RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

Archivos Noviembre 2012

Hasta que no

Compartir:

Shirley Yanuaria Cortez González
Docente Universidad de Piura

En el desgarrador cuento "Los gallinazos sin plumas", Julio Ramón Ribeyro pone en boca de don Santos, el desalmado abuelo, una cruel advertencia a sus nietos, Efraín y Enrique, que --enfermos-- se retuercen de dolor: "¡Ya saben, se quedarán sin comida hasta que no trabajen!, y unas líneas debajo vuelve sobre ello: "¡No habrá comida hasta que no puedan levantarse y trabajar!".

Este fragmento ilustra un uso peculiar de la preposición "hasta" en español, registrado en oraciones subordinadas cuando la principal tiene sentido negativo. En nuestro ejemplo "hasta que no trabajen" depende de "se quedarán sin comida", donde la negación la aporta "sin". Lo mismo ocurre en "hasta que no puedan levantarse..." que depende de "no habrá comida", en la que el adverbio "no" es la marca negativa.

[...] continuar leyendo

Numerales fraccionarios del tres al diez

Compartir:

Los numerales fraccionarios del tres al diez, así como los correspondientes a cien, a mil y a sus múltiplos, y a millón y los suyos coinciden en sus formas con los femeninos de los ordinales: tercera, cuarta, quinta... décima, centésima, milésima, diezmillonésima, millonésima. El resto se forma añadiendo al numeral cardinal  el sufijo -ava: treceava, quinceava, veinticincoava, etc.

Los fraccionarios correspondientes a los números once y doce, así como los correspondientes a las decenas admiten ambas formas (onceava o undécima; doceava o duodécima; veinteava o vigésima, treintava o trigésima). Hoy se suele preferir las fraccionarios formados con el sufijo -ava.

Cocer y coser

Compartir:

Los hispanohablantes confunden "coser" y "cocer" por el fenómeno conocido como seseo; pues no se tiende a diferenciar la "s" de la "z". Así, nos suenan igual cocer y coser, azar y asar, peces y peses, taza y tasa...

Coser significa 'unir con hilo, generalmente enhebrado en la aguja, dos o más pedazos de tela, cuero u otra materia'. Tendemos a asociarlo con "costura": Terminó de coser la manga.

[...] continuar leyendo

"La lleca de mi rioba"... Hablando al revés

Compartir:

Shirley Verónica Chumacero Ancajima
Docente Universidad de Piura

barrio.jpg

En el habla popular nos encontramos con un caudal de palabras que se obtiene por inversión silábica (vesre o habla al revés): "grone" por negro, "fercho" por chofer, "mionca" por camión, "merfi" por firme... Esta enumeración, que podría extenderse, nos indica la proliferación de tales términos en la actualidad y nos invita a resolver estas interrogantes: ¿Cómo se realiza tal permutación?, ¿afecta solo a sustantivos?, ¿puede trasladarse a la lengua culta? y; por último, ¿quiénes contribuyen al uso extensivo de tales términos en el habla peruana?

Estas palabras, ligadas al habla popular, se denominan jergas sociales, y en Perú forman parte de la llamada habla del hampa o replana. En un primer momento surgieron en el ámbito del habla delincuencial, pero hoy en día su uso se ha extendido a diferentes estratos o grupos sociales y con más fuerza en el habla vulgar y coloquial. Por vesre se crean jergas motivadas por razones afectivas y estilísticas. Si bien su uso afecta con mayor frecuencia a los sustantivos ("ñoba", "tacuen", "rioba", "lleca", "choborra"), los adjetivos no están exentos a este cambio ("grone", "mefir"), incluso los verbos ("merco", "el que te jedi").

[...] continuar leyendo

Los 80's

Compartir:

En el Diccionario panhispánico de dudas (2005) se puntualiza que son incorrectas "fórmulas como los 20s o los 20's" porque son copias del inglés. Así, en nuestro idioma es preferible usar expresiones del tipo la década de los veinte, la década de los ochenta, la década de los 50.

En la Ortografía del español (2010) se señala que "aunque es preferible emplear numerales, es también admisible el uso de cifras".

