RSS

Cómics.21

César Santivañez

César Santivañez

Soy el cómic. Laureado, a veces prohibido y otras molido a palos pero siempre con una sola consigna: entretener a millones. Yo puedo transportarlos entre mundos y hacer que pasen grandes aventuras con sus personajes favoritos.

Algunos seguidores de mi magno reino serán los encargados de transmitirles la palabra escrita, así como de digerir y responder todas sus inquietudes acerca de mí en este blog. Digan conmigo: Larga vida al cómic. ¡Larga vida al cómic!

"Apocalipsis Nerd": de vuelta a la barbarie

Compartir:
AN cover.jpg

El apocalipsis está de moda. Día a día vemos en el papel y la pantalla a decenas de autores regocijándose con la idea de un desastre a gran escala, y, lo que es peor, convenciéndose a sí mismos de que la tragedia extrae lo mejor del ser humano. Afortunadamente existen visiones más descarnadas, como la de Peter Bagge, quien deja en claro que la supervivencia es también brutalidad. Y lo hizo a través de una de sus obras más sustanciosas: "Apocalipsis Nerd".

La serie narra las desventuras de Perry y Gordo, dos amigos que se ven forzados a deambular por las afueras de Seattle luego de que un ataque nuclear arrasara con su ciudad. Esta premisa, que en manos de cualquier otro autor sería la excusa perfecta para una trama repleta de acción gratuita, alcanza su verdadero potencial gracias a Bagge, quien la transforma en un retrato del hombre extirpado de la civilización y devuelto a las bestias.

 

La comedia que nació del miedo

AN interior.jpg

"Apocalipsis Nerd" se publicó en los Estados Unidos en enero del 2005, esto es, poco más de tres años después de los atentados del 11 de setiembre del 2001. Es por eso que la historia se desarrolla sobre las bases de un bombardeo y un enemigo invisible. A la larga, esta obra responde al delirio típico del norteamericano post 11-S, y a un nueva (e inesperada) inquietud del autor: ya no estamos ante el discurso generacional de "Hate", sino ante un sarcástico análisis del componente más salvaje de nuestro ADN.

Está también la repulsión a lo distinto, clara constante en el trabajo de un artista acostumbrado a criticar desde el underground. Los indios norteamericanos irrumpiendo a balazos en un recinto y la homofobia velada de los protagonistas al enterarse de la relación homosexual de dos sobrevivientes son solo ejemplos de cómo Bagge transforma en humor la degradación social que -por desgracia para nosotros- nada tiene que ver con el apocalipsis.

Y aquí la otra variable de la ecuación, acaso la más inquietante: el humor. Si el crimen, el hambre y la segregación son temas de por sí espinosos, estos incomodan aún más cuando son vistos a través de un lente que todo lo ridiculiza. En "Apocalipsis Nerd", la línea cartoon recrudece la denuncia y le otorga una doble lectura, acaso más compleja que la original.

La duda queda en el aire: ¿Cómo pudo Bagge escribir una comedia tan negra, escudriñando en una herida abierta en el corazón de sus compatriotas? Si halláramos la respuesta, la dura belleza de "Apocalipsis Nerd" dejaría de tener sentido. Solo nos queda admirar las agallas de su autor, y disfrutar de los números restantes de la colección.

"Apocalipsis Nerd": todos los miércoles con Perú.21

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.