Castellano Actual

Castellano Actual

Esta es una bitácora creada por un grupo de docentes del área de Lengua y Literatura de la Universidad de Piura, expertos en temas relacionados con la gramática, literatura y ortografía castellana.

Buscamos que este espacio permita actualizar continuamente nuestros conocimientos lingüísticos, establecer un diálogo frecuente con nuestros lectores y favorecer el intercambio de información. Para ello, ofrecemos variados artículos, la recomendación del día y estamos dispuestos a resolver cualquier duda que tengan.
Síguenos en las redes sociales y en nuestra web oficial:

La coma en los vocativos

Compartir:

vocativo_coma

Eliana Gonzales Cruz
Universidad de Piura

No es lo mismo decir Alberto deja de llorar que Alberto, deja de llorar. Una simple coma hace la diferencia. En la primera oración estamos afirmando algo de Alberto (que ha dejado de llorar); en la segunda estamos pidiéndole algo (que deje de llorar). Desde el punto de vista gramatical, en el primer caso, Alberto es el sujeto de la oración; en el segundo, es un vocativo, un elemento extraoracional.

[...] continuar leyendo

Lo debo pensar, debo pensarlo

Compartir:

recomendacion

Los pronombres personales átonos se apoyan fonéticamente en los verbos a los que acompañan, por esta característica se les llama clíticos, pueden ir antes del verbo (proclíticos) o después (enclíticos).

[...] continuar leyendo

¿Es legaña o lagaña?

Compartir:

recomendacion

Esa sustancia que procede de la secreción de las glándulas de los párpados y que se seca en los bordes y ángulos internos en los ojos, generalmente durante el sueño, suele ser legaña; sin embargo, entre los hispanoamericanos y en la zona de Andalucía (España) es correcta también la forma lagaña.

[...] continuar leyendo

Punche, punch y ponche

Compartir:

punche

Shirley Cortez González
Universidad de Piura

Habiéndose iniciado recientemente el año escolar en Perú, el eslogan de la campaña promovida por el Ministerio de Educación nos sirve de excusa para hablar del término que da fuerza a su eslogan: punche, un americanismo de gran vitalidad en el habla de Perú, que también se emplea en otras partes de Hispanoamérica aunque con diferentes acepciones.

[...] continuar leyendo

No hay tilde diacrítica en...

Compartir:

recomendacion

La tilde diacrítica se usa para distingue entre dos palabras aparentemente iguales en su forma; pero una es tónica () y otra, átona (de).

[...] continuar leyendo

Mixto siempre con x

Compartir:
recomendacion

En el español hay términos que pueden escribir con x o s: escoriarse o excoriarse ('producir una lesión en la piel'), espoliar o expoliar ('despojar de forma violenta o ilegal'), mistificar o mixtificar ('falsear o falsificar').

[...] continuar leyendo

Los profes y los peques regresaron al cole

Compartir:

cole

Cynthia Briceño Valiente
Universidad de Piura

El pasado lunes 9 de marzo un buen número de colegios, universidades y demás instituciones educativas del país abrieron sus puertas para recibir a los estudiantes, y dar así inicio a un nuevo año académico.

[...] continuar leyendo

Modificadores del sintagma nominal

Compartir:
recomendacion


El sintagma nominal puede tener distintos modificadores que afectan al núcleo del mismo. Entre ellos tenemos: 

[...] continuar leyendo

¿Los monosílabos tónicos, son palabras agudas?

Compartir:
recomendacion


Según su acentuación, las palabras se clasifican en agudas, llanas, esdrújulas y sobresdrújulas; pero esta clasificación es exclusiva de las palabras que tienen más de una sílaba; los monosílabos (una sola sílaba) solo se clasifican en tónicos, si presentan acento de intensidad (son pronunciados con fuerza de voz): dé, vio, fe, sol y átonos, si carecen de intensidad: de, con, su.

[...] continuar leyendo

«Donde dije Diego digo digo...»

Compartir:

haigapreveercabo

Crisanto Pérez Esáin
Universidad de Piura

...O donde *haiga digo haya; donde *cabo, quepo o en vez de *preveer, prever.

No son errores tan difíciles de encontrar en la calle, en la casa, en el colegio o en la misma universidad. Incluso, de vez en cuando, llegan hasta nuestros oídos rumores sobre un cambio en la política gramatical de la Real Academia Española y de las demás Academias de la Lengua, como si en ellas existieran corrientes aperturistas o tradicionalistas al modo de los partidos políticos. Se aduce, entonces, que por fin podemos dejar que resbale por nuestros labios el *haiga y no el haya que tan extraño suena para muchos o el *cabo en vez del quepo, que no nos llega a caber en la cabeza. Intentando que nuestros deseos se impongan a la realidad, no nos damos cuenta de que las palabras tienen en su forma y en su significado la historia de su procedencia.

[...] continuar leyendo