Los numerales fraccionarios

Compartir:

Los numerales fraccionarios también se llaman partitivos, designan las fracciones o partes iguales en que se ha dividido la unidad. En las fracciones matemáticas, el numeral fraccionario está expresado en el denominador y el cardinal en el numerador: cinco octavos (5/8), tres quintos (3/5). Los numerales fraccionarios pueden ser adjetivos determinativos, llamados también determinantes (La cuarta parte de la población), o sustantivos (Un cuarto de la población).

Ya sean sustantivos o determinativos, se escribirán en una sola palabra, independientemente de la longitud del compuesto que se crea: onceavo, catorceavo, diecinueveavo, cincuentaiochoavo, diezmilésimo, cienmilmillonésimo.

Paronomasias

Compartir:

Carlos Arrizabalaga L.
Docente Universidad de Piura

wikipedia.jpg

Esta palabra que parece espantosa hace referencia a un fenómeno que de cuando en cuando sucede en las lenguas por lo mismo que con un concurso de miles de palabras (un diccionario promedio recoge 80,000 voces, y algunos llegan a 120,000), es fácil equivocarse. Así pues, leemos en Wikipedia que "del mercenario Martín de Murúa, los datos biográficos son escasos", aunque se sabe que nació en Guipúzcoa (España), llegó antes de 1585 al Perú y no era "mercenario" sino "mercedario", es decir, fraile de la congregación de la Merced, que es algo muy distinto.

Un estudiante escribía en una redacción que "se creía que con la educación se podía incorporar a la nación a las poblaciones renegadas del país", pero no quería decir en realidad que tales personas "renegaran" de nada, sino muy al contrario que se encontraban "relegadas", es decir, "postergadas".

[...] continuar leyendo

¿Estar lleno o estar completo?

Compartir:

Lleno y completo son adjetivos sinónimos que aluden al estado de plenitud ('totalidad, integridad o cualidad de pleno') alcanzado por una determinada realidad que antes estaba vacía o incompleta.

Ambos términos tienen procedencia etimológica latina. Completo proviene del participio latino completus (del verbo compleo 'llenar'). Compleo, a su vez, se deriva de pleo (proviene de cum-pleo, que significa 'llenar con').

Por su parte, lleno proviene del participio latino plenus (del verbo pleo 'llenar'). En su evolución lingüística plenus dio lugar a dos adjetivos: pleno (derivado culto, con cambios menos evolucionados: plenum˃pleno) y lleno (vulgar, con cambios más evolucionados: plenum˃pleno˃lleno). En el uso, pleno se restringió a ámbitos más abstractos, mientras que lleno a otros más concretos: Pleno de felicidad, Vida plena, Vaso lleno, Barriga llena.

[...] continuar leyendo

"No habla, sino lee" o "No habla si no lee"

Compartir:

Carola Tueros
Docente Universidad de Piura

Algunos se preguntarán si se escribe "sino" (junto) o "si no" (separado). Sepa, estimado lector, que las dos formas son válidas; sin embargo, debemos tener claras las respectivas diferencias porque si utilizamos indiscriminadamente una forma u otra sin saber a qué se refieren, podríamos ocasionar confusiones.

sino.jpg

"Sino" es un sustantivo con el significado de fatalidad o destino (Mi sino está escrito = Mi destino está escrito) o conjunción adversativa (No plancha, sino lava = No plancha, pero lava). Como sustantivo puede ir precedido por determinantes (mi/tu/su sino), mas no cuando es conjunción.

[...] continuar leyendo

¿Atmósfera o atmosfera?

Compartir:
Actualmente, solo se reconoce y se usa la palabra atmósfera con acentuación esdrújula: El aire en la atmósfera es esencial para la vida. Debe evitarse, por tanto, la forma grave o llana atmosfera, pues ya cayó en desuso.

¿Pasó inadvertido o pasó desapercibido?

Compartir:

El adjetivo "desapercibido" se usa con el sentido de 'no ser notado o percibido'. Esta acepción, tomada del francés del siglo XIX, actualmente forma parte de la norma culta, según el Diccionario panhispánico de dudas (2005): Por suerte, tu mal gesto pasó desapercibido.

En cambio, el adjetivo "inadvertido" califica a la persona que no advierte o repara en lo que debiera: Es un muchacho inadvertido; siempre olvida llevar sus libros al colegio.

