RSS

Cómics.21

César Santivañez

César Santivañez

Soy el cómic. Laureado, a veces prohibido y otras molido a palos pero siempre con una sola consigna: entretener a millones. Yo puedo transportarlos entre mundos y hacer que pasen grandes aventuras con sus personajes favoritos.

Algunos seguidores de mi magno reino serán los encargados de transmitirles la palabra escrita, así como de digerir y responder todas sus inquietudes acerca de mí en este blog. Digan conmigo: Larga vida al cómic. ¡Larga vida al cómic!

Resultado de etiquetas “Alterna Comics” de Cómics.21

"Raygun": talento nacional, alcance global

Compartir:

Hace poco más de una semana, el mercado digital norteamericano recibió de muy buena gana la publicación del primer número de "Raygun", una miniserie de Alterna Comics para Comixology que ya está recibiendo las mejores críticas en USA. Grande fue la sorpresa al ver que dos colegas peruanos están detrás de esta miniserie: Alonso Molina, en el dibujo, y Paulo Rivas, en las tintas.

Conversé con ellos acerca de su trayectoria previa, sus expectativas para "Raygun" y sus proyectos a futuro. Esto fue lo que dijeron.

Raygun cover.jpg

Los aficionados a la historieta nacional conocemos de sobra sus trabajos. Sin embargo, siempre hay nuevos lectores a quienes les gustaría saber más acerca de nuestra propia escena, y qué mejor si la información viene de los mismos artistas. Cuéntennos brevemente la historia de cada uno antes de ""Raygun"".

Alonso Molina: Yo he dibujado historietas desde que tengo memoria, aunque no fue hasta octubre del 2010 que decidí autopublicar mi trabajo. A partir de entonces publiqué seis números de "GodDamned" con Perromuerto Producciones. Además, participé en dos proyectos chilenos "Sinfonias Sencillas" y "La Senda del Errante". Una de esas historias se llegó a publicar en un recopilatorio que se llamó "Chile en Viñetas". 

En el año 2013 decidí estudiar una maestría en ilustración en la Academy of Art University de San Francisco. A partir de mi segundo ciclo empecé a recibir ofertas de trabajo de parte de guionistas particulares, y he estado trabajando para ellos desde entonces. Mi primer trabajo para el mercado estadounidense fue "Warrior Spirit", una historieta de 16 páginas a color, seguido inmediatamente de "Space Dragon" una novela gráfica muda de 100 páginas a color que estoy próximo a terminar. Además, publiqué por mi cuenta en Comixology una historieta de 23 páginas que se llamó "The Long Walk Home".

A principios del 2015 Greg Schoen me propuso trabajar en ""Raygun"", una historia que consistiría de seis números. Lo primero fue dibujar 8 páginas de prueba con las que presentó el proyecto a editoriales de cómic independiente, y Alterna aceptó publicarlo cada 2 meses. Hemos estado trabajando en ello desde octubre del año pasado

Paulo Rivas: En mi caso, dibujo historietas desde la secundaria, con lo que llevo ya 26 años en esto. Entre mis primeros logros estuvo estar 3 veces entre los primeros puestos del concurso nacional de historieta organizado por la ya difunta ONG Calandria, a fines de los noventas. Mi trabajo más conocido, "Khan el Monje Guerrero", salió también publicado por esas épocas. Publiqué en diversos fanzines nacionales además de uno en Londres y otro en Chicago.

En el 2008 abrí con dos socios más un taller y mi propia pequeña editorial, Perro Muerto Producciones. Nuestra meta era no sólo poder publicar nuestras obras sino dar a jóvenes autores peruanos el apoyo que nunca recibimos nosotros de otras editoriales o instituciones. Seguimos en este ideal hasta hoy y felices de ver otros grupos y editoriales pequeñas floreciendo con iniciativas semejantes. 

 

Raygun 01.jpg

Hablemos acerca de "Raygun". ¿Es este su primer acercamiento a la ficción retrofuturista? ¿Cuál es el proceso creativo detrás de este trabajo?

Alonso Molina: Si. Mi trabajo hasta el momento se ha centrado en Scifi o en acción/horror sobrenatural, pero el retrofuturismo siempre ha sido un género que me ha llamado mucho la atención. Aun así, "Raygun" no llega a ser propiamente retrofuturista. Se muestra mucho la figura de Tesla en el pasado, y el arma del título puede encontrarse en la actualidad. 

