RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

Archivos Octubre 2012

Halloween

Compartir:

Pronunciado en nuestro medio [jáloguin] o [jaloguín], Halloween corresponde a la contracción de la expresión en inglés All Hallow's Eve que significa, precisamente 'víspera del Día de Todos los Santos'; así, Halloween es la festividad que se celebra en algunos países cada 31 de octubre.

Al ser el nombre de una festividad, la normativa académica  señala que deberá escribirse con mayúscula inicial, en redonda (es decir sin cursivas) y sin comillas.

¿Hacemos un paréntesis?

Compartir:
Claudia Mezones Rueda
Docente Universidad de Piura

Llama la atención cómo en distintos contextos comunicativos por medio de la expresión "hacer un paréntesis" se nos persuade de 'suspender o interrumpir' actividades en la vida cotidiana: desde hacer una pausa para tomar un descanso entre las horas de clase hasta para pensar en la posibilidad de tomar unas vacaciones en alguna de las famosas islas del Caribe.

parentesis.jpg

La idea de "interrumpir o dejar en suspenso algo" contenida en esta expresión se relaciona con el significado del uso de los paréntesis en el ámbito de la ortografía, a pesar de que los paréntesis (y no solo un paréntesis) no se hagan sino que se escriban.

[...] continuar leyendo

Nombre de árboles y frutas

Compartir:
La mayoría de los nombres de árboles son masculinos y las frutas femeninas: manzano/manzana, naranjo/naranja, ciruelo/ciruela, papayo/papaya, chirimoyo/chirimoya, granado/granada, guayabo/guayaba, castaño/castaña, carambolo/carambola, etcétera. No obstante, tenemos también el caso contrario donde el árbol es femenino y el fruto masculino: (la) higuera (árbol) y (el) higo (fruto). Hay algunas excepciones que comparten el mismo significante o palabra como anacardo (árbol) / anacardo (fruto), tamarindo (árbol) / tamarindo (fruto) e incluso otras que si bien tienen el mismo género varían en el significante: (el) melocotonero (árbol de género masculino) / (el) melocotón (fruto de género masculino).

Los enredos verbales de Federico

Compartir:

Shirley Verónica Chumacero Ancajima
Docente Universidad de Piura

Hay ocasiones en que los hablantes no caen en la cuenta de que pueden estar construyendo mensajes con una significación totalmente contraria o distante de lo que, en principio, se han propuesto transmitir. Para ejemplificar estas situaciones nos inventaremos a un personaje, nuestro buen amigo Federico, que se verá involucrado en algunos líos por confundir un término por otro, una significación por otra.

enredos_federico.jpg

[...] continuar leyendo

Género en sustantivos

Compartir:
El morfema de género tiene diversos valores, no solo designa la diferencia sexual (masculino y femenino) como en los sustantivos niño/niña, perro/perra; sino que puede dar otras diferencias como la dimensión (grande y pequeño) o forma de los objetos: cesto/cestapeso/pesajarra/jarro; la distinción entre contable y colectivo: leño/leña; las oposiciones léxicas: velo/velacuadro/cuadra;  o también la distinción entre árbol y fruto: manzano/manzananaranjo/naranja. Así que no se confunda entre género y sexo que son dos cuestiones distintas en los sustantivos.

Canchaque queda "aquicito" nomás

Compartir:
Fabiola Bereche Álvarez
Docente Universidad de Piura

La ciudad de Canchaque es un pueblito pequeño situado a tres horas de la ciudad de Piura; y allí se puede reconocer aún a las mujeres en polleras o cargando a sus niños en la espalda ayudadas por una manta. Uno de los atractivos de esta pequeña ciudad de la sierra es una reserva natural llamada Los Peroles, conjunto de lagunas naturales formadas en las rocas. Para llegar allí tuvimos que pedir la guía de una niña, quien amablemente a cada momento nos decía: "No se preocupen, ya falta poquito, queda aquicito nomás".

canchaque.jpg

[...] continuar leyendo

Prestar y pedir prestado

Compartir:

La forma infinitiva prestar significa 'entregar algo a alguien para que lo utilice durante algún tiempo y después lo restituya o devuelva' (DRAE, 2001); así, yo puedo decir: Presté la pelota a Carla; Me prestó cinco soles para el pasaje. En ambos casos, el sujeto es la persona que entrega lo prestado: Yo (en el primer caso) y ella o él (en el segundo caso).