Juntas o separadas

Compartir:

Lady Noelia Olivares Mauricio
Docente Universidad de Piura

puzzle.jpg

Si reflexionamos detenidamente sobre nuestro idioma nos daremos cuenta de que muchas de las palabras que lo conforman son resultado de la unión de más de una de ellas. Así, nos encontramos con palabras que están formadas por más de un lexema y suelen escribirse siempre juntas porque su fusión es total y han llegado a formar un solo término: vaivén (va + y + ven), sacapuntas (sacar + puntas), pararrayos (parar + rayos), donjuán (don + Juan), malestar (mal + estar), etc.; otras, se escriben separadas aunque en su pronunciación suelen escucharse como una sola palabra, aquí estarían: sin embargotal vezde acuerdoa través, etc.; y también hay palabras que se escriben tanto juntas como separadas y tienen el mismo significado como sucede con aprisa o a prisaasimismo o así mismo, enhorabuena o en hora buena.

[...] continuar leyendo

¿Tengo acceso de tos o absceso de tos?

Compartir:

Para indicar que hemos tenido un ataque de tos, de fiebre, de cólera..., debemos utilizar la palabra "acceso", pues esta denota 'repetición o acometida repentina de un estado': Le dio un acceso de tos en plena ceremonia. No pudimos controlar su acceso de cólera.

No debemos confundir "acceso" con "absceso", pues esta última palabra significa 'acumulación de pus en los tejidos orgánicos': Tuvieron que realizar una incisión para extraerle el absceso del pulmón.

Lima y limero

Compartir:
"Lima" es una palabra homónima, es decir, aquella que sin alterar su forma puede tener distintas significaciones de acuerdo con el contexto en el que se la enuncie. Así, Lima puede ser la capital del Perú (Lima virreinal), el instrumento para darles forma a las uñas (Pásame la lima y el cortaúñas) o la fruta (Esta lima está jugosa). Si nos centramos en esta última acepción, es útil especificar que sería "la fruta del limero". El nombre del árbol no es lima ni limera, como muchos creen; sino limero de género masculino. Si enuncias limera ya no te refieres al árbol, sino a la persona (de género femenino) que vende limas.

Un espacio que marca la diferencia

Compartir:

Claudia Mezones Rueda
Docente Universidad de Piura

Imaginemos que recibimos un mensaje escrito así: "Tiene en su cuenta un reembolso de 14536345 nuevos soles". Aun con la emoción que nos embargaría, no podríamos leer fácilmente esta cantidad e intentaríamos saberlo separando mentalmente los números en grupos de dos, tres o cuatro elementos. Sucedería así porque se cree que los seres humanos solo somos capaces de percibir conjuntos o secuencias de hasta cuatro elementos.

carta_banco.jpg

[...] continuar leyendo

¿De repente: posibilidad o situación súbita?

Compartir:

Algunos usan esta locución adverbial con un sentido de 'posibilidad': No pierdas las esperanzas, de repente te escribe pronto. Otros usan esta expresión con el sentido de 'actitud o situación inesperadas': De repente... cogió su bolso y se marchó.

El Diccionario de la Real Academia Española (2001), en el avance de la vigésima tercera edición, señala que la locución adverbial de repente indica una situación o reacción que se presenta súbitamente, sin preparación, sin discurrir o pensar; asimismo, la considera como un coloquialismo de las zonas de Uruguay y Venezuela con sentido de posibilidad: posiblemente.

Por lo tanto, si de repente te asalta la duda, recuerda que las dos acepciones son correctas.

"Casito olvido comentarle alguito,

Compartir:

Eliana Gonzales Cruz
Docente Universidad de Piura

tecito.jpg

...pero se lo cuento enseguidita". Expresiones como esta nos pueden resultar extrañas a algunos hablantes; sin embargo, suelen ser frecuentes entre un importante sector de la región piurana. Esta tendencia al uso del sufijo diminutivo (-ito, -ita) está muy extendida en el habla coloquial de todos los estratos sociales llegando incluso a ciertas situaciones comunicativas como la de nuestro título o esta otra: "Sírvanle un tecito o un cafecito bien calientito a nuestro compadrito".

[...] continuar leyendo

¿Vaceo el líquido o vacío el líquido?

Compartir:

El verbo "vaciar" (y no vacear) tiene varias acepciones. Las que más se aplican son las que corresponden al sentido de 'dejar vacío algo' y al de 'arrojar o verter el contenido de una vasija a otra'.

