RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

Está de la refurinfunflay

Compartir:
estar_de

Universidad de Piura

Es de uso común entre los piuranos decir Está de fiesta, Está de jefe, Está de verse, Está de huelga, etc. Lo cierto es que con el transcurrir de las reflexiones de cómo hablamos y de cómo hablan los otros, me di cuenta de que no "me gusta cómo suena" o  de que hay algunas frases que  no las diría así; por ejemplo Dale agua que está de sed o Pobre gato, está de hambre; ¿No sería mejor decir Dale agua que tiene sed o Pobre gato, tiene hambre? ¿Hay alguna diferencia o es una fórmula más precisa que la otra?

Hay muchas investigaciones sobre el uso que hacen los hablantes del verbo "estar" pero son escasas las que analizan la estructura "estar de + sustantivo/adjetivo"; de hecho el DRAE (2001) solo consigna las frases está de ver y estar de más.

Bajo esta fórmula se pueden distinguir algunas diferencias entre ellas. Un primer caso es el de las frases con valor de intensificación, para juzgar algo (positivo o negativo); por ejemplo La fiesta estuvo de muerte; La decoración está de maravilla. Estas locuciones según el contexto pueden actuar como adjetivos o adverbios, ya que podríamos cambiarlas por un adjetivo o adverbio de similar valor: La fiesta estuvo estupenda o La decoración está/es preciosa. Entonces, estar de hambre, de sueño o de sed... son equivalentes e intercambiables por estar hambrientos, soñolientos o sedientos, respectivamente.

Un segundo caso es el que señala unos sustantivos de diferente naturaleza con función de atributo: Luis está de jefe de área, Ramón está de becario. Con estos se designan a individuos y objetos concretos. Aquí el núcleo del atributo es un nombre que designa profesión, ocupación u oficio. Esta construcción con "estar" indica una idea de "provisionalidad" en el lugar o en la tarea desempeñada. Dejamos de lado si la intención es o no irónica o esconde algo debajo porque eso dependerá mucho de la intención del hablante y sus circunstancias, quizás puede demostrar asombro u orgullo al decirlo: Mi hijo está de jefe.

En un tercer caso tenemos: Esa familia ha estado de luto durante tres años o Miguel está de malhumor con mucha frecuencia. Se trata de eventos o circunstancias que son situaciones transitorias que pueden tener indicaciones modales ya que son equivalentes a las formas con participio, me explico con los ejemplos anteriores: Esa familia ha estado enlutada durante tres años: enlutada (verbo participio con función de adverbio de modo: Esa familia ha estado así durante tres años) y Miguel está malhumorado con mucha frecuencia = Miguel está así con mucha frecuencia.

En conclusión, a pesar de que me "suenen" mal algunas frases con "estar de" y no las use, son correctas, así que 'estamos de buenas'.

2 comentarios

Interesante lo que nos relatan del curioso aporte piurano al castellano peruano

No nos explican qué quieren decir en Piura con eso de " Está de la refurinfunfay", ni la veo en las ocho entradas con el Google. Me imagino que la usen por algo encomiable,

Tampoco en la explicación mencionan la secuencia "de la" que aparece en la expresión, que por acá nos es o era frecuente usar: "está de la pitri mitri" que, con su equivalente "está de pítriqui manganzúa" (sin "la"), se usa o usaba para calificar una cosa notable o muy buena.

"Estamos de buenas" por cosas como estas... Buen aporte.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.