RSS

Fe de Ratas

Diego Peralta

Diego Peralta

¿Y ahora cómo me presento? Soy periodista, pero más soy una rata. Fui el autor de este blog hace más de un año atrás y ahora he regresado. La razón de mí vuelta es todo lo que tengo que decir y contar sobre el único tema que no entiendo y menos controlo: las mujeres.

Ahora a mis 34 años he decidido no hacer más hipótesis sobre ellas. Esta segunda temporada será corta. Será un ensayo literario de la ficción de mi vida. Está vez les contaré todo lo que deben hacer para no enamorarse. Tengan fe en mí. Sé que lo lograré. Tenga fe de hombres, fe de ratas…

Resultado de etiquetas “amor” de Fe de Ratas

Y un día la conocí...

Compartir:

Tras muchos meses planeándolo estaba más que listo e impecable. Mi terno Benetton plomo, mi camisa blanca blanquisima italiana, mis zapatos en punta y pasador. Mi raya al costado y mi pelo tan peinado como cuando tenía 6 años y era mi primer día de clase. Lentes de espía para esconderme y mis gemelos en las muñecas para sentirme muy elegante. Iba sin pareja al matrimonio de mi mejor amigo. Qué importaba. Estaba solo.


SPANGLED BANNER.jpg

[...] continuar leyendo

Un engaño y una propuesta

Compartir:
Es una mañana con un sol despertador. Un rayo profundo se cuela por tus cortinas que son arrastradas por el viento que entra por el balcón. La luz me despierta. Yo casi desnudo con un pie afuera de la cama, busco el frío en el piso y el calor en tu cuerpo. Tú sigues durmiendo. Cabeza al lado y con los ojos bien cerrados.


BAJO EL SOL DE LA VENTANA.jpg

[...] continuar leyendo

Probabilidad, destino y casualidad

Compartir:
Yo hace mucho tiempo ya no espero la casualidad de mi vida. Ya no paseo por bares buscado a "La Chica", ni me esperanzo que alguien me presente a una amiga que sea mi próxima enamorada. Tampoco camino por la calle buscando la mirada de una mujer a la vuelta de una nueva esquina. Ni quiero hallar, en una conversación con una chica, coincidencias inocuas como haber nacido el mismo día y tener el mismo grupo de rock favorito. Ya no creo en el destino y menos en los predestinados.

NOSTALGIA CUADRO.jpg

[...] continuar leyendo

Solo baila conmigo

Compartir:
Echado en este camastro viejo miro el techo descascarado, me tomo el corazón y busco su rostro. Sus ojos negros, su cabello negro, sus labios negros. Estaba enamorado. Por primer vez estaba enamorado. Ya tenía 30 años y recién descubría que era esa sensación, y sin embargo, no tenía la menor idea de como demostrarlo. Nunca en mi vida había hablado mas de cinco palabras seguidas con una mujer, que no fuera mi mamá, mis cuñadas o mis sobrinas. .

GUARDA LE GAMBE.jpg



[...] continuar leyendo

Más que un beso

Compartir:
Estoy en un café. Un cigarro en mi boca, musical ambiental gracias a mi Ipod, mesa en la calle, lentes 'Rayban' negros muy oscuros. Supuestamente estoy absolutamente relajado, pero debajo de la mesa está mi verdadero yo. Mi zapatilla repunta la vereda, mientras mi mano teclea mi rodilla llevando el ritmo de la música. Mis ojos miran al horizonte buscándola sin parar. Alta y cabello castaño. Todas en esta ciudad son así. Mis sobresaltos son cada 30 segundos. Pero mi mayor nerviosismo es que, a pesar de haberlo hablado tanto, aún dudaba en besarla.

SECÁNDOSE AL SOL.jpg

[...] continuar leyendo

Dos desconocidos se enamoran

Compartir:

"¿Es verdad todo lo que escribes?" Me preguntaste. Todos me interrogan  sobre lo mismo. Para qué quieren saber la verdad. La verdad nos descubre, nos devela, nos conoce. No quería que me conocieras. Y sin embargo no solo te respondí, sino que me quedé. Seguí  ahí: hablándote, mirándote y escrutándote. Tú siempre tenías una frase  aguda y una pregunta sin respuesta. Siempre una oración inocente, pero sin pudor y un dicho sin vanidad pero con una belleza inquebrantable. Y por eso no me fuí, por que no te podía descifrar.

TEJANOS2.jpg

[...] continuar leyendo

El amor sí es para siempre

Compartir:

"Anda a comprar", me dijo. Yo no quería ir. Él me miró desde su cama y me  pidió que me acerque. "Estoy bien Negrita", me susurró con esa voz que tanto extrañaba. "Solo quiero una CocaCola". Sonrió como la primera vez  que lo vi en el bus. "Estoy bien. Yo siempre estaré aquí".

