Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

A new scritura n l SMS

Silvia Viera Morán
Docente de la Universidad de Piura


Hace poco una de mis alumnas me envió el siguiente SMS (mensaje de texto o también Short Message Service): Oap! qtal?? ec dia e vst un yamad prdid en mi mvil d ustd sori sq mi móvil tab n vbrador i n m di cunt. Después de varios intentos, leí: Hola! qué tal?? ese día he visto una llamada perdida en mi móvil de usted sorry es que mi móvil estaba en vibrador y no me di cuenta. Esta extraña forma de escribir en el SMS me animó a redactar estas líneas.

sms.jpg

Si nos detuviéramos minuciosamente en ella, describiríamos:

1.º Los signos de interrogación y exclamación deben escribirse al inicio y al final de la oración o del enunciado; por lo tanto, tendríamos: ¡Hola!, ¿qué tal? A continuación, conviene escribir con mayúscula, ya que no se ha considerado una coma: ¡Hola!, ¿qué tal? Ese día... Luego debería escribirse un punto y seguido antes de sorry.

2.º ¿En mi móvil de usted?, ¿a quién pertenece el móvil? Quizá mi emisor quiso decir: he visto una llamada de usted en mi móvil (celular); quedaría mejor: Ese día he visto una llamada perdida suya.

3.º He visto significa "ver recientemente", mientras que vi indica 'ver desde hace mucho tiempo'. Si tenemos en cuenta que la llamada se había realizado hacía muchísimos días, lo ideal sería: Hace unos días (no, ese día) vi una llamada perdida suya.

4.º ¿Sorry?, mejor, disculpa. A continuación, la excusa: no contesté porque mi celular estaba en modo de vibrador. Si queremos resumir: no sentí el vibrador.

En concreto, en el afán de escribir menos, y según nuestra voluntad, terminamos enredándonos, obligando al receptor a comprender lo incomprensible, olvidamos las normas ortográficas, destruimos la lógica de los enunciados, nos inventamos alguna frase que resulte económica, que nos guste o que esté de moda.

Las nuevas tecnologías como el blog, el chat (o messenger) y los SMS, por ejemplo, han influido en esta desfigurada escritura en la que se intenta transmitir los estados de ánimo, el grupo sociocultural al que pertenecen los usuarios, la edad, las preferencias... En el chat y en el SMS prima la rapidez y la economía, esto es, decir lo máximo empleando la mínima cantidad de espacios. Así los SMS, hoy en día, se caracterizan por la omisión de las tildes, las vocales, los artículos y los signos de puntuación (sobre todo la coma y el punto); la invención y la reestructuración de abreviaturas (tkm: te quiero mucho, thx: thanks (gracias), xvr: chévere); la sustitución de sílabas y palabras por números o signos que se pronuncian igual (to2: todos, 100pre: siempre); aprovechamiento de algunas consonantes de manera individual para omitir la vocal inmediata (ksa: casa, kiero: quiero, tspro: te espero); supresión de la h, ll, rr, ch...; incorporación de frases, renovación de algunas e incluso préstamos del inglés; por ejemplo, es frecuente ok que se transforma en oka u okitas; entre otras.

En general, se puede señalar que frente a las normas de uso impuestas por la Real Academia Española con el fin de mantener la unidad de nuestro idioma, el "nuevo código" favorece el desmedro de esas normas tradicionales y acoge símbolos que el usuario de la tecnología adopta en su interacción con los otros. Todo ese conjunto de símbolos es funcional dentro del campo de la telefonía móvil o del internet, porque existe una especie de colaboración, entre el que envía el texto y el que lo recibe, para descifrar el mensaje y adoptar esas reglas que se van creando en el camino. No obstante, si abandonamos este espacio, estrictamente informal, para ubicarnos en el de la escritura formal (estándar o culta) tendremos que cuidar la corrección y la adecuación de los textos, demostrando así que somos competentes desde el punto de vista lingüístico.
4 comentarios


Evidentemente la novísima sintaxis y ortografía la han afectado. Su nota se inicia con el siguiente enunciado: "Hace poco una de mis alumnas me envió el siguiente SMS (mensaje de texto o también short message servise): ---"

Resulta que (resulta de que, para hablar a lo bruto), servise es algo bien diferente a service.

La definición de SMS que encuentro es: "SMS, en inglés es acrónimo de servicio de mensajes cortos ("Short Message Service"), sistema de mensajes de texto para teléfonos móviles"

Y la de servise,... mejor la buscan ustedes.

Saludos.

Si bien entiendo - aunque no comparto - que en ocasiones la intención es escribir con mayor rapidez (ksa, ok, tkm), en ocasiones algunos términos o frases lindan con la huachafería, ridiculez e ignorancia. Escribir frases como "nu ce" en lugar de "no sé" o "see" en lugar de "sí", me llevan a afirmar tal cosa. Es cierto que el lenguaje es que el utilizan dos seres para comunicarse, pero también creo que las normas (en este caso ortográficas) están para respetarse

Buenas, leyendo estos interesantísimos artículos recuerdo dudas que en algún momento he tenido y no las he podido absolver. Ahora me acuerdo de una. La duda es: cuando se escriben varias preguntas juntas, cada una de ellas con sus respectivos signos de interrogación ¿deben empezar con mayúscula o con minúscula?, por ejemplo:

¿y la objetividad? ¿y la autosensura? o
¿Y la objetividad? ¿Y la autosensura?

¿Cuál es la forma correcta de escribir dos o más preguntas seguidas?

Gracias de antemano por responder la consulta.

Estimado James:
Cuando aparecen varias interrogativas o exclamativas juntas breves, se pueden considerar como oraciones independientes o como partes de un único enunciado.
Si son oraciones independientes, irán con mayúscula inicial cada interrogativa o enunciativa:
¿Quién eres? ¿De dónde vienes? ¿Cómo has llegado hasta aquí? ¿Por qué tienes esa expresión tan maligna en tu rostro?
¡Silencio! ¡Cállate! ¡No me grites! ¡Márchate!
En cambio, si las interrogaciones y las exclamaciones aparecen como partes de un enunciado mayor, se escribirá con mayúscula inicial solo la primera de ellas, el resto irá con letra minúscula y separadas por comas:
Me asustó cuando lo vi venir hacia mí. Me miró fijamente y me preguntó: ¿Quién eres?, ¿cómo te llamas?, ¿por dónde has venido?, ¿cómo has llegado hasta aquí?
¡Qué susto!, ¡qué miedo!, ¡qué enfadado estaba!, ¡cómo se puso de la cólera!
En el caso que presentas podría ser: ¿Y la objetividad? ¿Y la autocensura? ¿Por qué nadie quiere hablar de ellas?
Saludos cordiales.
Castellano Actual

Escribir un comentario