RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

Ser como (parecer) el perro del hortelano

Compartir:

perro_hortelano

Karent Urízar
Universidad de Piura

Esta conocida expresión proviene del título de una conocida fábula. Es necesario aclarar que la definición de hortelano es 'persona que por oficio cuida y cultiva huertas' (RAE, 2001), donde se crían frutas, hortalizas, etc. Asimismo, que las fábulas son esas pequeñas historias en las que los personajes suelen ser animales y que terminan en una moraleja.  Esta que nos ocupa se le atribuye a Esopo, un esclavo tal vez nacido en Frigia (en la actual Turquía), que vivió entre los siglos VII y VI a. C. en Grecia.

El refrán ('dicho agudo y sentencioso de uso común') El perro del hortelano no come ni deja comer proviene del reproche que hace el buey de la fábula al perro del amo del huerto: puesto que el perro no es vegetariano, es un buen cuidador de un huerto hasta el punto de no permitir que otros animales coman de sus frutos.

Lope de Vega escribió también una comedia con el mismo título en 1618. En ella, Diana es la condesa de Belflor y como tal no puede amar a Teodoro, su secretario, pero tampoco lo deja amar o ser amado por nadie. Aunque esta comedia tiene un final feliz, es la que populariza la expresión que hace referencia a los sujetos que no disfrutan de algo porque no quieren o no pueden, pero que, además, impiden que otros lo hagan; quizás  por temor, envidia u otra causa.

El uso frecuente de esta frase ha hecho que el hablante no necesite decirla completamente porque ya se conoce el final. Valga como ejemplo un título de editorial del diario El Comercio del viernes 20 de septiembre del 2013: «El perro del hortelano (de la seguridad)».

Además, como nos dice Rodríguez Mondoñedo «ahora "el perro" ha desaparecido de la frase, con lo cual "del hortelano" se convierte en el elemento que consigue el significado buscado con respecto a cierta entidad X; se ha construido un esquema como el siguiente: X no hace P ni deja hacer, por ejemplo el titular del diario El Comercio (12 de diciembre de 2007) "El alcalde del hortelano"».

Un uso especial, quizás propio del Perú, es el uso a la frase «del hortelano» como sobrenombre que se le ha puesto al expresidente peruano Alan García. En un artículo de opinión del diario La República (2015) se lee el título: «El campeón de la pobreza y el hortelano», donde dice: «Así nació el "perro del hortelano", marca registrada del segundo gobierno de García: que los recursos naturales los exploten quienes tienen dinero». Todo esto gracias a unos discursos que escribió el propio Alan García "El síndrome del perro del hortelano" el 28 de octubre de 2007, "Receta para acabar con el perro del Hortelano" del 25 de noviembre de 2007, "El perro del hortelano contra el pobre" del 2 de marzo de 2008. En estos casos "perro del hortelano" significaría que no se tiene una actitud proinversión.

Foto: Adam Jones (CC BY-SA 3.0)

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.