RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

Archivos Agosto 2012

¿Enseguida o en seguida?

Compartir:

Las dos formas son correctas. Enseguida es un adverbio que significa 'inmediatamente después': Voy a comprar los dulces y regreso enseguida.  Si bien se escribe preferentemente en una sola palabra, también se acepta como correcta escribirla separada: No tardo, regreso en seguida.

¿Prerrequisito o prerequisito?

Compartir:
Por regla general, todo prefijo se escribe unido a la base si esta es univerbal o de una sola palabra: subterráneo, preuniversitario, antiterrorista... En el caso de prerrequisito, pre- es un prefijo que se une a la base 'requisito' y que tiene ya un significado asignado 'requisito previo' (DRAE, 2001). La norma ortográfica en español precisa que debe escribirse "rr" cuando va entre vocales, de ahí que la forma correcta sea prerrequisito, como también sucede con anti- en antirrobo y con vice- en vicerrector.

El "faenón" de las "petropalabras"

Compartir:

Susana Terrones Juárez
Docente de la Universidad de Piura


La difusión de los audios que revelaron el negociado de pagos por la concesión de la buena pro en favor de la compañía noruega Discover Petroleum para explotar cinco lotes petrolíferos en el zócalo continental y en Madre de Dios, fue sin duda uno de los hechos más destacados que hizo noticia en el 2008 y que los medios locales trasmitieron como el caso de los "petroaudios", calificado también por algunos periodistas extranjeros como la crisis del "petrogate" peruano. Esta situación trajo consigo la aparición de nuevas palabras que rápidamente pasaron a formar parte de nuestro vocabulario. Así, los términos audio y petro alcanzaron un gran protagonismo.

audio.jpg

[...] continuar leyendo

¿Arveja o alverja?

Compartir:

Ambas formas son correctas. Es más, también existe alberja, usada en Bolivia y Uruguay, según el Diccionario de americanismos (2010). Con estas tres formas solemos designar no solo al tipo de guisante bastante apreciado en nuestro medio, sino al fruto de forma esférica de unos seis a ocho milímetros de diámetro, de sabor pastoso y ligeramente dulce. No está registrada la forma arverja que suele también escucharse entre algunos hablantes.

Una dosis de distinción léxica

Compartir:

Claudia Mezones Rueda
Docente de la Universidad de Piura

Los hablantes de español formamos un grupo lingüístico de más de trescientos cincuenta millones de hablantes, repartidos entre España y la América hispanohablante. Nos entendemos gracias a la homogeneidad lingüística del español, pero, aún así, no dejan de llamar la atención las variedades con que lo hablamos.

Nos damos cuenta de que -según la zona geográfica- los hablantes se distinguen: unos pronuncian la "z" y la "c" distintas de la "s", otros, en cambio, las igualan a "s"; hay también los que utilizan el "vos" en vez de "tú" o los que usan el "ustedes" frente a los que prefieren el "vosotros"; etc. A esta perceptible heterogeneidad fónica y gramatical se une también la léxica, que es en la que existen mayores posibilidades de incomprensión o malentendidos cuando se encuentran hablantes de dialectos o variedades diferentes: peruanos, cubanos, argentinos, bolivianos, mexicanos, españoles, etc. Bastará con poner los ojos en solo unos cuantos términos para dar prueba de ello, como por ejemplo: medias, piyama, calzón y poto del español peruano en comparación con el español peninsular.

Map-Hispanophone_World.jpg

[...] continuar leyendo

¿Se escribe Presidente o presidente?

Compartir:

Las palabras que designan tratamientos (señor, don, doña, doctor...) así como las que designan los cargos (ministro, director, administrador, gerente...) no deberán aparecer con mayúscula inicial: El presidente Humala llegó con la ministra Salas. En la Ortografía básica de  la lengua española (2012) se señala que no debe utilizarse la mayúscula inicial en los «sustantivos que designan títulos nobiliarios, dignidades o cargos ―sean civiles, militares, religiosos, públicos o privados―, tanto en sus usos genéricos (El rey reina, pero no gobierna), como si se refieren a una persona concreta (La reina saludó al arzobispo de Managua; El papa visitará la India; El presidente de Gobierno llegó con la ministra de Defensa y el general Martínez, jefe del Estado Mayor)» (p. 126).

