RSS

Cómics.21

César Santivañez

César Santivañez

Soy el cómic. Laureado, a veces prohibido y otras molido a palos pero siempre con una sola consigna: entretener a millones. Yo puedo transportarlos entre mundos y hacer que pasen grandes aventuras con sus personajes favoritos.

Algunos seguidores de mi magno reino serán los encargados de transmitirles la palabra escrita, así como de digerir y responder todas sus inquietudes acerca de mí en este blog. Digan conmigo: Larga vida al cómic. ¡Larga vida al cómic!

Batman somos todos

Compartir:
DKR 01.jpg

Miércoles por la mañana. Preparo un café y me siento frente al televisor, con la mejor intención de robarle (al menos) unos cuantos minutos de tranquilidad a la mañana. Está el canal de noticias. Dice:

Detienen a sujeto que cortó el rostro a policía. Balacera en plena tarde dejó un muerto y cuatro heridos. Sicarios asesinan a dos dentro de vivienda.

Y así.

Casi sin querer, en mi mente va cobrando forma la imagen de una ciudad que grita a través de las gargantas de sus víctimas. Imagino una Lima cuya única solución es el conflicto, y donde la justicia no se imparte, se comete. En resumen, una Lima que se parece demasiado a la Gotham City de Frank Miller y Lynn Varley en "Batman: The Dark Knight Returns". Y con eso, ya está: si buscaba paz matutina, podía irme olvidando de ella.

Acción, represión y viceversa

DKR Cover.jpg

"The Dark Knight Returns" es una obra que bien podría desestabilizar a cualquier turista proveniente de las típicas historias comerciales, y eso no solo por el guion descaradamente violento (algunos dirán: fascistoide) de Miller, sino porque esta aventura del Caballero Oscuro está a medio camino entre el cómic y el ensayo social. Quien se enfrente a sus páginas quedará a merced de una característica indesligable del cómic de la década del ochenta: el discurso político. Sí. Hubo un tiempo donde el superhéroe era el símbolo de un ideal moral que se estrellaba de bruces contra el sistema. Y los autores hablaban de ello, y lograban que una pelea fuera al mismo tiempo una confrontación ideológica.

Visto desde ese enfoque, lo que Miller nos ofrece es una premisa esencial: todo es consecuencia. El héroe y el villano no son más que dos necesidades sociales que se satisfacen la una a la otra, en una eterna espiral humana. La ciudad (Gotham, Lima, qué más da) es un inmenso tablero donde las piezas son retiradas y repuestas todo el tiempo, para lograr una sensación de equilibro. Me pregunto, a la luz de los titulares: si el panorama ya no puede ser peor, ¿cuánto tardará Lima en obligar a un ser humano a perder la cordura y a tomar la justicia como su estandarte? Pienso otra vez en esta, una de las versiones más oscuras del Murciélago, y confundo causa y efecto con el mismo terror.

Justicia popular

Una de las figuras más interesantes de "The Dark Knight Returns" es la de "Los Hijos de Batman". Cada aparición de este personaje colectivo, que opta por tomar las riendas del problema sobrepasando cualquier medida racional, es otra forma de decir que la justicia no es más que un abstracto-relativo, un ideal que puede cobrar métodos inofensivos, salvajes o sencillamente pintorescos, dependiendo de la mente que lo albergue y de las manos que lo ejecute. Quien diga que las cosas tienen un solo rostro, miente. Y Frank Miller no miente jamás.

Pero "Los Hijos de Batman" son más que eso: representan a la población harta de quejarse y con poco que perder. Son jóvenes, están furiosos y, lo más peligroso de todo, tienen un símbolo. Sucede en el universo milleriano, como sucede en la vida real con Anonymous y el imperecedero "V" de Alan Moore. Basta la indignación, un propósito y una bandera. La diferencia radica en que, mientras Moore deposita su fe en el pueblo identificado con "V", para Miller "Los Hijos de Batman" constituyen un fenómeno marginal. De ahí la sensación de desesperanza.

 Regreso a sentarme frente al televisor. Las ideas son muchas, y vienen de golpe. Otra vez el canal de noticias. Dice:

Asesinan a joven de varios disparos en Fundo La Chalaca.

Pienso: "alguien debería hacer algo, alguien debería tener el coraje". Y me sorprendo a mí mismo justificando el lado más violento del orden y me da miedo saber que, en cierta medida, en nuestros días más oscuros, Batman somos todos.

DKR 02.jpg
4 comentarios

Por lo que vemos, no tienes temas para el blog....

Mucho floro, por favor informar que tenemos de publicaciones para este 2016, DC y Marvel... en mi opimión sugiero no avvnturarse aún con otras editoriales independientes, por lo menos yo no los voy a comprar. Gracias

Y.....cuando van a comenzar a publicar comics

¡Chapa tu choro!

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.