CHICA+LEYENDO2.jpg

[...] continuar leyendo

Me voy

Compartir:

Este post no tendrá palabras complicadas ni rimas manidas. Tampoco tendrá exquisiteces narrativas. Solo es un post sincero. Señores, me voy. Me voy de este blog. Ya no tengo fe. Ya no soy tampoco una rata. Este será mi último post.


UNDERWOOD.jpg

[...] continuar leyendo

¿Y tú quién eres?

Compartir:
HACIA EL ABRAZO.jpg
Caminaba como cualquier día. Sin rumbo. Sin nada que pensar. Sin nadie en quien pensar. Solo, absolutamente solo. Una de esas caminatas que no te llevan a ningún sitio. Esas caminatas en que cuentas tus pasos. En esas que juegas a no pisar las rayas de la vereda. 536 pasos y 274 rayas después llegué a ese parque que da al mar. Me senté en esa banca rota que siempre me encontraba cuando estaba extraviado. Uno, dos, tres intentos y el encendedor prendió. Cinco cigarros después me dolía la garganta. Cinco cigarros después apareció él.

[...] continuar leyendo

Un sábado cualquiera

Compartir:

sed2.jpg Una mañana cualquiera de un fin de semana cualquiera. Mi boca está seca, muy seca por las diez cervezas que me embutí en la noche. Siento un sabor rancio en mis labios. Mi cabeza es taladrada por los ecos nocturnos. Prendó la televisión, para intentar llenar el molesto silencio. Un partido de la Liga Premier acompaña mi sueño mañanero. Miró mi Blackberry. Veo la hora, los mails y las actualizaciones del Facebook. Nadie me escribe. Sigo durmiendo.

[...] continuar leyendo

Amores platónicos: los amo, los odio

Compartir:




FOTÓGRAFA+DE+BAIONA.jpg


Ella dormía en mi cama. Estaba acurrucada hacia la derecha en posición fetal. Exactamente en la misma postura que yo asumo cuando duermo. Su mejilla se posaba sobre mi almohada favorita. Sus ojos estaba bien cerrados con una extraña ternura . Sus labios eran impresionantemente perfectos en medio del sueño. Su piel se iluminaba con ese rayo de sol que dejaba pasar las persianas. Parecía ser tan suave y tersa. Y digo solo parecía.


[...] continuar leyendo

Marcas de por vida

Compartir:


ESPALDA ILUMINADA.jpg Tengo tres tatuajes. Uno en la espalda, otro en el brazo derecho y el último en el antebrazo izquierdo. El primero me lo hice cuando tenía 21, el segundo a los 29 y el último a los 32 años, 7 meses, 2 días, 3 horas y 14 minutos. Todos significan, no lo que aparentan, sino lo que solo yo sé. Todos marcan un final. Una tristeza definitiva y una promesa a olvidar.

[...] continuar leyendo

Él y ella se encontraron

Compartir:

LOS HILOS DEL AMOR.jpg

Él regresaba en el autobús con el sabor de su saliva aún en los labios. Miraba por la ventana las calles iluminadas por las marquesinas de los teatros de esa gran avenida, mientras sonaba, justo, una afligida canción de 'Cat Power'.  Él intentaba bloquear los pensamientos, mantener la mente en vacío y sus sueños rotos en un limbo. Un guiño de ella era su última imagen.  El olor agridulce del perfume era el rezago de su aroma.  Su voz ronca la resaca de sus palabras. Una gota grande y gruesa cayó sobre su zapato. No estaba lloviendo dentro del autobús.

[...] continuar leyendo

Volverla a ver

Compartir:

_A.jpg


Estoy sentado en las mesas de afuera de una cafetería. Estoy esperando a que ella llegue. Para hacer tiempo me fumo un cigarro mentolado mientras escucho en mi Ipod una cursi canción de Miguel Bosé. "Si tú no vuelves no habrá esperanza ni habrá nada". La cucharita tamborilea sin parar la taza vacía del café que me tomé. Mi vista está muy lejos del lugar donde estoy sentado. Mi mirada apunta a la esquina por donde ella puede aparecer, si es que aparece.

[...] continuar leyendo

Una relación mortal

Compartir:

banco.jpgSus ojos inyectados, sus labios huraños, su cabello enmarañado, sus manos temblorosas, sus muñecas partidas, sus piernas desencajadas y su piel pálida. Estaba ella, allí, tirada en el suelo mojado, debajo del lavadero del baño, aferrada con fuerza a la tubería. Había sangre proveniente de algún lugar de su cuerpo. Había pastillas de todos los colores regadas en el suelo.