La conjugación del verbo "vaciar" es semejante a la del verbo "enviar": envío, enviaste, envié, etc.; por lo tanto, son expresiones correctas: Vacío cuidadosamente el líquido de la botella. ¿Vaciaste todo el líquido de la botella? Vacié toda la información de mi computadora.

Rabiar y no rabear

Compartir:

La mamá *rabea con su hijo; El profe' está *rabeando con sus alumnos; ¡No lo hagas *rabear!... En estos ejemplos se emplea el verbo rabear, en lugar de rabiar. Aunque por la forma solo varían en una vocal, estos dos verbos tienen significados completamente distintos. El verbo rabear proviene de rabo y se aplica al movimiento que hacen los animales al menear el rabo de un lado a otro, como cuando el perro está contento. También se aplica a los barcos, cuando mueven su popa a uno y otro lado. El verbo rabiar o la locución verbal hacer rabiar (a alguien), en cambio, provienen de rabia y su significado, en esos casos, es el de 'impacientarse o enojarse con muestras de cólera y enfado'.

[...] continuar leyendo

¿Existen perífrasis de participio? ¿Qué afirma la RAE?

Compartir:

Fabiola Bereche Álvarez
Docente Universidad de Piura

No es fácil para alumnos de los cursos de lengua castellana entender el tema de las perífrasis verbales, más aún cuando se trata de expresiones como "Encontró desmayado a Luis", en donde "encontró desmayado" se puede entender como una perífrasis de participio y en realidad no lo es. ¿Por qué? Analicemos, breve y sencillamente, qué dice la Nueva gramática de la lengua española (2010) respecto a las perífrasis de participio.

perifrasis_participio.jpg

La RAE sí las considera, a pesar de que los gramáticos plantean ciertos desacuerdos y excluyen de los esquemas perifrásticos numerosas combinaciones de "auxiliar + participio". La discrepancia estriba en el carácter adjetival del participio que podría generar imprecisión en la morfosintaxis; en cuanto las construcciones de participio, pueden constituir esquemas perifrásticos o atributivos.

[...] continuar leyendo

¿El autoestima o la autoestima?

Compartir:

Según el Diccionario de la Real Academia (2001), la palabra autoestima, que significa 'valoración generalmente positiva de sí mismo', es un sustantivo que tiene género femenino: la autoestima, una gran autoestima.

Sin embargo, muchos hablantes suelen emplearla erróneamente con género masculino: *El autoestima en los hijos de padres separados suele disminuir en los primeros años de crisis, *Diez claves para mejorar el autoestima en sus hijos, *¿Cómo mejorar el autoestima en nuestros deportistas? Por ello, conviene recordar que las formas correctas en estos casos son: La autoestima en los hijos de padres separados suele disminuir en los primeros años de crisisDiez claves para mejorar la autoestima en sus hijos¿Cómo mejorar la autoestima en nuestros deportistas?

El alzhéimer y el párkinson

Compartir:
El alzhéimer y el párkinson son dos enfermedades que deben sus nombres a sus descubridores. La parte normativa nos indica que en las expresiones "mal de Alzheimer" o  "enfermedad de Parkinson" deberán respetarse la grafía original de los investigadores: con mayúscula inicial y sin tilde porque se trata de nombres propios. En cambio, si usamos ambos términos aisladamente para referirnos a dicha enfermedad, dejan de ser sustantivos propios y pasan a ser sustantivos comunes, por lo que habrá que escribirlos con minúsculas y con tilde: "A mi abuela le han diagnosticado alzhéimer y a mi abuelo, párkinson", "Médicos peruanos creen que los casos de alzhéimer se duplicarán en cincuenta años", "El párkinson es una enfermedad muy frecuente que afecta a dos de cada mil personas", "Salió al mercado una nueva medicina para los que padecen de párkinson".

Más préstamos adaptados: los latinismos

Compartir:

Nelly Trelles
Docente Universidad de Piura

El castellano o español es una lengua románica derivada del latín, por evolución natural, durante la época de la romanización de Europa a partir del siglo III. De este latín procede la base léxica del español patrimonial, a la cual se han incorporando sucesivamente términos procedentes de distintas lenguas, que constituyen los préstamos o léxico adquirido del cual forman parte los "cultismos", tomados especialmente del latín ―en su mayoría― y también del griego. Estas incorporaciones posteriores de voces latinas que no han sufrido las transformaciones de las patrimoniales se conocen como latinismos.

latin.jpg

[...] continuar leyendo

¿Es chantilly o chantillí?

