viven en una romántica comunidad hippie.
            
Pero de pronto el principio de realidad interrumpe otra vez los pensamientos: hace un par de semanas la municipalidad de Miraflores anunció que, por motivos de higiene y sobrepoblación, iba a reubicar a los gatos del parque Kennedy.
           
Un término que, por un instante, sonó al siniestro eufemismo de desaparecerlos.
           
Matar a estos mininos tan apacibles y distantes a todo. 

                                           *****

 -No podemos creer que este tema llame la atención de tanta gente- me dice entre sonrisas la jefa de prensa del municipio de Miraflores al reunirnos para conversar sobre el futuro de estos felinos-. Se ha convertido en un tema sensible para los vecinos.
             
No es para menos. Más con ánimos de pintoresquismo que de preocupación, la noticia sobre la reubicación de estos animales rebotó en unos cuantos medios. En algunos había personas diciendo que era necesario despejar el parque por una cuestión estética y porque el olor de sus deposiciones era muy fuerte. En otros salieron defensores a decir que los gatos no molestaban a nadie en su nuevo hábitat y que simplemente les dejaran en paz. En Facebook aparecieron dos asociaciones de activistas de derechos de los animales que rivalizaban por el título de Los gatos del parque Kennedy como si se tratara de una marca registrada. Y hasta un periodista de radio conocido por su buen diente bromeó con el alcalde distrital -con cierto matiz racista- que quizá los gatos podían ser llevados a Chincha para que se los comieran.
           
Todos asumieron que se trataba del problema de un solo distrito.
           
Nadie dijo nada sobre la cultura del abandono de animales.
            
-Tenemos un inconveniente obvio: ya no son los treinta y cinco gatos que había hasta hace tres años en el parque Kennedy. Ahora son más de ochenta, y su crecimiento y todo lo que eso acarrea se está volviendo incontrolable ­-explica el doctor Carlos Contreras Ríos, gerente de desarrollo social del municipio de Miraflores y encargado de los temas de sanidad-. Y es que en todo Lima se abandonan animales, pero parece que la gente pensó que si dejaban a sus mascotas en este lugar nosotros los íbamos a cuidar y  alimentar, que no los íbamos a sacrificar. Y el plus de esta idea era el hecho de que los gatos tenían a un grupo de personas de buena voluntad que se encargaba de ellos.
           
Y agrega:
           
-Se olvidan que en la calle estos animales domésticos quedan expuestos a todo tipo de riesgos: a riñas, a atropellos vehiculares, a envenenamientos, a enfermedades contagiosas. Y no tienen los mecanismos desarrollados, no tienen defensas naturales para sobrevivir en estas condiciones. Son demasiado vulnerables.

                                           *****

Porque cuando alguien abandona a su perro o gato, no solo lo está exponiendo a que lo atropelle un auto o sea destrozado por otros animales callejeros. También lo está exponiendo a que se muera de hambre o a que alguien lo recoja para sacrificarlo -degollarlo, retorcerle el pescuezo, meterlo a un saco y estrellarlo contra las paredes- y preparar comida con ellos. Sin contar que salga preñado y que sus cachorros -más mascotas- deban nacer en plena vía pública. O que alguien lo adopte solo para darle una vida de maltratos y tenerlo encerrado en algún cuarto, garage o azotea, o que alguna universidad o instituto de medicina, enfermería o veterinaria local decida atraparlo para hacer con él pruebas brutales e innecesarias.
             
Como esa escuela de veterinaria de una reconocida universidad nacional en la que, hasta no hace mucho, solían romperle la pata a martillazos a perros callejeros para luego aprender a curárselos.
            
Otra posibilidad es que las mascotas abandonadas sean capturadas para ser llevados a los pequeños centros veterinarios municipales y luego ser sometidos a un proceso de eutanasia -otro eufemismo- a base de anestesia y somníferos potentes que, por lo general, son mal colocados y resultan igual de insufribles porque les hacen estallar el corazón aún estando conscientes.
           
O eso o una muerte callejera provocada por envenenamiento con estrictinina o cianuro en la que el animal primero siente cómo cada uno de sus nervios se deshacen insoportablemente dentro de su cuerpo mientras una presión invisible intenta colapsarle las costillas -los pulmones- y su cerebro empieza a licuarse.
            
Así, durante los próximos 45 o 70 minutos.
            
Hasta que terminan colapsados con la lengua afuera, los ojos vidriosos y desorbitados, y el cuerpo -una masa hinchada y rígida- flotando sobre su saliva y orina y fluidos internos.
           
