RSS

Cómics.21

César Santivañez

César Santivañez

Soy el cómic. Laureado, a veces prohibido y otras molido a palos pero siempre con una sola consigna: entretener a millones. Yo puedo transportarlos entre mundos y hacer que pasen grandes aventuras con sus personajes favoritos.

Algunos seguidores de mi magno reino serán los encargados de transmitirles la palabra escrita, así como de digerir y responder todas sus inquietudes acerca de mí en este blog. Digan conmigo: Larga vida al cómic. ¡Larga vida al cómic!

"Nuestros Muertos": la nueva Chola Power (I)

Compartir:
Afiche final.jpg

Corría el mes de noviembre del 2015 cuando recibí una llamada de Hernán Migoya, coordinador del proyecto Cómics.21. Me ofrecía el encargo de desarrollar el guion de una miniserie de cinco episodios a publicarse a través de Perú.21, con la Chola Power como protagonista. El dibujante iba a ser el propio creador del personaje: Martín Espinoza (para entonces, Diego Rondón aún no se sumaba al equipo).

No voy a mentir: durante un segundo, dudé. Y dudé, porque durante aquel segundo yo también fui parte de esas miríadas de lectores que pegan el grito en el cielo apenas escuchan hablar de superhéroes peruanos, desmereciéndolos a priori y menospreciando el potencial narrativo de nuestro imaginario (que lo tiene, y mucho), mientras ensalzan a transnacionales que no paran de vendernos su folklore (europeo, gringo, nipón) camuflado bajo la etiqueta de lo fantástico.

Me vi, entonces, teléfono en mano y delante de una disyuntiva puntual: hablar y destruir, o callarme y hacer. De más está decir que la decisión fue una de las más fáciles de mi carrera. A partir de entonces empezó el verdadero trabajo para Martín Espinoza y quien escribe: reinventar a la Chola Power, ajustar guion y dibujo para desarrollar una serie capaz de superar el examen del gran público lector de cómics, que no es poco y ha resultado ser bastante exigente. Así empezó la gesta de "Nuestros Muertos"

Otra misión surgió en el camino: liberarnos de las fórmulas narrativas extranjeras y hurgar en nosotros mismos en busca de personajes que no terminen siendo un calco forzado del american way of life o cualquier otro sistema de costumbres. Necesitábamos superhéroes que no solo vistan como peruanos, sino que piensen y actúen como nosotros, en nuestro entorno y de acuerdo a nuestros códigos.

Al cabo de empezar, ocurrió lo lógico. Nos dimos cuenta de que nos habíamos embarcado en un viaje creativo más parecido a un laberinto que a un recorrido en línea recta. Empezaban  a activarse las trampas, ya desde la etapa de pre-producción.


La gran herencia norteamericana

Resulta paradójico que mi primer gran escollo para desarrollar el guion de "Nuestros Muertos" haya sido también la razón que me motivó a asomar las narices en el universo del cómic. Me refiero, cómo no, a los superhéroes made in USA, los cuales, gracias a la habilidad de sus dibujantes y guionistas (y a alguna que otra treta editorial) supieron trascender los límites geográficos  de su país hasta transformarse en íconos de validez universal. De pronto sentí el peso de las grandes historias que ya desde niño me hacían alucinar, y tuve miedo. No obstante, después de muchas tazas de café, logré dar con la clave: no se trata de copiar, sino de crear un personaje hecho a nuestra medida, con una idiosincrasia combativa, ingeniosa y un tanto calculadora, con algo de la distancia que a veces solemos marcar los peruanos cuando nos vemos envueltos en una situación que nos supera.

De plano comprendí que una heroína que luchara por "la justicia", "la moral" y cualquier fin abstracto resultaba poco creíble para un lector (me incluyo) acostumbrado a personalidades complejas, llenas de reveses y, por qué no, de sinsentidos. Fue así que descarté cualquier referente impreso y opté por salir a la calle, a tratar de entender cómo funciona el peruano, cuál es su concepto del éxito y del fracaso, cómo forja sus relaciones interpersonales. Llegué a una conclusión: nuestro país es el caldo de cultivo perfecto para conflictos que ya quisieran los yanquis. De esta manera llegué a una primera conceptualización de la nueva Chola Power. Lo siguiente era escucharla hablar. Si era capaz de imaginármela interactuando con cualquier individuo de la ciudad, de igual a igual, mi esfuerzo no había sido en vano. Y no lo fue.


Martín Espinoza y la reconstrucción del personaje propio

No conocía a Martín personalmente, al menos no a profundidad, hasta que abordamos juntos el proyecto "Nuestros Muertos". Sabía, sí, acerca de su inagotable cruzada por la reivindicación del superhéroe peruano (mejor: de la superheroína, lo cual tiene aún más mérito en un país como el nuestro) y de los tantos logros que lo habían llevado a posicionarse como uno de los dibujantes comerciales de mayor difusión en un medio tan problemático como el de la historieta nacional, inundada por títulos extranjeros y con pocos espacios para la difusión de propuestas propias.

Anterior.jpg

Apenas tras conversar algunos minutos con él, me vi frente a un dibujante con una determinación a prueba de balas. Él era consciente del gran esfuerzo que comportaba rediseñar un título que (para beneplácito de unos y a pesar de los berrinches de otros tantos) ya se había asentado en el mercado local como uno de los casos de éxito de la historieta peruana. Hubiera sido comprensible, pienso hoy, si él mismo no hubiera visto con buenos ojos la idea alterar a un personaje que ya había encontrado su estilo con el paso de los años. Sin embargo, grande fue mi sorpresa cuando lo vi tomar el lápiz sin el menor gesto de incomodidad y empezar a dibujar sus primeras ideas. El resultado fue, desde un primer momento, revelador.

