RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

Archivos Enero 2013

La naprotecnología

Compartir:
La naprotecnología o tecnología napro son palabras propias de la terminología médica que se han creado para llamar así al método de fertilidad natural enfocado en la salud de la mujer, basado en el ciclo de la fertilidad de la mujer, y que fue desarrollado por el doctor Thomas W. Hilgers de la Escuela de Medicina de la Universidad de Creighton, en Ohama, Nebraska (Estados Unidos). En la palabra, que está empezando a circular con fuerza en nuestro medio, no hay prefijos como elementos formativos. Al parecer "napro" se ha formado por acortamiento: na (de natural) y pro (de procreative que en español equivale a procreador).

Asunto concluido

Compartir:

Eliana Gonzales Cruz
Docente Universidad de Piura

concluido.jpg

Al parecer no es un asunto concluido esto de no colocar la tilde en algunos participios que combinan -ui- en el interior de sílaba: destruido, obstruido, instruido, imbuido, construido... lo mismo en el de algunos sustantivos tales como fluido y ruido; e incluso también de algunos adjetivos como jesuita.

¿A qué se debe que los hablantes insistan en tildar estas palabras? ¿Son acaso correctas las formas destruído, construído, instruído tan extendidas en algunos medios?

[...] continuar leyendo

¿Es nómade o nómada?

Compartir:
"Nómada" y "nómade" son adjetivos que significan lo mismo: 'Que va de un lugar a otro sin establecer una residencia fija'. Ahora bien, según el Diccionario panhispánico de dudas (2005), la forma que más se emplea en todo el ámbito hispánico es "nómada" (Juan es una persona nómada, Cultura nómada, Familia nómadaEste periodista es un nómada, etc.), que procede del latín nomas, y este del griego νομάς; mientras que la forma "nómade" suele usarse más en territorios como Argentina y Uruguay.

Las locuciones "medias tintas" y "de medio pelo"

Compartir:

"Medias tintas" es una locución sustantiva que alude a 'palabras o hechos indefinidos que revelan precaución y recelo': Déjate de medias tintas y ve directamente al asunto; en cambio, "de medio pelo" es una locución adjetiva con un cierto matiz despectivo que significa 'de poca categoría, de poco mérito o sin importancia': Es un muchacho de medio pelo, sin oficio ni beneficio.

Por ser locuciones, constituyen expresiones ya fijadas en la lengua; así, si digo "media tinta" o "medio pelo" no tendrán los significados anteriores. En estos casos, la palabra "medio" o "media" actúa como un verdadero adjetivo modificador del sustantivo al que acompaña por lo que necesita concordar en género y número; lo mismo que en medio limón, media naranja, medias raciones... 

"No en vano" tú lees este blog

Compartir:

Susana Terrones Juárez
Docente Universidad de Piura

no_en_vano.jpg

Hace poco un alumno que aprobó una práctica acudió a mi oficina para comentarme que por fin había obtenido una calificación "respetable", y añadió que "no en vano se estudia cuando se ponen todos los medios", pues hasta hace poco pensaba que su esfuerzo había sido "en vano". Este ejemplo me sirve ahora para hacer un breve repaso de la forma "no en vano", unidad lingüística que a menudo empleamos con cierto valor justificativo.

[...] continuar leyendo

La data

Compartir:

Existe en español la palabra "data" con el sentido de 'indicación del lugar y tiempo en que se hace o sucede algo' y suele aparecer al principio o al final de un documento: Bajo la firma figura la data: Lima, 19 de setiembre de 1990.

Ahora bien, el extranjerismo que está circulando en nuestro medio ("la data") es innecesario porque existe el sustantivo "datos". El DRAE (2001) define "dato" para el ámbito de la informática como 'información dispuesta de manera adecuada para su tratamiento por un ordenador'.  Incluye además las formas compuestas banco de datos, base de datos, procesamiento de datos y protección de datos.

¿Es invención o invento?

