RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

En base a

Compartir:
con_base_en_base.jpg

Hace algunos días, uno de nuestros lectores nos envió el siguiente comentario: Quisiera saber por qué carecen de justificación los componentes de en base a y no, por ejemplo, los de a base de. Investigando con cierta inversión de tiempo -cediendo generosamente más de un clic a cada partícula- en relación a las acepciones de «en» y de «a», puede llegarse a las mismas conclusiones o callejones sin salida que analizando el «a» y el «de» del legítimo término a base de. ¿No son ambas locuciones preposicionales?

Existe por ejemplo la locución preposicional en orden a, de casi idéntica confección, que, a pesar del uso aparentemente injustificado de «en» y de «a», equivale a con el fin de o a respecto a. He podido encontrar también una equivalencia entre «en» y «sobre», y entre «a» y la referencia a una ubicación específica en un momento o lugar para una acción o suceso, como en le cogieron a la puerta o firmaré a la noche -casos puntuales brindados por el Diccionario-, las que afirmarían la validez de en base a como equivalente a sobre la base ubicada en o sobre la base situada en. Es por eso por lo que, partiendo de acepciones presentes en el Diccionario de la lengua española (2014), puede ser justificada cada palabra de las contenidas y su conjunto; aun así considero preferible pensar en este término como una locución preposicional íntegra y legítima de -solo a primera vista- polémica sintaxis.

Entonces, totalmente legítimo argumentar que en base aa nivel dea base de son formaciones similares a otras varias que posee el castellano y tienen un uso reconocido: sobre la base deen orden a. Son conocidas generalmente como locuciones o frases preposicionales y las define la Nueva gramática de la lengua española (2009: 29.3b) como "agrupaciones de palabras que adquieren conjuntamente el sentido y el funcionamiento gramatical de las preposiciones". En el español hay muchas locuciones preposicionales, unas recientes y otras más antiguas. Todas comparten esas características de combinar preposiciones y elementos nominales o infinitivos: enfrente de, con ayuda de, en sentido de, a causa de, a partir de, en contraste con, en vista de.

El problema no es tanto el sistema gramatical sino la norma, entendida al modo de Eugenio Coseriu no como imposición académica sino como el uso consentido y consagrado por la comunidad idiomática en su conjunto. La norma lingüística la impone la mayoría pero tiene carácter histórico: lo que hoy resulta extraño mañana puede ser habitual y al otro día prestigioso y lo mismo ocurre en sentido contrario. Frases que hoy son normales tal vez resulten extrañas dentro de cien años. Así pues, construcciones con este helenismo tomado del latín que se incorporó al castellano, como otros muchos cultismos científicos, en el siglo XVIII (el español medieval y clásico decía basa y no base), empiezan a aparecer ya en el siglo XIX y se irán haciendo habituales con más o menos resistencias. Es conocido el caso del escritor Ricardo Palma, que defiende el uso de sobre la base contra las protestas de un corrector de pruebas, "porque sé que en asuntos de lenguaje hay un tirano que dicta la ley, y ese tirano es el uso generalizado" (Tradiciones peruanas,1964). Y ahora nos parece que sobre la base es una expresión indiscutida.

El profesor Luis Alberto Hernando Cuadrado señalaba en 1994 que las dos primeras locuciones mencionadas son de origen inglés y "han proliferado hasta la saciedad", lo que provocó la sorpresa y el desacuerdo de algunos lingüistas y de todos los académicos. El principal contendor de estos préstamos gramaticales fue precisamente Fernando Lázaro Carreter quien las consideraba "la más necia de las necedades idiomáticas", y proponía para algunos casos su reemplazo por preposiciones castellanas. Lo mismo F. Marsá ridiculizaba ese empleo y el propio Hernando Cuadrado se mostraba también en contra de esta innovación, pero aceptaba el uso generalizado en la lengua común de a base de en frases como: Todo lo logró a base de esfuerzo. (L. A. Hernando Cuadrado, Aspectos gramaticales del español hablado. Madrid, Ediciones Pedagógicas, 1994, pp. 211-212)

La NGLE (2009: 29.9l) se muestra ahora más comprensiva en el caso de "a(l) nivel de", y reconoce: "suele admitirse cuando pone de manifiesto el límite o el estadio que corresponde a algo", como se comprueba en el ejemplo: Una especialización a nivel de pregrado; pero manifiesta su rechazo a la fórmula como sustituto indiscriminado de en lo relativo a. Por ello en expresiones como: Cambios a nivel de exportaciones recomienda el empleo de otras locuciones: En lo relativo a exportaciones..., En lo que respecta a exportaciones...

Finalmente, acepta normalmente a base de, con base en, pero considera incorrecta sin ninguna explicación la locución: en base a. Seguramente porque puede reemplazarse por sobre la base de, que sin embargo resulta más larga y complicada, por lo que no hay duda de que con el paso del tiempo también esta expresión quedará autorizada por el uso normal y finalmente reconocida en la norma académica. Por lo pronto, en el Corpus de Referencia del Español Actual de la RAE se comprueban más de dos mil ocurrencias de esta locución; una de las ellas es de Antonio Cisneros, quien escribía: "hay muchos libros escritos sobre ello y en base a esa información estructuramos nuestros platos" (El mestizaje gastronómico. Lima, Universidad San Martín de Porres, 1995, p. 84).

Por otra parte, hemos registrado en el uso coloquial base a y otras fórmulas todavía no aceptadas y que tal vez nunca lleguen a serlo en el uso normal o en la norma nacional: Ese sistema está base a todo lo que sabemosEn la vida del hombre y a menudo que pasa el tiempo se dan transformaciones... Son expresiones que probablemente han surgido esporádicamente de la confusión o el cruce entre expresiones existentes y vocablos relacionados por su proximidad o contigüidad semántica, pero que también tienen cierta extensión de uso. Su destino está en manos de los hablantes.

Carlos Arrizabalaga Lizarraga

Referencia de la imagen: Turrilandia (Jueves, 1 de mayo de 2014) Con base / En base. Disponible en http://turrilandia.blogspot.pe/2014/05/con-base-en-base.html

 

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.