Lo que se ve por fuera es mil veces más llevadero de lo que se vería por dentro.
           
A eso se resume las opciones de vida de todo animal abandonado en la calle: la muerte.

                                           *****

-Desde mi punto de vista personal, creo que la población de estos animales debería reducirse a un cincuenta por ciento para equilibrar el ecosistema -dice el doctor Contreras, quien junto con el alcalde acaba de reunirse con los activistas del Grupo Voluntario Defensa Felinos de Miraflores para encontrar soluciones al problema de los gatos del parque Kennedy.
            
Por activistas entendamos a doce personas -mayoría señoras- que costean de su propio bolsillo el tratamiento de vacunas y esterilización de estos gatos anónimos, además de sus alimentos.
            
Personas que han tenido que legalizarse como asociación solo para poder obtener representación jurídica frente a la municipalidad de Miraflores y defender a los gatos.
            
Personas que, por lo demás, prefieren mantener un perfil bajo.
           
-La primera medida de la municipalidad es concientizar a la población sobre el abandono de los animales, y para ello haremos una campaña mediática -explica el médico-. La idea es que sepamos si dentro de nuestro hogar es viable tener una mascota, y asumir con responsabilidad su cuidado. Eso debe ser parte de la cultura de criar un animal.
           
Luego dice que se buscará que los gatos más amistosos sean adoptados porque en el parque hay dos tipos de felinos: los caseros, que han sido abandonados por sus dueños y tienen mucha cercanía con la gente y son bastante sociables en general, y los huraños, que se muestran recelosos y casi no se dejan ver y se esconden.
            
Estos -los huraños- son los que pueden quedarse en el parque.
           
También se ha considerado controlar la dieta de los animales prohibiéndole a la gente que les ofrezca comida: el Grupo ya se encarga de eso y lo hace con alimentos balanceados.
            
Porque una dieta desordenada hace que sus deposiciones tengan olores mucho más fétidos aún.
          
A la vez, saben que el tema de higiene pasa no solo por el recojo de las heces gatunas, sino también en remover la tierra del parque una vez al mes, por lo menos.
          
Porque sí, es verdad, el parque ahora huele mucho más fuerte que antes. Sobre todo al lado del municipio, donde se concentra la mayor cantidad de mininos. Donde duermen por montones -uno puede contar hasta trece gatos lamiéndose las patas en las escaleras traseras de la iglesia-, muy confiados a su suerte.
          
Aún así, a la mayoría de paseantes le parece un espectáculo verlos trepados por los techos de la iglesia o sobre la gruta. Algunos hasta aseguran haber visto a los felinos recorriendo con sigilo las cornisas de las ventanas del mismo municipio.

                               ***** [continúa] *****

 

28 comentarios

Hola, senores de este interesante diario y columna.
Me podrian decir si existe alguna pagina web y direcion acerca de " Los Gatos de Parque Kennedy"?
Me gustaria colaborar de alguna forma. Vivo en USA y siempre viajo a Lima y pasar por el parque kennedy y admiro a los animales.

Gracias

sinceramente

Jose V.

Hola, José. Hay varios sitios a los que puedes recurrir. Por ejemplo, al grupo de voluntarias de Defensa Felinos de Miraflores (que son quienes apoyan directamente) les puedes escribir al gatosparquemiraflores@gmail.com
Luego, en el Facebook puedes buscar 'Los gatos del Parque Kennedy', 'Los gatitos del Parque Kennedy' y 'Grupo Caridad' (de este último pongo su dirección en la segunda parte de este artículo).
Ahora, la municipalidad de Miraflores ha dado los siguientes enlaces por si alguien desea adoptar algún gato:
http://adopcionesperu.blogspot.com/
http://ayudameavolveracasa.blogspot.com/
http://apps.facebook.com/blognetworks/blog/adopcionesperu/
http://apps.facebook.com/blognetworks/blog/perdidosyencontrados/
Saludos y gracias por las buenas intenciones.
C.

Thank you Carlos.