[...] continuar leyendo

¿Medianoches o medias noches?

Compartir:

Sustantivo y adjetivo mantienen siempre concordancia de género y número pero cuando llegan a formar una sola palabra compuesta normalmente solo el último elemento señala la variación morfológica. También ocurre cuando el adjetivo es el numeral partitivo "medio", y así el plural de "mediodía" es "mediodías", y lo mismo "medialuna" y "medianoche", en plural serán "medialunas" y "medianoches", como en este ejemplo: "Los vecinos del parque se quejaron por el ruido de las medianoches sabatinas".

[...] continuar leyendo

¿Por qué esto, eso y aquello?

Compartir:

Eliana Gonzales Cruz
Docente Universidad de Piura

Los llamados demostrativos este, ese y aquel proceden de los latinos ista, ipse y eccum, respectivamente, y suelen utilizarse cuando queremos delimitar de algún modo el alcance de un sustantivo; así, el demostrativo este y sus variantes de género y número (esta, estos y estas) aparecerán cuando lo nombrado está cerca de la persona que habla: "Esta niña está inquieta", "Estos alumnos son responsables". Las formas ese, esa, esos y esas las usaremos para designar lo que está cerca de la persona con quien se habla: "Alcánzame esa toalla", "Pásame esos tenedores"; y aquel, aquella, aquellos y aquellas cuando designan lo que espacial o temporalmente está lejos tanto del que habla como de la persona a quien se habla: "Quiero aquella camisa", "Devolveremos aquellos libros mal impresos".

aquello.jpg

[...] continuar leyendo

De consiguiente y por consiguiente

Compartir:
"De consiguiente" y "por consiguiente" tienen el mismo significado. Ambas indican 'como consecuencia': Ha subido la gasolina y, por consiguiente, no tardará en subir el precio de los pasajes = Ha subido la gasolina y, de consiguiente, no tardará en subir el precio de los pasajes. Suele resultarnos extraña "de consiguiente" porque actualmente ya no se usa mucho; era frecuente en los siglos XVII y XIX, según el Diccionario panhispánico de dudas (2005).

Nadie habla de nadies

Compartir:

Lady Noelia Olivares Mauricio
Docente Universidad de Piura

La dignidad de los nadies es el título de un documental estrenado en el 2005, que describe las historias y testimonios conmovedores de la resistencia social en Argentina frente al desempleo y al hambre producidos por el modelo globalizador. En esta película, los nadies son personas comunes, trabajadores de una clase media empobrecida que tratará de salir de esa situación. Curiosamente, la palabra nadies, que vendría a ser en este caso un recurso para darle mayor énfasis al título del documental y llamar la atención de los espectadores cuantificando a cada uno de los protagonistas, se ha convertido para muchos en una palabra de uso común. Pero, ¿es correcto utilizar nadies en lugar de nadie? Veamos qué sucede.

nadies.JPG

[...] continuar leyendo

Bullying

Compartir:
Es uno de los extranjerismos más utilizados últimamente. La norma académica aconseja que siempre que sea posible, es mejor usar las formas castellanas "intimidación" o "acoso escolar" para referirnos a este fenómeno que se está produciendo en nuestras escuelas. No hay que olvidar que deberá mantener las cursivas para indicar su carácter extranjero o las comillas si aparece en un texto manuscrito.

Los oxímoros... ¿oxi qué?

