RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

Y punto

Compartir:

Shirley Yanuaria Cortez González
Docente Universidad de Piura

punto.jpg

Los signos de puntuación regulan la escritura, facilitando la expresión y comprensión de las ideas. De ellos se guía el lector para darle la entonación debida al texto, realizando pausas más o menos largas, dejando la frase en suspenso, enfatizando el enunciado, etc.

Pero no solo se los emplea al escribir, sino también cuando se habla. Esto es, los hablantes han acuñado frases o expresiones que tienen a algunos de estos signos como sus protagonistas: la coma, el punto, el punto aparte (o punto y aparte), las comillas, los paréntesis.

Así, si se trata de contar algo al detalle y sin cambiar nada, se cuenta "con puntos y comas", frase que admite algunas variantes: "sin faltar una coma", "sin faltar punto ni coma", "sin mover ni una coma".

De otro lado, "entre comillas" advierte al receptor de que lo que se entrecomilla debe entenderse con un sentido  distinto al que tiene normalmente. Por ejemplo: «Libman sobre clásico: "Somos visitantes, entre comillas"». Es decir, lo de "visitantes" no es tal, porque, aún jugando en el estadio de equipo contrario, el arquero aliancista espera que en él haya mucha gente de su club, como si jugaran en el suyo.

Los paréntesis (que insertan incisos, digresiones, datos adicionales) dan lugar a la frase "entre paréntesis" con la que el hablante interrumpe el tema del que venía hablando para añadir un comentario o una observación que debe entenderse al margen del tema  principal: «Ayer vi a Luisa con su nuevo enamorado, y "entre paréntesis" te digo que no es tan guapo como ella decía».

Asimismo, el punto -como marca del fin de una oración, párrafo o de todo el texto- se emplea en diferentes expresiones. Si hablando de un tema, hay un aspecto que se desea explicar más detalladamente, se puede decir: «Esto merece un "punto aparte"» o «Aquí hay que hacer "un punto aparte"».

Por último, "punto final" cierra una discusión, un asunto: «Es hora de poner "punto final" a esta pelea»; Palma emplea "punto redondo" para terminar uno de sus tradiciones: «Y con esto, lector amigo, y con que cada cuatro años uno es bisiesto, pongo "punto redondo" al cuento (...)». Y si lo que se busca es zanjar el asunto de una manera tajante, se termina la frase, como dice la canción: «Se acabó "y punto"».

1 comentarios

Didáctico e ingenioso este texto sobre la puntuación. Me encanta su bitácora. La leo en Facebook con frecuencia y comparto sus mensajes.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.