Por mi parte el proceso creativo parte de buscar en internet referencias gráficas de lo que me pide el guion. A veces me pide eventos históricos, lugares específicos, vestimenta,  robots, armas o autos. Busco la mayor cantidad posible de fotos para darme una idea clara de lo que tengo que dibujar. Tener una referencia a mano facilita mucho el trabajo artístico. Luego paso a dibujar bocetos con la composición de cada viñeta, bosquejos de la diagramación de la página. Una vez que Greg le da el visto bueno,  procedo a detallar la página y pasársela a Paulo.

 

Se habla mucho acerca de la revolución del cómic digital, y publicaciones como ""Raygun"" avalan el hecho de que, hoy en día, gracias a la internet, el mercado es global. ¿Por qué decidirse por Comixology en lugar de la publicación en físico?

Alonso Molina: Comixology tiene varias ventajas en comparación con la publicación física. Primero, la distribución. Un lector puede comprar la historieta desde cualquier lugar del mundo y leerla desde cualquier dispositivo. La segunda ventaja es desde el punto de vista económico. Alguien que sabe cómo funciona la distribución física sabrá que más del 75% del precio de venta se pierde entre la distribuidora y la vitrina de la librería, dejando aproximadamente un 25% para pagar impresión y gastos operativos de la editorial, además de los honorarios del guionista, dibujante, entintador, etc. El trato con Comixology es distinto. Ellos ofrecen quedarse con el 50% y el 50% restante va directamente a la editorial y a los creadores. Es un trato muy bueno. Obviamente para los amantes del cómic, tener el soporte físico en tus manos es una sensación distinta, pero la distribución digital tiene ventajas considerables.

Paulo Rivas: Para mí es una experiencia nueva publicar en formato digital; no me hago problemas porque no soy tan fan de un formato o de otro, sino de que nuestro trabajo llegue al público. Comixology viene manteniéndose en el tiempo y ganando popularidad, lo que demuestra que, como plataforma para llegar al público, es perfectamente válida y viable. En la experiencia que tenemos en Perromuerto editando en físico, el principal problema es siempre la distribución. Carecemos de personal que pueda avocarse a esa tarea y como resultado nuestras ventas se reducen a eventos y una tienda, que es lo poco que buenamente podemos hacer los autores. Lo más probable es que en el futuro en Perromuerto empecemos a usar más asiduamente esta plataforma.

 

Raygun 02.jpg

¿Cuáles son los requisitos que Comixology exige para poder publicar en su plataforma? ¿Qué tan complejo fue cumplir con sus estándares?

Alonso Molina: Comixology exige primero un estándar mínimo de calidad de producción. Ellos exigen que el trabajo se vea profesional. No se pueden ver líneas azules del boceto, ni los bordes de la página escaneada. También exigen que no haya errores ortográficos. El resto de requisitos son bastante técnicos, del tipo de no dejar mucho margen, la resolución de las imágenes y el formato. Yo sé esto por mi experiencia con "The Long Walk Home". En el caso de ""Raygun"", Greg trató directamente con la editorial y por tal razón no estoy seguro si él mismo envió el trabajo a Comixology, o si fue Alterna quien hizo el trámite.

Es bastante fácil equivocarse en los requisitos técnicos, pero apenas notan un problema Comixology avisa para que lo corrijas a la brevedad. Vale la pena considerar que Comixology suele demorarse aproximadamente 3 meses para publicar comics independientes.

 

Quienes los conocemos sabemos que ambos se caracterizan por mantener siempre viva la inquietud artística. ¿Cuáles son sus proyectos a futuro, en el mercado nacional y en el extranjero? ¿Veremos ""Raygun"" publicado también en español?

Alonso Molina: Por lo pronto mis proyectos se enfocan en el extranjero. Aun quedan tres números de "Raygun" por dibujar, así que con eso tengo trabajo hasta Julio. Además, planeo asistir a cuatro convenciones en los próximos meses para mostrar mi portafolio a editoriales. De todas formas regresaré a Lima, pero mi trabajo estará enfocado a público extranjero. Es una de las ventajas de este trabajo. Por otro lado estoy trabajando en una nueva historia que estoy usando como tesis para mi maestría, que una vez completada publicaré por internet.

Respecto a publicar "Raygun" en español, habría que consultarlo con la editorial.

Paulo Rivas: No veo difícil sacar también "Raygun" en español, sobre todo ahora que trabajamos con impresión bajo demanda y en tirajes pequeños. Un tiraje mayor probablemente dependería de cuánta publicidad reciba "Raygun" afuera y si convence a una editorial peruana más grande; no me sorprendería que suceda, después de todo y modestia aparte, creo que el trabajo que hicimos lo vale (risas)