RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

Nadie habla de nadies

Compartir:

Lady Noelia Olivares Mauricio
Docente Universidad de Piura

La dignidad de los nadies es el título de un documental estrenado en el 2005, que describe las historias y testimonios conmovedores de la resistencia social en Argentina frente al desempleo y al hambre producidos por el modelo globalizador. En esta película, los nadies son personas comunes, trabajadores de una clase media empobrecida que tratará de salir de esa situación. Curiosamente, la palabra nadies, que vendría a ser en este caso un recurso para darle mayor énfasis al título del documental y llamar la atención de los espectadores cuantificando a cada uno de los protagonistas, se ha convertido para muchos en una palabra de uso común. Pero, ¿es correcto utilizar nadies en lugar de nadie? Veamos qué sucede.

nadies.JPG

En español existe una categoría gramatical llamada pronombre que se usa para sustituir al sustantivo y evitar su repetición; por ejemplo en: "Mario dijo la verdad pero él no la entendió", podemos observar que él reemplaza a Mario y la a la verdad. Estos son los llamados pronombres personales que, si bien son los más conocidos no son los únicos; pues dentro de los diferentes tipos de pronombres existentes contamos también con los indefinidos.

Estos últimos se refieren a personas o cosas sin llegar a identificarlas; es decir, expresan inexistencia o una cantidad indeterminada o inexacta; por ejemplo algunovariosalguiennadieotronadacualquier(a), etc: "No sabemos nada de él", "Fueron varios los implicados en la pelea". Si nos centramos en alguno y ninguno, estos presentan variación de género y número (alguno, alguna, algunos, algunas, ninguno, ninguna, ningunos, ningunas); por ejemplo: "Algunos de nuestros clientes son personas muy importantes", "No me gusta ninguna". Al respecto habría que aclarar que aunque existen las palabras ningunos y ningunas, estas no suelen emplearse, pues los hablantes prefieren utilizar el singular. Así, a la pregunta: ¿Tienes algunas naranjas?, donde algunas identifica a naranjas, podemos responder: "No, no tenemos ningunas" (aunque no se usa, es correcta) o "No, no tenemos ninguna" (forma común para una negativa).

Ahora bien, con respecto a alguien y nadie, estos se utilizan para referirse a personas, son siempre masculinos y no admiten el plural; es decir, son invariables en cuanto al número. Así, podemos usar: "Alguien llama a la puerta" y referirnos a una o más personas; lo mismo sucede en "Nadie vino a verte", por lo que es incorrecto el uso de *Nadies vino a verte, puesto que nadie tiene un sentido inmanente de negación, de inexistencia, y significa 'ninguna persona', carencia absoluta de ser, y por lo tanto no podemos cuantificarla. Además, si se coloca después del verbo es necesaria la anteposición del adverbio negativo no: No vino nadie a verte.

Pero entonces, ¿por qué algunos hablantes utilizan nadies? Como ya sabemos, los hablantes distinguimos el plural del singular, generalmente, con la adición de -s para referirnos a más de un ser; por lo que si se quiere hacer referencia a una persona, el hablante utiliza nadie pero si son más de una las personas referidas, prefiere la utilización de nadies y de esta manera cuantifica los referentes. Este error es conocido como paragoge o adición de sonidos al final de una palabra, como en este caso, donde se añade -s, que es la marca común del plural. Además, ayuda a explicar este error la relación que establece el hablante con los otros pronombres indefinidos; así, si de alguno se dice algunos, de nadie se dirá nadies. Incluso, en habla poco culta, se escucha la transformación de nadie en naides. Aquí estamos ante una metátesis que es el cambio de lugar de algún fonema o sílaba en una palabra y no solo se queda allí sino que además se le agrega -s.

Entonces, aunque se puede utilizar como un medio para captar la atención del público como veíamos en el título del documental, los hablantes debemos evitarlo para no hacer uso incorrecto de nuestro idioma.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.