Compartir:

"Invención" e "invento" son dos sustantivos que tienen el mismo significado 'cosa inventada' y se forman a partir del verbo "inventar".

En el primer caso, raíz invent- + sufijo -ción y, en el segundo, se presenta una derivación cero o regresiva, en la que no se añade ningún sufijo, sino que se produce un acortamiento fonológico al final de palabra para incorporar solo una vocal: -a, -e, -o a una raíz verbal; en algunos casos, se añade el grupo vocálico -eo, y en otros, no se añade nada (-Ø): tomar (verbo) > toma (verbo); debatir (verbo) > debate (sustantivo); inventar (verbo) > invento (sustantivo); rodear (verbo) > rodeo (sustantivo); deslizar (verbo) > desliz (sustantivo). Por medio de este procedimiento, siempre se forman sustantivos a partir de verbos. Los hablantes del español, entonces, pueden elegir una de estas posibilidades (invención e invento): Exposición de inventos recientes = Exposición de invenciones recientes.

Ahora bien, en español solo tenemos un único sustantivo para designar a aquel que inventa: inventor (raíz invent- + sufijo -or, 'agente'). No se han creado otras formas; pues recuerde que la "elección" de un determinado sufijo en el procedimiento derivativo suele estar regida por el gusto del hablante y por la intención con la que se va a usar considerando que existe una especialización o una gradación expresiva entre ellos.

Contra toda lógica

Compartir:

Lady Noelia Olivares Mauricio
Docente Universidad de Piura

logica_proposicional.jpg

La lógica nos dice que si un enunciado está doblemente negado, equivale a una afirmación; así, la premisa "No ocurre que Ana no es una estudiante" (~~p) equivaldría a "Ana es una estudiante"; pero si en la vida cotidiana decimos: "No hay nadie en casa" ¿implicaría que sí hay alguien? Claro que no, aunque si aplicamos las reglas lógicas de la doble negación: "no" (negación) + "nadie" (negación) nos tendría que dar una respuesta afirmativa; sin embargo, en el uso de la lengua española, esto no ocurre. Por lo tanto, contra toda lógica, una doble negación solo refuerza lo negado. Expliquémoslo a continuación.

[...] continuar leyendo

¿Destornillarse de risa?

Compartir:

Nadie puede "destornillarse" de risa. La forma correcta es "desternillarse" que significa 'reírse mucho sin poder contenerse'. Viene de la palabra "ternilla" (cartílago), pues al parecer, cuando uno se ríe mucho siente que se le van a romper las ternillas.

Vale aclarar que la forma "desternillarse de risa" suele ser considerada un pleonasmo; es decir, una redundancia (como "volar por los aires", "lo vi con mis propios ojos"), es aceptada como correcta por su fuerza expresiva y su uso frecuente.

De "pleitisto" a "sinvergüenzo"

Compartir:

Inés Arteaga Campos
Docente Universidad de Piura

chicha.jpg

"Aunque mi cholo es pleitisto
haragán, facineroso,
algo manaturaloso,
peliador y no muy listo,
yo todavía no he visto
algotro animal más menso.
Ahora que yo lo pienso
mi cholo será piajeno,
que come del choclo ajeno,
hasta hartarse, el sinvergüenzo".

(Anónimo)

No cabe duda de que la persona referida en la décima que acabamos de leer no debe sentirse halagada; todo lo contrario, cada uno de los adjetivos utilizados *pleitistofacinerosomanaturaloso y *sinvergüenzo presentan una fuerte carga expresiva de sentido negativo.

[...] continuar leyendo

¿Te gusta la prestidigitación?

Compartir:

La prestidigitación no se refiera a prestar dígitos (prestar + digitación), sino ―como lo señala el DRAE (2001)―, al arte o habilidad de hacer juegos de manos y otros trucos para distracción del público. La conocemos más comúnmente con el nombre de "ilusionismo" o "magia blanca". Esta práctica de producir fenómenos que parecen contradecir los hechos naturales no es mala porque a diferencia de la "magia negra" (superstición, adivinación o espiritismo) sí responde a causas naturales como la pericia o maestría del que la realiza. Si te gusta, entonces, no tienes por qué no acudir a los eventos de prestidigitación.