Primera vez que entro y me pareció muy interesante la nota.
Mi familia se solidariza con el tema, por ejemplo mi hijo mayor ha llegado a recogerse 5 gatos. Y bueno todos viven muy bien cuidados. Sin embargo es muy cierto lo del fuerte olor y, además, lo vinculado con la rapidez con que se reproducen.
Aún así, creo que los animalitos, en especial los felinos del Parque Kennedy sacan lo mejor de nosotros: el cariño a los animales y el sentimiento de solidaridad hacia los más necesitados.
Saludos a todos

LA sobrepoblación siempre puede convertirse en un problema y llegar a ser realmente un serio problema que divida a la opinión pública, antes de que llegue a ello creo que sería maravillosa idea capturar a todos o al menos la mayor parte de los felinos y esterilizarlos, poniéndolos luego en libertad ya sin excusas para eliminarlos; creo que se podría organizar alguna manera de apoyar esto.
Saludos

Mi opinión es que deben sacar a los gatos del parque.. por los niños q les gusta jugar y caminar .... el olor es horrible... y todavia soportar el monoxido de los carros.. en fin a las personas q participan en grupos deprotección deben llevarlos a sus casas.. y cuidarlos.

Nunca falta, una opinion estupida, como la de Ana.

Te apoyo Mich...

Abandonemos a Ana en el parque Kennedy

Los gatos son seres extraordinarios que dan afecto a los humanos y nos hacen demostrar lo mejor de nuestros sentimientos. Aquel que no sienta esto es un hijo de...............

todos los animales son libres de vivr en la tierra incluida ana. ninguno de los presentes tenemos derecho de suprimirles la vida. pero es cierto q seria bueno una manera de evitar su reproduccion pues la superpoblacion tb seria un problema. kisa llevando las hembra a otro lugar. .....salu2

Mi hermana encontro una gatita queriendo subir el edificio. Desde ese dia tenemos a Michifu. Al principio mi mama nos reñia porque ella no gusta de los animales pero yo le he agarrado mucho cariño. Si bien dicen que su orin como sus heces tienen olores desagradables, aqui en casa le compramos arena especial para evitar eso.

Lo que quiero decir es que siempre hay solución y debemos mostrar nuestro lado mas humano hacia esos gatos ya que son indefensos. Un control de poblacion es importante pero no los dejen morir.

Ojala haya una solucion amigable hacia nuestros amigos los felinos.

Yo puedo hacerme cargo de ellos, de todos los gatos, incluso costeo el pasaje hasta Cañete. Saludos. :D

Yo soy testigo de lo encantador q son estos gatos, muchas veces he ido al Pque Kenedy a ver a estos gatitos y siempre he sido tentado en llevarme algunos, aunque esto no es posible porque en mi casa tenemos dos perros y yo soy el unico que quiero a los gatos, asi q mayoría manda. Ya cuando tenga mi depa me llevaré a dos gatitos. Agradezco la información de estos grupos en favor de los felinos, trataré de comunicarme con ellos.

Seguimos en contacto ...

Primero felicito a Carlos Chavarry por este espacio.Es increible como algunas personas pueden ser tan insensibles con los animalitos, si estos son tan indefensos, tan vulnerables. Lo curioso es que ellos sacan lo mejor de nosotros, aunque sueñe extraño nos humanizan, porque el simple hecho de interesarnos en estas criaturitas, nos convierte en personas con mayor capacidad de querer y entender nuestra propia naturaleza.

Si de olores se trata hay mas de un visitante a Miraflores que apesta mas que cien deposiciones de gatos juntos. Hay cientos de visitantes de Miraflores que visitan parque Kennedy y los malecones, que botan basura, escupen como marinero borracho y hasta miccionan en plena via publica. Hay muchos visitantes de Miraflores que usan y mal usan los servicios brindados por Miraflores pagados por los vecinos. Por lo que considero, como vecino y contribuyente al dia de Miraflores, que prefiero cuidemos a cien gatos que no hacen dano a nadie y mas bien enviemos a esos visitantes indeseables a la escuela para que aprendan cultura civica, higiene y buenos modales(no me opongo que incluso los envien a alguna Universidad para ser estudiados como caso emblema de como se puede degenerar la raza humana). Podrian comenzar por observar y aprender estos visitantes, que seguro esta la distinguida Ana entre ellos, a estos indefensos gatitos que son mas limpios y educados que muchos de estos visitantes.

Y senor Contreras, por que no dice que es al Alcalde y su fino olfato al que le molesta el olor de los gatitos debajo de su despacho lo que le molesta . Prefiero pagar por cuidar a los gatos que pagar sueldos a estos burocratas retrogrados.

Mnkntann los gatiitos!!! siempre q paso por miraflores tengo q pasar a saludar los gatitoz!
=)
tienen facebook, apoyenloss!!