¿Para qué sirven las muletas?

Compartir:

Eliana Gonzales Cruz
Docente de la Universidad de Piura

Ante una pregunta obvia, una respuesta obvia, pues sin duda me dirá que sirven para apoyarse en el caso de que presente alguna limitación o impedimento en las extremidades inferiores. En efecto, una muleta es un bastón de metal o de madera con el extremo superior adaptado para colocar la axila o el antebrazo y la mano; y sirve para cargar el cuerpo en él, evitando o aliviando el empleo de una o ambas piernas a quien tiene dificultad para caminar.

Esta idea de apoyo que tiene la muleta la podemos asociar, en el plano de la lengua oral, con el uso de unas palabras o expresiones que se repiten con excesiva frecuencia por hábito o costumbre y que se conocen como muletillas.

muleta1.jpeg


[...] continuar leyendo

Conmigo, contigo y consigo

Compartir:

"Conmigo", "contigo" y "consigo" son pronombres personales, variantes de las formas latinas respectivas: cum + mecum, cum + tecum y cum + secum.

Si bien se han formado con la preposición (con) más los pronombres tónicos (mí, ti y sí), deben aparecer amalgamadas, es decir, en una sola palabra: Vino para estar conmigo, Quise asistir contigo, Se llevaron todos los libros consigo. Nunca se escribirán separados: *con migo, *con tigo, *con sigo. 

¿Apropósito o a propósito?

Compartir:

Ambas formas son posibles y tienen significados completamente distintos. "Apropósito", escrito así, en una sola palabra, es una 'breve pieza teatral'. En cambio, "a propósito" es una locución adverbial que puede tener distintos usos: sirve para indicar que se ha hecho algo 'con intención determinada, de manera voluntaria o deliberadamente': Ha dicho esas cosas a propósito para molestarme; puede también tener un carácter adjetival con el significado de 'adecuado u oportuno' y siempre va seguido de la preposición "para": Este es un recipiente a propósito para preparar la masa; o actuar como un marcador discursivo con el sentido de 'que lo que se va a decir ha sido sugerido por lo que se acaba de mencionar': Mañana iré a la feria del libro; a propósito, ¿qué libros me recomiendas?

Desternillarse de risa

Compartir:

Es un error pensar que se trata de "destornillarse de risa". Destornillar es desatornillar, es decir, sacar un tornillo dándole vueltas; en cambio, desternillarse no tiene nada que ver con "tornillo" sino con "ternilla" (cartílago). Como se indica en el Diccionario panhispánico de dudas (2005), actualmente se usa casi exclusivamente con el sentido figurado de 'reírse mucho'. Es frecuente que aparezca la construcción "desternillarse de risa": Todos los asistentes se desternillan de risa con los payasos del circo.

Ahorran espacio y tiempo: las abreviaturas

Compartir:

Shirley J. Cortez González
Docente de la Universidad de Piura

Desde hace un buen tiempo ha proliferado la formación de abreviaturas y siglas en distintos ámbitos: político, comercial, educativo, institucional, etc. Si nos fijamos en la información que recibimos a diario, nos daremos cuenta de la gran cantidad de "palabras comprimidas" que utilizamos. Por ejemplo, sabemos que el presidente anterior pertenece al APRA, negoció el TLC con EE. UU., que el SUTEP se va a la huelga; que la RMV no alcanza; que los vehículos deben tener SOAT; que la FPF se queja ante la FIFA; que la SUNAT exige el RUC; que para sacar el DNI hay que ir a la RENIEC; que el INDECOPI y la PNP hacen operativos para incautarse de CD (cedés) piratas... y un largo etc.