¿Es cangrena o gangrena?

Compartir:
Muchas veces escuchamos que al decir "se le ha cangrenado el pie" o "aquella persona sufre de cangrena" aparece un interlocutor que inmediatamente corrige y dice: "es gangrena y gangrenado y no cangrena ni cangrenado". Sepa, estimado seguidor del blog de Castellano Actual, que las dos formas coexisten en nuestro medio. Gangrena, del lat. gangraena, es la forma originaria por etimología y cangrena ha caído en desuso.  "Cangrena" y "cangrenar" han figurado en el diccionario académico desde su primera edición (1726) siempre como variantes de las formas preferidas "gangrena" y "gangrenar". Aquí se produce un fenómeno de disimilación donde se sustituye un fonema por otro. Aunque ambas formas se han mantenido, las Academias de la lengua indican que las formas recomendadas son "gangrena" y "gangrenar"; y que las formas con c- son hoy propias de la lengua popular.

Piura es chico

Compartir:

Shirley J. Cortez González
Docente Universidad de Piura

piura.jpg

Revisando los enlaces que envía la gente por Internet, me encontré con uno que llamó mi atención: "Piura es chico". Dejando de lado la ambigüedad del mensaje, nos quedamos con la interpretación referida al tamaño de la ciudad. Es cierto, nuestra ciudad es algo pequeña y un poco caótica, si se quiere. Pero la cuestión aquí es por qué el hablante escogió el adjetivo masculino "chico", en lugar del femenino. Y es que cuando empezamos a ponerles artículos o adjetivos a las ciudades surge la inevitable duda sobre el género: masculino o femenino... he ahí el dilema.

[...] continuar leyendo

La hora: a. m. y p. m.

Compartir:

«Tengo clases a las 7 "am" »... ¿O será a las 7 "AM"?, ¿o a las 7 "am"?, ¿o quizás a las 7 "a. m."? Cuando escribimos una determinada hora del día dudamos entre escribirla con punto, sin él, con mayúsculas, con espacio... ¿Cuál es la forma correcta?

Con "a. m." y "p. m." se quiere decir "ante meridiem" (antes del mediodía) y "post meridiem" (después del mediodía). La forma correcta de escribir estas abreviaturas es empleando las iniciales en minúscula de cada palabra, con punto después de cada una y un espacio después del punto. Para indicar el mediodía se emplea solo la "m." (12 m.).

Si escribimos estas abreviaturas de una forma distinta, podríamos hacer alusión a otras realidades; así, AM es la sigla de amplitud modulada; Am es el símbolo del elemento químico americio; Pm es el símbolo del prometio; P. M. es la abreviatura de policía militar; etc.

Sólido, líquido y peligroso

Compartir:

Crisanto Pérez Esáin
Docente Universidad de Piura

Brick_alley.jpg

Con mayor frecuencia de la que nos gustaría solemos escuchar a algunos piuranos que tal o cual zona de la ciudad es sólida, que es mejor no transitarla por la noche o no hacerlo sin la compañía de alguien. Y, al mismo tiempo, todos sabemos que en realidad algo sólido es firme, macizo, denso y fuerte, o que se encuentra en ese estado cuando mantiene forma y volumen constantes, de acuerdo a la gran cohesión de sus moléculas. Según las definiciones anteriores, propuestas en su diccionario por la Real Academia Española (DRAE, 2001), todas las calles de nuestra ciudad serían sólidas, aunque si alguien escuchara semejante información entendería con pavor que sería preferible no salir de su casa, no vaya a ser que la ciudad haya sido ocupada por hordas de maleantes.

[...] continuar leyendo

Entre que...