Fue emocionante ver los primeros bocetos de la nueva Chola. En cada uno de ellos, Martín supo plasmar una atmósfera salvaje, primitiva. El rostro del personaje se endureció, y en su piel aparecieron heridas y esas heridas cobraron un realismo siniestro, como si ella misma hubiera  aceptado frente a su creador que todo cambio implica una dosis de violencia. En aquel momento, viendo aquellos primeros bocetos, recordé por qué había elegido este camino.

Siguió la conceptualización de los personajes que completan una larga lista de protagónicos, secundarios e incidentales. A veces usando como referentes personalidades de la vida política real, y otras  veces creándolos de la nada, nuestras ideas empezaron a tener rostro, una mirada, un lenguaje corporal. El crédito íntegro va para Martín Espinoza y su buen hacer, a pesar de (y estimulado por) la complejidad de la situación.

Así, después de sortear las primeras dificultades, nos vimos encaminados hacia la realización de "Nuestros Muertos", y sin embargo aún nos faltaba la tercera pieza del equipo: un colorista que insuflara intención y personalidad al proyecto.

De él, es decir, de Diego Rondón, me ocuparé en el siguiente artículo. Su trayectoria y talento bien merecen un apartado exclusivo. ¡Además, esperen un adelanto del nuevo diseño de la Chola Power!

¡Nos leemos el viernes!

Continuará...

8 comentarios

No me termina de convencer... sigo prefiriendo los títulos de DC y Marvel (ó Marvel ó DC en cualquier orden), la disputa de cual es la mejor será eterna... ahora que el comic nacional quiere entrar a ocupar un espacio "fisico" en la colección de los fans peruanos; creo yo en mi opinion personal, que el N° 1 de la Chola Power debería ser gratuito, de esta manera los excepticos como yo podremos ver la calidad del papel, del dibujo, del entintado y lo mas importante, si la historia engancha o no, obviamente el n° 2 ya debería tener su costo correspondiente... no se, piensenlo y hagan sus "calculos financieros"...

Quizá Peru21 podría considerar una entrega especial de la Chola Power (digamos, con pocas páginas del comic y más contenido promocional) para el Free Comic Book Day. ¿Qué mejor manera de introducir al personaje que con un cómic gratuito que incluya otros fragmentos de publicaciones mainstream venideras? Como dice Wolverine... no sé, piénsenlo y hagan sus "cálculos financieros"...

Buena idea la de Wolvy.

Al menos podrian difundir las primeras paginas digitalmente, para ver si la historia pinta interesante.

que ociosos esos de arriba que comentan, ¿gratis? pónganse a trabajar que acaso no pueden pagar 4 soles por una historieta. que vergüenza ver gente que exija que se regale un producto . propio de la gente que se vende por víveres en una campaña política. por gente como esta es que candidatos como acuña existen.

Amigo Carlos T, mi colección de comics es enorrrrrrrrme, pero selecta, solo DC y Marvel, las publicaciones de Peru21 las tango al 100%, y la verdad que Ghost World no me gusto y me arrepiento haberlos comprado, no quiero que me pase lo mismo con Chola Power, ademas un poco de marketing no le vendría mal a la Chola no?, PD1, por supuesto que trabajo, sino ya te hubiese respondido hace dos días. PD2. Por favor política no tiene espacio en este foro (y no estoy a favor de Acuña)

El Free Comic Book Day es una estrategia publicitaria de mucho éxito en USA (meca del comic mainstream). Como tal, ha sido utilizada ya en varias ocasiones en nuestro medio, tanto por casas editoras como, incluso, por cómics autogestionados como MED, Factory Comics, Panóptica y Punto Aparte, por poner unos ejemplos. No se trata, mi estimado CARLOS T. de regalar el trabajo de uno o más artistas, sino de hacer que el mismo llegue incluso a los más escépticos.

Publico cómics en el Perú desde el año 2013. Sé de primera mano lo que significa su producción y jamás me atrevería a insinuar que un trabajo como el que están desarrollando Santivañez, Espinoza y Rondón no tenga valor sino muy por el contrario: debe llegar a la mayor cantidad de público posible. ¡Espero que, como bien indica tu comentario, puedas pagar los 4 soles por entrega y apoyar este hito del cómic nacional!

claro que si hugo, pero tu estas comparando a usa que tiene un mercado sostenible de comics, hay industria, aqui no existe una industria local de comics ( aun ) y que sea sostenible, quien este interesado en el producto lo buscara. pagara sus cuatro soles ( a nadie lo va a llevar a la pobreza) y si no les gusta pues no compraran los siguientes numeros. , quien sabe quizas peru 21 suba algunas paginas . a nadie que dice ser un tipo trabajador le puede doler el bolsillo pagar 4 soles, eso si es una verguenza el saber que la gente aun tiene esa mentalidad. yo pagare mis 4 soles y si no me gusta no compare los demas. no hay mayor problema. como bien dice migoya el peruano y el español es acomplejado piensan que en su pais no se puede hacer un producto de calidad.

alguien sabe donde puedo comprar ese comic de la chola power cuando salga? lo venden en kioscos?

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.