[...] continuar leyendo

Estoy enamorado...creo

Compartir:

ASOMADA AL BALCÓN copia.jpg

Acabo de darme cuenta que estoy enamorado de un fantasma. De una mujer que no es ella sino la idealización de ella. Es decir: es ella, más ella, más ella y más ella. Es todas y nadie por lo tanto. ¡Es increíble! No lo puedo creer. Estoy enamorado de alguien que no existe en realidad

[...] continuar leyendo

Cuando la vida es una montaña rusa

Compartir:
Montan_a_rusa.jpg
Era la montaña rusa más grande que vi en mi vida. Las columnas de acero despegaban hasta el cielo atravesando las nubes. Las vueltas y sobrevueltas eran infinitas. Los pies de los suicidas iban por los aires mientras sus hombros eran atrapados por tenazas gigantes. Yo siempre le tuve miedo a las montañas rusas.

[...] continuar leyendo

Un clavo no saca una estaca

Compartir:
STAR.jpg
¿Estás enamorado? ¡Estás enamorado! Aún estás enamorado. Una y otra vez me preguntan eso como tratando de tomarle el pulso a un moribundo. ¿Cuál es la respuesta? ¿Qué es lo que debo demostrar? Esta es una lista de los clavos que no sacan un clavo.

[...] continuar leyendo

La coincidencia de mi vida

Compartir:

mano y fruta.jpg

Era una de esos fines de semana, donde la noche, la madrugada y el día eran lo mismo. Eran días horizontales. Era yo casi inmóvil echado en mi cama y haciendo un único y permanente movimiento. Era mi dedo en un espasmo desesperado apretando los botones de mi control remoto. Eran días de música, libros, Internet y televisión sin levantarme de la cama. Eran días en que esperaba la coincidencia de mi vida sin ni siquiera moverme

[...] continuar leyendo

Manual para suicidarse emocionalmente

Compartir:


MADONA.jpg¿Usted cree que está enamorado? ¿Cuándo ella, le habla usted observa cómo su cabello se desliza sobre sus hombros o cómo sus labios se despegan lentamente, o cómo sus pestañas siempre dicen que no? Señor, tengo que advertirle que está usted obsesionado / fascinado con esa mujer.

[...] continuar leyendo

Adicto a un instante eterno

Compartir:
lengua.jpg

Hay un intervalo de tiempo, que dura menos de un segundo, en el que haría lo que sea por ellas. Ese instante en donde mi corazón late despavorido y mi respiración es tan rápida que me asfixia. Un pequeño momento donde las dudas se reproducen como un virus y la ansiedad es la que controla todos mis actos. Ese instante que es capaz de hacerme soñar una vida entera con ella. Ese momento que quiero que se repita hasta la saciedad.

[...] continuar leyendo

Hasta dónde te puede llevar una canción

Compartir:
estudio.jpg

No sé cómo llegué a esta discoteca del sur y menos a este concierto. Estaba parado entre rucas, patanes y fans enamorados. Mar de Copas, una vez más. Nuevamente con sus melodramáticas y repetidas baladas que te llevan de una alegría mesurada a la abulia absoluta. Sin embargo, una canción me paralizó por un instante.

[...] continuar leyendo

¿Has dicho te amo alguna vez?

Compartir:
cuerpos.jpg

Yo no sabía decir "te amo". "Te quiero, te extraño, te adoro", pero nunca un "te amo". Un real "te amo". No ese gratuito "te amo" dicho en las orillas de una playa con la puesta de sol. Ni tampoco ese barato "te amo" tras darle a tu novia un regalo por San Valentín. Aún menos un desesperado "te amo" para que tu enamorada no te deje. Hablo de un sentido y angustiado "te amo". De esos que salen de tu boca sin haberlo dicho.

[...] continuar leyendo

Top five: zapping cursi

Compartir:
OJARRACO.jpg

Es uno de esos días donde mi cabeza quiere estar lo más alejado que se pueda de los momentos románticos. Es la nefasta semana cerca al 14 de febrero. Tras correr despavorido de las calles, que cada vez están más teñidas de rosa, me encerré en mi departamento. Llegué a mi cuarto con la intensión de ver una recia película de acción y comencé a poner en acción mi dedo gordo.

[...] continuar leyendo

Es extraño extrañar

Compartir:
col2.jpg Santiago últimamente camina sin rumbo. Solo los cigarrillos lo acompañan por las calles angostas de Miraflores. Anda a paso lento, arrastrando los pies, como si el tiempo no fuera un problema. Cada cigarrillo se acaba a las cinco cuadras y ese es el instante en que su mundo parece entrar en una cámara lenta interminable.