Compartir:

Es una frase difundida oralmente pero no es una frase propia del habla culta, así que debe evitarse el uso de "entre que" como locución conjuntiva temporal equivalente a 'mientras' en frases como "Entre que comes, yo me voy a bañar"; es mejor, "Mientras comes, yo me voy a bañar".

El uso de ambas palabras juntas es correcta solo cuando se trata de la preposición "entre" seguida de una oración encabezada por la conjunción "que": Entre que tengo que trabajar y estudiar, no me queda tiempo para mí.

Catalogo/catálago

Compartir:

Para referirnos a la 'relación ordenada en la que se incluyen o describen de forma individual libros, documentos, personas, objetos, etc., que están relacionados entre sí' (DRAE 2010), la palabra correcta es "catálogo", proveniente del latín "catalŏgus", y no *catálago.

La errónea pronunciación con "a" deriva de un vicio de dicción, producto de la repetición de un fonema, en este caso una vocal. Se podría considerar como barbarismo, es decir, como incorrección al pronunciar o escribir mal las palabras.

Por otro lado, es correcta la conjugación verbal de "catalogar" en primera persona: "Catalogo estos nuevos libros"; se trata de una palabra grave terminada en vocal por eso no se tilda.

Si mal no recuerdo / Si mal no me acuerdo

Compartir:

Lady Olivares Mauricio
Docente Universidad de Piura

recuerdo_acuerdo.jpg

"Recordar" y "acordar" son dos verbos que significan, además de otras ideas, 'tener presente algo en la memoria'; pero en el momento de usarlos para construir los mensajes, se comportan de forma diferente. Veamos cuál es el comportamiento de cada uno de ellos.

"Recordar" es un verbo transitivo, es decir, se usa siempre con un complemento directo puesto que se 'recuerda algo', por ejemplo: "Recuerdo los días felices de mi infancia", en donde "los días felices de mi infancia" es un complemento u objeto directo. Entonces, al ser transitivo, también permite el cambio de la oración a voz pasiva: "Los días de mi infancia son recordados por mí". Con este significado, no existe la forma pronominal "recordarse" y su uso se considera erróneo: *Me recuerdo los días felices de mi infancia.

[...] continuar leyendo

¿Tecito y cafecito o tesito y cafesito?

Compartir:
Imagen Thumbnail para Imagen Thumbnail para Imagen Thumbnail para Imagen Thumbnail para Imagen Thumbnail para Imagen Thumbnail para Imagen Thumbnail para Imagen Thumbnail para Imagen Thumbnail para Imagen Thumbnail para Imagen Thumbnail para Imagen Thumbn

Las formas correctas son tecito y cafecito. Recordemos que son sufijos diminutivos en español: -ito, -ita, -ico, -ica, -illo, -illa; en el caso de tecito y cafecito,  entre el sufijo -ito y la base a la que se une (té y café), por lo general, se intercala el interfijo  -c- (y no -s-), que es necesario para que la palabra nueva quede completamente formada; además, se hace precisa casi siempre la intercalación de un interfijo cuando la voz acaba en vocal tónica: té/tecito, café/cafetito, sofá/sofacito, bisté/bistecito. En cambio, se escribe, por ejemplo, Andresito, porque el nombre Andrés admite directamente el sufijo -ito, sin necesidad de un interfijo. Lo mismo sucede con mesita (mes +-ita), anisito (anis + -ito), avisito (avis +-ito), etc. En otros casos, como en Elsita o besito, los sufijos -ita/-ito se reacomodan de tal modo que la palabra se adapta a la pronunciación de nuestra lengua, puesto que no decimos Elsaita ni besoito.

Cuando las palabras terminan en "z" (lápiz, maíz) o solo tomamos la raíz  hasta la "z" (panza) hay un cambio de "z" por "c" para la marca diminutiva: lapicito, maicito, pancita...

Fruto y fruta

Compartir:

Fruto y fruta no son exactamente lo mismo. Así, todas las frutas son frutos; pero hay frutos como las almendras o las nueces que no son frutas.