Conviene distinguir, sin embargo, entre abreviatura y sigla. Las primeras reducen una o más palabras referidas generalmente a realidades comunes. Pueden hacerlo por contracción (Lcdo., avda.) o por truncamiento parcial (pág.) o total (p.). Las siglas, consideradas abreviaturas complejas, se refieren a nombres de organismos, instituciones, empresas, objetos, asociaciones, etc. Abrevian una denominación compleja tomando solo la letra inicial de cada una de las palabras que la conforman. No obstante, algunas veces se toma más de una letra para facilitar su lectura o pronunciación, en cuyo caso la sigla recibe el nombre de acrónimo, según algunos teóricos. 

abreviaturas.jpeg

[...] continuar leyendo

¿Te Deum o tedeum?

Compartir:

Si bien, la expresión latina "te Deum" significa 'a ti, Dios', y es la que da inicio a este cántico católico de acción de gracias, la forma correcta es tedeum, pronunciada [tedéum]: El presidente Humala asistió a la misa y tedeum por fiestas patrias. El tedeum es un himno solemne que suele ser cantado en fechas conmemorativas: La misa por los 191 años de independencia acabó con la entonación de un tedeum.

 

Solo hoy es la Asunción de la Virgen; pero a aquella la recordamos siempre

Compartir:

Carola Tueros
Docente de la Universidad de Piura

Si atendemos al título, efectivamente, hoy 15 de agosto celebramos la Asunción de la Virgen María, fecha importante para la comunidad católica; sin embargo, no pretendo dar los pormenores de este dogma promulgado por el papa Pío XII en 1950, sino aclarar aspectos ortográficos de algunas palabras que ya no llevan tilde diacrítica (
acento gráfico que distingue palabras con idéntica forma, pero diferente categoría gramatical: té/te, tú/tu, etc.).

Me refiero a "solo" (adjetivo o adverbio)  y a "los demostrativos" (pronombres o determinantes: este, esta, estos, estas, ese, esa, esos, esas, aquel, aquella, aquellos y aquellas). Fíjese, estimado lector, que en el título, el adverbio "solo" y el pronombre "aquella" aparecen sin tilde. ¿Hay un error de impresión o una falta ortográfica? Pues ninguna de las dos, porque la Academia en su nuevo manual de Ortografía, publicado en diciembre de 2010, norma que se prescinda de la tilde en estas palabras, aun si existiese ambigüedad. asuncion copia.jpg

[...] continuar leyendo

Cuando los hechos se repiten

Compartir:

Lady Noelia Olivares Mauricio
Docente de la Universidad de Piura

Desde hace algún tiempo venimos usando los verbos aperturar y recepcionar sin problema. No es ninguna sorpresa para nosotros encontrarnos en textos periodísticos, fragmentos como: "Sin embargo, el Juzgado optó por no aperturarle proceso, poniéndolo a disposición del Juzgado penal chiclayano" o "La Dirandro viene coordinando con la policía mexicana la ubicación y captura de los narcos de ese país que iban a recepcionar la droga decomisada en Lima". Sin embargo, lo que tal vez, sí podría sorprendernos es saber que hemos estado usando barbarismos

diccionario-panhispanico-dudas.jpg

[...] continuar leyendo

Stock

Compartir:

La palabra stock proviene del inglés. En el Diccionario panhispánico de dudas (2005) se señala que es muy utilizada con el sentido de 'cantidad de mercancías' que se tienen en depósito o están disponibles: "Los comerciantes adquirieron un gran stock de camisetas de algodón". Debería sustituirse por formas castellanas tales como "existencias", "cantidad" o "mercancías": "Los comerciantes adquirieron una gran cantidad de camisetas de algodón". Como es un término que no está castellanizado, stock deberá aparecer en cursivas.

"¿Qué es? Que vuela sin tener alas y corre sin tener pies"...

Compartir:

Claudia Mezones Rueda
Docente de la Universidad de Piura

... El "tiempo", definido en el Diccionario de la Real Academia (2001) como 'duración de las cosas sujetas a mudanza'. A su vez,  el tiempo puede ser medido en unidades: hora, minuto, segundo, día, mes, año, década, siglo, etc., de allí que lo que podríamos sentir que se va volando, en realidad, son las horas.