[...] continuar leyendo

Un 'alpinchista' enamorado

Compartir:

DE_CORAZON.jpgCansado de correr en sentido contrario, intentando no ser un hombre más. Explicando lo inexplicable. Hablando cuando debía estar callado. Siendo directo cuando todos eran hipócritas. Caminando al lado del camino por donde nadie pasaba. Comiendo esas mil resacas de amor y licor. Así me sentí por mucho tiempo. Viviendo y enterrado con el amor cortándome siempre la cara.

[...] continuar leyendo

Cuando haces llorar a una mujer

Compartir:

ARRINCONADA.jpgElla lloraba desconsolada en mis brazos y yo estaba asustado por su reacción. "No me dejes", murmuró mientras se aferraba a mí. Momentos antes le había dicho que no podía más, que quería terminar. Tras ocho meses, me decidí a cortar con esa relación tan rosa de besos y abrazos y nada más. Sin embargo, en un acto de cobardía, me arrepentí ante sus sollozos. Igual terminaste con ella, así que podrías decir que sentiste algo de arrepentimiento pero no diste un paso atrás. A los 23 años comencé mi vida caníbal.

 

[...] continuar leyendo

El amor de mi vida: la película

Compartir:

vaquerazos.jpgTodos queremos creer que alguna vez llegará el amor de nuestras vidas, como un designio del destino.  La verdad es que a muchos nos pasará por encima sin darnos cuenta. Qué frustrante. Todos siempre nos preguntamos cómo saber cuándo arribará. Algunos dirán, sabiamente, que lo sabrás cuando suceda. Mentira. El amor de nuestras vidas puede pasar frente a nuestros ojos sin que nos demos cuenta: disfrazado, borroneado, desenfocado. Hay que estar atentos. Nadie quiere creer que lo que todos buscamos puede ser algo efímero, pasajero, instantáneo.

 

[...] continuar leyendo

¡Vas a ser papá!

Compartir:
PIXELADO.jpg

No me viene. ¡¿No te viene?! Con esas tres palabras uno puede comenzar un calvario de especulaciones. Es el momento en que miras tu vida amorosa en perspectiva. Instante en el que reflexionas hasta dónde puedes llegar con una relación ¿La amo tanto como para tener un hijo? ¿Estoy preparado para ser papá? ¿Como rayos llegó ese espermatozoide a su destino?

[...] continuar leyendo

Amor a larga distancia

Compartir:

esperando.jpgAmar de lejos es como vivir en un desierto buscando agua para sobrevivir. Llamadas telefónicas, mensajes de texto, videochats, fotos y solo recuerdos. El olvido te carcome, la soledad te aprisiona, el extrañar te devora. Vives aferrado a una remembranza y luchas por estar enamorado de un recuerdo.

[...] continuar leyendo

Prohibido los amores platónicos

Compartir:

converse_corazon.jpgPor fin la besé. Eso fue lo primero que pensé. Fue la primera vez que no lo había pretendido. Ocho intentos de besos, veinte salidas al cine, nueve borracheras juntos, treinta cafés, dos novios suyos, una novia mía, muchas lágrimas, bastantes sonrisas e innumerables sueños despierto. Me demoré casi tres años en besarla.

[...] continuar leyendo

Instructivo sobre cómo construir el amor de su vida

Compartir:

 

manualdeamor.jpg

Amor carnal, amor banal, amor sexual, amor pasional, amor jovial, amor fraternal, amor querido, amor sin querer, amor de tontos, amor infantil, amor adolescente, amor senil, amor en silencio, amor platónico, amor escondido, amor prohibido, amor de locos, amor podrido, poco amor, sin amor, amor y odio, amor después del amor, amor de amores ¿Cuál es el amor de su vida?

[...] continuar leyendo

¿Cuánto cuesta el amor?

Compartir:
PUTA.jpg

Su último beso fue hirviente, jugoso e insondable. Su lengua se entregó con ligereza. Sus labios abrazaron mi boca con fervor. Fue un beso de despedida en la puerta de su trabajo, en medio de un cielo violeta de madrugada. Fue un beso extraño para ser de una puta.

[...] continuar leyendo

El lado oscuro de la cama

Compartir:
camavacia.jpg

Los instantes de mayor verdad de un hombre son los diez segundos después de un orgasmo. Cuando sudoroso, caes desnudo sobre la cama, miras el pálido techo y tomas aliento luego de tanta agitación.

[...] continuar leyendo