RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

Hasta que no

Compartir:

Shirley Yanuaria Cortez González
Docente Universidad de Piura

En el desgarrador cuento "Los gallinazos sin plumas", Julio Ramón Ribeyro pone en boca de don Santos, el desalmado abuelo, una cruel advertencia a sus nietos, Efraín y Enrique, que --enfermos-- se retuercen de dolor: "¡Ya saben, se quedarán sin comida hasta que no trabajen!, y unas líneas debajo vuelve sobre ello: "¡No habrá comida hasta que no puedan levantarse y trabajar!".

Este fragmento ilustra un uso peculiar de la preposición "hasta" en español, registrado en oraciones subordinadas cuando la principal tiene sentido negativo. En nuestro ejemplo "hasta que no trabajen" depende de "se quedarán sin comida", donde la negación la aporta "sin". Lo mismo ocurre en "hasta que no puedan levantarse..." que depende de "no habrá comida", en la que el adverbio "no" es la marca negativa.

En estas oraciones la negación ya viene dada en la oración principal, por lo que la segunda negación, en realidad, no es necesaria, de ahí que el "no" se considere "expletivo" o prescindible. Si lo quitamos, seguimos teniendo el mismo sentido que en la original: "Se quedarán sin comida hasta que trabajen"; "No habrá comida hasta que puedan levantarse y trabajar". Entonces, por qué se usa esa segunda negación. La razón está en el énfasis que esta aporta, que refuerza el sentido negativo de la primera, lo que se constata al comparar las dos oraciones de Ribeyro, con y sin la doble negación.

Esto es posible porque en español (en francés y en portugués también) la doble negación no es incorrecta ni altera el sentido; no convierte un oración en afirmativa. Por eso no se nos ocurre interpretarla en otro sentido: "hasta que no trabajen", o sea, ¿hasta que dejen de trabajar? No, claro que no, lo que se quiere decir es que vuelvan a trabajar y no que no lo hagan, lo que es un claro ejemplo de la ilogicidad de las lenguas y de la capacidad de los hablantes para resolver esas aparentes incoherencias.

Otro uso curioso de "hasta": "Solución a desbordes de desagües hasta junio", que puede entenderse como a) que solo se resolverán los que se presenten como fecha máxima en junio, o b) que la solución recién se buscará en junio; es decir, como término (a) o como inicio (b). De estas dos interpretaciones, la segunda, que es con la que nos quedamos, solo es frecuente en algunas zonas americanas, incluida la piurana.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.