Compartir:

Karent Urízar González
Docente Universidad de Piura

Hay veces que necesitamos explicar o definir algo con palabras opuestas y, aparentemente, entramos en una contradicción: por ejemplo, cuando escuchamos canciones con el tema del amor, encontramos una serie de argumentos opuestos que no están tan lejos de la realidad. Maná empieza una canción diciendo: "Tienes todos los espacios inundados de tu ausencia...". ¿Qué va a inundar algo que no está presente? Hace cuatro siglos decía Quevedo del amor: "Es hielo abrasador, es fuego helado,/es herida que duele y no se siente,/es un soñado bien, un mal presente,/es un breve descanso muy cansado..."; su contemporáneo Lope de Vega prefirió definirlo como "humilde vencedor, niño gigante,/cobarde matador, firme inconstante,/traidor leal, rendido victorioso...".

contradiccion1.jpg

[...] continuar leyendo

¿Arrecostarse o recostarse?

Compartir:

En el español estándar solo aparece la forma recostarse; pero es común escuchar la palabra arrecostar en algunas zonas de Hispanoamérica: "Se arrecostó un momento", "Arrecuéstate unos minutitos".

En el Diccionario de Americanismos (2010) aparecen ambas palabras (arrecostar y recostar); además, se precisa que la forma pronominal arrecostarse suele ser una forma rural en zonas de Nicaragua, Costa Rica, Perú, entre otras y que se usa con el sentido de recostar ('acostarse durante un rato, por lo general, con la ropa que lleva puesta').

El plural de malentendido

Compartir:

Un "malentendido" es una 'mala interpretación o el entendimiento erróneo de algo': Hubo un malentendido entre el entrenador y la deportista. Es una palabra compuesta formada por el adverbio "mal" y el adjetivo "entendido".

Si hablamos de más de una mala interpretación, estaremos ante "malentendidos" y no ante "malos entendidos" ni ante "malosentendidos". Solo pluralizamos el segundo elemento porque el adverbio es una palabra invariable; es decir, una palabra que no se pluraliza.

Malware

Compartir:

Carlos Arrizabalaga L.
Docente Universidad de Piura

El lenguaje se renueva constantemente y en el proceso creativo del léxico es fácil que un sintagma que antepone el adjetivo al nombre termine siendo un solo nombre compuesto. Ocurre con palabras como "malarrabia", "malasangre", "malhumor", o "malnutrición". Más fácilmente se forma un adjetivo con la reunión de dos: "malacostumbrado", "maleducado", "malentendido", "maloliente". No faltan algunos verbos: "malbaratar", "maldecir", "maltratar". No debe extrañar que los que se forman con "mal" predominen sobre los que se forman con su antónimo: "bienvenido", "bienestar". Y es que usamos las palabras según nuestras necesidades, y por lo general nos urge sobremanera alarmar a los otros de la presencia de algún mal y no tan a menudo reparamos con más calma en todos los bienes que nos ofrece la divina Providencia.

malware.jpg

[...] continuar leyendo

¿Satisfizo o satisfició?

Compartir:

El verbo "satisfacer" es un verbo irregular y se conjuga siguiendo el modelo del verbo "hacer": satisfago, satisfacía, satisface, satisfaré, satisfaría...

Así, si algo no ha cubierto mis expectativas yo diré que no me satisfizo: Aquella película tan promocionada no me satisfizo.

Sacar pecho

Compartir:

Es una locución verbal coloquial que significa 'adoptar una actitud de orgullo, de arrogancia o de desafío' y también 'actuar con decisión y valor ante una situación difícil' (DRAE, 2001): Con tres goles a favor, el delantero saca pecho.

Cuando va seguida de aquello por lo que uno se siente orgulloso debe aparecer la preposición "por" y no "de"; así uno "saca pecho por algo" y no "de algo": El Gobierno saca pecho por los últimos acuerdos internacionalesEl equipo argentino saca pecho por los cuatro goles que consiguió.