Como bien sabemos, la "hora" nos ubica temporalmente en un determinado momento del día. Nos organizamos según ella y, hagamos lo que hagamos, es el referente preciso de nuestras acciones diarias, aún así en más de una ocasión ha sido inevitable dudar sobre cómo expresarla: ¿12 a. m. o 12 m.? ¿15 min. o 15 mins?, etc.

tiempo.jpg

[...] continuar leyendo

Oxímoron

Compartir:

Oxímoron es una figura literaria que consiste en formar un concepto nuevo a partir de la combinación de palabras con conceptos de significado opuesto. El sentido del nuevo concepto es metafórico. Ejemplos: "instante eterno", "vista ciega", "gloria triste", etc.

La misma palabra "oxímoron" es un ejemplo de esto, ya que proviene del griego oxýs ('agudo, punzante') y morós ('romo, tonto'), que significaría 'agudamente tonto'.

Su uso es generalmente retórico y fue usado especialmente en la poesía mística. Actualmente, algunas frases han pasado a ser de uso común, como por ejemplo "alarma silenciosa", "brillar por su ausencia", "ciencia ficción", "pequeño gigante", "secreto a voces", "paz armada", etc.

¿Todo mundo o todo el mundo?

Compartir:

La expresión correcta es "todo el mundo" que significa 'todas las personas': A todo el mundo le gusta recibir una sonrisa amable. Suele tener también una intención enfática: No se lo cuentes porque después lo sabe todo el mundo y deja de ser un secreto.

La cedilla

Compartir:

La cedilla es un signo formado por una "c" con una vírgula en la parte inferior (ҫ) que se usó en el español medieval. Actualmente, no existe en nuestra lengua pero sí en otras como el francés, el portugués, el catalán y el occitano.

¿Ha vuelto la cedilla al español actual?. No, claro que no. Lo que pasa es que se están usando algunos términos extranjeros que llevan cedilla, como Barҫa, pronunciado [bárza] por un peninsular y [bársa] por un hispanoamericano.

Esta letra, originaria del alfabeto latino, de ahí que la tengan algunas lenguas romances como las que te acabamos de mencionar, correspondía al fonema (de los llamados sibilantes) consonante alveolar africado sordo: /ts/ de plaҫa, opuesto al del antiguo fonema /z/, que representaba al fonema consonante alveolar africado sonoro: /dz/ de vezino. Esta diferencia entre los dos fonemas desapareció en el siglo XVII. La oposición quedó reducida a un único fonema sordo: nuestro actual fonema interdental fricativo sordo /ө/ o /z/ correspondiente a las grafías z, c (e, i), que en Hispanoamérica se realiza como el fonema alveolar fricativo sordo /s/.

Para que vea qué tan extraña resulta ser la cedilla en español, pregunte entre sus conocidos cómo pronuncian Curaҫao para referirse a la tienda de electrodomésticos. Le dirán [kurakáo], muy pocos, quizás [kurasáo] porque conozcan la pronunciación en portugués.

Las "niñeces" de Garcilaso

Compartir:

En el capítulo XV del Libro I de la primera parte de los Comentarios Reales, el Inca Garcilaso de la Vega se propone contar lo que en sus "niñeces" oyó muchas veces a su madre, hermanos y tíos sobre las grandezas del Imperio de los Incas. ¿Tuvo acaso Garcilaso varios periodos que corresponden a la niñez? ¿Se puede hablar de niñeces o de juventudes? ¿Podemos decir que hay varios tipos o clases de adolescencias? Obviamente no, niñez, adolescencia, juventud y vejez son periodos de la vida que abarcan algunos años; así, por ejemplo, la adolescencia abarcaría desde los 11 a los 17 años. Pero, no es de estas etapas de las que hablaremos en este artículo, ni mucho menos del sentido que los sustantivos niñeces y vejeces suelen tener actualmente. La primera como 'cosas o actos propios de un niño' o más comúnmente lo que decimos niñería y que antiguamente se usaba como sinónimo de niñez; y la segunda como 'cosas o actos propios de los viejos' o 'cosas viejas'. "Déjate de niñeces" le podemos decir a alguien que se está comportando de manera infantil, o "Déjate de vejeces" a alguien que camina o tiene actitudes propias de los ancianos.garcilazo.jpg

[...] continuar leyendo

¿Carie o caries?

