RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

Oficios y profesiones del "sexo débil"

Compartir:

profesiones_femenino2

Carola Tueros
Universidad de Piura

Hoy, 7 de setiembre, se celebra en Perú el Día de los Derechos Cívicos de la Mujer y en honor de todas aquellas mujeres, que además de atender el hogar se han ganado un peldaño en la sociedad por su trabajo, profesión y vida ejemplar, hablaremos de los oficios y profesiones del mal llamado «sexo débil».

La Nueva gramática básica de la lengua española (2011:19) señalaque la marca de género de muchos sustantivos que nombran profesiones desempeñadas en sus inicios solo por hombres designaba el masculino, mientras que la forma femenina se aplicaba a la esposa: la juez ('la mujer del juez'), la presidenta ('la mujer del presidente'), la coronela ('la esposa del coronel'), la gobernadora ('la mujer del gobernador'), etcétera.

Hoy en día, como la mujer ha accedido a profesiones y a cargos que tradicionalmente eran desempeñados únicamente por varones, dichos usos se han perdido en el ámbito formal y han pasado al coloquial: la jueza ya no es la esposa o mujer del juez, sino 'la mujer que desempeña el cargo del juez'; la presidenta, 'la mujer que preside' y en lo coloquial 'la esposa del presidente'.

La norma permite utilizar los sustantivos de profesiones y cargos como comunes en cuanto al género (el/la juez, el/la presidente, el/la ministro) o como nombres de terminación variable (juez/jueza, presidente/presidenta, ministro/ministra), aunque se tiende actualmente a la segunda opción. Así tenemos que muchos de los masculinos terminados en -o presentan el femenino en -a: abogada, bióloga, endocrinóloga (endocrina), dermatóloga, odontóloga, ginecóloga, maestra, catedrática, diputada, ingeniera, filósofa, árbitra, arquitecta, licenciada, médica, mandataria, bombera, camarógrafa, etc. Otros coinciden en el femenino con nombres de ciencias, artes, disciplinas o actividades: física, informática, música, política, química, técnica... Sin embargo, a veces, se prefiere el uso del sustantivo común en cuanto al género: el médico o la médico en vez de médica; el músico, la músico en lugar de música; el otorrino/la otorrino (de otorrinolaringólogo), etc.

Algunos sustantivos femeninos correspondientes a masculinos no acabados en -o se están difundiendo, claro está que su aceptación no es la misma en todos los países hispanohablantes: bedela (de bedel), concejala (de concejal), fiscala (de fiscal), consulesa (de cónsul), alcaldesa (de alcalde), alguacila (de alguacil), choferesa (de chofer o chófer), lideresa (de líder), etc.

Y como la incidencia de la mujer en lo profesional ha llegado al Ejército, se consideran comunes en cuanto al género sustantivos que designan grados o jerarquías de la escala militar: el/la cabo, el/la soldado, el/la capitán, el/la coronel, el/la sargento, el/la teniente, el/la piloto, el/la copiloto, el/la sobrecargo, etc. En ciertos países se opta por algunos de terminación variable: la capitana, la coronela, la sargenta, la tenienta.

Con respecto al sustantivo policía es femenino si se refiere a la institución: la policía. Pero común en cuanto al género, si alude a sus integrantes: el policía (masculino) o la policía (femenino).

Debemos tener claro, asimismo, que establecer el género femenino de la profesión u oficio dependerá definitivamente del sustantivo en cuestión, por ejemplo, el masculino chef no lo podemos cambiar a *chefa, la variación de género femenino se da con el artículo o con un adjetivo u otra palabra: la/una chef instructora.

Finalizo este tema preguntándoles si realmente piensan que las mujeres somos el «sexo débil». Respondería que no y lo hemos demostrado a través de la historia. Tenemos la fortaleza para afrontar y sacar adelante muchos proyectos; no solo profesionales, sino también personales. Por eso, van unas merecidas felicitaciones y reconocimiento a cada una por el Día de los Derechos Cívicos de la Mujer.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.