Recepcionar

Compartir:

Shirley Cortez
Docente Universidad de Piura

Las lenguas son instrumentos que los hablantes emplean para satisfacer sus necesidades comunicativas. De ahí que formen nuevas palabras (neologismos) o dejen de usar otras (arcaísmos). Algunos neologismos  cubren un vacío o no encuentran rival que los resista y rápidamente se generalizan y consagran su éxito ingresando a los diccionarios. Otros, en cambio, desaparecen como estrellas fugaces, y otros luchan contra la resistencia de ciertos hablantes que los consideran inaceptables o innecesarios, como es el caso de "recepcionar".

sobre.jpg

[...] continuar leyendo

El prefijo tras-

Compartir:
El prefijo tras- y su variante trans- significan 'al otro lado' o 'a través de'. Según se recoge en el Diccionario panhispánico de dudas (2005) aparecerá trans- en aquellas palabras que comiencen con "ese": transiberiano, transexual, transubstanciación... En cambio, en las otras se preferirá solo la forma tras-: trasluz, trasnochar, trasfondo, traspapelar, traspié, trasplantar, trasquilar, trastornar, etc.

El ají y el despiste de Colón. Americanismos léxicos

Compartir:

Crisanto Pérez Esáin

aji.jpg

"Patriotas el mate
de chicha llenad,
alegres brindemos
por la libertad.
Cubra nuestra mesa
el chupe y quesillo
y el ají amarillo."

Coplillas como esta se escuchaban con frecuencia por las calles de todas las ciudades de nuestro país en los tiempos de la Emancipación. En ellas se prometía una mesa llena de comida con el cambio de gobernantes y se destacaban, además, las bondades de nuestros ingredientes más propios. Desde entonces, hay cosas que no han cambiado, y entre otras, la presencia del ají amarillo como en la copla que acabamos de leer, de un rojo apretado como el del ají mono, de un brillante anaranjado como el escabeche o con el rojizo que parece anunciar el proverbial peligro del rocoto.

[...] continuar leyendo

Gymkhana

Compartir:
Gymkhana es una voz anglohindú con la que denominamos al 'conjunto de pruebas de destreza o ingenio que se realiza por equipos a lo largo de un recorrido, normalmente al aire libre y con finalidad lúdica' (Diccionario Panhispánico de Dudas, 2005). Deberá mantener las cursivas para indicar su carácter extranjero (o las comillas si aparece en un texto manuscrito). La forma castellanizada propuesta para este extranjerismo es yincana porque es la que se ajusta a la pronunciación originaria, de ahí que deban evitarse formas tales como gincana, gymkana y gimkana.

Queísmo y dequeísmo

Compartir:

Queísmo y dequeísmo suelen ser dos fenómenos frecuentes entre los hablantes. Para algunos es muy difícil evitarlos. En el dequeísmo aparece la preposición "de" delante de la conjunción "que" cuando sintácticamente no se exige: *Pienso de que deberías explicar de nuevo. *Opino de que deberían ir solo dos alumnos. Las formas correctas serían Pienso que deberías explicar de nuevo y Opino que deberían ir solo dos alumnos.

[...] continuar leyendo

"Tengo un huevo de plata"

Compartir:

Eliana Gonzales Cruz
Docente Universidad de Piura

huevo_de_plata.jpg

La expresión dicha por un conocido conductor de televisión me servirá para explicar el sentido de locuciones bastantes expresivas tales como "un huevo de", "un cerro de", "una infinidad de", entre otras que irán apareciendo más adelante.

En un artículo anterior señalaba que una locución se define como un grupo de palabras consideradas como una unidad léxica con significado particular que cumple una determinada función; así, "el que dirán" es una locución sustantiva; "a carta cabal", una locución adjetiva; "echar una cana al aire" y "tomar cartas en el asunto" son locuciones verbales; "de repente" es una locución adverbial; "con vistas a", una locución preposicional; y "a menos que", una locución conjuntiva.