Compartir:
La forma carie no existe. La forma correcta es caries y significa 'destrucción de tejidos duros'. Esa "s" final no es marca de plural. El médico te puede encontrar una caries o varias caries.

Arrogar e irrogar

Compartir:

Arrogar e irrogar son dos palabras poco usadas y por eso, probablemente, se produce la confusión. La primera, arrogar, significa 'apropiarse (de algo, especialmente de un derecho o de una facultad) de manera indebida': Nadie puede arrogarse el derecho de decidir por mí. María se arroga la facultad de juzgar a los demás.

La segunda, irrogar, significa 'causar un daño o un perjuicio': Se le impondrá una multa por los perjuicios que ha irrogado el accidente.

Cabe señalar, además, que en derecho el verbo arrogar está referido a la adopción de un huérfano o de una persona emancipada: Mis vecinos decidieron arrogar a mis primos cuando estos se quedaron huérfanos.

Algo sobre el vóleibol

Compartir:

El vóleibol es un deporte de equipo que consiste, utilizando las manos, en golpear un balón e introducirlo en el campo contrario por encima de una red. La palabra, según lo registra el Diccionario panhispánico de dudas (2005), proviene del inglés volleyball y se ha adaptado al español con dos acentuaciones, ambas válidas: la forma aguda voleibol y la esdrújula vóleibol.

En cambio, no son admisibles las formas semiadaptadas *voleybol y *voleyball pues no son acordes con el sistema gráfico del español. Sí es frecuente y válido el empleo del acortamiento vóley.

¿La primer o la primera?

Compartir:
La forma correcta es "la primera noticia". Según se recoge en el Diccionario panhispánico de dudas (2005), «es un arcaísmo que debe evitarse en el habla culta actual» formas apocopadas tales como la primer vez, la primer noticia. El numeral primer tiene que mantener concordancia con el sustantivo al que acompaña: El primer libro, La primera novela.

¿Por qué por qué?

Compartir:

Por-que-300x300.jpg

Si usamos otras lenguas romances para hacer la misma pregunta ¿Pourquoi...? en francés o ¿Perché...? en italiano, observamos que estas palabras al presentar el mismo origen latino se construyen con elementos gramaticales comunes.

En español, por qué constituye una secuencia de palabras formada por la preposición por y el pronombre interrogativo tónico qué. A partir de ella es posible elaborar una pregunta directa "¿Por qué no quieres salir?" o indirecta "No entiendo por qué no quieres salir". Pero, además, la preposición puede ir acompañada del pronombre exclamativo qué: "¡Qué por qué!" En ambos casos, el primer elemento, la preposición por de la lengua española o pour de la francesa -además de otras lenguas romances-, tiene su origen en la combinación de las preposiciones latinas per y pro, cada una con su propio significado. Sin embargo, en la lengua italiana ha permanecido la primera preposición latina. De otro lado, el segundo elemento, qué, procede del pronombre latino neutro quid. Por consiguiente, en nuestra lengua hemos de utilizar la preposición con el pronombre interrogativo tónico para formular preguntas, como en: "¿Por qué no fuiste al teatro?" o "¿Por qué estás nervioso?".

[...] continuar leyendo

El más mínimo esfuerzo

Compartir:

Es una construcción correcta. Pensamos que no lo es porque mínimo está asociado con lo 'más pequeño' (Gana un salario mínimo) o con 'el punto más bajo a que puede llegar algo' (El ventilador está en el mínimo).

"El más mínimo" y "la más mínima" son locuciones que significan 'ninguno': No hizo el más mínimo esfuerzo; No existía la más mínima posibilidad de aprobar el curso. Suelen aparecer en enunciados negativos, como puede verse.

Ahora bien, la forma neutra "lo más mínimo" equivale a 'nada en absoluto': No le importó lo más mínimo y se marchó; Ella no molesta aquí lo más mínimo.

Va a ser y va a hacer

Compartir:

Se tiende a cometer el error de confundir estas dos locuciones. La clave para distinguirlas está en fijarse en los infinitivos ser y hacer.