Hola encantadora nota, muy tierna, yo he tenido 3 gatitos lastima q los tuve q regalar por q mi hijo es asmatico pero ellos estan bien. Y en mi vida universitaria tuve a mi cherie" mi adoracion me esperaba en la puerta , el ser mas cariñoso del mundo. Adoro a losgatos. Y estoy de acuerdo con JUAN T. si todos pagamos impuestos preferible pagar paraq los gatitos esten bien cuidados a darles de comer a esa sarta de ociosos de la municipalidad . Todo tiene soluciòn, a las hembritas se les puede esterilizar, y bueno personal para la limpieza diaria. A veces paso por el parque y creame es un espectaulo ver todos esos felinos retozando jijiji q envidia despreocupadisimos tomare nota del link...gracias

hummmm que m al no publicann todos lo comentarios ¿eso es hacer periodismo?

¿Hiciste alguno? Salvo que utilices lenguaje soez, todos se publican. Verifica tu envío. Saludos.

No conocia el parque kennedy hasta el año pasado q me di una vuelta x ahi, jaj no creia q habia una comunidad d gatos paseando d lo mas trankilos x ahi. En fin dejenlos nomas es algo q es parte del parque y no seria igual sin gatos. Esterilicen a unas cuantas hembras y asunto arreglado

No pues, seria una injusticia sacar a los gatos de ahi, la solucion es limpiar y estirilizar a las hembras...porque tienen que buscar una solucion facil como exterminarlos?? ..que poca cabeza de la gente de la municipalidad...aprendan a Roma que tiene un lugar parecido (Torre Argentina), donde hay muchos mas gatos que en Miraflores, en El Cairo tambien, y al contrario de aqui, los gatos son considerados parte del paisaje y muy apreciado por los turistas.

quisiera saber si puuedo ir ver algunas gatas y traermelas a mi casa amo los gatos terngo 9 hembras esterilizadas todas, hace poco me robaron a la que mas amo angelita una angorita blanca mestizita,mis niños adoran las gatas y creo poder ocuparme de unas cuantas mas responderme por favor,pero de esas abandonadas pues a veces me escriben gente para desaserse de sus gatos asi no si no de esos angelitos que realmente nesecitan cariño

Hola, María, la alternativa es entrar a estos enlaces y escribirles contándoles tu interés (http://adopcionesperu.blogspot.com/ o http://ayudameavolveracasa.blogspot.com/). De acuerdo con esto, los señores que cuidan a los gatos coordinarán contigo qué mininos deseas llevarte y te los entregarán en la fecha que ustedes acuerden. La idea es ordenar la adopción de los felinos, pues hay gente que se los quiere llevar solo por un momento y abandonarlos en otro lugar o hacerles daño. Si puedes, escríbeme luego para saber si todo salió bien. Un abrazo.

Buenas Tardes, yo quisiera llevarme alguno,
alguien sabe si me lo puedo llevar asi nomas o si necesito perdir permiso a alguien es especial o a la municipalidad?

Gracias.

Hola mi nombre es Joanna y recién me entero de este enlace a raiz de la necesidad q se me ha presentado, hace un tiempo atras recogi 5 gatos q ya están adultos y todos esterilizados, 3 hembras y 2 machos, los he cuidado mucho ya que por el barrio de magdalena donde vivo hay gente inescrupulosa q los emplea de alimento, pero ya no puedo tenerlos más, me gustaría contactar a personas q les gustara los gatos y si por ahi podrían adoptar alguno q tengo. Son dóciles y están esterilizados, mi familia me da la opción de sacrificarlos para evitar q caigan en manos q los hagan sufrir, pero tampoco es la solución mas viable pienso. Por favor alguna persona que tuviera espacio para cuidarlos por favor. En el peor de los casos me gustaría contactar con el grupo voluntario que ve por los gatos del parque, para que de alguna manera poder brindar mi apoyo en cuanto a comida, fomentar y difundir el tema de la esterilización de los gatos, porque asi evitamos a que se reproduzcan más y sufran esos cachorros en la calle y aparte los mininos esterilizados se vuelven super hogareños y cariñosos.

Los anteriores alcaldes, hasta Masias, crearon Zoonosis Miraflores, quienes hacian campañas gratuitas de vacunacion y castracion, vacunaban a los gatitos y los castraban, el lugar estaba cuidado y limpio, este alcalde solo quiere deshacerce de ellos para hacer estacionamientos que le redituen mas, Miraflores tiene recurso para cuidarlos muchos recursos pero el desde un principio primero quezo envenenarlos luego darlos a Digesa para pasarlos al antirrabico y deshacerce de ellos, esa es su intencion y siempre ha sido y ha hecho una campaña sucia para desviar sus intenciones

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.