El fruto es el 'producto del desarrollo del ovario fecundado de una flor, en el que están contenidas las semillas, y que está formado por envolturas protectoras de diversos tipos'. En cambio, una fruta es el 'fruto comestible de ciertas plantas cultivadas': la pera, la guinda, la fresa, etc.

Tomate, por ejemplo, es un término que procede del náhuatl tomatl y no solo designa al fruto sino también al árbol, árbol conocido también como tomatera.

Y punto

Compartir:

Shirley Yanuaria Cortez González
Docente Universidad de Piura

punto.jpg

Los signos de puntuación regulan la escritura, facilitando la expresión y comprensión de las ideas. De ellos se guía el lector para darle la entonación debida al texto, realizando pausas más o menos largas, dejando la frase en suspenso, enfatizando el enunciado, etc.

Pero no solo se los emplea al escribir, sino también cuando se habla. Esto es, los hablantes han acuñado frases o expresiones que tienen a algunos de estos signos como sus protagonistas: la coma, el punto, el punto aparte (o punto y aparte), las comillas, los paréntesis.

[...] continuar leyendo

Empedernir

Compartir:

Es un verbo que puede resultar extraño y significa 'endurecer (se) mucho'. Al parecer se trata del verbo defectivo que solo se puede usar en infinitivo (empedernir) y en participio (empedernido); este último, con valor adjetival de 'obstinado, persistente': Era un empedernido fumador

El DPD (2005) nos dice que solo se pueden usar las formas que llevan la vocal "i" igual que el otro defectivo abolir. Así, no podríamos decir, por ejemplo: *Él se empedernó  en construir la casa. Las formas correctas serían Él se empedernía... Nos empederníamos...

Coma... solo cuando sea necesario

Compartir:

Eliana Gonzales Cruz
Docente Universidad de Piura

coma_peligro.jpg

Pareciera que el título de este artículo girara en torno a dietas, a comida sana, a nutrición y demás; pero no, no es de ello a lo que me refiero en absoluto, ni a la forma conjugada del verbo comer, sino al signo de puntuación que suele indicarnos una pausa breve dentro de un enunciado y que, gráficamente, aparece escrito pegado a la palabra o al signo que lo precede y separada por un espacio de la palabra o del signo que le sigue.

La coma, al igual que los demás signos de puntuación, está asociada al plano sonoro de nuestra lengua porque nos exige una elocución adecuada, pero también una correcta interpretación; así, una frase como: Luisa, cierra la puerta es distinta de Luisa cierra la puerta. En el primer caso estamos ante un enunciado que presenta un vocativo, es decir, ante el sustantivo "Luisa" que ha sido utilizado para llamar la atención del interlocutor, de ahí que esté separado del resto por una coma; mientras que en el segundo caso se trata de una enunciación; es decir, se está diciendo algo de Luisa (que "cierra la puerta").

[...] continuar leyendo

Los numerales ordinales

Compartir:

Los llamados numerales ordinales son los que nos indican el lugar que ocupa un referente dentro de un conjunto ordenado de elementos de la misma clase. Por ejemplo: "Ocupó el décimo lugar".

Los ordinales normativos que no llevan el elemento compositivo "centésimo" son: cuadringentésimo (400.°), quingentésimo (500.°), octingentésimo(800.°) y noningentésimo (900.°). En todos ellos aparece la marca latina etimológica; así, cuadringentésimo deriva de quadringentēsimus; quingentésimo, de quingentēsimus; octingentésimo, de octingentēsimus y noningentésimo, de noningentēsimus.

Infligir e infringir

Compartir:

Son términos de pronunciación y significado muy cercanos, pero realmente diferentes.

"Infligir" del latín "infligĕre" significa herir, golpear, causar daño y la consecuencia de imponer un castigo.

[La Catedral de Notre Dame] "continúa siendo un sublime y majestuoso monumento, pero por majestuoso que se haya conservado con el tiempo, no puede uno por menos de indignarse ante las degradaciones y mutilaciones de todo tipo que los hombres y el paso de los años han infligido a este venerable monumento", escribió Victor Hugo en su famosa novela.

