RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

¿Seísmo?

Compartir:

Karent Urízar González
Docente de la Universidad de Piura

En estos últimos días llegan trágicas noticias sobre catástrofes naturales que han sembrado la muerte y el sufrimiento por diversos lugares de la Tierra, sobre todo noticias acerca de movimientos terrestres como terremotos, sismos y seísmos.

En realidad, estas tres palabras son sinónimas y se aplican a los movimientos telúricos (del latín tellus/telluris, "tierra") de las placas tectónicas en el interior del planeta. "Sismo" y "seísmo" provienen del griego seismós (conmoción, agitación, sacudida), mientras que el término "terremoto", que es el más utilizado aquí, viene del latín terraemotus (de terrae, o sea 'tierra', y motus, 'movimiento').

terre1.jpg

 

Hasta la primera mitad del siglo pasado, se utilizaba "terremoto" como denominación de los temblores de tierra, pero después de que en Francia se inventara el sismógrafo en 1880,  entraron en uso "sismo" y "seísmo", palabras que no llegaron directamente desde el griego, sino por intermedio del francés "seisme".

No podemos olvidar la expresión sinónima "temblor de tierra", registrada en todos los diccionarios del castellano, heredada del latín tremor terrae, aunque ahora se utiliza comúnmente "temblor" para aquel movimiento de menor magnitud que no causa daños.

Asimismo, todo movimiento telúrico se genera en un "hipocentro", que es el punto o foco donde se origina un terremoto o una explosión bajo tierra. Por su parte, el "epicentro" es el punto en la superficie de la tierra que está directamente encima del hipocentro. El epicentro es usualmente el escenario de los mayores daños, y por eso es el término más conocido: deriva del griego epikentron, de epi (sobre, en) y kentron (centro).

Otro término que escuchamos en este campo semántico es el que mide la intensidad del sismo en "escalas", la "Escala de Richter" y, la de los especialistas, la escala de Mercalli.

La más difundida es la primera, llamada así en honor a Charles Richter, sismólogo estadounidense, quien calculó que la magnitud de un terremoto o sismo podía ser medida conociendo el tiempo transcurrido entre la aparición de las ondas y la amplitud de éstas. La clasificación de la escala de Richter va desde el grado -1.5 hasta el grado 12.

Pero cuál fue la magnitud real del último cataclismo de Haití: esta república sufrió un "terremoto" de 7.4 grados en la escala de Richter, cuyo epicentro fue ubicado a 15 kilómetros al suroeste de Puerto Príncipe, la capital del país. Después se registraron tres réplicas (repeticiones) de 5.9, 5.5 y 5.1 grados. Para hacernos una idea, hay que tener en cuenta que hasta el grado 4 se consideran "temblores". Un punto más a partir de este grado y hasta el 5 ya todos sentimos el "sismo", aunque no es frecuente que produzca daños significantes. Cuando entramos en el grado 5, el sismo se considera moderado y suele causar destrozos en edificios mal construidos o algún daño aislado en las grandes edificaciones. El grado 6 ya se considera fuerte y supone una catástrofe para la zona, pudiendo quedar destruidas áreas de 160 kilómetros de diámetro. Por esta información y por todas las imágenes que se han difundido, podemos entender la magnitud de los 7.4  grados sufridos en Haití y recordar los 7.9 de Pisco.

Los grados superiores no han sido presenciados, gracias a Dios, más que en el cine. El grado 12 significaría la destrucción total de la Tierra, al fracturarse por su mismo centro.

Para concluir, basta saber que el uso de sismo y seísmo es equivalente. "Sismo" es más utilizado en Hispanoamérica, mientras que en España se prefiere "seísmo". En resumen, ambas palabras se refieren a lo que todos tememos: un terremoto.
2 comentarios

no es asi: la tierra no se mueve por causa propia; la tierra se mueve cuando son movidas las aguas del mar.

no es asi: la tierra no se mueve por causa propia; la tierra se mueve cuando son movidas las aguas del mar.
el agua del mar se mueve por causas, como: caidas de masas de hielos de gran magnitud que se congelan sobre el espacio del mar causando los temblores, terremotos y tsunamis. esto se ve, pero mientras lo que expresan udes no se ven.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.