RSS

Castellano Actual

Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

Tú me "dejastes" caer...

Compartir:
Shirley Cortez González
Docente de la Universidad de Piura

Hace un tiempo se escuchaba en la radio: Tú me dejastes caer, pero ella me levantó... Es el coro de un reguetón (reggaetón) y, a pesar de que esta canción antes de salir al aire habrá pasado por una serie de pruebas, al parecer nadie notó el error que se comete en la conjugación del verbo dejar. Y a los oyentes, la mayoría adolescentes, tampoco parece sonarles anómala esa forma verbal, porque sin ningún remordimiento lingüístico cantan abiertamente el estribillo, con error y todo.

dance.jpg

Igualmente, unos días atrás, en un folleto publicitario, leía: ...la casa con la que siempre soñastes. Imagino también que antes de que la publicidad llegara a las manos del público habrá tenido que haber sido "revisada" por alguien, alguien que, a todas luces, no fue capaz de reconocer el error y lo dejó ahí impunemente.

En fin, si prestamos atención, veremos que no es tan raro encontrar esta -s gratis al final del verbo. Si bien antes este error era más común en hablantes con escasa formación, ahora lo encontramos en hablantes de todos los estratos sociales, lo que llama bastante la atención, pues supone una pérdida de la sensibilidad lingüística del hablante promedio que antes era capaz de identificar y corregir los errores en el uso de su lengua.

Ahora bien, en qué consiste el error y a qué se debe. El error que aquí tratamos es un fenómeno lingüístico conocido como paragoge que consiste en añadir un sonido al final de una palabra. Así, por ejemplo: nadies, en lugar de nadie; dejastes, por dejaste; dijistes, por dijiste, vinistes, por viniste, etc.

Este error es muy frecuente en los verbos conjugados en la segunda persona del singular en pretérito indefinido: fuiste, estudiaste, hablaste, etc. y se debería a una analogía que el hablante establece inconscientemente, pues la -s en los otros tiempos verbales es la marca de la segunda persona: sueñaS, soñabaS, soñaráS, soñaríaS, soñaseS. Así, el hablante considera lógico aumentar la -s, pues si nos fijamos, en realidad, el quitarla es más bien una excepción a la regla, que llega directamente del latín amavisti (amaste) y legisti (leíste), donde no se empleaba la -s.

Si nos remontamos en la historia del castellano, veremos que hasta el siglo XVII la forma verbal con -s se consideraba correcta. Pero, ojo, era la conjugación correcta para la formación del plural: vosotros leístes, que no para el singular: tú leíste. Aunque en América el pronombre vosotros despareció a favor de ustedes, vosotros se conserva hasta hoy en el español peninsular. No obstante, la forma verbal que se conjugaba con ese pronombre empezó a cambiar, y se introdujo en el pretérito un diptongo, ya usado en las formas verbales del presente: leísteis, en lugar de leístes. De hecho, este uso aparece ya registrado en La Gitanilla, una de las Novelas Ejemplares (1613) de Cervantes, quien emplea hicisteis, en vez de hicistes que hubiera sido lo etimológicamente correcto.

Así, al quedar modificada, con el diptongo, la oposición entre el singular y el plural: tú leíste y vosotros leísteis, la forma con -s quedó descartada del uso culto, aunque se conservaba en el habla vulgar. De ahí, los gramáticos y la escuela, sobre todo, se encargarían de mantener relegada esta forma, tildándola de incorrecta o vulgar.

Sin embargo, como se ha visto, la lengua cambia y seguirá haciéndolo. De un tiempo a esta parte vivimos el retorno de la -s final a las bocas de hablantes escolarizados, supuestamente, es más, con estudios superiores: periodistas, profesores, estudiantes, cantantes... Nada puede asegurar que dentro de un tiempo ese rechazo a la -s final, que algunos aún conservan, no sea suficiente para contener su avance, pues, al final, en un lengua suele ocurrir que la fuerza del uso se impone a lo gramaticalmente correcto. Pero, mientras eso no suceda, seguiremos considerándolo un uso vulgar e incorrecto.