En cambio, "infringir", del latín "infringĕre", significa quebrantar leyes, órdenes, etc.; por ejemplo, "Samsung infringió patentes de Apple en la fabricación de sus tabletas y teléfonos avanzados". De este último verbo proviene el sustantivo "infracción".

Los nombres de América

Compartir:

Carlos Arrizabalaga L.
Docente Universidad de Piura

americas.jpg

Cristóbal Colón pensaba llegar a Asia y por este motivo este continente fue conocido durante mucho tiempo como las Indias, o las Indias Occidentales, aunque para los españoles era aquello que estaba Ultramar dada su perspectiva geográfica. El cronista italiano Pedro Mártir de Anglería formuló el concepto de Nuevo Mundo para denominar todas aquellas tierras que parecían jóvenes a la vista de la vieja Europa, que conservaba en la escritura la memoria no solo de los siglos de la Edad Media, sino de los viejos imperios de Grecia y Roma. Los españoles de hecho aplicaron este recurso para referirse a México como Nueva España o llamar Nueva Granada a la actual Colombia, igual que luego los colonos ingleses designarían lugares de Norteamérica como New York, New Jersey... Cuando por fin se impuso un nombre propio fue el de un navegante florentino de segunda fila, Américo Vespucio, quien hacia 1500 llegó al sur del continente y, sobre todo, tuvo el mérito de comprender que esas tierras eran un continente separado del resto del mundo.

[...] continuar leyendo

Entre más...

Compartir:
La expresión "entre más" es muy utilizada en español pero incorrecta. Según el DPD (2005) en México y el área centroamericana su uso es normal entre hablantes de todos los niveles, pero la norma culta general rechaza su uso y lo considera vulgar. Como se está estableciendo una noción de cantidad frases como "entre más gente venga a la fiesta, mejor" o "entre más te demores en decir las cosas, más complicadas se volverán" deberían cambiarse por "cuanta más gente venga a la fiesta, mejor" y "cuanto más te demores en decir las cosas, más complicadas se volverán".

No quiero nada

Compartir:

¿La expresión "no quiero nada" significa que "quiero algo"? Desde luego que no. En todo caso sería "nunca no quiero nada"; pero este tipo de construcciones no son usuales en nuestra lengua.

Ahora bien, aunque lo de la doble negación tiene lógica en el nivel universal del pensamiento de las cosas, por regla sistemática de la lengua española existe la doble negación con valor negativo, porque las estructuras lingüísticas en el nivel idiomático podrían anular algún principio universal lógico: es el caso de "no vino nadie", "no quiero nada". Así, pues, la regla exige que cuando esta palabra (nada, también nadie) se construye en posición posverbal, debe aparecer un elemento negativo en la preverbal y, por lo tanto, se rechazan las variantes sin negación; así, son incorrectas "Quiero nada", "Vino nada", "Estaba nada"; así como "No vino alguien", "No estaba alguien", "No quiero algo"... Lo que sí se puede hacer es abreviar la expresión de la siguiente manera: "Nada quiero", "Nadie vino", "Nadie estaba", "No vino", "No estaba", "No quiero".

Ya vinieron ellos cargaditos de aguinaldos...

Compartir:

Claudia Mezones Rueda
Docente Universidad de Piura

Seguramente se habrá preguntado ¿quiénes?, y de emoción, a lo mejor, habrá pensado que uno de ellos podría ser su jefe que de corazón generoso le dará una gratificación extra para que disfrute el verano. No vaya tan lejos con su imaginación, recuerde que ayer fue 6 de enero y que hace más de dos mil años tres personajes llegaron a Belén guiados por una estrella. ¿Ya dio con ellos?

reyes_magos.jpg

Los Reyes Magos, según San Mateo, eran personajes orientales con profundos conocimientos astronómicos que guiados por una estrella llegaron hasta Judea para ofrendar oro, incienso y mirra al Niño Dios. La denominación de Reyes se deduce del Salmo 72, 11: "Todos los Reyes se postrarán ante Él". Se les llamó Magos porque quizá provenían de una casta de sacerdotes zoroastros, que desarrolló una religión con elementos de gran prestigio en la antigüedad: la astrología y la magia, de modo que eran reconocidos como hombres sabios capaces de vaticinar el futuro.

