RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

El valor del artículo

Compartir:
articulos_determinados_e_indeterminados.jpg
El determinante artículo, o simplemente artículo, es un presentador del sustantivo. Tradicionalmente se han distinguido dos grupos, los artículos determinados o definidos (el, la, lo, los, las) y los indeterminados o indefinidos (un, una, unos, unas). Aclaramos que la forma uno no es artículo, pues nunca presenta al sustantivo; así, en el ejemplo Uno nunca está satisfecho con lo que tiene, la forma uno es un pronombre indefinido.

A la idea de determinación e indeterminación de los artículos se le unen también los conceptos de especificidad y de inespecificidad. El carácter específico de algo está en su clara identificación o reconocimiento; mientras que la inespecificidad es todo lo contrario, pues señala una realidad que no está claramente identificada, sino que es más bien vaga e imprecisa. Expliquemos esto con algunos ejemplos: El ganador disfrutará de unos días en la cálida playa de Máncora; Todavía no ha nacido el hombre que la haga recapacitar; Tengo un vecino español; Sorprendí a unos alumnos de I ciclo leyendo el periódico. Los dos primeros casos (el ganador y el hombre) no aluden a una persona en particular, sino a alguien hipotético (al que se gane el premio y al hombre que la haga recapacitar, respectivamente); en cambio, en los dos últimos ejemplos existe una identificación del referente, sé de quienes estoy hablando; es más, soy capaz de reconocerlos, pero no los menciono con nombres y apellidos. Así pues, en los dos primeros casos con el artículo determinado estoy marcando la inespecificidad; mientras que, con los indeterminados, la especificidad. Si bien esto resulta claro, a veces no es así, pues hay inespecificidad cuando no aparece el artículo, muy frecuente, sobre todo, en titulares de la prensa:  Muere soldado en la selva peruana; Estalla coche bomba en Irak; Mujer asesina a su conviviente; Anciana muere en hospital Dos de Mayo...

Por otro lado, cabe señalar que la presencia del artículo permite distinguir el género y también el número del sustantivo al que acompaña, dado que a veces se presentan invariables; por ejemplo: la crisis/ las crisis, la tesis/ las tesis, el catequista/ la catequista, el cantante/ la cantante, etc. Asimismo, es importante mencionar que ante sustantivos femeninos que empiezan por ha tónicas se sustituye el artículo femenino la o una por el o un en las formas singulares: el águila, un águila, el hada, un hada, el hacha, un hacha, etc. De esta regla quedan exceptuadas las formas de las letras: la a, una a, la hache, una hache; y también el nombre de la ciudad de La Haya.

Si bien los artículos no suelen acompañar a los antropónimos ni a los topónimos, salvo que formen parte del nombre como La Haya, El Salvador, La Habana, etc., o que se presenten en el uso coloquial (la María, el Carlos); su presencia es obligatoria cuando se menciona a los miembros de una familia (los Martínez, los Castro) o el apellido de alguna mujer, casi siempre famosa (la Perón, la Monroe), así como cuando dicho nombre propio lleva un complemento: La Lima del siglo XX tuvo menos problemas de tráfico que la Lima del siglo XXILa María que volví a ver estaba mucho más rejuvenecida que la María que dejé hace unos cinco años; El Dante de la Divina Comedia no es el Dante de la vida real; El Vallejo de Trilce es más emotivo que el Vallejo de Paco Yunque.

Finalmente, señalamos que el artículo es el sustantivador universal porque convierte en sustantivo cualquier palabra a la que preceda. Así tenemos, por ejemplo, que rojo es adjetivo, cantar es verbo y pero es conjunción; sin embargo, dejan de serlo en las siguientes oraciones: El rojo es señal de peligro; El cantar de los niños enternece a los mayores; El pero es la disculpa del ocioso.

Eliana Gonzales C.

Referencia de la imagen: Maza, Marina Cuáles son los artículos determinados e indeterminados. Disponible en https://www.unprofesor.com/lengua-espanola/cuales-son-los-articulos-determinados-e-indeterminados-1482.html

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.