[...] continuar leyendo

El bien de la palabra en el trato con los demás

Compartir:

Susana Terrones Juárez
Docente Universidad de Piura

Hace unos días tomé un taxi y al subir saludé al chofer, pero no tuve respuesta alguna a pesar de decir dos veces ¡Buenos días!; una amiga me comentó que en su trabajo ciertos compañeros suelen hacer bromas de doble sentido, situación que resulta molesta para los demás que los escuchan; otra persona me describió con asombro la cara de enfado que puso una chica cuando a esta le dijeron "señora". Sin embargo, no todo es negativo, también nos hallamos en situaciones en las que un familiar o un amigo nos recomienda un lugar donde podemos estar a gusto porque la gente ahí es amable y servicial o en las que aún las personas saben ser agradecidas o piden un favor con cortesía.

saludo1.jpg

[...] continuar leyendo

A propósito y apropósito

Compartir:
Según el Diccionario Panhispánico de Dudas (2005), "a propósito" presenta diversas funciones: puede ser una locución adjetiva con el significado de 'adecuado', que suele ir seguida de un complemento con "para": «Se frotaba cuidadosamente el cuerpo con un ungüento a propósito para repeler los insectos» o una locución adverbial, que equivale a 'deliberadamente, adrede': «Uno a veces se cae a propósito para que la gente nos vea»

[...] continuar leyendo

Con el propósito

Compartir:
"Con el propósito" es una locución adverbial que expresa 'intención deliberada' y se combina con la preposición "de": Lo hizo con el propósito de ganar tiempo. No se suele combinar con la preposición "para"; de ahí que sea erróneo el siguiente uso: «La Policía de Estafas de la Dinincri determinó que Rosario Ponce presentó un certificado médico de contenido falso, con el propósito para no estar presente en una diligencia de la Fiscalía Corporativa de Arequipa». Es probable que el sentido de 'finalidad' haya originado el error: Lo hizo para ganar tiempo.

Sí y si

Compartir:

Para distinguir las funciones de estos dos monosílabos recurrimos a la tilde diacrítica.

Sí con tilde tiene distintos valores. Es pronombre personal en Se lo ha comprado para , Está muy orgullosa de misma, Después de un ligero desmayo volvió en . Es adverbio de afirmación en , quiero; , lo haré; , compré los boletos para el viaje... y, finalmente, es sustantivo con valor de 'aprobación o asentimiento': En el referéndum ganó el , El se impuso al no por cinco votos, El plural de es síes.

[...] continuar leyendo

¿El hada o la hada?

Compartir:

la_el_hada.jpg

La determinación de sustantivos femeninos que empiezan por "a" o "ha" tónica

Inés Arteaga Campos

Si hacemos un repaso de nuestra infancia, quizás el recuerdo más inmediato sea uno de tantos cuentos de hadas que nos leían nuestros padres o profesores: "Al bautizo de la pequeña fueron invitadas todas las hadas del reino y cada una le ofreció un don. Se presentó una vieja hada, quien dijo:

―¡A los dieciocho años se pinchará con el huso de una rueca y morirá!

Pero el hada que aún no había concedido su don dijo:

―¡No puedo anular tal maldición, pero sí modificarla. Será un sueño que durará cien años!"

[...] continuar leyendo

Anglicismo y anglicanismo

Compartir:

Es bastante común que los hablantes confundan estas dos palabras que tienen significados distintos. Si bien ambas comparten el elemento compositivo anglo- que significa 'inglés' aluden a dos cosas distintas.

[...] continuar leyendo

El verbo placer

Compartir:
Es un verbo irregular e intransitivo, al que todos tendemos a asociarlo con lo agradable, con lo que nos gusta. Si bien se suele usar más en tercera persona del presente de indicativo (Me place escuchar esa canción = Eso me place), también son posibles otras formas: plazco, places, placemos...