Compartir:

El chantillí es el nombre en español de una crema batida de nata que se usa en la repostería, y que siempre acompaña muy bien al café o a una copa de helado. Se sabe que esta crema fue inventada en el siglo XVII por Françoise Vatel, un reconocido cocinero y maestro de ceremonias del castillo de Chantilly en la ciudad francesa del mismo nombre.

Al ser adaptada a la ortografía castellana, la palabra chantillí siempre debe tildarse por ser aguda terminada en vocal: ¡Echémosle más chantillí al pastel!

El dato escondido

Compartir:

Shirley Y. Cortez González
Docente Universidad de Piura

"Dicen que va a llover"; "Los ladrones fueron capturados"; "Se detuvo a tres marcas"; "Me robaron el celular"; "Se buscan nuevos talentos"... En estos enunciados suponemos que existe alguien que dice, que captura, que detiene, que roba, que busca, pero no se lo menciona. Es decir, cuando hablamos podemos centrarnos más en informar el qué que el quién; esto es, interesa más la acción indicada por el verbo que el agente que la realiza, sea porque este se sobreentiende, se desconoce, no es un dato relevante, se quiere generalizar o porque intencionalmente lo queremos ocultar.

tacitos.jpg

[...] continuar leyendo

Adscribir e inscribir

Compartir:

Son  dos cosas que, aparentemente están relacionadas, pero son distintas. Adscribir significa 'destinar (a alguien) a un trabajo o a un organismo': Solo las personas adscritas al centro de investigación podrán acceder al laboratorio. Significa también 'atribuir (una cosa) a otra o ponerla en relación con ella: Los especialistas adscriben los efectos del nuevo fármaco a los alucinógenos que contiene.

Inscribir, en cambio, significa 'apuntar (algo o a alguien) en un registro o una lista para un fin determinado: Me inscribiré en un curso de ortografía. Significa también 'grabar (algo) en metal, piedra u otra materia': El artista inscribió sus iniciales en la escultura.

¿Urzuelo?

Compartir:

A esta protuberancia rojiza que sale en el borde del párpado debido a una inflamación de la glándula sebácea se le denomina "orzuelo". Según el diccionario, la palabra "orzuelo" proviene del latín hordeŏlus, diminutivo de hordeum ('cebada'), motivada probablemente por alguna semejanza entre el granito de cebada y el del orzuelo.

Sin embargo, no es raro escuchar o leer escrito "urzuelo", lo cual se debe al contagio con la vocal "u" de la segunda sílaba. Se trata, pues, de un fenómeno lingüístico conocido como asimilación; es decir, el cambio que sufre la pronunciación de un sonido por influencia de otro dentro de la misma palabra y que puede afectar tanto a las vocales como a las consonantes. Son también errores producidos por asimilación decir *bembrillo, en lugar de membrillo; *estriñir, por estreñir; etc.

No me "ralles" más, que estoy a punto de "rayarme"

Compartir:

Susana Terrones Juárez
Docente Universidad de Piura

Hace poco dos personas que se comunicaban por el chat trataban de aclararse si se escribe: "no me ralles" o "no me rayes". Tras una larga discusión, una de ellas le escribió a la otra: "No me ralles más, que estoy a punto de rayarme", con lo que quiso decir: "No me molestes más, que estoy a punto de volverme loco". En efecto, en las expresiones coloquiales que empleaban estos hablantes se pone en evidencia el uso de los verbos "rallar" y "rayar" en la comunicación escrita,  que, si bien en la oral pueden tener una pronunciación parecida, se diferencian claramente por su significado.

rallador.jpg

[...] continuar leyendo

¿Queramos o querramos?

Compartir:
Hace unos años una empresa de telefonía celular llenó las calles e invadió las ondas de la radio y la televisión con comerciales que trasmitían un mensaje embaucador: "Imagínate un mundo en el que todos podamos ser lo que querramos (...) un mundo en el que todos podamos tener lo que querramos tener en el momento que querramos...". Alicia en el país de las maravillas. Pero lo cierto es que no debió decir *"querramos" sino "queramos" dado que la primera es una forma errónea que resulta de la analogía con las formas de futuro: "querremos", que sí se expresan con "rr". Las formas del presente de subjuntivo del verbo "querer", sin embargo, lo hacen con una vibrante simple: "quiera", "quieras", "quiera", "queramos" y "quieran".