Así, si yo quiero señalar que algo sucederá, ocurrirá o se producirá utilizaré la perífrasis va a ser: El evento va a ser todo un éxito; Mariano va a ser ingeniero; Para llegar a él va a ser necesario conocer primero a su mamá.

En cambio, cuando me refiera a crear, construir o fabricar utilizaré va a hacer: Mi tía va a hacer una fortuna vendiendo y comprando terrenos; Esa crítica le va a hacer mucho daño; Va a hacer la cola para que la atiendan. 

Proveer y prever

Compartir:

Muchos hablantes cometen el error de equiparar semánticamente ambos términos, pero en realidad estos verbos poseen significados diferentes.

Proveer es 'proporcionar, reunir lo necesario para un fin': El ministerio de Educación proveerá de textos escolares a los colegios de Ayacucho; Esa empresa se provee íntegramente en el mercado estadounidense; El ejército peruano se proveyó de ropa y mantas antes de partir a la zona.

En cambio, prever quiere decir 'ver algo con anticipación': Preveo que tendrán problemas en el nuevo colegio; No había previsto este atasco en la avenida Arequipa. Es un error decir *preveer.

¿Cuál es el género de las cosas?

Compartir:

Cosa. (del latín causa). f. Todo lo que tiene entidad, ya sea corporal o espiritual, natural o artificial, real o abstracta. 2. Objeto inanimado, por oposición a ser viviente (DRAE: 2001).

Por esta definición podemos englobar a términos como lunes, carbón o puente. El hecho de que se diga "el lunes" y no *la lunes, "el puente" y no *la puente, -por más que hasta no hace mucho la Real Academia Española considerara a esta palabra como independiente-, indica que el género va más allá del sexo, pues afecta a los seres inanimados. Las palabras con que designamos a los seres animados no suelen ofrecer problemas de género, pues queda claro que con el femenino nos referimos al espécimen hembra y con el masculino al macho.

Ahora bien, en el caso de los inanimados, lo que motiva su pertenencia a un género o a otro no puede relacionarse con su sexo, pues carece de él. Es entonces cuando entran a tallar una serie de motivaciones -etimológicas, paradigmáticas y semánticas- que conviene exponer, si bien por medio de ellas no podamos explicar todos los casos.

Así, el género de muchas palabras viene heredado de su origen latino. Fiebre es femenino porque procede de la palabra latina febris, que también lo era; al igual que el masculino dolor, del latín dolor. Esta explicación pierde eficacia en otros casos, pues palabras como lunes o viernes, de género femenino en latín (lunes viene de Lunae, 'el día de la Luna'; viernes, de veneris, 'el día de Venus'), son masculinas al formar parte de un conjunto de términos englobados bajo el nombre de los días de la semana; y al ser la palabra día masculina, todas ellas lo serán, al formar parte del mismo paradigma. Es decir, el género de lunes y viernes -y de los demás días de la semana− depende del género masculino del nombre genérico o hiperónimo (el día). Responden también a este tipo de motivación: las letras del alfabeto, en tanto que la "c" y la "p" adoptan el género femenino de la unidad léxica genérica a la que pertenecen (las letras); los colores: el azul, el amarillo, el fucsia o el violeta.

cosas.jpg

[...] continuar leyendo

¿Echo de menos o hecho de menos?

Compartir:

La forma correcta es echo de menos.  La locución "echar de menos" significa 'notar su falta o sentirse apenado por ella': Echo de menos las tardes familiares; Echamos de menos a nuestros abuelitos; Cuando la echa de menos, habla con ella por teléfono.

No se relaciona para nada ni con el verbo "hacer" ni con el sustantivo "hecho" que significa acontecimiento.

El color de la miel

Compartir:
Docente de la Universidad de Piura


Marco Martos publicó en 1999 un centenar de poemas bajo el título "El mar de las tinieblas", en que rinde tributo a escritores como Juan Ruiz, Quevedo, Góngora, Eguren, Vallejo, Kafka, Mallarmé, Rimbaud y muchos otros, asumiendo su voz y su universo en momentos tan precisos como imaginarios.

miel2.jpg

[...] continuar leyendo