Como se recoge en el Diccionario Panhispánico de Dudas (2005), junto a las formas plació, placiera o placiese y placiere, perviven en el uso literario, con intención arcaizante, las formas plugo, pluguiera o pluguiese y pluguiere, muy utilizados en el español medieval y clásico: Aquello no me plació = Aquello no me plugo.

Se sienten también arcaizantes las formas plega y plegue para la tercera persona del singular del presente de subjuntivo, pues actualmente se prefiere el uso de plazca: Hazlo aunque no te plazca.

Como vemos, el término placer como verbo está cada vez más en desuso, por lo que en su lugar los hablantes optamos por los verbos gustar o preferir. Actualmente, es más frecuente utilizarlo como sustantivo: Oír música clásica es para mí el mayor placer.

El gerundio calificativo, un uso incorrecto

Compartir:

Claudia Mezones Rueda
Docente Universidad de Piura

En nuestra lengua hay determinadas categorías y estructuras gramaticales que sirven para calificar al nombre o sustantivo. Así tenemos, el adjetivo: Los alumnos "universitarios" tienen el futuro en sus manos; las estructuras con pronombre relativo: Mi madre, "que ya es mayor", permanece siempre en casa; o las estructuras apositivas: Juan, "el hijo de mi vecina", maneja una moto. En estos casos, resulta curioso cómo el gerundio es utilizado también con valor calificativo, a pesar de ser un uso incorrecto.

gerundio_sabiendo.jpg

[...] continuar leyendo

Las religiones se escriben en minúsculas

Compartir:
Según se precisa en la última norma ortográfica, tanto los nombres que designan las distintas religiones como los que designan al conjunto de los fieles de una religión deberán escribirse con minúscula inicial: cristianismo, anglicanismo, judaísmo, islamismo... cristiandad, cristianos, anglicanos...

"Por si acaso" no se escribe "por sea caso"

Compartir:
Por si acaso no lo sabías, "por si acaso" es una locución adverbial formada por la preposición "por" más la conjunción condicional "si" y el sustantivo masculino "acaso" (equivalente a 'casualidad, suceso imprevisto'): Castellano Actual, por si acaso, es un blog donde puedes aclarar muchas dudas. Debe escribirse de esta forma "por si acaso" y no "por sea caso": *Castellano Actual, por sea caso, es un blog donde puedes aclarar muchas dudas. Los hablantes se confunden en la escritura al pensar que es la unión de la preposición "por" más la forma "sea" (del verbo ser) y el sustantivo "caso". Así que ya lo sabes, por si acaso.

"Mes morado"

Compartir:

Docente Universidad de Piura

En el Perú -y a veces en el mundo entero- cada mes está dedicado a un acontecimiento especial que le proporciona un nombre propio. Así, por ejemplo, febrero es "el mes de la amistad"; mayo, "mes de la Virgen"; julio, "el mes de la Patria"; noviembre, "el mes de los difuntos"; diciembre, "el mes de la Navidad"... He dejado, a propósito, el mes que iniciamos, conocido por los peruanos como el "mes de Grau", el "mes de la canción criolla", pero sobre todo como "el mes morado", por celebrarse la fiesta religiosa del Señor de los Milagros, una de las más importantes en nuestro país.


mesmorado.jpg

[...] continuar leyendo

Planear y planificar

Compartir:
En algunos casos, son equivalentes. Así, el arquitecto o el ingeniero planea o planifica una obra, un proyecto; el ladrón planea o planifica su próximo golpe; en los colegios se planea o se planifica el año escolar con antelación; las vacaciones se planean o se planifican...; es decir, si se traza o forma un plan, si se hace un plano o proyecto, entonces, son equivalentes. En cambio, las aves y los aviones planean en el cielo; esto es, vuelan con las alas extendidas e inmóviles. En ese caso no hay posibilidad de intercambio con planificar.