NOTA ACLARATORIA

Castellano Actual se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que resulten ofensivos o que no estén relacionados con la temática tratada. 
11 comentarios

¿Error? quizás dentro de la postura Normativista, pero considerando la postura Generativista, ese rasgo distintivo se debe la dialéctica propia de la lengua, en la generación de nuevas formas, lo importante y trascendental es asumir el objetivo de la lengua el cual es lograr una comunicación óptima entre sus interactuantes, y si los usuarios de la lengua logran esta comunicación óptima emitiendo nadie o nadieS es bienvenida. Espero su respuesta

Me parece muy útil este artículo porque así mejoramos nuestra manera de hablar y sobre todo de redactar cualquier escrito.

De manera opuesta a lo que comenta, me parece que la variación dialéctica de una lengua en el tiempo debería asentarse sobre una correcta base etimológica de las palabras y no sobre una degeneración vulgar del habla. Concuerdo con usted en que el objetivo ulterior del lenguaje es la comunicación, pero es vergonzoza la desfachatez y la arbitrariedad con la que se deforma el mismo.

buen articulo

Me parece que más que un error es una falta o limitada cultura de la lectura, creo que hasta hoy se sigue aplicando esta regla en la conjugación de los verbos, sin embargo la limitada atención o simplemente la lectura sin entendimiento de lo que se lee parece apoderarse de los adolescentes de hoy.
La manera en cómo se habla o escribe dice mucho de las personas.
Quiero hacer énfasis en el grupo de "profesionales" que utilizan estas formas vulgares del hablar, ya que se supune que tuvieron muchos libros que leer para formarse con conocimientos universlaes y no solamente limitarse a leer las fotocopias de los cuadernos de sus compañeros, dice mucho de la calidad de la educación y del aprendizaje que se han adoptado en nuestros claustros superiores de estudios.
A mí nadie (ojo, sin "s") me va a sacar de la cabeza que esas personas han tenido limitaciones en la adopción y transmisión de la lengua. Incluso conozco una Gerente que en lugar de decir "dé" utiliza la palabra "dea", por más que los receptores sepamos o entendamos lo que quiere decir definitivamente esta persona parece que nunca leyó un libro coquito y deja mucho qué desear acerca de sus hábitos de costumbre, de repente leía el chino cuando estaba cursando la universidad en lugar de libros que hubieran tenido un poco más de cuidado en su edición final.

Definitivamente, se considera error desde el punto de vista normativo, pues no es la conjugación aceptada en la norma culta del español, a pesar de que la comunicación sea efectiva.

Respecto al tema eso es una moda bling bling... es un medio poderoso que tienen para expresarse los marginados, que infelizmente también son incultos y tienen muchos seguidores. Se me ocurre una forma de medir el grado de incultura de un país es a cuanta gente sigue a estos individuos de muchas joyas y nada de sesos ojo no hablo de los futbolistas eso luego. Resultado en el Perú son muchos los seguidores… es preocupante que la gente escuche, baile y haga de esto su forma de vida, una vida delicuencial, mediocre… unos ejemplos: sandungueo, sandunguero, sin cojones me tiene, flow, sopla pote, blinbineo o blin blin, frontear, ven y perréame, frontéameeee, fantasmeo, dembow, papi chulo, donqueo, tripear/tripeo, wasa, maquinea…. Qué es eso?

¿Dequeísmo no normativo en respuesta de Castellano Actual?

Con relación al dequeísmo, si tienen dudas pueden leer el artículo que publicó el blog de Castellano Actual con relación a este tema (http://castellanoactual.com/entendiendo-los-usos-de-que-y-de-que-en-el-habla-cotidiana/). Cabe señalar que la locución es "a pesar de que" (no: *a pesar que) y aquí no habría dequeísmo. A veces también confunden locuciones como "a fin de que" (no: *a fin que), "a condición de que" (no: *a condición que). Sería bueno que leyeran también la respuesta a una duda sobre "de que" en el mismo blog (http://castellanoactual.com/duda-resuelta-de-que/).

Buenos días. Una consulta:al escribir o decir: Tú leíste, no es caer en redundancia? Ya que la conjugación leíste solo se pude referir a la segunda persona. No sería más adecuado solo decir o escribir: leíste? Gracias por la respuesta

Estimado Javier: Rata es un sustantivo epiceno (rata macho y rata hembra). En efecto, existe también la forma rato que significa ‘Macho de la rata’.

Escribir un comentario


Introduzca los caracteres que ve en la imagen de arriba.