¡Qué zonzo!, ¡qué zoncito!, ¡qué sonsonazo!

Compartir:

Para este adjetivo, tan común en nuestro vocabulario cotidiano, se aceptan dos formas de escritura: las dos con zeta o las dos con ese. La primera la recoge el diccionario como forma preferida, aunque admite la segunda que, por cierto, en América es más frecuente que la anterior. Lo que no es válido es mezclar ambas formas: *zonso o *sonzo.

[...] continuar leyendo

"Tropezones" lingüísticos

Compartir:

Eliana Gonzales Cruz
Docente Universidad de Piura

Sabemos por experiencia que la lengua oral suele ser menos cuidada que la escrita. Esto se debe, probablemente, a que nos detenemos muy poco a pensar en los obstáculos que nos impiden hablar con propiedad o con una correcta pronunciación; y así, solemos pronunciar expresiones tales como: Me di un trompezónSe puso de cunclillas,  Aterrizó en el moderno aereopuertoDonó todo a la Sociedad de Beneficiencia de Lima.

¿Qué ha pasado en trompezón, cunclillas, aereopuerto y beneficiencia? ¿Por qué son considerados incorrectos? Porque en todos  hemos añadido sonidos innecesarios. En el primer caso se ha añadido el sonido /m/; en el segundo, /n/; en el tercero, /e/; y en el cuarto, /i/. ¿A qué se debe esto? ¿Por qué el hablante los añade?

aereopuerto.jpg

[...] continuar leyendo

¿Migrante, emigrante o inmigrante?

Compartir:
"Migrante" es todo aquel que 'migra'; es decir, aquel que emigra (salir de su país, ciudad o pueblo para establecerse en otro) o que inmigra (llegar a un país extranjero para establecerse en él). Para algunos especialistas, es preferible usar las formas "emigrante" e "inmigrante" porque resultan ser más específicas que migrante.

Entre velas, flores y rezos

Compartir:

Lady Noelia Olivares Mauricio
Docente Universidad de Piura

El 1 y 2 de noviembre los cementerios se vuelven los lugares más concurridos por dolientes, cantores, rezadores, vendedores de flores, aguateros, etc. En todo el lugar se vive un ambiente festivo con la llegada de parientes y amistades que visitan las tumbas de sus seres queridos. Y es que, las velaciones se han convertido, de un tiempo acá, en una verdadera fiesta de costumbres en donde las velasresponsosangelitos, están a la orden del día. Valiéndome de esta tradición, intentaré explicar algunos vocablos formados a partir de sufijos o morfemas derivativos.

Partiremos de velar, término que da origen a velaciónvelorio y velatorio, las cuales aluden a un campo semántico funerario. Velar proviene del latín vigilare y cuenta entre sus múltiples significados con el de 'pasar la noche al cuidado de un difunto' (Diccionario de la Real Academia Española, 2001).

velas.jpg

[...] continuar leyendo

No es sujeto; es vocativo

Compartir:

En qué se diferencia ¿Es cierto lo que me contó Ramón? de ¿Es cierto lo que me contó, Ramón?

Si ha hecho una pausa a la hora de leer el segundo ejemplo, habrá sido por la presencia de esa coma, que ayuda a marca una diferencia no solo en el significado sino también en la función que cumple Ramón en estos enunciados.

[...] continuar leyendo

¿Es correcto "premier"?

Compartir:
El diccionario académico (DRAE, 2001) no acepta todavía el término, pero se recogen dos acepciones del término en uso en el español actual (DPD, 2005). Primero se tomó del francés con el significado de "primera función de un espectáculo", y luego se tomó del inglés para designar al primer ministro o al canciller de un país. La primera acepción es aceptada pero la segunda se considera "anglicismo superfluo, que debe sustituirse por los equivalentes españoles primer ministro, presidente (del Gobierno) o canciller, según convenga". Cabe señalar que este uso en Perú y otros países americanos no es tan "ocasional" como señala el DPD, y que aquí se está generalizando para remplazar la denominación oficial (que resulta demasiado larga) de "presidente del consejo de ministros".