[...] continuar leyendo

Apenas

Compartir:

"Apenas" es un adverbio que significa 'difícilmente, casi no' (Apenas había luz en el comedor) y 'escasamente o solo' (Hace apenas un año que se casaron. Tomé apenas 2 copas de vino). Según se recoge en el Diccionario panhispánico de dudas (2005), es "infrecuente y desaconsejable su escritura en dos palabras: a penas".

"Cuando hacía la calor"

Compartir:

verano.jpg

Que por mayo era por mayo,

cuando hacía la calor,

cuando los trigos encañan

y están los campos en flor,

cuando canta la calandria

y responde el ruiseñor,..."

Estos versos corresponden al inicio del Romance del prisionero, poema del siglo XV. En él, un poeta anónimo nos habla de los trigos, los campos, los pájaros y, si seguimos leyendo todo el poema, de los enamorados y de un prisionero que, desde su oscura celda, no puede participar del esplendor de la primavera. Su único medio para distinguir el día de la noche es una avecilla, que además lo consuela de su soledad. Pero, dejando lo poético a un lado, y con una visión más lingüística, podemos apreciar el uso femenino de la palabra calor (del masculino latino calor). Esta preferencia lingüística por la calor se va a dar hasta el siglo XVIII, quizás por el uso ambiguo que podía originar la terminación -or. En la actualidad queda permitida en los textos literarios con finalidad arcaizante, cuando el escritor pretende imitar la forma de hablar de siglos pasados.

[...] continuar leyendo

Hacer fiebre

Compartir:

El verbo "hacer" resulta ser un verbo comodín para muchos hablantes: hace un poema, hace una película, hace una fiesta... en lugar de otros mucho más precisos: escribir, filmar, organizar...

Es probable que las formas "hacer fiebre" y "hacer un infarto" tan frecuentes en nuestro medio estén relacionadas con la idea de 'periodo de tiempo' que suele tener este verbo en oraciones como Hace cinco años que no lo veo, Hace tres minutos que llegó. Y, como no podemos hablar de un periodo preciso en estos casos, pensamos que las formas más apropiadas deberían formarse con el verbo "tener", que si bien es otro verbo comodín su uso en estos ejemplos es más conveniente: "tener fiebre" y "tener un infarto".

Triangular y cuadrangular

Compartir:

La creatividad de los hablantes permite formar nuevas palabras y nuevas acepciones. Así, en el mundo del deporte han ganado terreno dos palabras: triangular y cuadrangular, las cuales están registradas en el Diccionario, pero no con el significado que adquieren en este ámbito.

Según el DRAE (2001), triangular, como adjetivo, indica que algo tiene una forma igual o parecida al triángulo. Cuadrangular, también como adjetivo, se refiere a aquello 'que tiene o forma cuatro ángulos'; como sustantivo, equivale a jonrón (del inglés home run: vuelta completa a la cancha de béisbol).

En el ámbito del deporte, sin embargo, estas palabras cambian: no importa ya la forma, sino el número. Esto es, se forman a partir de tri-, como equivalente de tres, y de cuadra-, como equivalente de cuatro. De este modo, un triangular o un cuadrangular se puede definir como un campeonato en el que participan 3 o 4 equipos, respectivamente. Para aclarar de qué deporte se trata suelen ir acompañadas de un complemento introducido por de, que lo especifica: cuadrangular de fútbol, triangular de básquet.

En cuanto a su extensión, triangular cuadrangular parecen ser más usadas en el ámbito americano más que en el peninsular.