RSS

Cómics.21

César Santivañez

César Santivañez

Soy el cómic. Laureado, a veces prohibido y otras molido a palos pero siempre con una sola consigna: entretener a millones. Yo puedo transportarlos entre mundos y hacer que pasen grandes aventuras con sus personajes favoritos.

Algunos seguidores de mi magno reino serán los encargados de transmitirles la palabra escrita, así como de digerir y responder todas sus inquietudes acerca de mí en este blog. Digan conmigo: Larga vida al cómic. ¡Larga vida al cómic!

El Evangelio según Jesse Custer

Compartir:
Preacher post.jpg

"Alguien la cagó"

Marco Sifuentes

 

Se ha escrito tanto acerca de "Preacher", es decir, acerca de su violencia extrema, de su procacidad, de su irreverencia y de su admirable capacidad de generar placer a través de situaciones grotescas. Pero, sobre todo, se escribe acerca de su sofisticado sentido de la blasfemia.

Error.

Hay algo más. Debajo de tanta actitud, el trabajo de Ennis y Dillon esconde lo opuesto a lo que los chicos de marketing nos quieren hacer creer: la búsqueda de Dios en un mundo sin fe. Visto de esta manera, "Preacher" se transforma en un sermón duro y amargo, como los del propio reverendo Custer. Un sermón plagado de actos sádicos, vengativos y crueles.

Sí. "Preacher" no es contrario a la Biblia. "Preacher" es la Biblia.

Dicho esto, ¿Tiene un minuto para hablar acerca del Evangelio según Jesse Custer?

 

La parábola del buen predicador

Para Ennis, Custer hace las veces de Dios encarnado. Custer es un mesías, un mero contenedor de una fuerza espiritual compleja que deambula por territorios agrestes (Kansas, Nazaret) habitados por gente vacía.

Además, el reverendo Custer representa la búsqueda de un ser superior e inconcebible. Todo ello, mientras esparce "la palabra" acompañado de dos personajes cuya única motivación radica en la fascinación que Custer ejerce sobre ellos, y que son incapaces de cuestionar su versión de los hechos. Las semejanzas resultan más que obvias.

Custer y compañía son perseguidos por la autoridad (el imperio romano, la policía de Kansas con el sheriff Root a la cabeza). Por otro lado, es acechado por una figura contraria (Jung diría que se trata de la sombra del protagonista): me refiero, cómo no, al Santo de los Asesinos, el Satanás de turno.

Y así, los elementos van encajando a la perfección, hasta dibujar a un perfecto Jesucristo en jeans y con marcado rollo country. Ahí radica la genialidad de Garth Ennis y Steve Dillon: en entregarnos una versión inteligente de una historia harto conocida, presentada como la epítome de lo anticristiano, pero que en realidad se mantiene dentro de los difusos límites del homenaje.

 

De Génesis y revelaciones

Si acaso hay un personaje que resume el rompecabezas bíblico en "Preacher", ese es Génesis. Explicado como el resultado de la unión entre cielo e infierno (la simple afirmación de la existencia de estos debería dejar en claro el sesgo religioso de la obra), Génesis encaja en la descripción del Dios duro e inmisericorde del Antiguo Testamento, el de las plagas y los ríos de sangre. Es decir, aquel dios primitivo que no discriminaba entre bien y mal, y que ejercía una justicia básica incluso a pesar de sus propios fieles.

Génesis es divinidad en su estado puro. Es Yin y Yang, o cualquier dios ancestral hermafrodita. Es, a decir de los propios Adelphi, "el cometa con cara de niño". Con este agudísimo epíteto, el guionista de la serie resume a la perfección el poder, la amoralidad y la inocencia de la criatura.

Todo esto hace de "Preacher" uno de los cómics más complejos y trascendentes de los últimos años. Hay que agradecer el riesgo y la meticulosidad de Ennis y Dillon por desarrollar una trama de búsqueda espiritual que al mismo tiempo sacie la sed de violencia del lector hardcore, y más aún en un mundo donde la fe se ha perdido. La fe en las historias, quiero decir.

Vayamos en paz. O no. Da igual.

1 comentarios

Genial articulo. Curioso e interesante punto de vista. Pero cambiando de tema... pa cuando la nueva Chola Power? Ya pasamos mitad de año. O saldra el 2017?

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.